¿Inteligencia digestiva?

Creía que lo había visto todo en el mundo de la nutrición humana, pero no. Estómagos inteligentes, tripas que transmiten emociones, barrigas que sufren, pesimismo intestinal,  harakiris fisiológicos, cerebros estomacales, técnicas hindúes aplicadas a la dietoterapia… ¿interesante eh? Pero vayamos por partes que hoy van a escribir ustedes más que yo.

Hay amigos que es mejor tenerlos lo más lejos posible…y un gran divulgador que ustedes conocen es un claro ejemplo. Conocedor de mi imposibilidad física de este verano para salir corriendo a apedrearlo, y sabiendo que el colon irritable es una de mis cruces, el pasado mes de Agosto el innombrable me envió un regalito vía Twitter…. porque él tenía estrés social y no podía ir a visitar a un recién operado de menisco.

Se trataba de un enlace a una entrevista que le hicieron en el programa “Para todos La 2” a Irina Matveikova, licenciada en Medicina con especialidad en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Minsk (Bielorrusia) y que, según consta en su currículum, ha cursado estudios de postgrado en medicinas naturales en Estados Unidos y la República Checa, de fitomedicina en Francia y Argentina, así como de métodos de desintoxicación corporal e hidroterapia de colon en Alemania… como dicen en mi pueblo, “casi ná”.

Pues bien, en dicha entrevista la doctora Irina Matveikova habla acerca de lo que ella llama “Inteligencia digestiva”. Sí, lo han leído bien, “Inteligencia digestiva”, un concepto basado en la existencia de un “segundo cerebro en nuestro estómago, en las neuronas estomacales, en técnicas orientales y en…” lo siento pero no puedo seguir escribiendo. Los lectores de Scientia están acostumbrados a que exprese mi opinión en todos los posts que publico pero hay cosas que me superan, así que prefiero que escuchen atentamente la entrevista pinchando en este link y sean ustedes los que viertan aquí sus comentarios.

Además, y por si algo no les ha quedado claro acerca de la “inteligencia digestiva”, también les dejo aquí un enlace a una surrealista entrevista que la doctora Irina Matveikova concedió al diario “La Vanguardia” donde da una serie de consejos espirituales y nutricionales para sacar el mayor rendimiento a nuestro “segundo cerebro”.

Por favor, lean atentamente la entrevista, lleguen hasta la épica frase “descansar del trigo es una manera de purificarse” y comenten lo que se les ocurra que ya me tocará a mí desgranar todas las respuestas de la médico rusa… pero quiero leerles a ustedes primero.

¡Ah! Se me olvidaba. Por si alguien quiere adentrarse en el fascinante mundo de la “Inteligencia digestiva”, que tanto apasiona a mi buen amigo el estresado socialmente, también tengo el gusto de proporcionales un enlace a la página web personal de la doctora Irina Matveikova donde enfoca los problemas digestivos con, según sus propias palabras, una visión holística. Les recomiendo los apartados “Ecología digestiva” y “Fitomedicina para digestión”. Bueno también los de “Masaje digestivo” y los “Ejercicios”… en fin yo de ustedes me los leería todos atentamente.

A pesar de que hoy no les voy a dar mi opinión sobre la “Inteligencia digestiva”, cosa que sí haré más adelante bien en los comentarios o en un post, sí me gustaría dejar claro dos cosas que no tienen nada que ver con el fondo del tema tratado en esta entrada pero que me irritan mucho el colon.

Me parece absolutamente indignante que se dediquen casi 15 minutos de la programación de una cadena estatal a promocionar este tipo de cosas y, sin embargo, sea tan difícil encontrar programas donde sean entrevistados los grandes científicos que hay en este país… claro que la gran mayoría de ellos ni van promocionando clínicas privadas ni tienen libros de pseudociencias que vender.

Pero si hay una cosa que me saca de mis casillas en el mundo que rodea a los profesionales de la nutrición es que mientras muchos charlatanes, estafadores y embaucadores engañan a la población con argumentos sin ningún rigor científico, los miles de dietistas-nutricionistas que hay en este país  y que pasaron muchos años de su vida estudiando la titulación de Nutrición Humana y Dietética están luchando a brazo partido contra la administración para que les haga un hueco en el sistema sanitario español…tal y como se les prometió.

Ya me callo…que mi colon se irrita y yo no tengo la suficiente inteligencia digestiva como para calmarlo.

Jose

About these ads
Esta entrada fue publicada en Nutrición, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

25 respuestas a ¿Inteligencia digestiva?

  1. Alejandra dijo:

    He trabajado 14 años en un suplemento de salud ahora desaparecido que se ha dedicado a hacer divulgación seria, de nivel y, entre otras cosas a desenmascarar a todos estos que te lavan el colon, te limpian el aura, te alimentan de luz (literal), te adivinan qué cosas te envenenan, te demonizan el trigo y mil cosas más… pero eso se acabó. Ya no existe. Según parece la especialización no se valora y es mejor hablar del culo gordo de Rihanna que de estas cosas; luego nos rasgamos las vestiduras por que “no sabíamos” o “nadie nos dijo”. Pues sí, alguien nos avisa y alguien nos dice, pero a lo mejor es que estamos mirando otras cosas y escuchando sandeces como las que cuentas. En cualquier caso, me sigue sorprendiendo el poco espíritu crítico que tiene el público con estos pseudocientíficos y lo estrictos que se ponen con los que al menos tienen sus conocimientos avalados. Gracias, gracias, gracias… por tu blog. No todo está perdido (espero).

  2. ALC dijo:

    Hola Jose:
    He de reconocer que te he hecho caso a medias porque he leído la entrevista de la Vanguardia pero he sido incapaz de terminar de ver el vídeo de la 2. Mi “inteligente tripa” no ha podido digerir tanta sarta de estupideces por minuto.
    COMPLETAMENTE de acuerdo contigo cuando dices que no es de recibo que charlatanes así tengan espacios en medios y no se haga hueco a los verdaderos expertos que podrían enseñar a la gente algo beneficioso.
    Tanto prestidigitador me da nauseas pero me avergüenzo de que se les haga caso.
    Un saludo y espero que tu pierna vaya mejor

  3. Paire dijo:

    Hace un tiempo sugerí que escribieras sobre la nutrición ortomolecular…
    Por favor revisa esta página que pertenece a una nutricionista de mi país y que publica varias cosas un tanto cuestionables. Echa un vistazo y dame una opinión. http://tinyurl.com/9qpgcqj
    Saludos.

  4. Jose Antonio dijo:

    Creo que esta señora ha descubierto hace poco la existencia del sistema nervioso entérico y ha querido darle una vuelta de tuerca espectacular para darse a conocer por nuestros lares. Pero más que una vuelta de tuerca… ha volcado la caja de herramientas entera.

  5. Gracias Jose, gracias.
    Irina Matveikova, con sus propias palabras dice al respecto del tener un cerebro digestivo: “… no es una teoría, es un “estudio científico” pubicado en año 1999…” Que si no me salen a mí mal las cuantas es algo así como 13 años atrás. Y aquí estamos hoy impartiendo en todas las universidades españolas (del resto no hablo, no las conozco) clases de anatomía y fisiología unos conocimientos trasnochados (modo sarcasmo: ON)

    La situación es lamentable en distintos aspectos. El primero de ellos para mí es la figura de “Autoridad” que nuestra sociedad ha otorgado a la clase sanitaria, muy en especial a la médica. No quisiera que se descontextualizaran mis palabras: El profesional médico, como figura, merece todo mis respeto y admiración (aunque sólo sea, que es más, por lo que he visto hacer con mi maltrecho cuerpo en ocasiones y qué decir de lo que he les visto hacer en el caso de familiares, amigos y allegados). Chapeau, por muchos médicos. Pero no. No todos los médicos son todo aquello que representa la idelizada figura que de este profesional se tiene en la calle. Y esto es un peligro importante. Al igual que son un peligro los policías o jueces corruptos, los capitanes de trasatlánticos temerarios (http://www.abc.es/20120711/internacional/abci-schettino-distraido-accidente-201207111018.html) o los mécánicos de aviones o de coches indolentes. Pero no sé porqué razón en el caso de los médicos, basta decir que se es para tener carta de crebilidad en no importa que foros, en especial para el ciudadano de a pie. Y creo que no debería ser así (a la entrada de hoy me remito).

    El segundo de los desatinos generales radica en los directores de los medios de comunicación a los que se les supone, o se debiera suponer, algo más de criterio que al ciudadano de a pie y, si se quiere, también una cierta dosis paternalista a la hora de programar determinados contenidos que van a terminar siendo devorados por esa heterogénea mezcla que es la “sociedad general”. Máxime cuando el medio de comunicación es público. ¿No quitan la publicidad de tabaco y de determinadas bebidas alcohólicas de la parrillla televisiva, no regulan el consumo y comercialización de estas sustancias a determinados espacios y a edades concretas… no se dan cuenta (o no se tienen asesores para ello) que este tipo de mensajes pueden ser tremendamente dañinos para un determinado sector de la población especialmente vulnerable? Pero la pregunta del millón es ¿no se dan cuenta de que esto es mentira? (una mentira con importantes intereses crematísticos)

    En determinados aspectos de la ciencia, cuando no se puede dar una respuesta concreta a una determinada cuestión se suele decir que existe un “debate científico” al respecto… pero lo que hoy nos trae Jose no es una de estas cuestiones. Es amarillismo sanitario recubierto de ciencia para darle una aura de credibilidad. El problema es que este tipo de sensacionalismos científicos tiene muy buena acogida en determinados sectores de la población poco crítica y esta situación tiene la capacidad de generar importantes cantidades de dinero. Es una pena. Una mierda y una de pena.

    Sugiero que para determinados pacientes aquejados de estreñimiento, en concreto para aquellos que tengan un mínimo espíritu crítico, acudan a la lectura de este tipo de propuestas sanitario-naturo-eco-alternativo-emocional-vitales para salir de su atasco.

    No quiero despecirme sin volver a agredecer a Jose (@ScientiaJMLN) este tipo de entradas, su blog en general y más en concreto la valiente defensa de la profesión de dietista-nutricionista que se hace en el último párrafo en la entrada de hoy. (Nota: pero no nos creamos que todos los dietistas-nutricionistas son buenos por el mero hecho de serlo… al igual que en todas las profesiones también hay manzanas podridas en nuestro cesto)

  6. Aimi dijo:

    Uff, ha sido duro escuchar toda la entrevista de Para todos la 2, demasiado aburrida, aunque hice de tripas corazón (jeje) y terminé de verla.
    Como “enferma” de colon irritable que soy, lo único que puedo decir es que se trata de una de esas patologías comodín que tienen los médicos, y que diagnostican cuando no saben qué decir lo que tienes y que por eso hay un 15% de aquejados de ello.
    En cuanto a nuestra amiga Irina… que le vaya muy bien vendiendo su libro y haciéndose limpiezas acuáticas, yo por ahora paso. Lo que me consuela es que si tengo un accidente cerebrovascular (que parece ser más glamuroso, como dice ella) aún me quedará mi estómago para poder decir tonterías.

  7. Lidia dijo:

    Si hay algo que me ha hecho gracia del vídeo es cuando el presentador le pregunta “¿Cuál es el trastorno gastronómico más diagnosticado?” En fin… Ya estoy escaldada de ver este tipo de cosas en la televisión pública. De hecho en este mismo programa no es la primera vez que veo entrevistas a gurús, en las mañanas de la 1…
    Totalmente de acuerdo con lo de los dietistas-nutricionistas, una profesión ninguneada y copada por todo tipo de psedoprofesionales sin titulación para ejercer como tal y menos aún para hacerse llamar nutricionistas. Muy triste la situación.

  8. alexperezcaballero dijo:

    Con la venia de Su Señoria José. Conciudadanos:
    tengo un plan de acción, estructurado en dos bloques.

    Tema 1- Si esperamos que nos hagan sitio en el sistema de salud pública…, me parece que lo tenemos claro. La cosa no parece avanzar en este sentido.

    Profesionales de la Dietética y la Nutrición, y si montamos una super mutualidad de ámbito estatal para que los servicios de asesoramiento dietético lleguen a toda la población?

    Pagando una cuota 1 € por persona y mes, si te toca un sorteo (de no ser así nos moriríamos de hambre), te damos la oportunidad de poner un dietista-nutricionista en tu cocina, 1 día al mes durante 1 hora (a convenir según las respectiva agendas) para que te diseñe los menús de ti y de toda la familia, te motive a comer con corrección, te supervise lo que has hecho de comer desde la última visita, te haga una antropometría y te desmienta o ratifique toda la información con la que te bombardean sobre las propiedades milagrosas de los alimentos y las infinitas dietas que corren por ahí (dieta para ser feliz, alto, guapa, delgado, ser una bomba sexual, vivir más, luchar contra la alopecia, curar el cáncer, tener unos músculos de acero, evitar la flacidez de las carnes, ganar más dinero)

    Y encima, entras en un sorteo del último libro de éxito: un método no milagroso ni espectacular y menos aún pintoresco, incluso saludable, para adelgazar 3 o 4 quilillos en la próxima temporada, cuando comience la operación bikini.

    Paralelamente al primer negocio mee estoy planteando un segundo proyecto:escribir un método de alimentación novedosa para ayudar a recuperar la confianza y la ilusión en el, por ahora, futuro incierto de la sanidad pública. Para profesionales y para usuarios. Así podré salir de la precariedad laboral y económica donde estoy sumido por haber querido ser dietista-nutricionista. Si hay algún editor que lea esto…que contacte conmigo. Seguro que si busco algún estudio científico que lo justifique, lo encontraré. Y si no, el estudio lo diseñaré y lo llevaré a cabo yo mismo con la ayuda de cuatro coleguillas. Y arreando!

    Permitidme la ironía, pero es una de las pocas cosas que nos quedan como recurso… ES QUE A LOS DIETISTAS-NUTRICIONISTAS NUNCA NOS HACEN CASO!!!

    Tema 2- Ahora va muy en serio. Todo el mundo tiene derecho a engañar y aprovecharse de su semejante, para ganarse la vida mientras no cause perjuicio sobre la integridad física o psiquica (su salud) o la dignidad del prójimo. Creo que los comités deontológicos de las profesiones sanitarias bien establecidas y reconocidas por el sistema de salud público deberían intervenir en estos casos de forma tajante, sin compasión. Por la salud de la población y la de uno mismo.

    He dicho!

    Àlex Pérez
    Dietista-Nutricionista, no sé si digestivamente inteligente (?)

    http://elpiscolabis.com/

    Barcelona

  9. Mi dieta cojea dijo:

    Palabras que no existen, nacionalidades extranjeras, titulaciones pseudocientíficas y falacias argumentales. El mejor cocktail para sacar dinero a base de engaños.

    Gracias por la defensa del Dietista-Nutricionista, aunque a día de hoy más vale creer en las personas que en las profesiones.

  10. Pingback: En referencia a ¿Inteligencia digestiva?, del blog Scientia | El Piscolabis

  11. ¿Cerebro en el estómago? Yo creía que algunos lo tenían en el culo, pero en el estómago…
    Cada vez entiendo menos la ciencia.

  12. BoogerdBlog dijo:

    Me ha gustado mucho lo de limpiezas holísticas jajaja….
    Jose, pues te recomiendo un gran libro que me ha encantado este verano “¿Por qué las cebras no tienen úlceras?” (Why Zebras Don’t Get Ulcers) de Robert Sapolsky.
    Creo que te puede gustar (también te aclarará el concepto del colon irritable y su relación con el estrés en uno de los capítulos jeje ;D ).

    BoogerdBlog

  13. Torombolo dijo:

    ¿15 minutos en una television estatal?

    Piensa que aun podria haber sido peor. Imaginate que lo ponen en Telecinco. Seguro que habrian estado una hora con el tema y hasta con la “insigne” Belen Esteban dando su opinion profesional de experta en la materia.

    “Pa Bernos Matao”…

  14. Marcos dijo:

    Lo de descansar del trigo para purificarse la verdad es que suena demasiado esotérico, pero parte de razón tiene. No hace falta ser celiaco para tener cierta intolerancia, y el dejar de comer cereales se puede notar mejoría en varios aspectos. Lo comento por experiencia personal y de gente cercana.

  15. Muy buenas, he conocido tu blog a través de los Premios Bitácoras. Tienes un blog fantástico.
    Ya os he votado.

    Nosotros participamos en la categoría de Mejor Blog de Educación y de Mejor Blog Social-Medioambiental, échale un vistazo y si os gusta podéis contribuir con vuestro voto. Este es el enlace: http://bitacoras.com/premios12/votar/8ad88c71adf30291a56121f6022c38fcc785bf65

    Muchas gracias y suerte en los premios.

    lamiradaespecial.blogspot.com

  16. Vaya carcajadas que me acabo de echar, y eso que todavía no he puesto el vídeo. “Inteligencia digestiva”, vaya… A ésta le hablaron en la facultad del Sistema Nervioso Entérico y pensó que su estómago era capaz de llorar por ver Titanic.

  17. Pingback: Inteligencia. Razón. Espíritu crítico | El nutricionista de la general

  18. Ozumad dijo:

    Para mi el gran problema es la lentitud en aparecer respuestas a este tipo de informaciones. Es decir en esa ocasión este blog nos ha posido ilustrar, alertando del tema, pero sinó fuera por el nadie habría dicho nada y allí radica el problema. Ahora solo falta que alguna celebrity o famoso diga que hace caso a estos consejos y ya tenemos los ingredientes para un nuevo boom mediatico. Sinó imaginaros como han empezado multitud de dietas con aspectos muy cuestionables que nadie las ha cuestionado a tiempo, dieta de proteinas, dunkan, de la sonda, en fin, multitud de alardes tecnológicos, que no matan por suerte pero pueden perjudicar seriamente la salud.

  19. alimmenta dijo:

    Lo peor de dar voz a estas personas es que los profesionales que nos dedicamos a la nutrición tenemos que explicar que lo que ven en televisión o leen en prensa es falso. ¿Esto mismo pasaría con un médico diciendo en televisión que los infartos se deben a un trauma de pequeño y que el cerebro rememora ese trauma? No. Nadie daría validez a “un personaje así”.
    En cambio tenemos que leer a diario artículos sobre paleodietas, nutrición ortomolecular, nutrición sensorial, dietas para perder peso con sobres… por todo tipo de indocumentados.

    • Lourdes dijo:

      Como he puesto más abajo en una entrada que espero salga publicada, pues ahora no la veo, yo también estoy en contra de “indocumentados”. Pero ojo con lo que dices: esta señora no lo es. Tiene su Licenciatura en Medicina, y especialidad en Endocrinología, algo sabrá de lo suyo, no?? Y no la conozco, ni soy amiga suya. Pero respeto el tiempo que se ha tomado y las fuentes que ha consultado para afirmar lo que dice, y hacer su trabajo.
      Y si un médico trae a un medio de comunicación un descubrimiento que lleva 15 o 20 años investigándose, como eso que tu dices del infarto, y explica sus fuentes, y éstas están avaladas por universidades u hospitales, pues oye, a lo mejor lo que hay que hacer es escucharle y si te interesa, investigarlo más.

      Desde que empecé a estudiar mi carrera y a trabajar, han cambiado varios paradigmas científicos en el campo de la Medicina, y en el de la Física, ni te cuento. Dile tú a alguien hace 20 años sobre universos paralelos, anda… y ahora es lo más!! Entonces… en qué quedamos, hay que fiarse de la Ciencia siempre?? o ponerla permanentemente a prueba??

  20. me rio de janeiro dijo:

    Estimado Dr. Lopez Nicolas;

    Haga el favor de eliminarme de este blog, no me gustan las reuniones de acólitos.

    Saludos

  21. Lourdes dijo:

    Perdonad, pero este comentario no subió, y acabo de acordarme de comprobarlo, así que lo intento otra vez.
    decía así:
    … aquí sois pro-ciencia o anti-ciencia? Es decir… ¿la ciencia no se basa en descubrimientos ratificados a base de experimentación? ¿No se nutre de innovaciones y teorías nuevas, a veces radicales, que levantan ampollas hasta que se investigan y se encuentran datos que las corroboren?? ¿Porqué os tomáis a chufla una teoría sin haber investigado un poquito??
    Soy enfermera, llevo trabajando en Urgencias y quirófanos más de 25 años. Y confío en la Ciencia como la que más. Pero la ciencia no avanza tapándose los oídos y los ojos. Los grandes científicos sobre los que basamos nuestros conocimientos fueron unos revolucionarios, loc@s, etc..
    No trago con los charlatanes y personas que sientan cátedra sin formación ni experiencia.
    Por ello, cuando tuve referencias de estas técnicas, que NO se ha inventado esta doctora, y antes de hacerle el mínimno caso, he buscado referencias como estas que os dejo, y por eso me he leído sus dos libros y los recomiendo a los pacientes, no como la Biblia, si no como punto de partida para replantearse el cuidado de su salud. También hablo con dietistas y nutricionistas, por razones de trabajo, y creo que estas teorías no son tan peregrinas como parece que os ha dado por proclamar.

    Ved, si no…
    1) Hospital del Mar de Barcelona: investigaciones en el campo de la Neuroenterología (o sea, existe dentro de la medicina oficial éso tan raro):

    http://www.imim.es/programesrecerca/inflamacio/recercaeninflamaci_intestinal.html?t=projectes&g=69

    http://www.imim.es/programesrecerca/inflamacio/es_recercaeninflamaci_intestinal.html

    “El interés del grupo se centra básicamente en el estudio del eje cerebro-intestino, que constituye la relación entre el sistema nervioso entérico (SNE) y el sistema nervioso central (SNC), y en cómo estos sistemas controlan la función motora gastrointestinal y las funciones y mecanismos sensoriales que dan lugar a disfunciones y trastornos.”

    2) Aqui hablan de un médico “fiable” que afrima: «El intestino tiene tantas neuronas [células nerviosas] como el cerebro», afirma el doctor Fermín Mearin, gastroenterólogo del Hospital Vall d’Hebrón y de la Clínica Teknon de Barcelona. La neurogastroenterología despegó hace unos 15 años y ha experimentado un notable desarrollo. Ha ocupado varias sesiones del último congreso de la Sociedad Española de Patología Digestiva, celebrado recientemente en Madrid. En muchos casos, estos pacientes mejoran con un simple reajuste de su dieta. En otros es necesario recurrir a fármacos que regulan la sensibilidad visceral (antidepresivos y agentes que actúan sobre distintos receptores del sistema nervioso), si bien las opciones son aún limitadas.
    Es del 2006!! y está en un foro sobre colon irritable: http://www.forosii.com/foro/viewtopic.php?t=4796

    3) ESta viene de Sudamérica, pero confirma que lo de los dos cerebros no es nuevo…http://hipoteticas.blogspot.com.es/2008/07/la-neurogastroenterologa-nueva.html
    y además, existe aval cientifico: http://www.neurogastrolatam.org/

    4) De nuevo en España, programan un curso sobre esto porque: El GEMD, tras analizar la situación en nuestro país, ha entendido que la neurogastroenterología es una asignatura cuya formación es deficitaria en el sitema MIR de la especialidad de Aparato Digestivo. http://www.gemd.org/pag/agenda-eventos/agenda-de-eventos/cat/cursos/neurogastroenterologia

    5) Más referencias de los Estados Unidos: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=68330:
    Michael Gershon, investigador de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, y autor de El segundo cerebro ( The Second Brain ), un libro de referencia en las investigaciones sobre el tema….(sigue…)
    Emeran Mayer, profesor de Fisiología, Psiquiatría y Ciencias del Biocomportamiento de la Universidad de California, le dijo a esa publicación que una gran parte de nuestras emociones probablemente se vea influida por los “nervios de los intestinos”. En el mismo sentido, Gershon afirma que el bienestar emocional cotidiano quizá también dependa de mensajes que el cerebro intestinal envía al craneano.

    6) Y por último, asociaciones de enfermos, recogen también estas investigaciones:

    http://www.accumalaga.es/Todas-las-noticias/Articulos/El-intestino-tu-segundo-cerebro.html

    http://vereda.ula.ve/gaccuv/wp-content/uploads/2009/11/Neurogastroenterologia_GACCUV_AACICAT_EstherMarti.pdf

    7) Todo esto se explica muy bien en este artículo de una web aunque de divulgación, no demasiado sospechosa de tonterías. http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=1689

    Es decir; esta señora ha recogido estos conocimientos, los ha adjuntado a los que tiene de su carrera de Medicina y Endocrinología, sumados a su experiencia, y a intentos de introducir medicinas tradicionales y naturales (muy bien toleradas por los pacientes digestivos, por cierto), y los resume en un libro MUY de divulgación, pretendiendo que el público entiende su cuerpo de una manera más holística.
    Eso es motivo de escarnio???
    Gracias.

  22. Alejandro Peña Esclusa dijo:

    Me parece que es alguien que está haciendo buenos duros con sus conocimientos de antaño.
    Pero… bueno…. a cada quién su sartén.. . . . .

  23. Guille dijo:

    Muchas gracias por compartir el artículo, en el mundo de la optometría también tenemos a los autodenominados “comportamentales” con su visión general de la visión y el sistema visual. Ellos argumentan sobre lentes de colores y luces o cromaterapia.
    Mientras los que queremos rigor científico tenemos que pelearnos con las multinacionales para trabajar hasta domingos y festivos, sin plaza en la seguridad social por la fuerza del sindicato de enfermería y la pasividad del colegio de ópticos-empresarios….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s