Atención, pregunta: ¿Hay que contestar a los trolls?

Si usted ha comenzado a leer este post puede ser por dos motivos. El primero de ellos es porque sea lector habitual de Scientia y al leer el título de la entrada de hoy, y conociendo cómo nos las gastamos en el blog, esté pensando… “la que se va a liar”. El segundo de los motivos es que usted haya visto de casualidad dicho título y le haya llamado la atención observar que hay un bloguero que, contradiciendo todos los principios de la divulgación científica, va a hablar de trolls en su blog… pero ustedes ya saben que Scientia no es un blog políticamente correcto, así que allá vamos.

Sin embargo, siento defraudarles tanto a los unos como a los otros porque ni un servidor va a arremeter contra nadie, ni la intención de este post es que yo hable de trolls, sino ustedes porque, entre otras cosas, aun no sé lo que son exactamente esos personajillos… pero vayamos por partes porque a estas alturas seguro que ustedes se están preguntando cuál es la razón por la que hoy en Scientia los trolls van a protagonizar este post.

Hace exactamente una semana publicamos una entrada en la que se hablaba de los pánicos alimentarios titulada “La coca cola, el colesterol y las bayas de Goji unidos por un surrealista principio de precaución”. Pues bien, a raíz de ese post se originó una acalorada discusión llegándose a más de 100 comentarios en los que se defendieron diferentes posturas aunque un servidor, intencionadamente, intervino poco porque viendo la que se estaba montando comencé a pensar en el artículo de hoy.

Pues bien, entre todos los comentarios uno me llamó poderosamente la atención, a mí y a mi santa madre que aun se está recuperando del shock que sufrió tras leerlo, y que paso a reproducir a continuación.

“Gracias a la gentuza como tú (que se venden por un plato de lentejas, y encima transgenicas… o no, porque tú se las recomiendas a los demás, pero me encantaría hacerte un expermiento alimentandote a tí solo de trasngénicos durante 4 mesecitos, y luego sacarte la foto del higado saliendote por la boca, y tú los abes, por eso probablemente no te las comerías ni bajo amenaza de muerte) viven alimañas monstruosas que deberían ser extermniadas de la faz de la tierra tipo Monsanto.

A ellos se les ve venir de lejos. pero sois vosotros, sus acoholitos convenientemente untados y amaestrados, los encargados de conseguir engañar y confundir a una parte de la problación y los agricultores, para que nos envenenen alegremente y nos dejen más estériles y “amorfos” genéticamente que vuestros podridos cerebros egoistas. Solo para que tu puedas seguir cobrando, en vez de ser valiente y buscarte un trabajo digno.

 Gente como vosotros son los que me dan mas asco. Mas asco que los ricos y poderosos (que defienden lo suyo y muchas veces no han conocido otra cosa), pero que para dominarnos necesitan des puercos lacayos que les hacen el trabajo más sucio.
Que te aproveche.”

Estarán de acuerdo en que solamente por haber leído este “simpático comentario” ya ha merecido la pena haber entrado hoy en Scientia

Es posible que ya haya quien esté pensado que haber reproducido este comentario es un error ya que se está alimentando al troll… pero realmente me da igual si a cambio consigo que ustedes me den su opinión sobre una serie de cuestiones que les voy a hacer a continuación.

En primer lugar me gustaría saber su opinión acerca de si el autor de un blog debe aprobar este tipo de comentarios para su publicación o, por el contario, debe censurarlos para que, entre otra cosas, tu madre no piense que te vendes solamente por un plato de lentejas, que uno tiene su caché y no es plan tirar por tierra tu reputación públicamente.

Pero además, y cómo les he dicho anteriormente, yo no tengo claro si el autor de este comentario es un troll o no. ¿Qué es un troll? ¿El que expresa una opinión contraria a la tuya? No creo. Hay quien dice que estos personajes son los que llegan, te dejan un comentario como el que han podido leer anteriormente y desaparecen. Otros comentan que los trolls son más sutiles y dan argumentos contrarios a las posturas adoptadas por el autor del post comenzando así un hilo interminable de comentarios… ¿Cuál es su opinión?

Claro que las dudas siguen asaltándome. Si hemos decidido publicar este tipo de comentarios tan edificantes… ¿Qué debemos hacer a continuación? ¿Es preceptivo contestar o mejor indiferencia? Si contestamos a este tipo de textos, ¿cuál debe ser el tono y el contenido de nuestra respuesta?

Pero imaginemos que el comentario del posible troll es otro, menos agresivo pero incoherente científicamente desde nuestro punto de vista. ¿Debemos debatir con el troll eternamente?.  Además, ¿en qué momento de la conversación nos damos cuenta que es un troll?

Una vez llegados a este punto del post, les voy a pedir un favor. Sin esperar a leer lo que viene a continuación, escriban su opinión acerca de las cuestiones anteriormente expuestas. ¿Por qué? Porque a pesar de que anteriormente les he dicho que el objetivo de este post es saber su opinión personal, también es conocido por los lectores habituales de Scientia que aquí siempre nos mojamos y damos la nuestra… y si han escrito ya su comentario estoy seguro que no se dejarán influir por lo que voy a decirles… claro que ustedes son suficientemente inteligentes para hacer lo contrario… ¡¡horror, ya me estoy troleando a mi mismo en mi propio blog!!

Lo primero que quiero dejar claro es que, a mi parecer,  en la pregunta con la que titulo este post hay una trampa porque no existe una respuesta correcta o una incorrecta.  A un troll no hay que contestarle ni dejar de contestarle… hay que hacer lo que al dueño del blog le parezca oportuno. En las jornadas de #MurciaDivulga puede escuchar a grandes divulgadores diciendo que ellos ni contestan ni admiten sus comentarios y a otros no menos espectaculares colegas diciendo lo contrario… ambas posturas me parecen correctas.

En mi caso, siempre he contestado el primer comentario de todas las personas que han pasado por Scientia, sea cual sea el tono empleado, y, además, hasta ahora no he censurado ni uno solo de los recibidos en el blog… me lo paso bien.

Eso sí, a ciertos comentaristas, y una vez dada la primera respuesta, no les he vuelto a contestar por mucho que hayan insistido… pero me gustaría aprovechar este post para hacer una reflexión personal.

Julio Verne
Julio Verne

En mi opinión, si hay algo que se le debe pedir a un divulgador científico, o más bien exigir, es que piense lo que piense siempre que se manifieste lo haga siguiendo dos premisas. La primera de ellas es que cualquier cosa que afirme acerca de su trabajo o del de otros debe ser argumentada con criterios científicos sólidos y serios. Eso no significa que su certeza sea absoluta ya que la historia ha demostrado como los científicos muchas veces nos equivocamos porque como dijo mi admirado Julio Verne “la ciencia se compone de errores, que a su vez, son los pasos hacia la verdad”.

Sin embargo,  y a pesar de que estamos atravesando unos tiempos donde la irracionalidad está llegando al campo de la divulgación hasta los límites que han podido comprobar anteriormente, donde no podemos errar es en la segunda de las premisas.

Un divulgador no puede dejarse arrastrar por la crispación, la sinrazón e incluso el insulto personal con el que a veces se encuentra y debe siempre transmitir la Ciencia de forma correcta y elegante, lo que no es incompatible con la contundencia de sus exposiciones e incluso con la más fina de las ironías… aunque a veces esos ataques descarnados nos dan vidilla a algunos de los que andamos por aquí.

Si recuerdan el último punto del “Decálogo de la divulgación científica” de Scientia, un servidor tiene un blog, entre otras cosas, para pasárselo bien… y yo me lo paso bien entrando al trapo de muchas, que no todas, de las muletas que me ponen delante. Y no solo eso, sino que además de vez en cuando intercambio e incluso le robo sus trolls a algún que otro divulgador. Eso sí, a mi estilo, que para eso soy un “acoholito que me vendo por un plato de lentejas transgénicas”  y ojito con lo que me dicen a partir de ahora que les dejo “estériles y amorfos genéticamente” … ¡¡soy el trolls de los trolls!!

Ortega y Gasset
Ortega y Gasset

Sin embargo, y antes de concluir me gustaría dejar claro que, a pesar de que estoy de acuerdo con José Ortega y Gasset en que la ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión”, también pienso que “no todas las formas de discutir son válidas” por lo cual hoy en Scientia acuñamos una frase que diremos en Estocolmo el día de la recogida del Premio Nobel que, como ya anunciamos hace unos meses, nos está a punto de ser otorgado: “Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión… pero no toda discusión sobre Ciencia es válida”.

Jose, “el acoholito”.

PD: Esta entrada participa en el Carnaval de los Trolls… a celebrar en la Tierra Media próximamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación científica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

151 respuestas a Atención, pregunta: ¿Hay que contestar a los trolls?

  1. moigaren dijo:

    Muy interesante la entrada.
    Yo estoy a favor de dejar que los trolls expresen su opinión, ya que muchas veces, como en el caso que mencionas, la forma en que se expresan ya les descalifica. Además, así no podrán ir luego por ahí diciendo que no han podido defender su postura.
    También creo que se les debe responder, como a cualquier otro comentarista del blog, pero no alimentar la discusión. Normalmente los trolls no van a cambiar su opinión por muchas evidencias científicas que les presentes (opinión que no está cimentada en evidencias científicas sólidas). Además, el usar la ironía y un tono pausado contra el tono crispado que suelen emplear deja una mejor imagen en el observador neutral. Unos apoyan su versión con datos y otros con insultos y malos modos.
    Yo en mi blog, como solo lleva dos entradas, no he recibido la visita de ningún troll, pero sí que los conozco de otros foros.
    Saludos.

  2. Maiguel dijo:

    Sobre lo que es un troll, muchas veces creo que se simplifica sobremanera lo que es un troll, sobre todo lo he visto en blogs de divulgación. A veces son simplemente personas que es la primera vez que están en el blog en cuestión y que, aunque suelten en mismo argumento antes mil veces desmontado, para ellos es la primera vez. Simplemente son gente ingenua, con buenas intenciones pero ignorantes o demasiado influenciados. Gente que piensa efectivamente que cultivando lechugas ecológicamente se salvará el planeta de las garras del mal. Descalificarles no ayuda. En ocasiones me gustaría ver más espíritu pedagógico en blogs precisamente de divulgación, que para eso se supone que son. Dicho esto, en este caso me parece que el autor del comentario no es que sea un troll, es que es el rey de los trolls (¿o trolles?). Lo que me lleva a la otra cuestión. Desde el momento en que escribimos un blog abierto a todo el mundo y con vocación de llegar a la mayor audiencia posible, estamos expuestos a las opiniones de los demás. El mero hecho de bloquear un comentario de un troll es darle importancia. Lo deseable sería que el troll publicase el comentario y este fuese ignorado por el autor del blog y los lectores habituales.

    Esta era mi opinión antes de leer la segunda parte del post, puede necesitar ser matizado después de haber sido influenciado por el artículo completo.

    • wackman dijo:

      La figura del Troll surgió sobre todo en los foros, donde se identifican mejor. En los comentarios de cualquier noticia también pueden surgir, pero estoy de acuerdo contigo en que se pueden confundir trolls, que solo buscan meter cizaña y armar follón; con pobres ignorantes fanáticos que no están bien informados, y en un blog de divulgación ésto último hay que combatirlo. Así que mientras se pueda, que se intente responder a los comentarios que se pueda, pero somos personas y tenemos un límite y un tiempo precioso que disfrutar.

    • Me interesa tu opinión en el momento que la has hecho.
      Gracias!!

  3. Galiana dijo:

    Buen comentario, acertado y directo, en la línea de Scientia.
    Respecto de contestar o no a un Troll siempre si su comentario es con respeto y educación se merece una primera respuesta; si el tipo demuestra que la cerrazón es su bandera en la contrareplica y el debate no va a tener cabida lo mejor es no gastar el teclado del pc en cosas tan vanas.
    Un saludo

  4. Los mejores trolls, con diferencia, son los que sostienen opiniones contrarias con argumentos aparentemente válidos. Con esos se aprende mucho: técnicas de debate, control emocional… En ocasiones incluso te revelan aspectos del tema en cuestión que no conocías, o te ofrecen perspectivas radicalmente diferentes a la tuya que conviene tener en cuenta para otras ocasiones. No abundan. Casi diría que afortunadamente, porque ocupan mucho tiempo.

  5. Buenas a todos,
    En cuanto a lo que has escrito me gustaría decir que mi experiencia con los trolls no es muy amplia, pero sí que la he tenido, sobre todo en Twitter. A los trolls, primero los calificaría como unos cobardes. ¿Por qué? Pues simplemente porque escriben sin identidad. Aparte de esto, hay diferentes tipos de trolls y dependiendo de qué tipo sea le escribo de una forma u otra. (El tipo de troll lo identificas por la experiencia).

    En mi experiencia siempre he contestado a este tipo de personajes pero como bien dices, hasta un cierto punto, pues aparte de que pocas veces argumentan sólidamente, la mayor parte de sus intervenciones en blogs, redes sociales, las hacen de una forma cerrada. Cerrada en el sentido de que siempre quieren llevar la razón, sea como sea. Para mí, representan el sector de “la sin razón”, donde la mayor parte de las veces hablan con un tono despectivo (como te pasó a tí) y poco argumentado.

    Para terminar te doy la enhorabuena por haber escrito este post. Un saludo!

  6. Aprendiz de acoholito dijo:

    Quizás habría que replantearse la educación primaria. Aprender a comer, aprender a dormir, pensamiento crítico, cómo hacer la declaración de la renta…y habría menos trolls, no crees?
    Aunque un poco de trollismo siempre va bien, ni que sea pa de reir un rato.
    “Dios, dame la serenidad de aprobar los comentarios que no puedo cambiar, el coraje para censurar los comentarios que sí puedo cambiar, y la sabiduría para saber la diferencia”. Acoholitos Anónimos

    • coro dijo:

      ¿ Propones un pensamiento único lineal desde la escuela para evitar las discrepancias? Una especie de adoctrinamiento o lavado de cerebro.Interesante. 🙂
      Creo que pretender que las ideas contrarias a las nuestras son negativas en sí mismas, es un error. Supongo que en el ámbito científico (que creo que es de lo que va el blog al que entro por primera y no última vez), las ideas se pueden desmontar, tomando como referencias hechos sondables y demostrados, por lo cual no se da demasiado lugar a la experiencia troll.
      El punto “troll” en su cúspide se puede llegar a alcanzar en temas que nadie puede demostrar claramente quién tiene razón. Porque todo el mundo se puede creer experto en la materia, al no haber hechos tan claros como en la ciencia. Si dices que tiras un objeto y la gravedad lo atrae, no vas a tener que dar demasiadas explicaciones. Sin embargo si dices que Kandinsky era un genio (o viceversa) seguro que vas a tener una acalorada discusión con cualquiera que tenga ojos.
      A pesar de todo, estas personas contrarias al pensamiento expresado, yo, no las considero trolls (trolles o troles o lo que sea). Para mi los trols son gente que deja mensajes sin sentido, o que simplemente se dedican a insultar, sin involucrarse de ninguna manera en la conversación o hilo argumental que se está exponiendo.

    • Gracias aprendiz de acoholito!!
      Me apunto esta frese: ““Dios, dame la serenidad de aprobar los comentarios que no puedo cambiar, el coraje para censurar los comentarios que sí puedo cambiar, y la sabiduría para saber la diferencia”.
      Jose

  7. Alfonso LC dijo:

    Te hago caso y escribo este comentario a mitad de lectura de tu post.
    Largo de hablar. Intentaré ser breve.
    Hay varias “especies” de troll:
    1.- esta el troll vulgaris que arremete de forma burda contra tus argumentos insultando y con ideas del tipo “eres en vendido…”
    2.- y el troll sutilis algo más inteligente y que en su subespecie enrollaticus pretende lo que se llama “maniobra del desgaste” que incluye múltiples réplicas y contraréplicas cuando tú, inocentemente, pretendes convencerlo de buenas formas de que su raciocinio es un caso perdido.
    Conclusión: censurar NO, contestar SI pero corto, claro y sin perder mucho tiempo porque un troll seguirá siendo un troll a pesar de tus palabras

  8. Sigo bastante este blog así que te daré mi opinión. Para mi un troll no es el que debate, sino el que al hacerlo te hace perder el tiempo. Me explico: en una clase hay alumnos que levantan la mano y hacen sus preguntas para aclarar la situación o bien haciendo aportaciones que permiten al profesor mejorar su explicación del concepto. Estas aportaciones enriquecen la clase. Por otro lado, hay aportaciones absurdas, o bien de gente que no entiende de qué se está hablando, gente que no se ha estudiado el temario anterior, gente que sólo quiere llevar la contraria… Esos son para mi los trolls. Mi consejo: mucha paciencia y una respuesta amable, y si insisten les pones varios links hacia distintos artículos científicos y les recomiendas encarecidamente que se los lean. Ni ellos tienen ganas de leerlos ni tu vas a esperar que lo hagan, pero muchos cesan en el intento.

  9. Tu otro troll, y cada día el de más gente. dijo:

    En ocasiones me han llamado troll.
    En mi blog permito todos los comentarios. Doy gracias incluso por los insultos personales. Me gusta que quien me insulta tenga faltas de ortografía y si además deja palabras como “gilipoyas” las considero su firma y le sugiero que las deje escritas en el recuadro donde pone Anónimo.
    Mi blog es un blog de ciencia. Contesto a todos ignorando faltas de respeto y tratando de convencer. O en el caso de ideas repetidas le contesto con los links donde ya escribí sobre el tema. No he tenido a ningún troll pesado que repita una y otra vez. Supongo que se cansan o se van, o tal vez son los mismos anónimos una y otra vez o con nombres distintos.

    Decía que en ocasiones me han llamado troll a mí en otros foros. Me lo han llamado por defender mi postura con argumentos, por escribir demasiado. Por ser el único que estaba en contra de lo que decía el autor del blog y contestar a sus 10 fans que le defienden con saña. Me han atribuido anónimos que yo no había escrito pero que defendían lo mismo que yo. Y finalmente he comprobado que para el autor todo comentarista que no estuviera de acuerdo con él en algo era un troll y a todas horas hablaba de trolls en su twitter y en su blog.

    Ser un troll básicamente depende del blog en el que entres. Si eres negro y comentas en un blog del Ku- Klux-Klan (KKK). Por buenos que sean tus argumentos. Por respetuoso que seas, serás un troll, preparaté a las iras del blogguer en cuestión. Nunca comentes en un blog religioso que tienes derecho a ser ateo y que cuando culpan de todas las catástrofes del mundo a la pérdida de fé y a los ateos te acusan injustamente: serás un troll.

    El autor de un blog de ciencia pero con muchos fallos, me llamó troll y lo hizo una y otra vez en todos los medios posibles, twitter, facebook, su blog, otros blogs. Para mí que el comportamiento troll era el suyo, pero sus amigos no pensaban igual. Me acusaba de llevar la discusión yo a otras partes. Me puso un mote en su twitter y hacía referencias a él una y otra vez. Bien, soy su troll. Y para mí es alguien que se equivoca, que tiene un prejuicio contra toda mi profesión, ya sabes, la eterna discusión entre arquitectos y aparejadores o sobre si podemos hablar de la monofilia de las espermatofitas o no. Para quien ve trolls los hay por todas partes.

    El ejemplo que pones es bueno. Un buen troll. Pero para muchos blogueros cualquiera que no esté de acuedo con ellos es un troll, y eso tampoco es.

    • Si escribes mucho “troll” :-), en algún curso sobre TIC`s me criticaron porque suelo escribir respuestas muy ampias y que eso iba en contra de la “etiqueta en el internet.”…lo siento pero me gusta escribir y comentar…supongo que eso me hace una “troll” para los que disciernen de mi punto de vista. Así que si me topo con tu blog por lo menos no criticaré que escribas mucho. Concuerdo contigo en que el entorno en el que se desarrollen los comentarios implicará lo que se considere un “troll”.

    • no name dijo:

      totalmente de acuerdo, a alguna gente se le llena la boca llamando troll a cualquiera que lleva la contraria: hay la opinión (politicamente correcta) acorde con el redactor, y si alguien discrepa, es habitual que alguien recurra a cuestionar la inteligencia del interlocutor o que sin más lo tilden de troll para desacreditar su opinión y callarle. Creo que a nadie le gusta que le ¿insulten?, y que llamar troll a alguien es la razón de esos “hilos eternos” de los que hablais, no el afan de molestar que se atribuye a esos supuestos trolls.

      Yo creo que no hay trolls, que hay personas y que hay opiniones. La expresión troll me parece algo casposa y corta de miras, como las palabras facha rojo perroflauta y demás etiquetas que no terminaré de entender en la vida.
      De todos se aprender, pero de quienes más se aprende, es de quienes no piensan como nosotros ni comparten nuestras opiniones. Podemos aprender qué no entienden y cómo podríamos mejorar nuestra comunicación, podemos adquirir nuevos puntos de vista que no nos habiamos plantead, podemos aprender muchas cosas… Pero casi siempre, se tienda al sectarismo, o estás conmigo o estás contra mi.
      En fin, humanos, siembra truenos y recogeras tempestades

      • noobgp dijo:

        Los trolles existen, desde luego. El problema es cuando la gente deja de distinguir troll de “opinión diferente”. Troll es el que opina por llevar la contraria. El que “flamea” (inicia un “flame”) por el mero hecho de crispar. Son difíciles de distinguir de distinguir de las verdaderas opiniones contrarias, pero sin embargo la gente se lo atribuye a la mínima.

      • doctormapache dijo:

        Troll es una palabra que define a aquel que entra en un sitio para crear un impacto negativo. Existe el comportamiento ergo existen los trolls, podemos discutir si es algo temporal en una persona o algo intrínseco a su manera de ser, podemos discutir si es por ignorancia, maldad o ambas, o incluso por un deber autoimpuesto de defender sus ideas a cualquier precio pero negar que existan es negar el problema.

        A un troll se le utiliza, por que en su mente no está el que pueda estar equivocado, al fin y al cabo es una caracerística del troll, se le utiliza para argumentar a un tercero, para demostrar a otros cuan equivocados estan sus (los del troll) argumentos, para reirte, para afinar argumentos propios y mejorar tu oratoria, y, por que no, trollearle tú, pero ¿discutir con ellos? Perdida de tiempo.

    • Y por qué no dices cuál es tu blog?
      Un saludo y gracias por tu aportación!! Estoy de acuero con muchas cosas de las que has dicho…
      Jose

  10. Buenas

    Yo reconozco que soy expeditivo. En la ventana de comentarios de mi blog salen unas pocas reglas que dicen que no suelo contestar a los anónimos y que los comentarios con enlaces comerciales o con insultos serán borrados.

    En cuanto a los trolls que se identifican. Si el que viene “preguntando” te dice algo del estilo “debes abrir tu mente”, “no estás en posesión de la verdad absoluta, pero yo sí”, o te mete un link a un sitio de pseudociencia, le contesto que yo con las creencias religiosas personales no me meto, que mi blog es un sitio dedicado a la ciencia , no a los dogmas de fe, y dejo de responderle, además de borrarle los comentarios subsiguientes.

    Si te dicen que “no respetas la libertad de expresión o similar” les suelo recordar que están en un blog personal, que por eso las reglas las pongo yo, y que para expresarse libremente lo único que tienen que hacer es escribir su propio blog y esperar que la gente los lea.

    Es que sinceramente, tengo poco tiempo y no me apetece perderlo con alguien que en el fondo no quiere aprender nada, sino que solamente tiene un gran complejo de inferioridad que intenta paliar expresando sus chorradas en la web.

    Just a personal opinion

  11. Al dijo:

    Personalmente no creo en la censura. Es más, me parece excelente aprovechar la situación del troll para hablar sobre el tema. Chapeau

    ah! Sólo recordar que donde hay trolls hay gnomos 😉

  12. Esther dijo:

    Hola,
    es la primera vez que dejo un comentario en este blog pero creo que el comentario del troll lo merece.
    Yo aplicaría las mas mismas reglas que se aplican en la vida real; si un maleducado se dirige a tí, tu le respondes educadamente porque no quieres ponerte a su nivel. Pero si el maleducado no se apea de la burra, te das media vuelta y lo dejas plantado despotricando.
    Porque como dice el refrán “cuando un tonto coge una vereda, o se acaba el tonto, o se acaba la vereda”.
    Por cierto, lo del troll no refleja lo que eseste personaje, para mí es la palabra adecuada es IMPRESENTABLE. Lo de troll se me queda corto
    Eso sí, no me quedaría con las ganas de decirle que no existen lentajes transgénicas, por lo menos hasta donde yo sé.
    Y Jose, gracias por el blog.
    Saludos.

  13. peter dijo:

    Que duda cabe que TODAS las opiniones y comentarios son admisibles, EXCEPTO aquellos que sean ofensivos para las personas, y el citado en el presente, lo es. Se puede expresar esa misma opinión sin INSULTAR y que cada cual recoja sus impresiones particulares, to personalmente creo que se podia haber dicho lo mismo con otro vocabulario y cada cual se exprese si está o no de acuerdo, pero insultar, lo único que se consigue es excluirse por si mismo. Yo no voy a emitir mi opinión respecto al artículo, puede que esté de acuerdo o puede que no, pero esa opinión me la reservo, y si quisiera manifestarla, lo haría con la corrección debida. Saludos

    • Gracias Peter,
      espero tu opinión sobre el artículo.
      Un salido

      • No soy un troll aunque lo parezca dijo:

        ¡Pero como va a opinar sobre el artículo si es tostón ilegible!

        Has tenido suerte con el titular, que es lo que ha generado debate pero tu artículo es muy aburrido, no te iría mal hacer algún cursillo de escritura.
        Pregunta, pregunta, ya verás.

  14. Amara dijo:

    El comentario que te dejaron desde luego no tiene desperdicio… pero al margen de eso y aunque yo no tengo mucha experiencia en trolls, personalmente sigo unos criterios básicos: (1) Tengo por costumbre contestar todos los comentarios que me dejan (2) Hacerlo siempre con educación y respeto, entre otras cosas porque es lo mismo que pido yo en mi blog. (3) No modero comentarios.

    De todos los post que he publicado que no son muchos, sólo he tenido un troll (aunque no sé muy bien si llamarlo así o simplemente una “persona aburrida e insatisfecha con su vida que pasaba por allí “) que me dijo textualmente “Es lo que tiene internet, que todos podéis escribir la primera sarta de estupideces que os viene a la cabeza en cualquier blog de google”. Cómo no, firmaba un tal Anónimo.
    La respuesta podría ser ponerse a su altura e insultarle, ignorarle o contestarle educadamente aunque con un toque de ironía fina (cosa que me encanta). Yo opté por esto último porque me parece más elegante aunque no niego que cuando veo algunos comentarios que os dejan trolls (de los de verdad) en vuestros blogs tendría que respirar varias veces antes de contestarles de manera correcta.

    Creo que algunos persiguen la polémica, los insultos y la violencia verbal, en definitiva. Disfrutan con eso y provocan para obtenerla y seguir autoalimentándose. (Don’t feed the troll!!!)
    En cualquier caso, creo que el tiempo, el de todos, es muy valioso y muchas personas no merecen que se les dedique más de lo “mínimo”.

    Buen post y buena reflexión.

  15. Juan dijo:

    yo le contestaria riendome de el, es lo unico que se merece esa persona al hacer el tonto, por lo menos ves que tienes suerte de no ser como ese tipo de gente

  16. Tanit dijo:

    Para mi un troll es una persona que insulta y falta al respeto, escribe cosas como “Houdgaskdjsgdihsv” o suelta un comentario que no tiene nada que ver ni con el contenido del articulo ni con el blog ni con nada relacionado. Jamás es alguien que no esta de acuerdo con la mayoría (pues esta gente solo genera debate y eso es bueno) o que no tiene ni idea, siempre que no falten el respeto. Un troll seria también, por poner un ejemplo, el que contesta con argumentos válidos pero faltando el respeto al que no tiene ni idea y ha soltado una chorrada.

    Me parece que la mejor manera de actuar es responderle solo la primera vez con algo irónico y nada más. En absoluto creo que debas censurarlos, a mi los trolls me parecen muy divertidos, dan color y tener una madriguera de estas criaturas en tu blog le da mucho prestigio.

    Si es una persona que no tiene ni idea, no hay que faltarle al respeto, ni ignorarle, termina la conversación lo más educadamente posible y listo. A veces puedes darte cuenta tarde de que alguien es un troll cuando sus contestaciones se vuelven tan inverosimiles y surrealistas que te das cuenta de que te está tomando el pelo. Pero es difícil porque a veces crees que alguien no puede ser tan gilipollas y al final te decepciona saber que si.

    Por cierto, me encanta tu blog, Saludos.

  17. No confundir alguien que está en desacuerdo y polemiza con argumentos diferentes a los nuestros con un troll… son dos cosas diferentes.

    A los trolls se les borra el comentario y se le ignoran los siguientes… no hay que descubrir América a estas alturas.

  18. jravelar dijo:

    Buen tema y bien llevado.

    Verás, personalmente hace tiempo (será unos 3 meses tal vez) que deje de discutir en blogs y es por los siguientes motivos.
    1. Nunca sabes si el que esta del otro lado realmente quiere debatir. Muchas veces lo que buscan es “educar a su manera”, es decir, sino concuerdas con su opinión estás mal, eres un vendido, un borreguito o en su caso “un acoholito que se vende por un plato de lentejas transgénicas”.
    2. No hay nada clar sobre que es valido y lo que no en un debate por internet.
    3. Las discusiones fácilmente pierden el sentido.
    4. Un comentario puede ser fácilmente mal interpretado o convenientemente interpretado “a su favor” por la otra persona.
    5. En un medio “totalmente libre” los insultos están a la orden del día, más que debatir buscan pelear o insultar con cualquiera que opine distinto a ellos.
    6. Si frente a frente, con una persona que sepa debatir (no es que yo sea el mago del debate, me refiero a que escuche argumentos y este dispuesto a razonar así como a dar argumentos con sustento) es complicado llegar a un acuerdo, imagínate hacerlo con alguien que sea por el motivo que sea tiene un punto de vista totalmente opuesto y además no tiene el mas mínimo interés en tener un debate limpio. #trolldetected

    En lo personal, si me gusta mucho el tema o me parece relevante y “necesaria” mi aportación, me limito a dar mi opinión y omitir en lo posible cualquier replica.

    -Con otro tema y sin afan de parecer groupie, me gusta su blog incluso he tenido la idea de hacer algo parecido (con temas de mi área de formación) aunque siempre termino pensando que estoy muy novato para hacer algo así. En fin, saludos.

    • Tene Rokdon dijo:

      Un troll NUNCA busca dar su opinión, simplemente joder. Si tu defiendes los transgénicos, puede que yo sea hijo del dueño de Monsanto, pero te diré que son una putísima mierda y que eres un anormal. Un troll busca sobretodo armar jaleo, dividir la gente en dos e iniciar una pelea. Un claro ejemplo es ir a un vídeo de los Simpson en latino y decir: “El doblaje español es mejor”. Pilla palomitas y disfruta viendo cómo se mata la gente.

      Referente al guión, haz un blog, aunque sea una mierda. Yo tengo uno que actualizo cada siglo, nadie lo ve, pero es divertido. Si tú le pones más interés que yo, seguramente conseguirás hacerte un hueco en este mundo. Y cuidado con los trolls, que mordemos :trollface:

    • Pues absolutamente de acuerdo en la mayoría de los puntos.
      Y si alguna vez te decides a poner en marcha tu blog no dudes en mandarme un mail con la dirección.
      Un saludo

  19. deibitbanon dijo:

    Pues yo creo que es un asunto de sentido común: si insulta, no hay que responder, si habla bien pero no está de acuerdo y no ofrece argumentos, hay que darle argumentos para ver como reacciona, si ofrece una serie de datos y de argumentos hay que estudiarlos y hacerle ver el error, y aportarle otra serie de datos para darle la oportunidad de corregirse. Siempre que esto sea un blog con aspiraciones educativas, que parece evidente que sí que lo es, porque de eso se trata la educación, de paciencia, de aguantar insultos y descalificaciones sin sentidos sin entrar en el lío (no respondiendo pero publicándolos). Si es un blog solo para gente de ciencia y palamditas en la espalda es otro rollo.

  20. Jajajajajajjjaj Esta entrada es un autotrolleo Jajajajajjjajjaj… No, ya en serio. Si no te divierten, los epulsas, es tu casa. Si te divierten, pues les dejas, les respondes o dejas que la armen con el resto de clientela. Y, salvo con trolls que se dedican a esto como pofesionales, normalmente no hay duda: no aportan nada al debate, se salen continuamente de la línea argumental, repiten puntos que parecía que ya se habían acordado 356 mensajes arriba y utilizan, sobre todo, hombres de paja a mansalva. No son nuevos, hombre.

  21. Montse dijo:

    Hola! Un troll no es el que llega a preguntar o afirmar lo contrario a lo que escribimos y/o que quiera conocer o debatir nuestra postura, ya que muchas veces es gente que lee por prmera vez que la homeopatía o la astrología son charlatanerías. Coincido con Iván Rivera (@brucknerite) en que se aprende mucho con este tipo de personas, sobre todo en que presentan argumentos o perspectivas que tal vez desconocíamos y en que podemos aplicar el pensamiento crítico desmenuzando falacias, sesgos cognitvos, etc. de lo que el otro está escribiendo, ya que esto lo vamos a encontrar allá afuera con alumnos, compañeros de trabajo, familiares, etc.

    Considero que un troll es el que llega a escribir su opinión (coincida o no con la nuestra) de una forma agresiva con la intención de provocar, no una controversia o un debate, sino una pelea entre los que participan en un blog o un foro. Y lo peor es cuando el dueño de un blog (y hasta sus seguidores) se comportan con la msma agresividad que lo hace un troll porque ahí demuestra nula capacidad para utilizar el pensamiento crítico.

    Si alguien escribe con educación sus preguntas/argumentos/dudas/opiniones creo que es importante contestarle e, incluso, debatir para que el otro vea el por qué son erróneas sus creencias. Si escribe lo mismo de forma ofensiva/agresiva/insultante entonces lo mejor es ignorarle.

  22. jmmulet dijo:

    Yo creo que los trols son un efecto secundario de la crisis. Hay mucho fustrado en paro que desahoga las penas de su miserable existencia vomitando exabruptos en internet. Hay comentarios que los lees y dices: gente así no puede existir, esto no es cierto. A estos los tienen en aislamiento y de vez en cuando los sueltan para que les de el aire, vamos, como los comentaristas de intereconomía o los que llaman al “hablar por hablar”.

    Por lo demás yo no tengo política, hago lo que me pide el cuerpo. Sé que al trol no le convences, pero esperas que alguien con verdadero interés se lea el hilo y se de cuenta de las burradas. Aunque siempre es lo mismo repetido. Antiguamente no moderaba los comentarios, hasta que salio el libro y los insultos anónimos se hicieron frecuentes. Ahora modero, pero lo paso casi todo.

  23. Pingback: Atención, pregunta: ¿Hay que contestar a los trolls?

  24. Tene Rokdon dijo:

    Gilipollas de mierda, anormal, caca, culo pedo pis. Básicamente, ésto es un troll.

    Un troll es aquél ser cuya única finalidad en la vida es la de obtener atención de la gente desmereciendo méritos ajenos, insultando, desvirtuando, etc. Bajo ningún concepto son gente inculta que tiene dudas: un troll va a joder. Normalmente insultan directamente al autor, le recuerdan su físico, algún problema, etc. Un ejemplo claro sería: “Gilipollas, me cagaría en tu puta madre, pero recuerdo que está muerta”.

    Si borras su comentario lo hará más, simplemente por joder. Hará pantallazos, se lo enseñará a sus amigos y crecerá su ego. Si les respondes educadamente se reirán de ti, si lo haces de malas maneras te insultarán más. Lo mejor es ignorarlos (o bloquearlos si tu blog no tiene muchas visitas). Has cometido un error publicando su comentario sin poner su nombre o dirección de blog (si es que ha sido tan sumamente retrasado de ponerla).

    Atte: un troll sin ánimo de lucro

  25. Rebeca dijo:

    Gracias, me lo he pasado pipa, lo de las lentejas transgenicas es de lo mejor que he leído hoy.
    gracias por dedicarle el post.

  26. He llegado a la sección en que solicitas nuestra opinión y en lo personal creo que es una perdida de tiempo (y si estuviese hablando de saliba….) tratar de razonar con un “troll” o como quiera que se le llame a este tipo de individuos….contra la ignorancia no hay argumento que sirva….pero contínuo mi lectura por que el blog me a parecido excelente 🙂

  27. Ya termine de leer la entrada y todos los comentarios que se han colocado…Primero que nada concuerdo con Rebeca, gracias yo también me la he pasado genial leyendo tu post y todas las opiniones vertidas. En cuanto a los troll….por todo lo comentado anteriormente considero que tu opinión acerca de aceptar sus comentarios y contestarles en una ocasión parece ser lo más imparcial y adecuado posible, definitivamente hay que tener muchos pantalones para aguantar a personas de ese tipo, yo en lo personal creo que tendría que contar hasta mil antes de responder sin engancharme en su rollo, pero gracias de nuevo, el día de hoy he aprendido mucho con todo esto :-).

  28. creo que a los trolls los envía Mourinho y tienen su sede en meneamela…
    ¿Contestarles? Depende del troll; está el “listo” (a este si hay que contestarle), el del moco colgando (a este no, no lo entendería), etc….
    Un abrazo maestro!
    Quique

  29. Juan C. dijo:

    Joder, que rabia me da no haber dejado antes mi comentario. Me explico.
    Esta mañana, he leído hasta donde pedías que dejáramos de leer y he empezado este comentario. Como mis recursos informáticos en ese momento han fallado, o ha fallado mi pericia a la hora de manejar el Galaxi, no he podido enviarlo. En esencia lo que voy a contestar es lo mismo que pensaba esta mañana, pero más depurado, directo y, creo que, exacto.
    Entonces, ¿por qué me da rabia no haber dejado el comentario antes si creo que ahora voy a hacerlo mejor (dentro de mis posibilidades)? La respuesta seguro que la sabes: uno tiene su corazoncito y, meterse con El Gran Scientia antes que nadie, es una oportunidad que no se puede dejar pasar. Y, aunque sigo sin leer el final del post ni ningún comentario, estoy seguro de que alguien te ha pillado, se ha dado cuenta de que eres un sinvergüenza, de que sabes la respuesta a la pregunta, y de que persigues un fin bien distinto al que inicialmente nos has hecho creer.
    Y digo todo esto porque Twitter no engaña y, antes de ponerme con el comentario, he revisado MyTimeLine. Puede que me equivoque, pues no he querido investigar, pero el Tweet de @CienciaKanija “@ScientiaJMLN Te crees muy listo, ¿eh? No eres más que un cientifista de mierda con la mente cerrada. #trolling”, si no va sobre esta entrada, resume muy bien lo que yo voy a comentar.
    Comentario:
    ¿Hay que contestar a los trolls? Respuesta simple: “tienes que hacer lo que te salga de los …”
    Pero ¿Tiene Scientia trolls? Permíteme que lo dude. Un trolls es alguien que te intenta usar en su propio beneficio atacando, de paso, tus principales objetivos. Scientia, tus supuestos trolls no atacan tus principales objetivos. Tú mismo has reconocido en más de un post que buscas la polémica, y yo lo respeto y lo aplaudo, porque gracias a ella muchos se están enganchando a leer ciencia (y es por ello por lo que te he llamado El Gran Scientia)
    Pero voy más lejos, TÚ ERES EL TROLL. No te rías mas de nosotros, tú lo tienes claro, tú usas los comentarios de tus supuestos trolls para tu propio beneficio; atacando, de paso, los objetivos de esos pobres infelices (y uso adecuadamente el término infeliz, porque es el calificativo menos agresivo que se me ocurre para aquellas personas que abrazan la pseudociencia)
    Un saludo
    PDT. Estaba deseando terminar para poder leer toda la entrada y los comentarios. Da gusto tirarse a la piscina.

  30. José Céspedes dijo:

    Hola, amigo; lo primero me ha parecido una entrada muy interesante y, además, la has llevado a cabo con un sano sentido del humor.
    Llevo en esto de los blog desde que se llamaban: nuevas bitácoras y he visto de todo. El ser humano, ya de por sí, es contradictorio, y yo aun más; por eso he caído en el error de entrar a trapo con esta gente infinidad de veces.
    Todo acabó solucionándose gracias a un absoluto desconocedor de todo lo que significa la Web; esta persona, un señor mayor, me preguntó qué si yo le hago algún caso a la gente que, en mi día a día, pueda encontrarte vociferando solo por la calle.
    De hacer caso a un individuo de estos (probablemente con serios trastornos psicológicos) se corre el riesgo de acabar con un ojo morado, o algo peor.
    La red es como la vida: atendemos a quien nos atiende y el resto, como si no existieran.
    Un saludo, que pases un feliz fin de semana; te felicito por tu trabajo en esta página.

  31. Hola Jose. he conseguido un vídeo donde sale el personaje que te dejó el comentario. Juzga por ti mismo 😀

  32. Sería un crimen contra la salud privarnos de la risa que causan ciertos trolls. Por favor, déjalos publicar que animan los posts.

  33. Mentira dijo:

    El comentario objeto de este post, faltas de ortografía al margen, es perfectamente plausible. Por mucho que se escriba dando por hecho que era ridículo, lo único a lo que se puede aplicar tal adjetivo es a este último intento manipulador.

  34. -- dijo:

    Yo publico los comentarios, salvo los que son de spam. Me da igual, considero que los trolls se descalifican a sí mismos con sus actos y su actitud. A veces por diversión les contesto, o les contestan otros. Pero bueno, forman parte de la fauna y flora y un ecosistema no es completo sin ellos xD,

  35. Gonzalo dijo:

    Hola. He llegado aquí por casualidad y no me he leído el artículo entero, porque tengo que trabajar y voy un poco con retraso. Pero me he leído el título y algunos párrafos.

    En mi opinión, nunca deberías contestar a un troll, salvo que quieras un enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Todos llevamos un troll en nuestro interior, lo que pasa es que sólo se manifiesta por la mañana temprano. Lo lógico es no contestar, pero si quieres te quieres echar un pulso para ver quién es más troll de los dos, también lo puedes hacer.

    Yo, por ejemplo, soy una persona que hace comentarios normales. Pero de vez en cuando me gusta trollear un poco. Y lo que más me mola es enfrentarme a otros trolls para ver quién es más troll de los dos. Esto se me da muy bien. Normalmente gano todos los embates. Creo que soy un troll reformado.

    Pues eso. Si te apetece echar un pulso de trolls aquí estoy yo.

  36. Evidentemente un troll (trol según la RAE) no es alguien que se limita a expresar una opinión contraria a la nuestra, sino quien deliberadamente escribe comentarios provocativos con el fin, bien de ocasionar algún tipo de perjuicio o simplemente por diversión. Para conseguir esto muchos trolls ni siquiera creen realmente aquello en lo que defienden (creo que para considerado troll esto debería formar parte de su definición, así podríamos distingirlos perfectamente de fanáticos y chalados varios) y aún cuando sí crean defienden a proposito su postura de un modo ácido e incluso insultante para, sobre todo, provocar una reacción (la que sea) en su “oponente” u “oponentes”.
    Por otra parte encontre el mensaje ese que has citado bastante divertido, y creo realmente que muchos trolls son bastante ingeniosos y que son capaces de hacernos reír e incluso cuando nos insultan, de un modo sutil, gravemente.

  37. Pingback: Anónimo

  38. Antonio dijo:

    Me gusta la entrada y tienes claro lo que quieres hacer así que opino que es tu Blog, haz lo que te dé la gana.
    Es bueno dejar que los opositores presenten sus argumentos y refutarlos, pero no repetirse, ni contestar por contestar. Si ya se ha discutido se le pone: “Ver 102 líneas más arriba” y listo. Si no hay nada que comentar, no se contesta.
    A mi también me llaman troll pero no sé por qué. Me gusta dar mi opinión hasta donde sé, opinión que suele ser distinta a las de otros, como buen ser humano.
    En fin, me voy a comer unas lentejas transgénicas y que sea lo que Dios quiera… ops… aquí no creéis en Dios… ¡Me da igual!.

  39. Nemigo dijo:

    es una vuelta muy larga para no llegar a ninguna conclusión

    hay temas complicados y polémicos, no tiene sentido negarlo, y dentro de esa pasión surgen dudas y la gente se “calienta” hasta ahí nos ha pasado a todos. Según alguno sus puntos de vista son los correctos y como tal tienen la legitimidad de plantearse… ¿nos podemos plantear la discusión de una injusticia? no si es una injusticia sino si debe existir como tal y hasta que punto debe ser tolerada y asumida

    me recuerda mucho a un empresario que decía con total desverguenza que el sueldo de un trabajador era negociable, ese punto y hasta si debía cobrar el trabajador. Llegados a este punto uno no sabe si coger las armas o directamente ignorar al palurdo
    se puede discutir si es mejor mercedes o audi o bajar la conversación hasta si los coches son necesarios pero con el pan de la gente no se puede actuar como en un todo a 100

  40. null dijo:

    vaya mierda post, no llega a decir nada… todo el rato dando vueltas sobre la misma frase. Vete a estudiar y haz algo util con tu vida

  41. Andres Tamayo dijo:

    Trolear es una arte lo que pasa es que vosotros los plebellos no sois capace de captar la sutilesa que implica y es tan fasil acusar de trol a cualquiera que tenga argumentos validos con tal de desprestigiar lsa opiniones contrariadas.

    “A dicho algo que no me comviene asin que tiene que ser un trol!”, “no quiere comer trasgenicos asin que sera un trol!” et-cetera

    Mucho presumir de ciencia pero al que no se ajunte, trol al canto

  42. Xoco dijo:

    Según la Wiki, un troll es una persona que sólo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia. Es decir, alguien que va a intentar dinamitar un debate, ya sea de fútbol o de ciencias culinarias, le da igual, una persona que un día opinará expresamente de una forma y al día siguiente de la contraria porque así lo requiere el post o tema del foro en cuestión. Los motivos por los que una persona pueda llegar a convertirse en troll supongo que son variopintos, desde problemas en la infancia hasta por pura diversión, supongo que se puede ser troll a horas convenidas incluso. Yo creo que cuando se ha identificado claramente que se trata de un troll, lo que te puede llevar un intercambio de tres o cuatro comentarios, ya no hace falta darle más coba, se ignora, y si sigue intentando dinamitar el debate no pasa nada por censurarle comentarios. Pero no confundir con detractores (debunkers), concepto utilizado inicialmente para etiquetar a las personas que, como yo, intentan rebatir con educación y aportando pruebas, artículos donde se incurren en falacias científicas, ya sea por desconocimiento del administrador o por mala intencionalidad del mismo. De todas formas, un detractor se puede encontrar en el lado opuesto al escepticismo (sería la persona del ejemplo de este post), en la sección de ciencia del diario ABC vive un debunker religioso muy simpático, de esos que deja su comentario desacreditando a la ciencia y amenazando con la no salvación de los no creyentes, pero que luego no entra a rebatir nada, con lo que el debate sigue su curso, pero los trolls simpáticos no abundan.

  43. Hola, troll-aficionados a la ciencia!
    Si se me permite, para comenzar os llamaré a todos trolls, desde antes en adelante, y yo a mí, pues también, para no rebajar. Como han dicho algunos antes por aquí, un troll es un personajillo que se dedica a defender de forma firme una opinión (sea como sea esta opinión: infundada, sin argumentos…) y que tiende a hacerlo de forma un tanto provocativa. Bien. Pues entonces, todos somos trolls. Todos defendemos nuestras opiniones seguros de lo que decimos, intentando convencer a los otros, no intentando entenderlos. Parece que es un duelo donde solo puede quedar uno vivo, pero lo chulo de las discusiones es unir las dos partes (final feliz). Trolleamos. Podríamos intentar no provocar al contrario, pero hay que decir que nuestra propia seguridad, nuestra autoestima entera parece estar en juego, más allá de nuestro ego. Todos somos trolls. Así que, trolleemos entre nosotros, o, como buenos humanos, guardemos nuestro divertido y provocativo troll que llevamos dentro y dejémoslo por ahí guardado.

  44. KppadoR dijo:

    Feliz meneo. De la lectura del texto dubitado se deduce, por las faltas de ortografía, de correcta sintaxis, pese al buen uso del punto y aparte, por escribir irreflexivamente, por la oposición frontal a tu tesis, por concentrar su desprecio porque no espera respuesta, porque ataca a Monsanto en tu blog, por amenazas veladas, porque escribe en blogs que no son de su cuerda, porque no trasluce que él sea a su vez activista en algo, fuera de mirar Internet, por muchas razones lo es. se publica, eso sí, para aumentar el número de comentarios.

  45. jnieto dijo:

    En primer lugar no he podido evitar leer tu post cuando he visto el enlace en Twitter porque hace un rato acaba de cometer el “error” de contestar a un Troll.
    En segundo lugar creo que es verdad lo de “Don’t feed the troll” pero es mucho más importante su contrario “Feed the blog”.
    Por último sinceramente creo que un comentario como el que muestras de ejemplo no es un troll es un insulto desaforado y más bien tonto que no creo que merezca ser publicado.

  46. Al dijo:

    Lo único que busca el troll es amedrentar, criminalizar, asustar al que escribe, desviar el debate. Los trolls son tipos pagados por el sistema (Banca, farmacéuticas energéticas y lobbys empresariales y políticos…) para desprestigiar a quienes escriben. Si los trolls te acosan es porque les estás haciendo daño, es decir, váis por el buen camino. Son sutiles y dejan caer las cosillas como quien no quiere la cosa para acojonarte. No hay que entrar al trapo, el comentario es totalmente incoherente e infundado, quizá busque criminalizar a los ecologistas (un clásico). Yo ya los distingo bien…, será la experiencia

    • Anónima. dijo:

      ¿Que los trolls son tipos pagados por el sistema para desprestigiar a los que escriben? ¿Estás hablando en serio? Un troll podría ser hasta tu vecino, qué puñetas va a estar pagado por el sistema. Y mucho menos te acosan porque les estés haciendo daño, todo lo contrario, se divierten con ello.

      El comentario surrealista de la semana.

      • doctormapache dijo:

        Calla, calla, que me desmontas el chiringuito, desde que Monsanto, las empresas de telefonía moviles (todas), las farmaceúticas y el susum corda me pagan por comentar en contra de magufos y demás calaña tengo para levantar un palacete que riéte tú del de La Zarzuela

  47. Antonio dijo:

    No estoy de acuerdo con muchos de los comentarios. Yo soy de los que piensan que trollear (palabra que se pronuncia con “ele” aunque se escriba con “elle”) puede llegar a ser un arte, siempre que se haga bien. El objetivo de un buen troll no es el de insultar o desacreditar al dueño del blog, sino el de hacerle perder el tiempo contigo. El alimento de los trolls es el enfado o mosqueo del bloguero.

    En cuanto a la pregunta del artículo, a los trolls hay que ignorarlos. Pero la clave del asunto está en que antes de ignorarlos hay que saber detectarlos. Y un buen troll siempre evita ser reconocido. La clave para una buena “trolleada” está en escoger el primer mensaje que se va a escribir. Hay que saber la dosis exacta de insultos/incoherencias que puedes llegar para que el bloguero víctima no te borre el comentario pero que se mosquee y se vea obligado a contestarte (evidentemente para mantener alto su ego ante los seguidores de su blog). Con un buen “primer mensaje” y siguiendo una dialéctica de “llevar siempre la contraria” el éxito está asegurado. Por cierto esta dialéctica no tiene mucho misterio, la clave está responder usando las mismas palabras pero llevándolas a un caso extremo.

    En resumen, que no existe una solución “universal” para acabar con los trolls. Pasa como con los virus (informáticos) y los antivirus. Los antivirus funcionan bien con virus conocidos. Ante virus desconocidos corren el riesgo de detectar un falso virus o dejar pasar un auténtico virus. Los trolls se confunden con gente con buenas intenciones pero cerrados de mente (llamémosle ignorantes si queréis).

  48. Uno de los riesgos de tener un blog es que lo visiten los trolls y como buen científico que eres imagino que deducirás que es proporcional -incluso exponencial- al número de visitas, cuando se tiene un blog marginal su paso es más raro pero a veces también se pasan lo juro por Snoopy, amén de esto creo que su forma de tratarlos me parece genial, yo por ejemplo tuve la osadía de intervenir en un vídeo montaje sobre los extraterrestres y las pirámides cierto lumbreras de América del Sur que me causaba además de sonrojo vergüenza ajena de las tonterías que decía y como le aplaudía la clac, se me ocurrió rebatirle alguna de sus ideas de forma “lógica” y ordenada y una horda de hijos del insulto facilón se tiró a tiro a mi yugular, ¿les rebates? pues me temo que no merece la pena, creo que con la primera réplica ya está más que servido.
    Entre defender unas ideas y escribir improperios creo que hay un abismo; entre el diálogo constructivo o edificante y la provocación hay otro y me fijo en la nota que te enviaron, ¿no creemos que se puede decir casi lo mismo sin acordarte de todos tus antepasados?.
    Desde el punto y hora que tratamos a nuestros propios blogs como nuestras casas pues comportémonos en los blogs de los demás como queramos que se porten en el nuestro, ya se que es una verdad de perogrullo, pero a lo mejor no está de más recordarlo.

  49. Pingback: Atención, pregunta: ¿Hay que contestar a los trolls? | Grace To You

  50. Anónimo dijo:

    Para mi, un troll es aquel individuo que contesta con un tono ofensivo a un comentario respetuoso. Se amparan en la seguridad que les da el hecho de hablar sin que nadie sepa quienes son, y aunque se comporten de forma burlesca, soberbia o hipócrita, nadie va a juzgarlos por ello en su vida cotidiana.
    Personalmente, creo que la mayoría de sujetos identificados como Troll, serían mas comedidos con sus palabras si tuviesen que responder por ellas.
    Lo mejor es no contestarles. De hecho incluso si es posible, lo mejor es censurarles, pues resultan ofensivos para las “personas de bien” que buscan en los comentarios un segundo punto de vista, pero no si es expresado de forma violenta.
    Aunque, y me incluyo, a menudo el que te falten al respeto, puede que incluso alentado por esa sensación de anonimato, te altera, y resulta extremadamente complicado contenerse, convirtiéndote, a tu vez, en otro troll,
    Interesante artículo.

  51. Ralph dijo:

    Yo me llamo Ralph

  52. Mapachito dijo:

    Buen post, te sigo, sígueme.

    ES BROMA XD.

    Estoy un poco acostumbrada a lidiar con trolls en algunos ambientes, y por eso vine al toparme con este enlace. Coincido contigo en muchas cosas, y no es por tener formación científica. También disiento en otras o de lo contrario comenzaría a asustarme, pues soy rara y no suelo toparme con gente que piense igual ( tal vez sea bueno para el mundo ji ji ji ).

    Yo creo que hay varios tipos de trolls, muchos son cortitos y uno se puede divertir con ellos. Sí, estoy contigo en que cada uno haga lo que crea mejor, ¡ faltaría más ! Pero en otros sitios he visto trolls deseando la muerte o alegrándose del fallecimiento de un miembro de la bitácora, lo cual me indigna hasta la nausea. Comento esto para intentar discernir, a estos últimos no les llamaría trolls sino seres despreciables que no se merecen ni los segundos que uno tarda en leer sus barbaridades.

    No considero que todo aquel que te lleve la contraria sea un troll, por suerte no todos somos iguales, que sino sería esto muy aburrido. También hay mucha gente con escaso nivel científico que se cree cualquier cosa, en cuyo caso yo intento explicar de forma “a prueba de tontos” y si no lo entiende a la segunda, a otra cosa, mariposa. En el fondo me pone nerviosa ver cómo manejan a la gente, pero si no puedo hacerles entender un razonamiento, pues no puedo, y punto.

    Yo no hubiera publicado ese comentario de prosa elaborada que te han dejado, ni mucho menos permitido que mi señora madre lo viera, ¡ pobre mujer ! Pero estoy contigo en algo que no dices: lo mejor es tomárselo con humor, si te divierte “debatir” con trolls, benditos sean esos seres virtuales, ¿ no ?

    Un saludín 🙂

  53. Javier dijo:

    Creo que hay muchos tipos de trolls, pero quizas el peor sea el que hace uso de innumerables falacias y aunque se las desmontes continua incurriendo en ellas, y hay falacias que son peores que otras, hay una que es especialmente aburrida y cansina y la he visto usar muy frecuentemente por la misma persona, y consiste en poner en tu boca algo distinto a lo que dijiste para luego demostrar que estabas errado, muchas veces eso te obliga a ir multiplicando las respuestas que debes dar para desmontar todo su argumento, hasta que llega un momento que el lio es tan grande que tendrias que escribir un trabajo enciclopedico para desbancar tanta incongruencia, obviamente estos trolls no merecen ser contestados, es posible que crean ser sinceros, pero en el fondo les mueve una profunda deshonestidad intelectual de la que a lo mejor no son completamente conscientes, en cualquier caso no merecen respuesta ya que es imposible razonar con ellos.

    Pd: Creo que es la primera vez que opino en tu blog ; )

  54. redsaludable dijo:

    Pero los Trolls no eran los enemigos de los Gnomos? 😉

  55. Quién no ha trolleado alguna vez

  56. Escisión dijo:

    La respuesta inmediata que he pensado (al título del post): wtf.
    La respuesta que creo que es correcta: democracia. Hay que dejar hablar hasta al más cateto, ahora que mucho caso no hay que hacerle, a no ser que un@ se aburra y quiera reírse (maldad de niñ@) del troll en cuestión un rato.
    P.D He entrado en tu blog por casualidad, y me ha gustado 😛 congrats x tu blog

  57. Volgrand dijo:

    Mi definición de Troll:

    “Dícese del ‘homo sapiens computensis internetus’ cuya actividad se encamina a sembrar la discordia en blogs, foros, y otros medios de comunicación en las redes.”

    Véase, es un tipo que suelta un comentario bestia y que de lugar a una acalorada discusión, y luego observa riendo maliciosamente como otros usuarios caen en su treta, mientras murmura “Bailad para mí, marionetas, bailaaaaaad”.

    Una troleada (dícese de la acción de trolear) clásica es ir a un foro, en el que halla tanto sudamericanos como españoles, y abrir un post diciendo: “El doblaje latino/español de los simpson es mucho mejor!”. Y luego observar las consecuencias.

  58. ferret dijo:

    Muchos blogueros consideran troll a todo aquel que discrepa de su opinion, esperando solo comentarios favorables, el mundo es asi hay gente a los que no les gusta un articulo y expresan su opinion y eso no es un troll, es simplemente alguien opinando (sin descalificativos, cagarse en madres/muertos/etc)

  59. saka dijo:

    muy bien el trolls me recuerda a “al periodiko de los jovenes de la transicion “¡¡¡¡ SAL COMÚM¡¡ alli si heramos todos trolls, asta ke lo sensuraron y clausuranron posteriormente puedi decir… ke fue un pionero de los trolls i no son ¡¡¡¡trolls en mi idioma son los troleros¡¡pero bueno si os hace ilusion el inglich¡¡ … puews naderrr cada uno con la su.

  60. no te enteras xD
    Trollear es llevar la contraria porque si, solo por divertirse y aunque tu tambien pienses igual. Los trolls no son mala gente, solo es que se aburren mucho xDDDDD
    No hay que confundir nunca a un ignorante con un troll, un troll es un artista jjajajahajajajaja

    • doctormapache dijo:

      No te creas, hay mucho hijo puta suelto, yo me se de más de uno que ha entrado a blogs a dinamitar la discusión.

  61. krisvva dijo:

    Es muy valido y estamos en todo derecho de expresar nuestra opinión, y es verdad no hay porque borrar comentarios sólamente por el hecho de que no nos gustaron o no estamos de acuerdo en ellos.
    Para mí un troll es aquel que se dedica únicamente a estar atacando sin razón algúna a todo aquel que se pueda, y llevando la contraria a todos aúnque sea absurdo… y esque he ha pasado, incluso en Twitter, que he enviado un comentario cualquiera y me han atacado y sinceramente, no entendí porque, y la verdad si lo bloquee, me sentí agredida…. en fín, creo que también es valido hacerlo cuando uno se siente de esa manera… o no?…

    Saludos.

  62. Gas Ideal dijo:

    Yo hasta el momento no he escrito en mi blog casi nada de lo que podríamos llamar “ciencia pura” o divulgación de la misma, pero sí algunas cosas sobre la situación de la ciencia y la universidad en España. Aún así, me he encontrado cuatro trolls increíbles, y te cuento mi experiencia:

    1) El primero, que no publiqué, fue en un artículo sobre las condiciones de trabajo en España. No lo publiqué. Lo escribía un supuesto andaluz (que por su forma de escribir se reveló como catalán), que afirmaba que los extremeños éramos antiguamente los señoritos del campo que explotábamos a los pobres trabajadores andaluces, y que todo se resolvería siguiendo las doctrinas de un independentista malagueño del siglo XIX.
    No se me ocurría forma de contestar a eso.

    2) El segundo apareció sin venir a cuento en una entrada sobre las JMJ. Se trataba del autor del blog “No a la donación de óvulos”, y cometí el error de aprobar su comentario e intentar hacerle razonar que hay gente que quiere tener hijos y no puede, y que ciertas técnicas pueden ayudarle. Me respondió que si Dios no le hubiese concedido el tener hijos hubiese llenado su vida con otra cosa.
    Una pérdida de tiempo absoluta.

    3) El tercero apareció en un artículo sobre el odio a la ciencia en España. Tampoco lo publiqué. Eran casi dos folios de un exlegionario que me criticaba por defender la ciencia árabe, y creo recordar que me tachaba de traidor y varias cosas más. Por supuesto apoyaba el ladrillazo y el “turistazo”.

    4) El cuarto, el más reciente, comentó en un artículo en el que intentaba demostrar el (para mí) mito de que los estudiantes sólo pagamos el 10% de la matrícula en la universidad, y que los datos que avalan este mito no pueden ser verdaderos por simple lógica matemática. Aprobé el comentario, y en los cinco comentarios siguientes el tío se emperraba en rebatirme con los datos oficiales de la universidades públicas, y en contarme que los presupuestos están auditados y patatín-patatán, sin comprender que mi argumento principal era que esos datos son falsos, por muy avalados que diga el gobierno que están.
    Otra pérdida de tiempo.

    Conclusión: el autor de blog entrenado puede oler un troll a cinco millas, y no merece la pena contestarles. Especialmente si son temas sensibles, como la religión.

  63. elpasmo dijo:

    Te contesto como has pedido, antes de seguir leyendo. A un troll hay que contestarle con respeto hasta detectar que no hace caso de argumentos o que se basa en un principio axiomático completamente diferente al tuyo e indemostrable y abandonar entonces la conversación dejándolo claro la razón de tu abandono (pej no se puede razonar contigo si te vas por las ramas y no me contestas nunca a los argumentos que te doy).

    Claro, que esto es lo que hay que hacer… que no lo logro siempre…

  64. Betawriter dijo:

    Antes de hablar sobre trolls surge una pregunta anterior: ¿se deben admitir comentarios en un blog? ¿qué aportan? ¿por qué lo hacemos? ¿porque nos sentimos solos? ¿para creernos más importantes?

    Yo los tengo abiertos porque no comenta nadie y es la única forma de contactar conmigo, pero si llegaran a un nivel en el que tuviera que dedicarles tiempo, los cerraría.

    Joel Spolsky lo expresó muy claramente:

    “The important thing to notice here is that Dave does not see blog comments as productive to the free exchange of ideas. They are a part of the problem, not the solution. You don’t have a right to post your thoughts at the bottom of someone else’s thoughts. That’s not freedom of expression, that’s an infringement on their freedom of expression. Get your own space, write compelling things, and if your ideas are smart, they’ll be linked to, and Google will notice, and you’ll move up in PageRank, and you’ll have influence and your ideas will have power.

    When a blog allows comments right below the writer’s post, what you get is a bunch of interesting ideas, carefully constructed, followed by a long spew of noise, filth, and anonymous rubbish that nobody … nobody … would say out loud if they had to take ownership of their words.”

    http://www.joelonsoftware.com/items/2007/07/20.html

    Saludos.

  65. En lo referente a los trolls, no podemos adoptar una postura fija; sin embargo es completamente correcto llevar a cabo la postura general de ignorarlos: esto es, desean llamar la atención y, cuanto más daño hagan, más huella habrá dejado su graffiti sobre los sentimientos de los demás.

    También tenemos a esos psicópatas y sociópatas que se han marcado un objetivo racional y, como activistas, se obsesionan con el fin de alcanzar dicho objetivo aleccionando a toda persona que encuentren. Ellos mismos se autolesionan con sus afirmaciones – tampoco hay que censurarlos, se les comunica las tonterías que han dicho y se les ignora acto seguido de ahora en adelante.

    Un troll no es más que un usuario que se ha obsesionado con la imagen misma de ser usuario, y se ha desligado de la razón por la cual lo es. En la ciencia hay muchos trolls, éstos defienden sus dogmatismos muy religiosamente con el fin de defender su puesto de trabajo. Ya han sido criticados muy seriamente por parte de los que cuestionan, por ejemplo, la revisión a pares.

    En la ciencia cualquier debate cabe, pero estamos demasiado acostumbrados a que cualquiera pueda opinar y ser tomado en cuenta aun no diciendo cosas con sentido. Sin ir más lejos, puedo plantear demostraciones que PARECEN contradictorias y que cuestionan afirmaciones que sí que lo son. Sin embargo, a falta de una afiliación yo mismo sería el troll para mis opositores ¿Solución? ¿La paciencia quizá? ¿El estoicismo? Por eso hay que intentar no censurar nunca, puede que esa afirmación esconda un criterio menos contradictorio que el que nosotros mismos defendemos – puede que haya una verdad oculta y no un cúmulo de idioteces.

    Por otro lado, si observamos que el usuario entra en tu casa sólo para incumplir las normas. Lo que está pidiendo a gritos es que le echen y que se limpie toda la caquita que ha estado echando…, políticas mil.

    • saka dijo:

      NO, porke’? ……………………………………………..PORKE ESTAN en un estado inracional , incapaces de razonar, responder a un animal no domestikado.

  66. Un troll es quien con un comentario, o varios, desvía totalmente el hilo y evita un debate interesante entre diversas posturas que puedan estar más o menos enfrentadas pero siempre dispuestas al diálogo. En este caso lo mejor es no alimentarlo o incluso no publicar su comentario (siempre en mi modesta opinión) porque se rompe el debate y quienes asistimos a el, ya en calidad de “ponentes” o meros oyentes perdemos el interés abandonando el debate, objetivo principal del troll
    El comentario que reproduces en el post no creo que sea de un troll si no de una persona fanática que no sabe o no puede argumentar en contra. En este caso ella sola se descalifica.

  67. Elma. dijo:

    En mi opinión a estos personajes hay que darles coba hasta cierto punto, pues llega un momento en el pierdes el tiempo discutiendo con una persona que muy probablemente solo quiere tocarte las pelotas. Además, haciendo ésto lo único que consigues es alimentar más a la fiera, y éso le divierte, y no sabes cómo. Los trolls, la mayoría de veces molestan para divertirse,y si no se les hace caso se acaban cansando. Ahora bien, a veces se confunde “troll” con una persona que no está de acuerdo contigo en algo y mete cizaña, o lo que es lo mismo, un porculero de peón.

    Mi consejo, por experiencia, es pasar de ellos, o marcar un límite. Aunque si lo piensas bien, lo único que ha conseguido ese personajillo ha sido darte cierta “fama”, en otras páginas, y así es como te he conocido yo, y seguramente unos cuantos más.

    Al fin y al cabo tampoco ha estado tan mal, ¿no?

    Saludos.

  68. Ana dijo:

    Interesante reflexión. Mi humilde opinión es que mejor dejar hablar, “berrear” o escribir esas geniales faltas de ortografía que queman las retinas de gente -más o menos- normal. ¿Por qué? Porque es muy sencillo ponerse en ese plan a través de un teclado (casi se les puede vislumbrar hincharse cual gallos enfrente de su pantalla) y porque, sinceramente, es malgastar tiempo con ese tipo de “criaturas” que parece ser que existen de verdad y no son mitológicas, como yo pensaba…más bien los identificaba con criaturas del circo, tendré que corregirlo. A parte de todo eso, creo que es sabido por todos (o casi) que la educación es una de las bases de la sociedad, o eso me enseñaron de pequeña.
    Un saludo.

  69. attenea dijo:

    Ignóralos. Saludos.

  70. Jordi Guzman dijo:

    Cualquier comentario fuera de tono y que huela a troll es borrado inmediatamente de mi blog. Sin explicación ninguna y su autor, correo electrónico e IP puestos inmediatamente en la lista negra de la moderación de comentarios.
    Saludos

  71. Jordi Guzman dijo:

    Repito el comentario, no sé si te saldrá duplicado.
    Cualquier comentario fuera de tono y que huela a troll es inmediatamente borrado de mi blog y su autor, el correo electrónico y su IP puesto en la lista negra de la moderación de comentarios.
    Un saludo

  72. semanad dijo:

    EEEEEEE cuando uno se da cuenta que es un troll y no una opinion real… puede ser un poco divertido, un rato.. seguirles el juego.

  73. jarejander dijo:

    ¿Por unn plato de lentejas transgénicas? Hombre, si van acompañadas por unos buenos tacos de jamón y/o morcilla de Burgos no digo que me vendería, pero los miraría con ojos más tiernos.

    Ahora en serio, o por lo menos voy a intentarlo. Siendo rigurosos un troll no es el que intenta perturbar el ritmo de una discusión con argumentos basados en cero evidencias -como las acusaciones de “estar vendidos”- ya que los argumentos sin pruebas pueden ser rebatidos sin pruebas, dejando claro lo estéril de la conversación. El problema se plantea cuando el troll genuino apela a fuentes de terceros -muchas veces irrelevantes a la conversación- que no siguen las premisas de la discusión en curso, lo que obliga al verdadero interesado en aportar algo al debate a invertir tiempo y esfuerzo en estudiar dichas fuentes para luego volver a la discusión original para básicamente añadir que lo que se aplica al trol se extiende a sus fuentes, o sea, la intención original del trol: hacer perder el tiempo.

    Por eso conviene conservar y seguir una correlación de las participaciones en una discusión a la que poder referir automáticamente cada vez que se citan fuentes que se hayan podido rebatir anteriormente. Ahorra mucho tiempo.

    Sun salud☼.

  74. churruflisquis dijo:

    Determinados tonos emocionales que denotan amargura nublan el juicio del troll , la frustración y el desahogo anónimo convierten en injustas las palabras del troll , no es la persona , sino el troll quien habla . Lo primero , la libertad de expresión . A veces hay temas interesantes subyaciendo al comentario del llamado troll , pero hay que desgranarlos con calma y rigor, el límite a la respuesta del troll es la propia energía y la percepción de ser escuchado , entendido y estar desarrollando un debate con algún interés . Desde mi posición personal emocionalmente desequilibrada pretendo no querer saber demasiado pronto quíen es un troll . Y de paso hacer un llamamiento a la prudencia de los que en vez de saber la ciencia , la profesan como una fé de empirismo ralo , la dictadura de lo “racional” y simple . Trolls somos todos , espejo en el que vernos por tantos momentos de nuestra vida .

    • saka dijo:

      “trolls somos todos”efectivamente es así como tú muy bien dices .No hay nadie antiseptiko mentalmente……. todos sufrimos los avatares de la vida y en circustancias estremas surje el trol, (patologia mental) de nuestro interior es el ser primario ke llevamos dentro dependiendo del temperamento de cada individuo y su vagáje respondera de una ,ho de otra manera pero siempre lo hara con carencia a la reflección ,la calma y el raciocismo. Si la actitud persiste és cuando úno se keda colgado kon su psikopatia ke tiene sus bases en la patología mental y muchos factores externos,todo ay ke decirlo. (aaa no pretendo critikar ni ofender ,ke, nadie por aludido ok)es una lectura muy simplifikada, kieranse cuidense salud,saka .L a escritora H ke escribe con la K .

  75. adhmad58 dijo:

    He escrito mi comentario a tu pregunta en una hoja de papel en blanco y… ahora veo la inteligencia (¡qué pelotilla me he vuelto, lexe!) de tu post. Me he sonreído y me he reído con el post, con los comentarios, con los pseudo-trols y con tó. ¡Enhoragüena!
    Yo tengo un blog y salvo raras ocasiones apenas un par o tres de pessaos me comentan. No hay debate ni posbilidad de ahondar en explicaciones, etc; total, que a veces me pregunto si no será mejor bloguear las blogarezes de uno y passar de comentarios. Sí, y tambien me he comportado como un trol alguna vez, ahora que lo pienso. Y escribo laaargo.
    Todos olemos a los trol y todos sabemos qué hay que hacer cuando alguien insulta, se aparta del tema o discute sin atender a razones. Y encima estamos en nuestra casa blogueril, así que… No tener política es la mejor política, aunque conozco foros deshechos por trol-comentarios y trol-debates y hasta amenazas muy feorras en discusiones sobre cuestiones históricas y pseudo-históricas que están subjudice.
    ¡Ups! Lamento el latinajo 😉

  76. VACUNA ANTITROLL
    En nuestro blog al final de cada entrada ponemos: “Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal” donde incluimos las normas de participación.
    Con esto son los trolls los que se autoexcluyen. Lo que tenemos claro es que no vamos a contribuir a la desinformación que estos trolls, con su “peculiar” percepción de la realidad, siembran desde sus publicaciones opacas a la luz de la razón e impermeables a la sensatez.
    Jose, ¡¡¡un abrazo!!!

  77. VACUNA ANTITROLL
    En nuestro blog al final de cada entrada ponemos: “Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal” donde incluimos las normas de participación.
    Con esto son los trolls los que se autoexcluyen. Lo que tenemos claro es que no vamos a contribuir a la desinformación que estos trolls, con su “peculiar” percepción de la realidad, siembran desde sus publicaciones opacas a la luz de la razón e impermeables a la sensatez.
    Jose, ¡¡¡un abrazo!!!

  78. maria pilar dijo:

    Como yo suelo decir siempre: -A muerto mucha gente a lo largo de la historia para que pueda haber libertad. Con esto no quiero afirmar que toda opinión o planteamiento sea correcto.
    Bajo mi punto de vista creo que toda persona tiene derecho de expresar su opinión o sentimiento que le provoca un hecho, una determinada acción o como en este caso un post en un blog de divulgación, pero ante todo y teniendo siempre en mente la educación y el respeto, además de dando en todo momento unos argumentos bien justificados.
    Tenemos que saber apreciar el derecho de la libertad de expresión, debido que hay países que desafortunadamente todavía no poseen este derecho.

    http://www.es.amnesty.org/temas/libertad-de-expresion/el-derecho-a-opinar-y-a-informar/

  79. Pingback: La otra gente | SCIENTIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s