La Vinoterapia y la importancia de un pKa

En la inauguración de la sección “La letra pequeña”, dedicada al etiquetado engañoso de determinados productos, indicábamos como la ausencia de una reglamentación que prohíba el empleo de absurdas promesas en la publicidad de algunos productos para la belleza, ha provocado que una situación peligrosa empiece a reinar en el mundo de la cosmética… y como muestra el botón que hoy traemos a Scientia fruto de una nueva sesión de trabajo del “Equipo Cazaetiquetas”.

En la fotografía, tomada en el escaparate de una tienda dedicada a productos de cosmética y belleza, podemos observar un cartel publicitario de una “especie de aceite, crema o ungüento” (palabras textuales de la dependienta) rico en resveratrol y con una “gran capacidad antioxidante” que forma parte de un tipo de tratamiento de belleza del que seguro que han oído hablar mucho en los últimos tiempos… la “Vinoterapia”.

Analicemos los principales aspectos de este curioso panel  publicitario.

1) Vinoterapia “auténtica”:

Es indudable que en los últimos años se está manifestando un interés creciente hacia la cultura del vino, moda a la que me apunto, y que el consumidor no sólo se conforma con degustar buenos caldos sino que desea vivir experiencias en torno a ellos como es el caso de ciertas pseudoterapias, como es el caso de la Vinoterapia… a eso ya no me apunto.

Me ha costado bastante encontrar una definición oficial de Vinoterapia así que me quedo con la de la Wikipedia, que define un buen tratamiento de esta terapia como “aquel que comienza con una exfoliación completa para preparar la piel, eliminando pieles muertas y dilatando los poros para que cuando se realice el masaje y la envoltura, penetren mejor las propiedades del vino”.

Aunque no es mi caso, entiendo que pueda existir gente a la cual el hecho de “sumergirse” o “embadurnarse” en vino o en alguno de sus subproductos les produzca un placer desde el punto de vista organoléptico o sensorial… sobre gustos colores.

Sin embargo, afirmar que impregnarse con cualquiera de estos derivados vínicos puede tener positivos efectos nutritivos, fisiológicos o saludables, debido a los componentes de la uva o el vino, es un auténtico disparate sin respaldo científico alguno… claro que mirando bien el cartel publicitario podemos observar que no hablan de “Vinoterapia” sino de “Vinoterapia auténtica”… mejor no profundizar. 

2) Ingredientes: “Con los poderosos antioxidantes resveratrol de la vid roja”

Vayamos por partes. Una cosa es que aprovechemos el desconocimiento del consumidor acerca de las supuestas propiedades de algunos antioxidantes y otra muy distinta que piensen que el potencial comprador no sabe…¡¡ni leer!!

En el cartel publicitario se habla de “…los poderosos antioxidantes resveratrol…” Que yo sepa el resveratrol es un solo compuesto, salvo que se refieran los publicistas a las formas cis y trans de este polifenol, cosa que dudo. Entonces… ¿Donde están los otros antioxidantes a los que se refiere el slogan?

Por otra parte creo que en Scientia ya hemos hablado suficiente del resveratrol…y de los grandes problemas que hay a su alrededor. En un post anterior comentamos cuales son los 7 pecados capitales de esta molécula que están provocando su caída desde las grandes alturas a las que determinadas compañías farmacéuticas, en colaboración con grupos de investigación con intereses más que dudosos, lo habían elevado. .. ¿De verdad alguien piensa que por el hecho de darnos un masaje con un aceite que se supone que está enriquecido en resveratrol va a existir algún efecto favorable sobre la salud relacionado con este compuesto bioactivo? 

Tras preguntar a prestigiosos enólogos hemos de decir que, siguiendo con  la pésima redacción del slogan publicitario que hoy presentamos, no es correcto, aunque tampoco mentira, decir que el resveratrol es un poderoso antioxidante procedente de la vid roja (entendiendo ésta como Vitis Vinífera) ya que se encuentra mayoritariamente en su fruto, la uva… ¿o es que han escuchado alguna vez decir que el limonero, que no el limón, es rico en vitamina C?

Por último, del típico slogan que se puede ver en la parte inferior de la fotografía, “100% natural”, prefiero no hablar todavía ya que les tengo reservada una sorpresa a los amantes de la Quimiofobia…pero está fuera de lugar emplear esa frase en un producto de cosmética…o de lo que sea.

3) Promesa: “10 años más joven”

Cada vez que leo esta promesa me hago la misma pregunta: ¿Por qué existe una ley que prohíbe declarar a un producto alimenticio que su consumo, sin las evidentes pruebas científicas que lo avalen, puede ayudar a “ralentizar el envejecimiento celular” y, sin embargo,  nada impide que un cosmético con un antioxidante en su composición publicite, sin respaldo científico, que su uso nos va permitir…¡¡rejuvenecer 10 años!!?

De todas formas debo decirles que no me interesa para nada ser 10 años más joven. Como les dije en un post anterior un reciente análisis de los premios Nobel de Física, Química y Medicina de los últimos 100 años, llevado a cabo por la Universidad de Ohio y publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences revela que la mayoría de investigadores realizan su gran contribución a la ciencia pasados los 40…Si me pongo este aceite, crema o ungüento rico en resveratrol me quedaría a 9 años del Nobel. No me interesa… ¡¡ Yo quiero el galardón YA!!

Pero el día que hice esta foto me salió el químico que llevo dentro, decidí gastarme un dineral comprando varios productos de belleza ricos en resveratrol y, como tenía la mosca detrás de la oreja, pasé el resto del día en el laboratorio midiendo un parámetro tan simple como su pH. Los resultados, aunque esperados para los que llevamos muchos años trabajando en este estilbeno, fueron descorazonadores.

A pesar de que son muchos los posts en los que me he referido a la Química Analítica como la materia más infumable de la carrera que cursé hace ya muchos años, en los últimos tiempos he de reconocer que me ha dado grandes alegrías.

Sin duda alguna uno de los momentos estrella de aquella losa de asignatura era la determinación mediante mil y un procesos del pKa de diferentes compuestos, pudiéndose definir éste de forma sencilla como el pH al cual la fracción no ionizada de un compuesto corresponde al 50% y el otro 50% está ionizada.

En el caso de la molécula antioxidante publicitada en el cartel protagonista de nuestro post de hoy, el resveratrol, existen tres pKas diferentes debido a la presencia de tres grupos ionizables correspondientes a los tres grupos hidroxilos que se pueden ver en la figura… hasta aquí todo claro.

Pues bien, para reconciliarme con la Química Analítica y debido a que existían datos contradictorios en la literatura, hace un tiempo decidí determinar, combinando las técnicas de absorbancia y fluorescencia, los valores de estos tres pKas… lo que ha traído cola.

En un trabajo publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry titulado “Aggregation state and pKa values of (E)-resveratrol as determined by fluorescence spectroscopy and UV-visible absorption” nuestro grupo de investigación mostró como estos valores eran de 8.8 para el hidroxilo situado en posición 4´(en el extremo derecho de la Figura A), 9.8 para el situado en posición 5´o 3´(en el extremo izquierdo arriba) y 11.4 para el hidroxilo situado en posición 3´ o 5´ (en el extremo izquierdo abajo) …todos ellos calculados a 25º C.

Según la definición anteriormente dada para el pka de un compuesto, estos datos implican que cuando trabajamos a pHs superiores a 8.8, más del 50% de las moléculas del resveratrol han perdido el protón del grupo hidroxilo situado en posición 4´…  ¿y esto que implica?

Tengo que reconocer que no fue nada fácil encontrar el dato que me faltaba para confirmar mis sospechas pero un viernes, ese día que dedico a revisar todo lo publicado acerca de las líneas de investigación en las que trabajo, apareció lo que estaba buscando…según un grupo de investigación eslovaco perteneciente al Cancer Research Institute, todas las propiedades saludables del resveratrol, el elixir de la eterna juventud, residen en el hidroxilo situado en posición 4´… en otras palabras, a pHs superiores al primer pKa de este estilbeno (pHs mayores que 8.8), el resveratrol no sirve para casi nada… lo que leen.

Como les he dicho anteriormente, aquel nefasto día en el que perdí la cabeza comprando derivados del resveratrol vendidos como un tipo de tratamiento de la vinoterapia, me dediqué a medir el pH a estos productos. ¿Se imaginan cómo se me quedó la cara cuando vi que muchos de ellos poseían un pH superior a 8.8?

Pero si es conocido que este polifenol, del cual pronto traeré a Scientia esperanzadoras noticias, mantiene su capacidad antioxidante al trabajar a pHs  inferiores a 8.8… ¿Por qué muchísimos grupos de investigación han publicado trabajos científicos en los que se trabaja por encima de este valor de pH eliminando la eficacia del resveratrol?

Quien se haya metido en el laboratorio a trabajar con esta molécula conoce la respuesta… uno de los mayores problemas a la hora de trabajar con este estilbeno es su baja solubilidad a pHs ácidos, neutros o ligeramente básicos¡¡problema que desaparece a pHs alcalinos!!

Así que para evitar estar horas y horas intentando solubilizar el resveratrol a pHs inferiores a 8.8, se están diseñando nuevos productos enriquecidos en este compuesto, y lo que es más grave publicando numerosos trabajos científicos,  a pHs superiores a este valor sin tener en cuenta que todas las propiedades beneficiosas de este estilbeno desaparecen ipso facto… y “Santas Pascuas y alegrías”.

Como hemos podido comprobar hay veces que el solucionar un problema por la vía rápida, sin preguntarse el por qué de algunos fenómenos, puede tener fatales consecuencias. Si comprobamos que una molécula es prácticamente insoluble a pH neutro y totalmente soluble a pHs básicos, cambiando incluso bruscamente de color lo que es indicativo de que algo está pasando… ¿tanto cuesta averiguar la causa de este fenómeno no sea crucial el dato antes de decidir en qué zona de pHs trabajar?

Querido público siento haber utilizado la ciencia y las mentiras publicitarias para bajar la vinoterapia de ese altar al que muchos la habían elevado. Sé que con lo que voy a escribir es posible que provoque que Scientia pierda muchos lectores pero, más allá de la sensación placentera que nos puede producir nuestra copita, o copón, de vino diario… déjense de vinoterapias, chocolaterapias y demás pseudoterapias… disfruten una copa de buen vino como Dios manda pero no busquemos excusas, no muy baratas precisamente, para justificar nuestra adicción a la buena vida…que no nos hacen falta.

Jose

Fuentes:

* Aggregation state and pKa values of (E)-resveratrol as determined by fluorescence spectroscopy and UV-visible absorption. J. Agric. Food Chem. 2008, 56, 7600-7605.

* The 4-hydroxy group is responsible for the in vitro cytogenetic activity of resveratrol. Mutat. Res. 2002, 521, 29-35. 

* Density functional theory calculations for resveratrol. Bioorg. Med. Chem. Lett. 2003, 1869-1871.

* Ovesna´, Z.; Horva´thova´-Kozics, K. Structure activity relathioship of trans-resveratrol and its analogues. Neoplasma. 2005, 450-455.

 Nota: Esta entrada participa en la IX edición del Carnaval de Química que alberga este mes el Blog Hablando de Ciencia

About these ads
Esta entrada fue publicada en Cosmética, Investigación, Química y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a La Vinoterapia y la importancia de un pKa

  1. Pingback: La Vinoterapia y la importancia de un pKa

  2. Pingback: La Vinoterapia y la importancia de un pKa

  3. Pingback: La Vinoterapia y la importancia de un pKa | ForoProvincias.Com

  4. wackman dijo:

    Es indescriptible el gozo de ver estas cosas desbancadas por el trabajo de laboratorio y búsqueda de información. Me ha encantado.
    Hazte una canción:
    ¿A quien llamarás…? ¡Cazaetiquetas!

    • Jose dijo:

      Oye pues no es mala idea lo de la canción para ambientar los post del equipo Cazaetiquetas…lástima que yo tego menos oido que…
      Un saludo y gracias por comentar…

  5. Pingback: La Vinoterapia y la importancia de un pKa | Noticias - d2.com.es

  6. Maria dijo:

    Una pregunta Jose, Que pasa con las propiedades antioxidantes que tiene el vino al ser consumido, porque este alimento tiene un pH inferior a 8.8 por lo que mantendria el grupo hidroxilo de la posición 4 y por tanto sus propiedades antioxidantes. Me parece que al final de articulo has mezcaldo la vinoterapia ( que estoy contigo en que es una falacia) con el consumo moderado de vino el cual creo que es beneficioso para la salud desde muchos frentes.

    • Hola María…buena pregunta.
      Las propiedades saludables del vino no tienen nada que ver con el resveratrol ya que se ha demostrado recientemente que, debido a su baja concentración en el vino, tendrías que consumir cientos y cientos de litros para notar el efecto biológico de este estilbeno…por lo que antes morirías por causas que te puedas imaginar.
      El consumo moderado de vino “parece ser” que tiene efectos positivos… pero no gracias al resveratrol.
      Respecto al pH del resveratrol si te das un paseo por la bibliografía verás que muchos grupos que trabajan en disolución acuosa lo hacen a pHs superiores al pKa para así evitar los problemas de solubilidad.
      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  7. Pingback: Final del IX Carnaval De Química | Hablando de Ciencia

  8. Pingback: La Vinoterapia y la importancia de un pKa | Para mis clases de química | Scoop.it

  9. Gabriel dijo:

    Una gozada este artículo!. Felicitaciones. Yo quiero realizar mi modesto “aporte”, si cabe este término dada la temática tratada: ¿has oído hablar del ‘ADN vegetal’?. Ahhh!.

    http://www.pelo.terra.com.ar/canales/pelo/cabellos_sedal_vegeta/sedalveg_text.htm

    Un gran saludo Jose!.

  10. ¡¡Que pasada de enlace!! Lo mejor lo de….”¡No quiero cortar mi pelo ni perder ADN!”
    Con tu permiso voy a investigar el tema…ya te contaré!!
    Un fuerte abrazo!!
    Jose

  11. Harry Callagan dijo:

    Hola José Manuel,
    Gran artículo, da gusto echarle un vistazo de vez en cuando a tu blog. Por cierto, ahora que hay mucha investigación con la granada he visto que han sacado un producto con resveratrol + extracto de granada, ¿Sabes que si ocurre algún fenómeno parecido de desprotonación con las punicalaginas y procianidinas? ¿Y con el hidroxitirosol, otro del que hablan mucho?
    Muchas gracias!

  12. Pingback: Pka | TagHall

  13. Pingback: La horchaterapia ecológica y los aceites biosensitivos sexuales | SCIENTIA

  14. Pingback: Enzimas y sustratos…marquesas y plebeyos | SCIENTIA

  15. Pingback: Enzimas y sustratos…marquesas y plebeyos | SapienScientia

  16. Gonzalo dijo:

    Hola José Manuel,
    Recientemente he descubierto tu blog y me parece fantástico, tanto en los contenidos que tratas, que me interesan mucho, como en la forma que los desarrollas. He leído con atención tus posts relativos al resveratrol y quería saber tu opinión sobre los derivados metilados de éste.

    Por otro lado, aunque no estamos aquí hablando del hydroxytyrosol, aprovecho para preguntarte, ¿no te parece un tanto atrevida la publicación de ya sabes qué grupo de investigación sobre las bondades protectoras de hydroxytyrosol frente al VIH?
    Gracias y un saludo.

  17. Lily Marlen dijo:

    Comprobar la eficacia y acción del resveratrol en la vino terapia, no es suficiente para refutar el efecto de los polifenoles en la piel. Así como rechazar la efectividad de los “productos cosméticos que conseguiste” no significa que el uso de vino a pH 3 o 4 no produzca efectos favorables en la piel.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s