Desmontando la homeopatía con química básica

En los últimos años se ha producido un preocupante auge de las pseudociencias, entendiéndose estas como aquellas afirmaciones, creencias o prácticas que son presentadas incorrectamente como científicas ya que no cumplen con un método científico válido y no pueden ser comprobadas de forma fiable al carecer de estatus científico. Estas pseudociencias, entre las que se encuentran la bioneuroemoción, el reiki, las flores de Bach, etc., no solamente no han demostrado ningún rigor científico sino que, a veces, pueden suponer un problema para la salud de sus seguidores más allá del despilfarro económico. Me refiero a aquellas ocasiones en las que el ciudadano decide sustituir la medicina efectiva por este tipo de tratamientos.

Para seguir leyendo pinchen aquí.

122753533--624x722.jpg

Esta artículo forma parte de mi colaboración quincenal con La Verdad.

Jose

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación científica, Escepticismo, Química y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s