La Gastrolocura

Aun no nos hemos recuperado de la desaparición del término “Bio” en una gran mayoría de productos alimenticios, y un nuevo prefijo, también relacionado con la alimentación, ha desembarcado en la sociedad… hoy, en Scientia, les presentamos al equipo “Gastro”.

Elegir al once ideal no ha sido tarea fácil. En una rápida búsqueda por la red he encontrado decenas de palabras con el prefijo “Gastro”. Tras leer sus “curiosas” definiciones, el equipo de gala estaría formada por los siguientes vocablos:“Gastrológica”, “Gastrofísica”, “Gastrored”, “Gastrobotánica”, “Gastroeconomía”, “Gastrobiología”, “Gastrocosmética”, “Gastrogenómica”, “Gastroquímica”, “Gastropsicología” y “Gastrología”…a cual más surrealista.

Como objetivo de la entrada de hoy me propongo, en un intento casi suicida, no solamente intentar definir cada uno de estos vocablos sino establecer un podio de honor con los tres términos que más me han impactado.

1.Gastrológica: Mezcla de la cocina democrática, la circunferencia y la cocina psicológica…sin comentarios.
2.Gastrofísica: Ciencia que estudia las interacciones entre el espacio, el tiempo, la materia y la energía en el campo de la alimentación humana…no me pregunten de qué va porque la definición se las trae.
3.Gastrored: Red Social exclusiva para profesionales de la Gastronomía y la Restauración dependiente de la “Fundación Arte y Gastronomía”.
4.Gastrobotánica: Fenómeno gastronómico que se basa en el aprovechamiento de las plantas y de sus derivados que hace uso de productos novedosos y visualmente muy atractivos como es el caso de las flores comestibles.
5.Gastroeconomía: Blog gastronómico donde se analizan las noticias más recientes de gastronomía relacionadas con la actividad económica.
6.Gastrobiología: Rama de la Gastronomía dedicada a la cocina elaborada con productos biológicos y ecológicos.
7.Gastroquímica: Ciencia que analiza los mecanismos químicos de la alimentación humana y como, de una u otra forma, la nutrición influye en todas las funciones del cuerpo humano.
8.Gastropsicología: Rama de la psicología enfocada a resolver problemas relacionados con la alimentación.

Como habrán podido observar hay “Gastro” para todos los gustos pero lo bueno viene ahora…La elección del podio de honor ha sido difícil porque les puedo asegurar que cada uno de los integrantes del “Gastro team” tiene su miga”…ahí van nuestras tres “Gastro medallas”:

La medalla de bronce se la ha ganado a pulso…la “Gastrogenómica”, ciencia que pretende recuperar el sabor original de los alimentos “mediante la identificación del ADN original de frutas y verduras que permita recobrar su sabor gracias a la memoria gustativa”…menuda definición.

Es cierto que en la era de la proteómica, la genómica y la metabolómica, relacionar la gastronomía con la genética no es una mala técnica de marketing…pero no nos pasemos de la raya. Una cosa es que empleemos alimentos tradicionales o, incluso, ecológicos, a la hora de diseñar los menús de un restaurante y otra es hablar del ADN de los alimentos para mejorar características sensoriales…claro que como el comensal no tiene ni idea de biotecnología…pues ¡¡¡todo vale!!!.

La medalla de plata se la vamos a otorgar a la “Gastrocosmética”, un nuevo concepto en busca del equilibrio vital que aúna belleza y gastronomía cuidando el interior y el exterior del cuerpo humano a través del consumo de productos frescos y naturales.

Es cierto que algunas formas comerciales de cosmética han desarrollado, en colaboración con empresas alimenticias, ciertos productos pertenecientes al sector de los nutraceuticos que parece ser que pueden tener efectos beneficiosos sobre el aspecto físico …pero a esto no se refiere la Gastrocosmética.

¿Quieren que les cite algunos ejemplos y aplicaciones de gastrocosméticos? Aquí los tienen:

Si usted tiene problemas de acnélas ostras, como fuente natural de zinc, son su solución. Que desea mantener una piel suave…pues a tomar grandes cantidades de café por su contenido en ácido felúrico. Que su piel está excesivamente expuesta a la radiación solar, pues consuma zanahorias, tomates, mango, calabaza, verduras, atún, salmón, caballa y demás alimentos ricos en diversos tipos de antioxidantes. Si lo que pretende es retrasar el envejecimiento cutáneo (ya estamos con el elixir de la eterna juventud) pues a ingerir uva tinta por su alto contenido en resveratrol, al igual que los polifenoles del té verde o el ácido elágico de la granada, ricos en otros antioxidantes.

Pero la gran estrella de la Gastrocosmética es…¡¡¡el brócoli!!!. Su contenido en minerales como el potasio, hierro y manganeso o su alta concentración de antioxidantes como carotenoides y selenio le ayudan a tener un cutis más limpio y radiante.

La Gastrocosmética va más allá…Una empresa de productos cosméticos, bajo el lema “Te cuidamos por dentro y por fuera” en colaboración con un prestigioso restaurante ofrecen un “Menú gastrocosmético”. Para empezar, un cóctel de bienvenida, un surtido de entrantes y makis japoneses rellenos de melón y brócoli macerado con vinagre balsámico y cubierto de virutas de jamón, y como platos principales, solomillo salteado al wok y lubina al vapor con salsa de mango. De postre: un bizcocho de té verde con sorbete de frambuesa e incluye, de regalo, un juego de productos de belleza (sérum y cremas) con el brócoli como principal ingrediente activo que acaba de sacar al mercado una conocida firma cosmética…esto ya me parece excesivo…aunque si me dan también un “apartamento en Torrevieja” es posible que me abone al menú gastrocosmético.

Y ahora llega el momento que todos estaban esperando. La medalla de oro, que define al mejor jugador de nuestro “Gastro team”, es para…la “Gastrología” …todo una ciencia en sí misma…lo más de lo más.

La Gastrología es un término creado por Ennio Carota, gourmet italiano radicado en Argentina, para referir a la relación entre el horóscopo y las preferencias gastronómicas.

Resulta que, según los gastrólogos, el signo del Zodíaco en el que uno nace no sólo determina el carácter, sino también el gusto está determinado por las estrellas y cada signo prefiere cierto tipo de comida…¡¡¡vaya tela!!!.

Las raíces de la Gastrología las encontramos en el año 1987 cuando un médico francés, Louis Donnet, tras estudiar a más de 12.000 pacientes, publicó un Zodíaco para la salud. En esta “joya” de libro Donnet le confería a cada signo astrológico un determinado régimen, el cual sería más apetecible para aquellos nacidos bajo ese signo, pero también el más saludable.

Pero según Carota, fiel candidato junto a Salfate (“el azote de los transgénicos”) a hacerse con el título de “magufo del año 2011” que otorgaremos a final de año, el legendario Nostradamus fue el primero en relacionar la comida y la metafísica ya que creía que la comida podía tener relación con cuestiones no terrenales, y fue por ello que escribió un completo recetario al respecto…otra joya.

La Gastrología no solamente ofrece una completa descripción de los gustos y de la conducta en la mesa según el horóscopo, sino que además, da consejos para conquistar por el estómago y explica las distintas relaciones entre compañeros de mesa de distintos signos…ahí van algunas delicatesen como ejemplos:

Respecto a las preferencias gastronómicas, Aries prefiere el pescado y los vegetales, Cáncer rechaza el alcohol, Virgo la carne, a Géminis le encanta el huevo y el queso, Libra es el signo de la alta cocina y a Escorpio le gustan las comidas afrodisíacas.

Pero la Gastrología no se queda ahí…ya puestos a delirar también se ha estudiado la posición que cada signo debe ocupar en la mesa (Aries va mejor en la cabecera) y, sobre todo, los mejores compañeros de mesa y mantel. De hecho se afirma que para una comida romántica, la mejor compañía que podría tener Virgo es Capricornio, Piscis puede ser el mejor compañero de Tauro en la mesa y, por último, Leo y Sagitario hacen muy “buenas migas”…en mi caso se ve que soy la excepción que confirma la regla pues precisamente los Virgo y yo…como que no somos de irnos de comidas románticas.

Todo lo reflejado en este artículo, puesto en clave de humor, tendría que servirnos para aprender algo.

Hace ya mucho tiempo, más del que quisiera, tuve el honor de disfrutar de los años gloriosos de la Facultad de Químicas en una Universidad española. La carrera, dividida en cuatro especialidades (Bioquímica, Química Agrícola, Química Industrial y Química Fundamental) estaba en pleno esplendor. Las aulas repletas de alumnos y un ambiente espectacular.

Sin embargo, el renombre de esa carrera provocó que “grandes mentes pensantes” tuvieran la feliz idea de convertir esas especialidades en cuatro carreras independientes. El resultado fue devastador: las cuatro carreras fueron un fracaso, los alumnos abandonaron las aulas y la carrera de Ciencias Químicas en mi Universidad dejó de ser un referente nacional…

Moraleja: Se habrán dado cuenta que no he nombrado a la Gastronomía a lo largo del artículo de hoy. Dejemosla en paz. No queramos aprovechar los momentos de esplendor que está teniendo en todo el mundo, no solamente a nivel culinario sino también de investigación, docencia y divulgación, para crear ciencias y pseudociencias paralelas. Si lo hacemos…la Gastronomía tendrá un final parecido al de mi añorada Facultad de Químicas.

Yo, por si acaso triunfa el “lado oscuro de la Gastronomía”, estoy empezando a preparar mi propia ciencia gastronómica: la “GastroScientia” …se aceptan sugerencias para definirla…

Jose

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Humor, Nutrición y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La Gastrolocura

  1. Pingback: La Gastrolocura

  2. Pingback: La Gastrolocura | PHP SPain

  3. Pingback: La Gastrolocura

  4. Alive dijo:

    GastroScientia: conjunto de creencias e ideas dadas en el siglo II a.C que exponen la relación entre los alimentos que come el autor del blog Scientia y las entradas que escribe, así como los intervalos de horas/días en los que no escribe. Nótese que en el siglo II a.C no existía el blog Scientia ni su autor.

    Sí, sí, lo reconozco, he usado a la religión como modelo para la definición xD

    Saludoss..

  5. Pingback: La Nanocosmética o el diminuto arte de ponerse guap@ | SCIENTIA

  6. Pingback: ¿Gastro qué? ¡Gastrocosmética! « 7 pecados digitales

  7. gusa dijo:

    no entiendo muy bien cual es el punto de esta informacion…

    Les dices a todos que no hay relacion entre los alimento y el bienstar fisico y mental del ser humano???

    El brocoli, la zanahoria, y demas no son beneficosos para las cosas que mencionan que lo son?

    que debemos hacer entonces? tomar una pastilla o conjunto de pastillas para prevenirlo todo?

    por favor JOSE una aclaracion al respecto
    gracias””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s