La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué?

En menos de siete días dos fantásticas Tesis Doctorales se han leído en el departamento universitario donde desarrollo mis labores docentes e investigadoras. Aprovechando la ocasión, y debido a que hace tiempo que tengo abandonada la serie “La maratón universitaria”, hoy voy a dejar plasmadas algunas de las reflexiones que me vinieron a la cabeza tras asistir a la defensa de dichas tesis y escuchar las respuestas de los doctorandos cuando se les preguntaba acerca de su futuro inmediato… pero para ello van a permitirme que me remonte 15 años.

En el año 1997, cuando un servidor alcanzó el grado de doctor, las posibilidades que se le abrían a un recién doctorado eran muchas. Sin embargo, y a pesar del amplio abanico de opciones existentes, para todos los que deseábamos seguir la carrera universitaria y llegar algún día a poder formar parte del cuerpo de docentes e investigadores de una Universidad la opción a seguir estaba clara: emigrar durante unos años al extranjero con una beca de investigación postdoctoral y luego volver con un contrato de reincorporación al centro de origen donde en poco tiempo podrías optar a la plaza definitiva.

Es importante señalar que para poder solicitar esos contratos de reincorporación era condición imprescindible haber estado un significativo periodo de tiempo en un centro de investigación externo a tu país… el camino estaba claro y si les digo la verdad, con paciencia y esfuerzo se podía conseguir el objetivo.

En aquellos años el conseguir una beca postdoctoral, aunque complicado, no era misión imposible. Muchos eran los organismos públicos y privados que convocaban anualmente un elevado número de contratos postdoctorales por lo que si teníamos un centro de investigación que nos pudiese acoger en el extranjero para realizar una estancia de 3 o 4 años ya solo nos quedaba hacer las maletas, coger un vuelo y al cabo de unos años la vida estaría solucionada.

Durante el tiempo de estancia fuera de nuestro país muchos eran los objetivos que se alcanzaban. Desde el punto de vista personal la experiencia es única. Vivir en un nuevo país, conocer sus costumbres, perfeccionar un segundo idioma, relacionarse con nuevas personas, aprender a desenvolverse fuera del hogar familiar… absolutamente recomendable aunque todo lo descrito no tuviese peso alguno en el currículum vitae.

Por otra parte, y desde el punto de vista de la experiencia profesional, el trabajar en un grupo de investigación distinto al que te has formado te hace ver nuevas formas de afrontar los problemas científicos muy distintas a las que estás acostumbrado. Además, y debido a que muchos (que no todos) de los centros de investigación punteros se encuentran fuera de nuestro país, se tiene la oportunidad de aprende nuevas técnicas que en un futuro se podrán aplicar en el centro nacional donde te reincorpores… aunque ambas cosas tampoco se cuantifican suficientemente en el curriculum vitae.

Por último, y ya desde el punto de vista curricular, las estancias en el extranjero se suelen saldar con varios artículos científicos que son imprescindibles para poder solicitar un contrato de reincorporación. Eso sí, hay que reconocer que la producción científica durante la estancia postdoctoral suele ser sensiblemente inferior a la que se alcanza en el periodo predoctoral debido a que la aclimatación a la nueva situación lleva un tiempo muy considerable. Sin embargo, y en aquel periodo de “vacas gordas” en el mundo de las becas de investigación, unos pocos artículos científicos eran más que suficientes para poder conseguir el ansiado contrato de reincorporación que te dejase a las puertas de la estabilización definitiva.

Por todos los motivos expuestos nadie dudaba que, salvo centradas excepciones, la mejor opción para los que deseaban estabilizar definitivamente su plaza en un centro de investigación español era pasar una temporada en el extranjero.

Pero desgraciadamente aquella época pasó a mejor vida y actualmente la situación de la investigación científica en nuestro país es muy distinta a la de aquellos tiempos por lo que la travesía Licenciatura-Beca Predoctoral-Tesis Doctoral-Beca Postdoctoral-Contrato de Reincorporación-Estabilización definitiva ya no es tan fácil.

Como bien reza el título del post, esta entrada está basada en las estancias postdoctorales por lo que obviaremos las tremendas dificultades existentes para la financiación de la Tesis Doctoral y nos centraremos en mi opinión personal sobre qué hacer una vez que se obtiene el título de Doctor.

¿Hay que irse al extranjero para tener posteriormente más posibilidades de encontrar hueco en un centro nacional? ¿Es mejor que nos quedemos en nuestro país y busquemos desde dentro ese hueco? ¿Nos vamos al extranjero sin pensar en regresar?

Lo primero que debemos tener claro es cuál es el verdadero objetivo que perseguimos porque en el caso de que sigamos buscando la estabilidad en el mismo centro de investigación donde se haya leído la Tesis Doctoral o en otro de nuestro país yo, personalmente, no tengo nada claro que la mejor opción sea salir al extranjero… me explico.

Como he comentado anteriormente en los contratos de reincorporación existentes lo que más se valora (que no lo único) es la cantidad de artículos de investigación que se han publicado durante la estancia postdoctoral. Hace unos años, y al existir numerosas entidades que financiaban la reincorporación a centros de investigación de nuestro país, con unos pocos artículos era más que suficiente… pero ahora eso no es así.

La drástica reducción de los presupuestos destinados a investigación ha limitado al máximo el número de contratos reincorporación, como es el caso de los famosos “Ramón y Cajal”. Debido a ello la competencia para conseguir financiación oficial para la “vuelta a casa” es enorme y mientras ésta dependa mayoritariamente del número de publicaciones, que como hemos citado anteriormente baja significativamente en el periodo postdoctoral, las posibilidades de obtener un contrato de reincorporación son mínimas… pero hay una opción más viable.

Desde hace unos pocos años los contratos Ramón y Cajal no tienen como requisito imprescindible para ser concedidos el haber realizado una estancia postdoctoral en el extranjero sino únicamente en un centro de investigación distinto al cual pidas la reincorporación… y eso cambia mucho el panorama. Según esta variación en las bases de dichos contratos es posible hacer una estancia postdoctoral en otro centro español (incluso dentro de la misma provincia) y posteriormente solicitar la vuelta al centro donde uno se formó.

Pues bien, según el modelo actual establecido las ventajas de hacer dicha estancia en un centro español no son nada despreciables una vez que se han modificado las bases de las convocatoria Ramón y Cajal y ya se permite regresar a tu centro de origen (o al que desees) sin haber salido al extranjero.

La incorporación al nuevo grupo de trabajo va a ser mucho más fácil en España al no tener que superar algunas posibles trabas como el idioma o las costumbres del nuevo país…. y todo ello se traducirá, sin duda, en una mayor producción científica postdoctoral. Además, y si no se ha tenido la suerte de conseguir financiación para la estancia postdoctoral, que es la situación más probable actualmente, es mucho más viable económicamente pasar una larga temporada en un centro español que marchar al extranjero. Eso sí, la búsqueda del centro de investigación óptimo es fundamental pero esa labor no es muy complicada durante los años de realización de la tesis al estar en el mismo país.

Sí, ya sé que la mayoría de ustedes piensan de forma diferente, pero un servidor opina que si la intención es intentar consolidarse en una institución española es mucho más práctico quedarse en España, y hacer breves estancias predoctorales fuera de nuestro país, que salir al extranjero una vez conseguido el título de Doctor… al menos hasta que no se cambie el modelo actual y se prime mucho más en los correspondientes baremos de los contratos de reincorporación la calidad de los artículos científicos y las colaboraciones con grupos internacionales de reconocido prestigio que la cantidad de publicaciones.

Tras todo lo expuesto ustedes podrían estar pensando que mi recomendación una vez que se alcanza el grado de Doctor es buscar un centro de investigación en España donde realizar la estancia postdoctoral para después reincorporarse de nuevo al grupo de origen… pues eso era lo que opinaba hasta hace unos meses, pero las últimas novedades relativas a los retrasos que han existido en las convocatorias de los principales programas de reincorporación y las negras perspectivas existentes respecto a la convocatoria de plazas definitivas en Universidades y Centros de Investigación públicos de nuestro país que consoliden la situación de los pocos investigadores que consigan esos contratos me han hecho cambiar de opinión.

En los párrafos anteriores he descrito cuál sería la opción más práctica para intentar la heroicidad de obtener un contrato de reincorporación que te permita soñar con obtener una plaza definitiva en nuestro país. Sin embargo, una vez reincorporado gracias a uno de esos programas que se suponía que evitaban la “fuga de cerebros”¿está ya todo conseguido? Pues no solamente la respuesta es negativa sino que en la situación actual por la que está pasando la ciencia en nuestro país no creo que sea una buena opción plantearse consolidar la plaza definitiva en un centro de investigación español.

Hoy en día son muchos los contratados bajo un Programa Ramón y Cajal (o similar) que, confiados en que ese era el último paso para llegar al final del camino como se les prometió, se ven en la calle tras muchos años de duro esfuerzo y falsas promesas. Muchas Universidades y Centros Públicos de Investigación de nuestro país no han podido consolidar a estos brillantes investigadores que, tras un brillante periodo predoctoral y una extraordinaria estancia postdoctoral que les permitió acceder a algunos de los escasísimos contratos de reincorporación existentes, ahora se encuentran en una situación dramáticasin ser consolidados definitivamente y sin posibilidad de volver a pedir nuevos contratos que alarguen una carrera investigadora que ya se ha dilatado enormemente en el tiempo sin ver el final del túnel.

Por ello debo darles la razón, muy a mi pesar, a aquellos que dicen que las tres salidas para un investigador en España son “por tierra, por mar o por aire” y sin pensar en el regreso… porque en la situación actual confiar ciegamente en la travesía Licenciatura-Beca Predoctoral-Tesis Doctoral-Beca Postdoctoral-Contrato de Reincorporación-Estabilización definitiva es una auténtica quimera y todo el que nos diga lo contrario nos está vendiendo una moto.

El sistema hace agua a todos los niveles. Las dificultades para obtener una beca predoctoral con la que alcanzar el grado de doctor son extremas por lo que los laboratorios españoles se están quedando absolutamente vacíos. Los pocos investigadores que consiguen doctorarse no tienen un programa de financiación al que acogerse para conseguir hacer una estancia postdoctoral en el extranjero en condiciones decentes. Si hay alguna excepción que llegue a conseguirlo luego tiene prácticamente imposible reincorporarse a un centro español y, por último, al héroe que haya logrado superar todos esos escollos hay muchas probabilidades de que el sistema lo deje en la calle al no existir forma de estabilizarlo.

Queridos jóvenes investigadores que amáis el maravilloso mundo de la investigación, si de verdad queréis seguid en él salid de España de la mejor manera posible, sin mirar hacia atrás y sin plantearos el regreso. Personalmente no sé lo que nos deparará el futuro. Soy un optimista por naturaleza y espero fervientemente que pronto cambien las cosas y que si lo deseáis podáis volver a vuestros hogares tras vuestra estancia fuera de nuestro país encontrando el puesto merecido donde vosotros queráis… pero mi humilde consejo es que no os lo planteéis como una meta porque si me paro a pensar fríamente, y analizo lo que está ocurriendo, no encuentro motivo alguno para pensar que a la Ciencia en este país se le va a dejar de ningunear en los próximos años… espero equivocarme.

Jose

Nota 1: Todo lo expuesto en este post es una opinión personal y entendería perfectamente que ustedes tengan otra distinta e incluso diametralmente opuesta. Es más, la mía, como han comprobado, va variando continuamente con el tiempo pero, a día de hoy, es lo que pienso.

Nota 2: Si te ha gustado este post puedes apoyar al blog votándolo en los Premios Bitácoras 2012 pinchando en el siguiente icono. Gracias.

Votar en los Premios Bitacoras.com

About these ads
Esta entrada fue publicada en Investigación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

61 respuestas a La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué?

  1. Buenas. Aquí un científico postdoctoral en el extranjero.

    Yo aún diría más. Lo mejor para quedarse en un centro es no salir nunca de él. Si consigues una vez terminado el doctorado una estancia en tu mismo centro, como profesor ayudante o lo que sea, ya tienes un pie dentro. Incluso por encima de gente con mejor CV que tú y con experiencia fuera. Muchas universidades tienen “planes de continuidad” que hacen que a medida que te vayas habilitando los distintos tramos te van sacando plazas acordes a ti. De esta manera se cierra el paso a todo aquel que venga de fuera, sea del extranjero o de la universidad de al lado.

    Tampoco se yo si es cierto que al salir se baja el nivel de publicación. A mi me pasó, por el cambio de tema, pero después de dos años que llevo fuera voy a recuperar el ritmo con diferencia. Ya estoy al día de nuevo y en los próximos dos años estoy convencido de que la cosa irá mucho mejor que si me hubiera quedado en mi grupo anterior. Es lo normal, sales y aprendes cosas nuevas, luego tienes más campo donde moverte.

    Por otro lado las RyC ahora son casi imposible, y no te garantizan la estabilización en absoluto. Como bien dices lo mejor es irse sin mirar atrás. Olvidémonos también de la patraña de “como en España no se vive en ningún lado”, que es una mentira que se repite continuamente y no puede estar más alejada de la realidad.

    • Esther dijo:

      Y aquí otra también en el extranjero.

      “Olvidémonos también de la patraña de “como en España no se vive en ningún lado”, que es una mentira que se repite continuamente y no puede estar más alejada de la realidad.”

      Pues sí, que en cuanto uno dice en Espania que vive en el extranjero, enseguida lo miran con ojos de “que pena, pobrecito”. Y no, en el extranjero se puede vivir tan bien, y muchas veces mucho mejor que en Espania. A ver cuando la gente deja de verlo como un castigo. Al contrario, es una experiencia de lo más enriquecedora y se la recomendaría a todo elmundo, sea o no científico.

  2. Pingback: La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué?

  3. ccasanueva dijo:

    En la segunda parte del artículo dices lo que pensaba responderte mientras leía la primera parte. Así que lo suscribo completamente, y se de lo que hablo que soy un Postdoc intentando quedarme en Suecia. España para las vacaciones, por muy triste que parezca… mucho tienen que cambiar las cosas para que acabe ahí de vuelta.

  4. Héctor dijo:

    De acuerdo prácticamente en todo. Sólo una puntualización, cada vez más, en áreas como por ejemplo Química, las publicaciones a “peso” no valen. Tener publicaciones de la “zona media” restan en una RyC y si no tienes publicaciones top multidisciplinares mal lo llevas. Y aunque no sea obligatorio, la estancia en el extranjero es prácticamente imprescindible (no digo imposible).
    No se como acabará la cosa, y esta claro, como dices, que un joven investigador, ahora mismo no puede plantearse metas y ha de tener una fuerte voluntad para continuar con la carrera (de obstaculos) investigadora.

    Saludos Jose

  5. emulenews dijo:

    En mi entorno (UMA) siempre ha sido más fácil, a la hora de obtener una plaza aquí, quedarse que salir fuera, sobre todo porque cuando sales fuera, destacas y quieres reincorporarte mucha gente te mira mal porque les puedes hacer sombra, y si no destacas no tienes ninguna opción. Los que se quedan en casa y son uno más de la familia no pueden hacer sombra a nadie pues lo suyo también es de los “padres”.

    Sin embargo, en mi opinión, se obtiene una formación más integral, más robusta, más deseable si te mueves por varios lugares (dentro y fuera de España) e interaccionas con múltiples grupos de investigación (excelentes, buenos o incluso normalitos). Ahora mismo la Ley no lo favorece, pero ello no quita que sea lo más recomendable, en mi opinión. Además, las leyes cambian muy rápido y un lustro es muy poco tiempo.

    Los jóvenes doctores tienen que aprender que su casa no es España, sino Europa. Muy al estilo de los países federales como EEUU. Costará años que todo el mundo lo asuma, pero los que vayan marcando la delantera serán recompensados. Así lo pienso, aunque acepto estar equivocado.

  6. kyle dijo:

    Soy un recién licenciado que voy a comenzar ahora el doctorado (sin ninguna financiación), ya me está dando miedo meterme en algo donde no se si el gasto de tiempo y dinero va a obtener una recompensa… Espero que por lo menos, fuera de España haya sitio.

    • asd dijo:

      un consejo: no te metas.

      • jotegui dijo:

        Y ahora un _buen_ consejo: La verdad sobre si merece la pena o no sólo la tienes tú. La tesis doctoral es un camino difícil, cierto, pero reconforta más o menos en la medida en que estés convencido. Pero recuerda que lo importante no es llegar al final del camino, sino recorrerlo. Si no te convence el camino y sólo te gusta la recomensa final, lo mejor es no empezar; pero si aún con lo difícil que es, eres capaz de disfrutar del camino, con sus más y sus menos, (se puede hacer, te lo aseguro), merece la pena luchar por ello. Ánimo en cualquiera de los dos casos.

    • Carlos dijo:

      Igualmente. No te metas…. La ciencia es muy bonita, pero si tu idea es estabilizarte en Espanha casi mejor te buscas otras opciones. Sinceramente la carrera cientifica retrasa mucho otras facetas de la vida y una estabilizacion profesional. Te lo dice alquien que acabo de conseguir plaza permanente de profesor (no en Espanha, por supuesto)…

      Personalmente no creo que en el sistema de formacion de recursos actual, donde se usan los doctorados como mano de obra barata y sin darles mayores opciones de futuro que emigrar.
      Que sentido tiene que cada profesor genere a lo largo de su vida 5 o 6 estudiantes de doctorado que no son absorbidos por la industria privada y cuya unica opcion es emigrar o intentar optar a una plaza cuando un academico muera en los mejor de los casos con unos 40 anhos?? y que pasa con el resto?

      Piensatelo…

  7. Oscar dijo:

    Al igual que ccasanueva al leer el principio de tu entrada estaba empezando a redactar una respuesta al estilo de la segunda parte del post. Por tanto borro y recomienzo el comentario jeje. Estoy ahora haciendo el doctorado pero obviamente pensando ya que haré cuando acabe. Una compañera que acaba de terminar ha conseguido un contrato en Francia y todos nos hemos alegrado mucho… pero ella no sabe que hacer. Su parece está estable en España (de los que lo tuvieron relativamente fácil para reincorporarse) pero ella es de las que seguramente se tenga que quedar fuera (para no reincorporarse nunca sino quedarse allí). Esta situación que veo en ella la veo en mi propia vida y puede llegar a ser dramático tener que elegir entre tu vida privada o tu vida profesional. Llegado el momento no se muy bien que haré. No soy una persona de grandes aspiraciones (bueno, quiero vivir en la ciencia y de la ciencia, que ya es bastante aspiración). Pero tengo claro que no me hace gracia casi ninguna de las opciones actuales que se me presentan.

    Pienso por otro lado en aquella gente que se fue fuera porque era la forma de conseguir plaza mas o menos estable en su país… y ahora no pueden volver. Ellos no pudieron escoger si se iban para un tiempo o para siempre y ahora les obligan a dejarlo o irse para siempre sin opción de retorno. Absolutamente injusto.

    Quizá sea buena idea empezar a hacer un programa que se llame “Españoles por España” que serán los menos porque el resto se habrá ido fuera.

    Gran reflexión (variable con el tiempo y la situación) la de este post. Felicidades José.

  8. Jesús dijo:

    Una reflexión muy necesaria, que nos hacemos todos los que tenemos a personas realizando la tesis a nuestro cargo. Es cierto que antes (mediados de los 90) el camino estaba más marcado, pero tampoco era fácil, aunque ahora nos lo parezca a los que tenemos una posición estable (relativamente, dados los tiempos y recortes que corren).

    Coincido plenamente con Daniel Manzano, lo mejor para quedarse definitivamente es no marcharse nunca. Por desgracia es la opción a la que se suelen acoger los mediocres; además es muy peligrosa, porque hace que las universidades se llenen de personas con poco (o nulo) interés científico, que se han preocupado únicamente de buscarse su hueco y que, por esa lealtad extraña de algunas instituciones, se mantienen en las relaciones de puestos de trabajo, aunque su aportación investigadora sea prácticamente nula (y la docente, al menos en mi experiencia, bastante flojilla, dicho sea de paso). Como en los últimos años se están congelando las convocatorias de plazas, lo que está ocurriendo es que las plantillas envejecen y, por ejemplo, en mi facultad ya no hay profesores estables menores de 40 años, por lo que dentro de unos años habrá un déficit docente y aparecerán estas personas que han estado agazapadas todo este tiempo, mientras que las personas valiosas terminaron su tesis y se largaron a otros lugares, de los que ahora no van a querer volver, ya que sus condiciones laborales, por lo general, van a ser bastante mejores de las que se van a encontrar aquí.

    En fin, me ha salido un rollo de comentario con un deje amargo; yo también tiendo al optimismo, pero en el momento actual me cuesta transmitirlo.

    Un saludo

  9. moigaren dijo:

    Estoy de acuerdo con lo que dice Daniel Manzano. Tal y como funciona la Universidad española, si quieres una plaza es más fácil que te quedes en el departamento como ayudante, e ir esperando a que saquen tus plazas.

    En cuanto a lo del nivel de publicación, yo no tuve problemas en adaptarme al idioma y al sitio, y publiqué más y mejor que durante mi doctorado. Aparte de esto, aprendí muchísimo tanto en el laboratorio como fuera de él (docencia, por ejemplo) e hice muchos contactos.

    Y en cuanto a las ayudas postdoctorales, aunque el Gobierno español haya reducido las suyas, hay muchas más opciones: EMBO, Marie Curie, fundaciones de distinto pelaje, o buscar un grupo potente a los que les salga el dinero por las orejas y te hagan un contrato directamente (como fue mi caso).

    Como ves, igual mi opinión está sesgada por mi experiencia personal, que puede no ser la de la mayoría.

    Para concluir, yo soy un cabezota que dejó un buen contrato en Cambridge para volver a España.

    Saludos,
    Moisés.

  10. pranea dijo:

    Hola, me alegra leer un post opinando sobre la etapa postdoctoral. Yo estoy en el primer año de tesis y, aunque no le dedique mucho tiempo a pensar en esa etapa aún (bastante tengo ya con todos los asuntos de la tesis :P), sí que voy informándome y ,sobre todo, viendo las experiencias personales de la gente que va terminando la tesis en mi laboratorio.

    Lo que yo veo es que gente que termina la tesis con artículos bastante buenos tiene problemas (bastantes) para conseguir beca postdoctoral en el extranjero, no quiero imaginarme ya quien salga doctor con artículos de menor factor de impacto (que no de menor nivel científico). La mayoría acaban yéndose a un laboratorio que puede permitirse pagarles del “bolsillo del jefe” por decirlo de alguna manera. Más tarde o más temprano, encuentran su hueco fuera.

    Sobre si es mejor o no quedarse en España, yo de primeras diría que no, me explico: Si cada año está bajando la financiación a los grupos de forma muy acelerada, cada año el nivel de los grupos será peor (económica y cientifícamente), y se hará mucho más difícil competir con la gente que venga con currículos de la hostia desde el extranjero. Estos serán los que se “matarán” entre ellos para conseguir las pocas plazas que haya (a no ser que la cosa mejore en los años venideros).

    El tema de conseguir una plaza en la Universidad sí que ya está mega-complicado. Yo estoy haciendo la tesis en un instituto de investigación en el que no daré docencia durante la tesis. A mí me gustaría volver a Granada en un futuro a la UGR pero viendo lo que comentáis, ya puedo venir con un CV buenísimo, que será díficil competir con gente de la casa (yo “sólo” he hecho la licenciatura allí). Coincido con emulenews, creo que los futuros doctores debemos empezar a ver Europa como un estado federal, cientifícamente hablando, y ya veremos que depara el futuro.

    Saludos,
    Pablo

  11. onturenio dijo:

    Aquí otro postdoc en Alemania. En mi caso me vine porque aquí hay financiación a tutiplén, y me era muy fácil continuar con un postdoc muy relacionado con mi tesis en un centro bastante puntero y rodeado de gente muy competente. También por que se me dijo, como a todos, que saliendo al extranjero la vuelta era muy fácil. Mi intención es volver cuando se me acabe el contrato en dos años, pase lo que pase. Seguir haciendo Ciencia ya no es una prioridad para mí. En fin, me deprime leer estas cosas. Si hubiera hecho oposiciones de instituto, cuánto más feliz sería ahora…

    • No te equivoques, que yo las hice y me ha tocado salir igualmente. Y es que el panorama en Educación es igual de malo que en Investigación y Desarrollo, o peor. Como todo, estar en medio del huracán para saber. Dicho esto sin acritud alguna, por supuesto.

      Saludos.

      • Albert dijo:

        Yo soy doctor e hice oposiciones a un instituto… y si realmente te gusta la ciencia trabajar en un instituto de secundaria-FP es muy frustrante. Aún así… pagan a final de mes un sueldo que no está nada mal y tienes una estabilidad laboral que no tienes en el mundo científico-universitario. Hay que ponerlo todo en una balanza…. pero yo sigo pensando en ese postdoc que no hice a cambio de estabilidad laboral. Lo mío es lo más parecido a vender el alma al diablo….

  12. Nacho dijo:

    Buenas:

    Me ha llegado este blog por un link de facebook.

    Comparto lo publicado en su mayoría por experiencia personal. Si te quieres quedar en la universidad lo mejor que tienes que hacer es agarrarte como una garrapata (parásita) a cualquier balsa que te ofrezcan desde el rectorado/decanato. Al igual que con otras aristas de esta crisis que estamos sufriendo en España se hace cada vez más evidente que se esta retornando a paso firme y sin desfallecer al pasado. Y el pasado en la universidad española se llamaba endogamia. Hace unos meses que he terminado la tesis y estoy viendo con mis propios ojos como se están haciendo maniobras para colocar en la universidad a unos investigadores por el simple hecho de que tienen un padrino bien relacionado con la gobernancia de la universidad (pasandose por el forro la prevaricación manifiesta -denunciada ante el juzgado- porque no son los candidatos mejor preparados). La gente más valida pero peor relacionada se esta yendo. Por lo tanto, si quieres ser un investigador mediocre pero en tu “amada” España el camino es fácil. Otra cuestión es que tu orgullo te lo permita, pero ahí entra tu confianza en la capacidad como científico.

    Por mi parte, estoy más que harto de esta situación y me marcho (sin mirar atrás) a una universidad estadounidense. Mi plan es permanecer unos años por los EE.UU. y luego volver a Europa, pero teniendo en cuenta que quizás el destino nos tiene reservada una sorpresa. Hablando de esta situación con conocidos investigadores de diversos centros y universidades hemos llegado a la conclusión que lo que mejor puede pasar es que el sistema se caiga por su propio peso porque se sostiene en unos cimientos cada vez más carcomidos. Cuanto antes pase (que bajo mi perspectiva solo es cuestión de tiempo) mejor será para todos. Quizás de esta manera los que tengan voluntad de hacer algo serio por el I+D se vean libres de hacerlo aunque eso suponga moldearlo desde los escombros. Hoy por hoy, la reforma de este sistema no cuenta ni con la fuerza, ni con la voluntad de la mayoría.

    Comparto con otros, que Europa debe empezar a ser mirada de manera más cercana.

    Hasta luego.

  13. Nacho dijo:

    Interesante post…

    Yo leí la tesis hace 6 años y estos años he estado haciendo un postdoc en una universidad española distinta a la de origen, considero que tengo un buen currículum, sin embargo me estoy planteando seriamente (de hecho estoy buscando activamente) marcharme fuera y que le den por culo a este país, así de claro.

    No me imagino pidiendo un Cajal (teniendo cv para intentarlo con opciones reales)… con los cojones en un puño mes a mes por si acaso se cancela el programa a mitad, o pensando en qué haré cuando se acabe porque imagino que las las plazas en la universidades y CSIC estarán congeladas o con cuentagotas por lo menos cuatro años y la opción de dar el salto a la industria… a la qué perdón??? no puedo imaginarlo sin sonreir.

    No nos están dejando más remedio que escapar y es increíble leer en los diarios salmónidos sobre las fugas de capital. Teniendo en cuenta lo que ha gastado el estado en formarnos a cada uno de nosotros (licenciatura, doctorado, postdoc) ¿¿Nadie se plantea que con cada uno de nosotros que se va se escapa una cantidad brutal de dinero invertida por el estado??
    Eso sí, hay países que están dando palmas con las orejas: Científicos potentísimos a precio de saldo -no porque nos exploten, si no porque no tienen que invertir nada en nuestra formación-

  14. Rhysdel dijo:

    No puedo estar más de acuerdo con lo que dice el artículo (en el caso de la investigación de Humanidades podría hasta señalar que los problemas se incrementan), y también con lo que comenta Daniel Manzano: tiene muchas más posibilidades de conseguir una plaza alguien que no se haya movido de la Universidad y que haya trabajado en algún grupo de investigación de los que a las administraciones les gusta financiar por su carácter de “políticamente correctos”.
    Yo tengo que señalar que he sido cobarde. Tengo mi pareja, mi casa y ya no puedo seguir pidiendo ayuda económica a mis padres, lo que me hizo abandonar hace unos meses, una vez que leí mi tesis y ví las posibilidades que tenía. Ahora soy profesora de Secundaria, y aún saco algo de tiempo para preparar artículos con algunos asuntos que me quedaron pendientes en la tesis, pero desde luego la línea de investigación que llevaba se ha cortado.

  15. Álvaro dijo:

    Yo soy un estudiante de química y ahora mismo estoy en 2º, por lo que todavía queda bastante para que yo llegue a esa etapa. El “problema” es que tengo más o menos claro que quiero dedicarme a investigación, asi que antes o después me tocara pasar por los mismo problemas que vosotros, o incluso peores (esperemos que no). Me cuesta bastante ahora mismo ver un rayo de luz en este tema, tal y como están las cosas. Por suerte yo no tendría grandes problemas para ir a otro país. Es más, ya tengo asumido que como no mejoren las cosas esa será la única opción.

  16. Pingback: La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué? | My Daily Feeds

  17. Pingback: La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué? | Grace To You

  18. mortiziia dijo:

    Tengo una pregunta que me corroe: ¿por qué buscar una beca postdoctoral para ir al extranjero, en vez de solicitar el puesto de postdoc directamente al centro extranjero en cuestión? Siempre veo lo mismo cuando científicos españoles hablan sobre si salir o no al extranjero: “conseguir una beca postdoctoral”. Es algo que me sobrepasa, es incomprensible para mí. La mayoría de españoles científicos que he conocido fuera estaba recibiendo su sueldo desde España. Existen plazas de postdoc contratado por la propia institución extranjera: ¿por qué pasar por la fase de pedir beca en España para irse al extranjero? Yo no hago ciencia, pero mi pareja siempre ha sido contratada directamente por la institución extranjera y nunca se le ha pasado por la imaginación siquiera pedir una beca postoctoral en España para ir fuera. ¿Me explica alguien por qué los científicos españoles prefieren incorporar el paso de la beca postdoctoral?

    Respecto al artículo en sí y lo que comentan otros, estoy de acuerdo con que si uno quiere quedarse en España a toda costa lo más efectivo es no salir de la universidad en la que haya realizados sus estudios; si uno quiere dedicarse a la ciencia, la mejor opción es irse y no mirar atrás, como concluye esta entrada.

  19. Aquí una ex-postdoc reciente, pero no por estos asuntos sino por decisión propia para seguir otro camino relacionado con investigación pero no en el laboratorio. Me gustaría comentar dos cosas que nos han mencionado que pueden justificar o se pueden tener en cuenta para tomar una decisión de realizar una estancia postdoc en España. 1) Muchos grupos de investigación poseen de fuentes de financiación alternativas frente a las convocatorias públicas como pueden ser contratos con empresas,contratos europeos, etc. Muchos de este grupos desarrollan una investigación de calidad a nivel internacional, que no tiene que envidiar a otros grupos. Esto no está reñido con la posibilidad de participar, colaborar, viajar durante un tiempo entre 1 día y años a otras instituciones para aprender nuevas técnicas o desarrollar otras actividades. y 2) En muchos casos la financiación intermitente durante meses o 1 o 2 años no tedejan ver el desarrollo de un tema de investigación, obligando al cambio de tema de investigación. La estancia en un mismo grupo durante la tesis y el postdoc, no se deberia ver siemprecomo la manera de “estar al loro para colocarse sin que me quiten la posible plaza” sino como una oportunidad de ver crecer personas, un grupo o un tema y seguir su desarrollo global durante un tiempo superior al de un ocntrato laboral.

  20. Nana dijo:

    Muy buena reflexión, pero no se si nadie ha visto lo que yo he visto, o es que nadie dice la verdad. Yo también soy doctora hace 5 años y nada tiene que ver la persona que soy ahora con la que empezó la tesis siendo primera de mi promoción y con una f.p.u. La mala suerte de mi tema o la desidia de mís jefes hicieron que mi tesis fuese mediocre y sin publicaciones. No me fui al extranjero porque no me concedieron ninguna de las becas postdoc que pedí y desde entonces trabajo por obras y servicios cada vez que gusto, en un centro distinto. Llevo 4, y he trabajado en muchos campos y de distintas categorías que van de doctor a técnico. Por así decirlo, soy una mercenaria de la ciencia. Esto no me supondría un problema si no estuviese harta de ver cómo cualquiera con padrino y menos experiencia que yo consigue la ansiada estabilidad laboral a la que yo he renunciado. No se trata de recortes ni de irse o no al extranjero, es la maldita endogamia la que está acabando con los científicos sin groupon

    • Nana dijo:

      Sin grupo al que volver. Aunque cada vez es más difícil, la única fórmula para acabar estabilizado en la universidad o el CSIC es que el jefe de turno quiera buscarte esa estabilidad.

  21. sisifo dijo:

    Sí ya, eso ya me lo conozco yo y muchos otros. Lo más seguro es entrar en un departamento y ponerse en la cola para ver cuándo te toca la plaza. Pertenecer a “la familia” y esperar que Don Vito primero te esclavice, le lamas el culo durante años y luego te haga el favor.
    Se puede ir algún veranito por ahí para hacer turismo científico con algún colaborador y luego decir que se tiene estancia en el extranjero. O pactar con otra institución española y hacer un intercambio. Luego se colocan unos a otros en los tribunales respectivo y se otorga la plaza (con perfil) al candidato local a dedo, como siempre. Menos mal que ahora al menos hay que estar acreditado. En resumidas cuentas, o se conoce a alguien o estás perdido.
    Mi consejo es salir de este put* país y no volver jamás, pero jamás. Todo lo que nos pasa nos lo merecemos, por acción u omisión.

    Por lo demás este gobierno y el anterior se han cargado definitivamente la ciencia. Ni becas pre, doctorales o posdoctorales. Ni Ramon y Cajal, ni proyectos ni nada de nada. Ya casi ni se puede uno escapar de aquí, porque dentro de poco sólo los hijos inútiles de los ricos podrán estudiar.

    Francamente, hace falta una revolución en todos los sentidos.

  22. Aqui otro expatriado desde Boston:
    Llevo un anyo aqui y cuando echo la vista atras y miro a los 5 anyos de sangre, sudor y lagrimas q me costo el PhD, al hijoputismo endemico y a la endogamia anquilosada en las universidades y centros de investigacion se que quitan las ganas de volver. En 1 anyo aqui he producido mas ciencia que en 5 en espanya, mi salario es 4 veces mayor que el de mi tesis, los recursos son ilimitados y ademas he encontrado el amor. Echo de menos a mi familia y mis amigos, pero mientras el presidente del gobierno tenga 65 asesores sin graduado escolar (hoy en meneame), o el alcalde de mi pueblo de 50.000 habitantes gane 65000 euros al anyo, yo soy de los que no vuelo

    Un saludo a todos!

  23. Jm dijo:

    Yo la gran desventaja que veo en la carrera científica es que no te permite formar una familia. En mi departamento la gente con mejor curriculum y que serán los que próximamente se hagan profesores ayudante doctor son la gente que no tiene vida personal ninguna, ni pareja, ni ocio…Su vida se basa en trabajar, trabajar y trabajar si son 16 horas al día mejor que si son 14.

    Entonces si uno quiere competir con ellos debe renunciar a muchísimas cosas. Y sólo tenemos una vida. Yo no me siento capaz de seguir el ritmo a este gente y cuando consiga un trabajo en la empresa voy a dejar la carrera académica. Es un mundo totalmente malvado y yo no lo sabía cuando entré. Una oposición requiere un sacrificio unos meses/años pero no toda una vida.

    Termino lanzando una pregunta a todos los que sois unos fieras: teneis cientos de publicaciones, estancias, patentes. En unos años os haréis profesores y luego qué será de vosotros? Sereis capaces de llevar una vida sin familia, sin hijos, sin amigos…completamente en soledad hasta el día de vuestra muerte?

    • Clara dijo:

      Concuerdo al 100%. Yo acabo de doctorarme, me encanta investigar y enseñar, pero estoy cansada de pasarme 1 año en Reino Unido, otro en Alemania, 6 meses en Italia… y no tener nada que me pueda garantizar un futuro. Y mientras, mi pareja sigue esperándome y aguantando con paciencia todas estas estancias y que, muchas veces, aun estando en España, no pueda verlo porque estoy atascada con un artículo, porque debo organizar un seminario o por mil problemas más derivados de la vida académica. Todos esta dedicación exclusiva al trabajo tendría solo sentido si pudiera estabilizar mi vida en un futuro inmediato. Y como está claro que no hay visos de que, sin padrino, vaya a conseguir nada a pesar de tener un cv brillante, prefiero encontrar cualquier otro trabajo que me permita tener una familia. No me gustaría volver la vista atrás con 70 años y descubrir que fui la mejor investigadora de mi campo, pero que he vivido sola como una perra.
      Cuando investigar y conciliar vayan de la mano, tanto en este país como fuera de él, ya me pensaré si volver o no.

  24. AxMan dijo:

    Estoy de acuerdo con todo lo que dices salvo una cosa: me extraña lo que comentas de que al llegar al extranjero uno baja su producción científica. A mí; aunque sólo he hecho estancias breves (de 3 a 6 meses), siempre me ha sucedido más bien lo contrario. Entre los horarios mucho más racionales y aprovechables que hay en otros países, y el menor grado de burocracia, produzco mucho más. En España siempre da la impresión de que la mitad del tiempo me la paso rellenando que si la evaluación de nosequé, la acreditación de nosecuántos, la memoria de renovación de la beca de tal, un CV para adjuntarlo a la solicitud del proyecto nosequé o la red esto y aquello, etc. Cuando he estado en el extranjero he tenido siempre mucho más tiempo para hacer trabajo productivo en vez de tanta chorrada burocrática, y eso se ha reflejado en mi producción.

    • Ribo dijo:

      Esto precisamente es algo que no comprendo, y que suscribo. Llevo un año de doctorado y no he hecho más que hacer un máster (mejor ni lo critico), preparar papeleos para matriculaciones y tonterías, y cada vez que salgo de viaje a algún sitio es una rayada de papeleos antes y después. Lo más complicado por supuesto no es poner tu nombre y firma, si no el tiempo de investigación, sí sí, investigación, que hay que invertir para saber qué hay que rellenar, dónde se entrega, etc. Por supuesto, con la ayuda de compañeros e inviertiendo entre 9-12 horas diarias he conseguido hacer algún experimento, algunos cursos y breves estancias muy provechosas. Lo que no tiene sentido es que los científicos lo sean todo: administrativos, secretarios, escritores, críticos literarios e investigadores. Humilde opinión de un pardillo de primer año

  25. Anonimo dijo:

    Hace tiempo que estoy investigando en el extranjero tanto doctorando como ahora de post-doc y me parece la verdad que la inmensa mayoria de doctores que no salen fuera y se quedan en casa bajo la proteccion de sus padres cientificos son unos babosos, y de esos hay muchos, y hay que decirlo, aquellos que solo esperan continuar haciendo lo que lleva su jefe haciendo los ultimos anos (los teclados extranjeros no tienen acentos…xD) y con muchas publis regaladas, mientras que los jefes que intentan hacerse hueco pidiendo becas, montando proyectos para solicitar financiacion, etc. no tienen recompensa ninguna en espana: el unico pais de los paises avanzados y grandes europeos que no da plazas fijas a investigadores/profesores bajo audiencia publica donde todo el mundo interesado tengo acceso y pueda comprobar como a algunos pelotas de toda la vida se les beneficia.
    Este post esta muy bien y muy razonado todo, pero creo que haria falta considerar otros razonamientos como los detallados en las lineas anteriores. Con un sistema mediocre, continauremos siendo un pais mediocre, y a mi es al que mas me fastidia decirlo.
    Un blog muy interesante en cualquier caso y altamente recomendable

  26. Ae dijo:

    Yo me doctoré hace 6 meses. En mi caso hice un camino que no es habitual en España. Cuando finalicé la carrera, busqué trabajo y encontré, me cambié de empresa un par de veces, y empezó la crisis. Entonces vinieron los EREs, despidos masivos y derivados. Como fue de las últimas personas en entrar en mi empresa, fui de las primeras en ser invitada a abandonarla a finales del 2008. Entonces, y un poco medio de rebote y mientras encontraba otra cosa, entré a hacer un máster en la universidad, una cosa llevó a la otra y conseguí 3 años de financiación a través de un proyecto de investigación para realizar mi tesis.

    Finalicé mi tesis con bastante buen bagaje en publicaciones, conseguí la acreditación de la ANECA de Ay. Doctor y ahí se acabó. Ahora mismo me encuentro con que no hay plazas de profesor en ningún sitio, a las pocas que salen se presenta gente que ha tenido becas Juan de la Cierva, Ramón y Cajal, etc. y con la que un recién doctorado no puede competir, La otra opción es intentar pedir las recién convocadas Juan de la Cierva, cosa que mis tutores no paran de insistirme, pero claro, mi edad no es la de una persona que nada más acabar la carrera entró a hacer un doctorado, tengo ganas de tener una familia, de tener una vida, de dejar de pasar de beca en beca y tiro porque me toca y si pido una Juan de la Cierva me plantaría cerca de los 40 para acabar estando igual o peor que ahora, porque no nos engañemos, esto en 3 años no se va a arreglar.

    Así que, en vista de que el camino académico/investigador para mí en España está cerrado he optado por abandonar el país y como con mi experiencia es más sencillo volver a la empresa, pues eso haré. Una línea de investigación que se va al garete y otro doctor que se larga de España.

  27. RyC dijo:

    Aquí un RyC. Un síntoma común a muchos de nosotros es que “estorbamos” en los grupos en los que nos hemos incorporado. Estorbamos a los que estuvieron calentando la silla, estorbamos a los jefes de grupo porque no les lamemos el culo como sus esbirros… Si yo me estabilizo, va a ser porque yo me lo trabaje, no porque me vayan a ayudar en mi Dpto.
    Eso sí, son 5+2 años de contrato, que no es moco de pavo en el mundo en que vivimos.
    Saludos

  28. postdocUS dijo:

    Totalmente de acuerdo con los comentarios. Soy posdoc en EEUU y sin grupo al que volver, ni universidad en España que pueda acogerme debido a los recortes.
    Ya se termino mi beca y continuo en Estados Unidos sin ningun tipo de financiacion, Es una situacion terrible y no tengo nada en España ni aqui.

  29. julianez dijo:

    Hay un problemilla que no aparece aquí: qué se investiga en España. Por investigar, se pueden investigar potencialmente infinitas cosas. El problema es que lo que uno investigue tenga aplicación a medio y/o corto plazo. Tales proyectos apenas existen en España. De modo que las mismas instituciones prestas en alardear del I+D+i y que llevan más de medio siglo en curso siguen siendo tremendamente deficitarias. ¿Para cuándo los resultados? De esto no se dice nada. No por tener la etiqueta de “científico” un proyecto resulta viable. La finalidad de la investigación es obtener beneficios económicos, no un puesto en el CSIC o una cátedra en una universidad.

  30. Pingback: La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué?

  31. Amara dijo:

    Me acabo de leer el post y los 35 comentarios. No sé si llorar o dejar lo que estoy haciendo y hacer la maleta.
    Las opciones aquí desde luego son ínfimas ..y para algunos, cada vez más remotas.

    Empiezo diciendo que estoy de acuerdo con el comentario de Daniel Manzano en lo de “Lo mejor para quedarse en un centro es no salir nunca de él”, especialmente en la Universidad: la endogamia de la que habéis estado hablando es mayor en ese ámbito. Cuando defendí la tesis, tenía CV suficiente como para haberme ido al extranjero de post-doc pero opté por intentar hacer carrera científica sin salir. Hace 6 años que la leí y desde entonces he enlazado una Juan de la Cierva (en otro centro nacional) y una JAE-doc, así de las pocas posibilidades que quedan para seguir en este camino es la Ramón y Cajal. Vamos, que ya puedo ir pensando en otra cosa.
    Soy consciente de la competencia y tal y como está la situación me planteo si me tenía que haber ido en su momento. Cuanto más tiempo pasa, más cuesta. Llegamos a una edad en la que queremos tener una vida (más allá de la verja de mi centro, como digo yo) . Formar una familia y vivir de la Ciencia pero no para ella.

    La sensación de desaliento y desasosiego por la que estoy pasando actualmente es tremenda, imagino que como algunos de vosotros. Supongo que será una especie de crisis existencial ante la situación, pero son muchos años, mucho sacrificio, no sólo mío y ninguna salida. Veremos, pero siendo realista (que también soy optimista por naturaleza) no creo que cambie.

    Como han dicho por aquí, hace falta una revolución en muchos sentidos.

    Gran post, Jose

  32. maduixasalvatge dijo:

    Hola desde USA. Soy otra doctora en Bioquimica que marcho de postdoc a los USA hace 6 años y aun no ha regresado. De hecho si regreso no sera como cientifica o para reincorporarme en la universidad, sino para estar cerca de mi familia a la que hecho mucho de menos. Deje el postdoc hace dos años por desilusion y perdida de motivacion. No podia mas despues de cuatro años de postdoc y ver como funciona la ciencia, de sufrir por publicar cualquier cosa para no perder becas o proyectos que siempre son de corta duracion. Pero me enamore de un americano, y aqui estoy, acabo de ser mama a los 38 años!. Es que la maternidad tambien se atrasa en el caso de las cientificas. Despues de tantos años esforzandome, estudiando, trabajando muchas horas para defender mi tesis doctoral y mi trabajo como postdoc, me encuentro ahora con un cambio de vida total, soy mama y estoy estudiando acupuntura y Medicina China, una carrera que al menos en los USA tiene mucha aceptacion y futuro. Asi que sigo estudiando…soy un cerebro fugado.

  33. Leído el post y los comentarios (eso de que seas tan famoso nos da doble faena a los lectores, ya te vale). Comparto algunas de las opiniones expuestas en general, discrepo sobretodo en lo de la diferencia en calidad/número de publicaciones entre etapas pre- y postdoctorales. Tristemente, las publicaciones dependen más del grupo donde uno se incorpore, las líneas que estén en marcha, la popularidad del tema en cuestión (sí, en ciencia también hay “modas” por increíble que parezca; tengo pensado escribir sobre ello), y tantos otros factores. Paradójicamente, los proyectos y financiaciones tienen la misma duración y dotación económica idnependientemente de si se trata de continuar una línea existente y productiva o de empezar algo desde cero.

    De este post y los comentarios se extrae, de nuevo, que la endogamia en las universidades u otros centros es un problema a tener en cuenta. Creo que objetivamente, salir “fuera”, a cualquier nivel es bueno, así que no entiendo que se “premie” tanto el quedarse en el mismo sitio. Pero ojo, tampoco hay que perder la perspectiva: siempre me ha sorprendido que se valore tan poco, a diferencia de otras disciplinas, el tener EXPERIENCIA en un campo. Si uno es un apasionado de la universidad, escoge deliberadamente quedarse en ella a toda costa, dedica todos sus esfuerzos a trabajar en y por ella desde dentro, tampoco vamos a menospreciarlo. El problema como siempre reside en los mecanismos de evaluación: ¿vienes del extranjero con un montón de publicaciones bajo el brazo y quieres entrar en una universidad que nunca has pisado antes? Chachi. Leeremos tu CV pero luego te haremos entrevistas, prepararás un trabajo, darás unas cuantas clases y un comité decidirá tu idoneidad para el puesto. Al que lleva diez años dentro, lo mismo, y si se ha acomodado y no sabe hacer más que calentar asientos, a la calle.

    Y esta reflexión (más acertada o más tonta, pero mi reflexión al fin y al cabo) me lleva al siguiente punto y que veo que nadie ha mencionado. Estamos todos de acuerdo en que “salir fuera” sólo tiene ventajas, al menos en lo estrictamente profesional. Incluso aunque no publiques nada: creces como persona, aprendes, ves las cosas con otra perspectiva. Genial. Ahora bien, ¿debería ser considerado un REQUISITO INDISPENSABLE para hacer carrera científica? ¿es justo estigmatizar a alguien que ha decidido seguir su carrera científica en su país de origen? Puede haber mucha gente que NO PUEDA marcharse unos años al extranjero. Puede que esa persona se esfuerce muchísimo más que otros, puede incluso que logre los mismos éxitos pero con muchos menos recursos: ¿no debería valorarse eso como un valor añadido en su CV? Volvemos a lo mismo: no se evalúan las personas y sus aptitudes, sino las cosas que aparecen en sus CVs. Y resulta que igual uno se ha tirado 5 años en el extranjero porque se fue de estancia y encontró el amor de su vida que trabajaba también en el mismo Instituto de Investigación. Mira tú qué suerte. Y a lo mejor ha publicado los mismos artículos que yo, estando en un centro de la misma ciudad donde hice mi tesis. ¿Por qué a él se le va a puntuar más en su CV que publicase en un centro extranjero? Esto, sigue pasando y mi propio jefe me explicó resignado que tristemente se sigue valorando más el HABER ESTADO fuera, como una señal de independencia y capacidad de liderazgo. Y yo digo: UN JAMÓN. Eso es un #ranciofacts en toda regla, una concepción chapada a la antigua y digno de Bienvenido Mr. Marshall. Si tengo que liderar un grupo de investigación, haz como en hacen en el EMBL y tírate tres días evaluando gente, escuchándoles dar charlas y entrevistándoles diez personas distintas. Entonces verás quién vale para dirigir un grupo y quién no.

    Todo lo demás, son pamplinas para excusar la mediocridad de las instituciones, los que las manejan, y los que se aprovechan de toda esta mediocridad para hacer su agosto y vivir muy bien. Como en todos lados, vamos.

    No entro más en mi historia personal ni otros detalles que me parece deberían tratarse porque me estoy pasando con la extensión del comentario, así que como te prometí en cuanto encuentre el momento escribo una réplica a este post en mi blog y seguimos debatiendo. Y eso que lo has hecho completísimo y has dejado muy clara la situación actual, pero bueno así me desahogo sin remordimientos, que esta es tu casa y no quiero abusar de tu confianza ;)

    Saludos a todos y muchos ánimos, seguramente nos encontraremos todos por el extranjero ya veremos entonces quién levanta este país de pandereta.

  34. Siempre ha sido complicado buscarse un hueco en el mundo de la investigación. Espero que los alumnos de bachillerato que se ilusionan con estos temas no desfallezcan y sigan esforzando por conseguir sus objetivos. Esta muy bien el plantear vías alternativas a la clásica estancia en el extranjero.

  35. sisifo dijo:

    Al final es siempre lo mismo. Cada cual defendiendo las posiciones que más le podrían beneficiar. Unos quejándose de la endogamia, pero seguro que éstos verían bien el que fueran ellos los enchufados.
    La realidad es que en Hispanistan no hay ciencia. La poca que hay son las migajas que deja el sistema, la mierdecita por la que se pelean miles de moscas. Además en la empresa privada un doctor es simplemente despreciado.
    Lo mejor es no nacer español.

  36. Caraculo dijo:

    Otro fuera: el problema de la universidad es todo este lameculismo y sistema de plazas publicas. Da igual el sistema que hagas que siempre esta lleno de mediocres que solo piensan en el sistema para conseguir su soñada plaza premio de tanti esfuerzo. A mi las plazas me sudan la polla, igual que las métricas y toda esta mierda. Hago lo que creo mas conveniente cientificamente sin importarme el sistema. Y no se si es suerte pero de momento no he tenido ningun problema. Ni tampoco espero ninguna plaza en el futuro. El producto de mi esfuerzo es mi formación. Y eso me hace autosuficiente.

  37. Caraculo dijo:

    A ver si se aprende de una vez que no por mucho estudiar tienes derecho a que papa estado te mantenga. Tanto lloriqueo por una plazita.

  38. pjballester dijo:

    Alguien ha mencionado que “lo mejor para quedarse definitivamente es no marcharse nunca. Por desgracia es la opción a la que se suelen acoger los mediocres; además es muy peligrosa, porque hace que las universidades se llenen de personas con poco (o nulo) interés científico, que se han preocupado únicamente de buscarse su hueco y que, por esa lealtad extraña de algunas instituciones, se mantienen en las relaciones de puestos de trabajo, aunque su aportación investigadora sea prácticamente nula”.

    Me gustaria an~adir que esta “opcion” es jugarselo todo a una carta. Muchos de los que se aprovechaban de la endogamia para conseguir una plaza permanente se estan viendo ahora en la siguiente situacion:

    1 No va a ver plazas permanentes nuevas en mucho tiempo (o al menos muchas menos).

    2 El jefe de grupo se queda sin dinero de proyectos para mantenerlos.

    3 Con 35+, esta gente no es atractiva para otros trabajos en Espan~a y no tiene CV para ir a ningun sitio en el extranjero (ni de postdoc).

    La verdad, no me gustaria estar en su pellejo…

  39. mortiziia dijo:

    Vengo con otra pregunta, a ver si con ésta tengo más suerte: ¿conocéis a muchos españoles con una plaza fija como investigador en el extranjero? Yo tengo constancia de muuuuy pocos, y creedme que no será por no conocer a científicos españoles desperdigados por todo el mundo. En el caso de los Estados Unidos hay que añadir una cosa más a la pregunta: “¿conocéis a algún español en los Estados Unidos con puesto fijo en investigación y que NO esté casado con un ciudadano estadounidense?”. Porque a día de hoy pocos centros de investigación, sean universidades, departamentos de empresas o X, está patrocinando a extranjeros para algo aparte de un visado de no-inmigración en este país. Los que tienen pareja estadounidense tienen la ventaja de que se patrocinan “solos” y pueden optar a la nacionalidad mucho antes (algo importante en el caso de proyectos financiados por el gobierno, porque requieren security clearance). Es indiscutible que trabajar como científico en España es casi misión imposible y que la situación es mucho peor que la de ningún otro sitio que conozca, pero quizá tengamos que mirar a la foto general para darnos cuenta de que, simplemente, hoy por hoy no hay trabajos estables para todas las personas que tienen un doctorado bajo el brazo y mucha ilusión por investigar. Mi pareja, con años de experiencia y trabajando en la actualidad en un importante laboratorio de Física en los Estados Unidos, se tiene que volver a Inglaterra aceptando el primer puesto de varios años que le han ofrecido, porque en el laboratorio de aquí solamente quieren a ciudadanos estadounidenses como empleados fijos (política no descrita en sus ofertas de trabajo expuestas al público, por cierto). Nos mudamos en cuatro meses. Dentro de dos, tres o cinco años nos tocará mudarnos de nuevo, casi con total seguridad. Es la pura realidad del científico: no hay estabilidad, ahora menos que nunca.

  40. Pingback: Bitacoras.com

  41. Pingback: Enric I. Canela » Blog Archive » L’incert programa dels doctors que vulguin dedicar-se a la recerca a l’Estat espanyol

  42. Pingback: La estancia postdoctoral… ¿cómo, dónde y para qué? | Ciencia, Cultura e Innovación | Scoop.it

  43. Ununcuadio dijo:

    Llego tarde, pero dejo un comentario tardío: quizá porque me encuentro en una etapa intermedia a la que enumeras me parece que te has quedado “corto”: ahora con la dichosa Bolonia (que no entiendo porque me pilla a mí que soy del plan viejo) hay que hacer un máster: en mi caso, me salió bien porque soy “familia numerosa” pero imagino que para el resto será un tostón buscarse una beca o desembolsar, y más con la subida de tasas.
    Por lo demás, las FPU no han salido, y como no sé si conseguiré o no la beca para el doctorado, no me puedo comprometer definitivamente con empresas así que pierdo oportunidades de contrato. Y estoy parada desde que defendí el trabajo fin de máster.
    En cuanto pueda me piro al extranjero, eso clarísimo!!! :)

  44. ISA dijo:

    He leído todos los comentarios con interés y mi situación es la de muchos millones de personas: estoy en el paro desde que se me acabó el contrato el 30 de setiembre. Mi situación es la siguiente:
    1. Soy doctora en químicas desde julio de 2011.
    2. Tengo dos hijas, un marido, una perrita y UNA HIPOTECA.
    3. Tengo 38 años.
    4. Vivo en Mallorca
    5. En el grupo en el que me doctoré han pasado de mí: son del tipo de grupos en los que eres bueno y te tratan bien cuando trabajas con beca (sin costarles un euro), pero cuando acabas la Tesis te conviertes en un engorro y no saben como echarte para sustituirte por otro becario.

    Y ahora ¿QUÉ?
    La investigación aquí es una utopía.
    El salir fuera (incluso de Mallorca) es imposible.
    No hay trabajo porque prácticamente no hay laboratorios.
    Sin el título de Formación profesional no se puede trabajar en un laboratorio hospitalario (aunque seas doctor).
    Como profesor con los recortes está muy difícil y no me puedo pagar el Máster en Educación Secundaria estando en paro.

    Si alguien tiene alguna idea o solución para una situación así, que me lo diga.

    Un saludo a todos.
    ISA

  45. Pingback: Experiencia de un postdoc en el extranjero | El Blog Falsable

  46. Marph3 dijo:

    Yo estoy perdida. Sé a dónde quiero llegar, pero no encuentro el camino. Terminé mi tesis hace un año en España, en un grupo muy mediocre, con no muy buenos resultados (ainsss si hubiese sabido lo importante que era escoger un buen grupo para hacer la tesis!) y ahora.. ¿qué? Quiero hacer un postdoc, pero o yo no sé buscar donde hay que hacerlo, o los requisitos son inalcanzables para mi. Por supuesto no cuento con ningún contacto ni dentro ni fuera de España (2’5 años de tesis no dan para más) que me haga “el favor” de dejarme aunque sea merodear por su laboratorio, para recordar lo mucho que me gustaba la ciencia y lo quemada que terminé. Acepto sugerencias :D

    • David dijo:

      Os cuento mi caso, porque creo que por ahi va el futuro de nuestra querida universidad. Acabé la licenciatura con notas medias y me puse a trabajar. Solicité una beca doctoral que me denegaron. Hice el doctorado mientras trabajaba y finalicé mi tesis ocho años después. Había publicado poco pero conseguí una plaza como profesor asociado en otra universidad con una clase asignada. Obviamente no me planteo la carrera académica, se gana más en la empresa privada y puedo investigar sobre lo que me gusta, sin plazos y con el “emblema” de la universidad para publicar y poder dedicar algo de tiempo a lo que me gusta.

  47. Klaudia dijo:

    juuuuu pues yo ya no sé que hacer…leyendo a todos…. por un lado me ofrecen una plaza de investigador-profesor de tiempo completo en una universidad fuera de mi provincia (lo cual no me hace mucha gracia) y por otra, pienso en mi espíritu aventurero y de crecimiento. Acabo de graduarme del doctorado, y estoy en la disyuntiva entre hacer un posdoc en el extranjero y regresar para hacer carrera académica y buscar una plaza… o encerrarme (si es que efectivamente me la dan, habrá que ver) de una buena vez, a hacer ciencia en esa pequeña provincia. La idea es que pienso que a lo mejor con mi posdoc podría conseguir una plaza de tiempo completo en la capital. O seguir el camino de David, dedicarme a la privada y no preocuparme por una institución.

  48. AGSG dijo:

    De verdad que lei todos los comentarios y no me queda más que tener miedo… no soy de España, soy de México, y creanme la situación está muy igual, en unos días defiendo mi tesis doctoral, y estoy con una de esas dudas existenciales, de trabajar en la industria (si es que hay oportunidad) o de quedarme y seguir con el post doctorado, claro en el mismo centro de investigación en el cual estoy. Tienen mucha razón aquí es igual, si te quedas dentro del centro de investigación, tal vez en unos meses ¿Años? algún Doctor decida jubilarse/pensionarse y esa plaza será como comida para lobos, para los que se quedaron esperando esa oportunidad. Y pues irme a otro país, al menos a corto plazo, no es opción, tendré que ser de esas que aunque la ciencia sea algo muy preciado, la tendré que dejar a un lado para poder encontrar esa estabilidad laboral a la que muchos aspiramos, aunque no sea lo que esperaba. Creo que la investigación, a nivel mundial, cada vez esta peor, ni hablar, a buscar trabajo !! Suerte a todos los que hacen ciencia, que por cierto me encanta, pero bueno de ciencia no viviremos siempre si seguimos así !!! Suerte !!

  49. Creo que no merece la pena dijo:

    Soy doctor desde hace 5 años y medio. A pesar de tener por meritos propios una FPU hice un doctorado largo de 8 años en los que compaginé paro-contratos-becas. Después de ello, opté (con desacierto) por quedarme en este país. Allí, más de lo mismo: contratos (cada vez más menguados de tiempo y dinero), falsas promesas, lameculos, explotación, nula independencia para desarrollar mi labor-carrera, etc. Y ya por fin, el único fin para todo aquel que permanece en España y no tiene un dedazo afin que le señale. No sé cómo estarán otras orientaciones; pero cada vez más tengo en cuenta que España no demanda ni licenciados, y menos aún doctores. No merece tanto esfuerzo, y lo único que conseguirás es esforzarte por nada, y un día despertarás y verás cómo han pasado los mejores años de tu vida, y mientras tus amigos y compañeros (con sus más y menos) tienen una vida, tú no tines nada y, voilá, estás fuera del sistema: no universidad (no tienes el dedazo), no carrera científica (aquí se publica mal, y es de esperar cada vez peor), no oportunidad industrial (desengañémonos, en España no hay empresas de I+D+i, y es más ésta si buscan algo, es un recién licenciado o como mucho recién doctorado al que explotar y pagar una miseria, que es lo máximo que están dispuestos a invertir en ciencia), y ni tampoco la opción de irse (percibo que ya se nos ve como un país mediocre, y eso no será nada para dentro de unos años).
    En conclusión (y esto no va por mí; sino por aquéllos que os estáis planteando empezar), sé que una opinión no es indicativa, y que todos los campos-salidas están muy muy mal. Sé que la ciencia es muy apasionante y a todos nos ha cautivado. Pero yo que tú, me pensaría muy mucho es tomar la opción del PhD. De ti depende. Ojalá tengas suerte; pero lo más probable es que formes parte de esa gran mayoría que no, y habrá desperdiciado parte de su vida cuando ya sea demasiado tarde para rectificar.
    Si quieres hacer ciencia y eres recién licenciado, mi consejo: el PhD fuera de España, en un país anglosajón, da por hecho que no volverás, y búscate una pareja local.
    Por lo demás, dedícate a cajero del Mercadona o lo que sea, es lo que único España puede ofrecer (a día de hoy y tal vez en muchos años).
    Suerte!!!

  50. beautifulsci dijo:

    Hola
    Yo soy licenciada en Biología y ahora mismo estoy en Alemania con una beca del Santander compaginada con un contrato, cogiendo la experiencia en laboratorio que no cogí durante la licenciatura. Me llama mucho la atención que todo el mundo se queje de lo mal que van las cosas en España, pero nadie plantee una solución para esta situación. Las alternativas, por lo que parece, son jodernos o correr, o las dos cosas. Nadie se plantea una nueva vía, que sería intentar solucionar las cosas aquí. Se que soy muy joven y lo más probable es que esté pecando de ingenua, pero creo que las salidas individualistas que estamos planteando no son las mejores. ¿Nos quejamos del enchufismo que hay en España? Bien, presionemos para que se creen organismos independientes a la hora de conceder contratos y plazas que juzguen cuales son los candidatos adecuados (no deja de tener su complicación, pero todo se puede debatir). ¿No se destina dinero para investigación? No porque no lo haya, sino porque los gobiernos siguen considerando que el I+D no sirve para nada. En general creo que los científicos hemos dejado muy de lado la comunicación con la sociedad, somos unos frikis apartados de la realidad, y en general sin valores más allá del reconocimiento profesional. Y por ello nadie nos hace caso. Además (y vaya por delante que no tengo mucha idea, me baso en lo que he leído aquí y allá, si alguien me ayudara estaría encantada) por lo que sé el sistema de financiación en España es bastante absurdo. En fin, creo que un poco más de quehacer político nos vendría muy bien. Se supone que somos mentes pensantes, e incluso brillantes, que se encargan de solucionar problemas de la forma más objetiva posible, no una panda de corderos que se conforma con las migajas que le caen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s