La comida y el sexo

No se preocupen. No les voy a hablar de alimentos afrodisiacos, ni de sustitutivos del sexo, ni de nada por el estilo. Les voy a hablar de los “porno alimentos”…lo que nos faltaba.

En los últimos años han aparecido muchos términos relacionados con los nuevos estilos de alimentación. Conceptos como “Fast Food”, “Molecular Food”, “Junk Food”, “Slow Food” o “Fair Food” poco a poco van introduciéndose en el lenguaje gastronómico pero, hasta hoy, poco sabíamos del… “Porn Food”.

Autor: Roberto Gómez

¿De qué estamos hablando?

El término “Porn Food” está presente en buena parte de la publicidad alimentaria, especialmente en el sector de dulces y helados, donde imágenes sensuales suelen ser utilizadas como reclamo de sus productos.

Autor: Mikel Alonso

Por otra parte, la estética del “Porn Food” también ha tenido un importante boom televisivo en Estados Unidos, a través de algunas cadenas dedicadas a la cocina aunque en Europa, salvo en programas como los de la gastronómicamente lasciva Nigella Lawson, el “Porn Food” ha sido más fotográfico, refinado y propio de la alta cocina.

Y ahora, por primera vez, el “Porn Food” ha llegado a España.

Autor: Roberto Gómez

Para entender con exactitud el concepto “Porn Food” tenemos que desplazarnos a La Laguna (Tenerife) donde estos días se está celebrando el Festival de Cine Gastronómico Cine Escena. En el marco de este Festival podemos observar la primera exposición fotográfica en España relacionada con la comida pornográfica.

Autor: Mikel Alonso

Esta exposición, que lleva por título “Del bodegón al porn food”, recoge más de 50 imágenes de 14 fotógrafos españoles que trabajan íntimamente con los grandes cocineros españoles y que buscan la sugestión y la sensualidad a través de primerísimos planos del ingrediente.

Autor: Francesc Guillamet

El reciente desarrollo de la gastronomía en nuestro país ha ayudado al desarrollo de la fotografía asociada a platos que hace unos años eran impensables. Sin embargo estamos ante un proceso de retroalimentación ya que, como afirma el maestro Ferrá Adriá, la cocina de vanguardia no habría llegado a ser lo que es sin la fotografía gastronómica actual.

“Del bodegón al porn food” muestra como la fotografía gastronómica ha experimentado una revolución al mismo nivel que lo ha hecho la cocina. De los tristes bodegones que apenas buscan su fotogenia y que aparecen en libros y revistas de los años 60 del pasado siglo, se pasa en este siglo XXI a la sensualidad de una piel que se resbala de un ajo, una langosta con forma sugerente o el liquido que se escapa del vértice de un timbal de chocolate blanco.

Autor: Roger Méndez

Estas imágenes están hechas en primerísimos planos recordando una mirada popularizada por el cine porno y que, aplicada a la gastronomía, se denomina “Porn Food”.

Evidentemente el término “Porn Food” alude más al plano metafórico de la sensualidad de las fotos que a la literalidad y, según Yanet Acosta, la comisaria de la exposición, la muestra permite, aparte de su contenido erótico, atisbar hacia dónde está evolucionando la fotografía de comida.

Autor: Félix Soriano

Es evidente que estamos ante una muestra más de la importancia que está cobrando la gastronomía en nuestros días.

Los tiempos en los que cocinar tenía como único fin alimentarnos han pasado. Además de tener en nuestro país un elenco de los mejores cocineros mundiales, en los últimos años han aparecido Fundaciones, grupos de investigación y hasta carreras universitarias dedicadas al desarrollo de la cocina tanto tradicional como de vanguardia.

Por otra parte, en el campo científico ha aparecido la primera revista de ámbito internacional dedicada a la gastronomía, denominada International Journal of Gastronomy and Food Science y publicada por Elsevier.

Autor: Javier Peñas

Sin embargo no debemos repetir errores que se han producido en otros ámbitos de la ciencia y que han tenido consecuencias fatales para el desarrollo de los mismos.

Hace unos días leí que un famoso cocinero madrileño había acuñado un nuevo término, la “Gastrogenómica”, con el que se ha propuesto por una parte, recuperar el sabor original de los alimentos basándose en la identificación del ADN original de frutas y verduras y, por otra, recobrar su sabor gracias a la memoria gustativa.

Sobre la parte de marketing de la “Gastrogenómica” puede que, en la era de la genética, proteómica y genómica, la idea sea brillante. Sobre la parte científica…me reservo mi opinión…yo me quedo con el “Porn food”.

Jose

Nota: Pasen a Scientia y voten por su fotografía preferida…

Fuentes:
Catálogo de le exposición “Del bodegón al porn food”
Blog “El comidista”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Humor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La comida y el sexo

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s