“A Resveratrol muerto…Hydroxytyrosol puesto”

Innumerable cantidad de publicaciones científicas, proyectos de investigación financiados y hasta un congreso mundial de carácter bianual dedicado exclusivamente a sus beneficiosas propiedades. El resveratrol ha sido durante muchos años en el rey de los compuestos con alta actividad biológica debido, principalmente, a su alta capacidad antioxidante. Sin embargo, en los últimos tiempos, y coincidiendo con la entrada en escena de la empresa farmacéutica, se están levantando voces en contra de este compuesto.

Es cierto que el querer convertir al resveratrol en la molécula de la eterna juventud por parte de algunas casas comerciales en colaboración con científicos con sospechosos intereses comerciales, no le ha hecho un gran favor a este compuesto fenólico (como así expusimos en la entrada “Los 7 pecados capitales del resveratrol”), pero también es verdad que el resveratrol puede tener otros beneficios reales que ya se están empezando a descubrir…No deberíamos enterrar al rey antes de tiempo.

Hydroxytyrosol

A pesar de ello, ya se sabe cómo trata la vida a la gente que se pasa de moda…se les olvida fácilmente…pues con las moléculas químicas no iba a ser menos así que… “A Rey muerto…Rey puesto”…y ya tenemos sucesor para el resveratrol…el hydroxytyrosol…un príncipe aventajado que es capaz de relacionar el SIDA con el aceite de oliva y la protección solar… ¡¡¡casi ná!!!

El hydroxytyrosol es un orto-difenol con una importante actividad biológica que se encuentra en la naturaleza en la aceituna y en el aceite de oliva virgen extra bien en forma libre o en forma de éster, contribuyendo en un 70 a un 80% a la fracción fenólica total.

Este compuesto es responsable junto con otros compuestos fenólicos del sabor amargo característico del aceite de oliva así como de su elevada estabilidad debido a la gran actividad antioxidante del hydroxytyrosol….muy superior a la del rey destronado, el resveratrol.

La importancia que está cobrando este antioxidante en la actualidad se ve reflejada en el elevado número de artículos científicos relacionados con las potenciales aplicaciones del hydroxytyrosol que se han publicado en los últimos años. Antes de citarlas hay que indicar al lector que todas estas investigaciones se han realizado “in vitro” por lo que hacen falta posteriores estudios “in vivo” para valorar sus potenciales aplicaciones reales.

Las principales propiedades saludables del hydroxytyrosol podemos resumirlas en seis grandes apartados:

1. Disminución del riesgo cardiovascular y de las cardiopatías. Diversos autores han demostrado como el hydroxytyrosol previene la oxidación del colesterol de baja densidad (LDL) por lo que nuestro “nuevo” antioxidante puede jugar un papel clave en la prevención de la aterosclerosis y enfermedades relacionadas como la cardiopatía coronaria y el accidente cerebrovascular.

2. Prevención del cáncer. Bien sea por la protección que ejerce al ADN ante el daño provocado por los radiales libres, o por su efecto antiproliferativo demostrado “in vitro” a través de la inducción de apoptosis o muerte celular, diversos autores han propuesto que el hydroxytyrosol puede ser un compuesto de gran ayuda en la lucha contra el cáncer.

3. Neuroprotección. Diferentes trabajos muestran que el hydroxytyrosol puede proteger a las células del sistema nervioso central de morir tras la exposición a inductores de estrés oxidativo tales como la proteína beta-amiloide, la cual se deposita en las neuronas durante la enfermedad de Alzheimer.

4. Actividad anti-inflamatoria. El bloqueo que el hydroxytyrosol ejerce sobre la generación de radicales libres abre una puerta al uso de este fenol como agente antiinflamatorio de origen natural.

5. Dermoprotección. La protección que el hydroxytyrosol ofrece a las a las células epiteliales de la radiación ultravioleta unidas a sus propiedades lipofílicas e hidrofílicas lo hacen muy apropiado como antioxidante natural de excelentes propiedades físicas para su uso cosmético mediante desarrollo de nuevos productos de protección solar.

6. Lucha contra el SIDA. La última de las aplicaciones del hydroxytyrosol, su papel en la prevención del VIH, me ha llamado poderosamente la atención y por ello me voy a extender un poco más en ella.

El hydroxytyrosol es un agente antiviral de amplio espectro. Son varios los artículos científicos que han demostrado como el hydroxytyrosol es capaz tanto de inhibir la proliferación del VIH mediante el bloqueo de la integrasa como contra otras clases de virus que proliferan mediante mecanismos de acción similares, así como combatir virus empaquetados en su cápsida, tal como se ha descrito muy recientemente en los casos de diferentes cepas de rotavirus y virus de la gripe.

A lo largo de las entradas que han ido apareciendo en Scientia, el tema del SIDA ha ido surgiendo de forma colateral…y en casi todas las ocasiones han sido nuestros lectores quienes han ido, mediante sus comentarios, sacándolo a la palestra.

Primero fue un lector quién a raíz del artículo titulado “¿Hay que investigar en las enfermedades raras?” se hacía la siguiente pregunta “en lo referente al SIDA ¿interesa encontrar la curación o transformarlo en una enfermedad crónica para que el enfermo gaste de por vida una cantidad ingente de dinero?”.

Posteriormente, en la entrada “La triste batalla de la vacuna de la Polio…Salk contra Sabin” otro lector indicaba que “a las grandes farmacéuticas no les interesa desarrollar una vacuna contra el SIDA por sus intereses económicos pero que, por suerte, siempre hay grupos científicos independientes y, sobre todo, pequeñas farmacéuticas con ansias de riqueza, a las que sí les interesa”.

Estoy absolutamente de acuerdo con los dos. Pienso que a las grandes empresas farmacéuticas que tienen desarrollado una serie de fármacos contra el SIDA no les interesa investigar en una vacuna contra esta patología…sino convertirla en una enfermedad crónica. También pienso que hay investigadores independientes que estudian nuevas formas de combatir el SIDA sin que ello le vaya a rendir grandes ingresos millonarios. Por último, sí que es cierto que existen otras empresas farmacéuticas, que con un legítimo ánimo de lucro, luchan por prevenir y/o curar el SIDA.

Y es en este marco donde volvemos al hydroxytyrosol. Recientemente leí en un diario local como un grupo de investigadores pertenecientes a una pequeña empresa que ha logrado producir hydroxytyrosol de gran pureza mediante tratamientos químicos y enzimáticos, están investigando en el desarrollo de una crema rica en hydroxytyrosol que, aplicada antes del coito, podría evitar el contagio del SIDA.

En la primera etapa de la investigación se han llevado a cabo una serie de experimentos “in vitro” que han demostrado que la crema rica en hydroxytyrosol previene el contagio. Leyendo la noticia en la prensa me llevé una desagradable sorpresa cuando un lector acusaba a los investigadores de haber realizado solamente estudios “in vitro” y que eso no servía para nada….No nos equivoquemos, los ensayos “in vitro” no son concluyentes en lo referente a su aplicación definitiva en humanos…pero son absolutamente imprescindibles para alcanzar los objetivos propuestos.

La siguiente fase, que se está desarrollando en la Universidad de Carolina del Norte, intenta demostrar que la crema es útil para prever el SIDA en determinados ratones transgénicos que tienen una respuesta muy parecida a los humanos.

En el caso de que los resultados sean positivos, y una vez comprobada que la composición de la crema es inocua para los humanos, se comprobará si la crema es realmente útil para prever el SIDA entre personas.

Espero sinceramente que todas las investigaciones lleguen a buen puerto ya que la causa lo merece. Pero también espero que si alguno de los pasos es negativo, los investigadores desarrollen alternativas para su investigación y no se empeñen, como ha ocurrido en el caso del resveratrol y su surrealista relación con la teoría del envejecimiento, en comercializarlo a precio de oro aunque no estén demostradas sus ventajas.

¿Mi opinión personal sobre este compuesto? Pues que hay que esperar antes de coronar al príncipe. Los resultados previos son esperanzadores pero esto también se ha podido observar en otras muchas moléculas que se quedaron en nada.

Creo que, por su alta capacidad antioxidante, el hydroxytyrosol tiene un gran valor añadido que hay que saber explotar…pero hay que aprender de los errores cometidos con el resveratrol para no volver a repetirlos.

Antes de que empiecen a aparecer en el mercado cápsulas, pastillas y demás zarandajas ricas en este potente antioxidante, sería conveniente que los estudios realizados hasta ahora “in vitro” se desarrollasen no solamente en animales superiores sino también en humanos.

También sería importante que, a diferencia de lo que ha ocurrido con el resveratrol, las concentraciones que se empleen de hydroxytyrosol a la hora de comercializarlo sean exactamente las mismas que se han empleado en los estudios “in vitro” y que no haga falta ingerir docenas de pastillas o litros de aceite de oliva para poder observar un efecto positivo.

Pero sobre todo, un ruego a las empresas que comercialicen este compuesto…y a los científicos que estén involucrados…no queremos otra molécula milagro que lo cure todo y nos haga alcanzar los 150 años sin una arruga en la piel y en perfecto estado de forma…en resumen, que no nos tomen por tontos…que no lo somos.

Jose

Nota: Esta es mi segunda entrada en el Carnaval de la Química, que durante este mes celebra su cuarta edición en el blog de JM Mulet “Los productos naturales, ¡vaya timo!”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medicina, Química y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a “A Resveratrol muerto…Hydroxytyrosol puesto”

  1. Dani dijo:

    Jose, mi más sincera enhorabuena por este artículo. Toda una lección. Cada día aprendo más con tu blog. Cuídate porque la gente como tú, tan valiente y brillante, escasea.

    Un abrazo

  2. Pingback: A Resveratrol muerto…Hydroxytyrosol puesto

  3. Realmente no creo que sea sostenible la frase “a las grandes empresas farmacéuticas que tienen desarrollado una serie de fármacos contra el SIDA no les interesa investigar en una vacuna contra esta patología…sino convertirla en una enfermedad crónica”.

    ¿Por qué? Porque esas mismas empresas saben perfectamente que hay otras empresas, grandes, pequeñas y medianas, universidades e instituciones diversas buscando la vacuna y la cura contra el SIDA. Y saben perfectamente que en el momento en que se encuentre, el juego va a cambiar totalmente. Precisamente por ello les interesa no sólo ser hoy las que abastecen la atención de la enfermedad crónica, sino ser mañana las que vendan la vacuna o la curación del SIDA.

    Toda la visión conspiranoica de una industria farmacéutica más o menos monolítica y de pensamiento uniforme carece de ejemplos. Lo mismo se aplica al cáncer, cualquier empresa que tenga la curación de un solo tipo de cáncer (digamos, el melanoma) estará en posición de obtener ingresos fabulosos y dudo mucho que, tanto en la lógica de la ciencia como en la del capitalismo, alguna haya decidido abandonar la investigación para “frenarla”, pues esto no es posible. Lo que no investigue una lo está investigando otra sin preocuparle si hunde a su competencia, más aún, proponiéndoselo.

    Recuerdo los compuestos antiulcerosos que cayeron en ventas en picado al descubrirse la Helicobacter pylori, por ejemplo. ¿No habría querido el dueño de Maalox o de otros medicamentos antiulcerosos ser quien garantizara sus ingresos hacia adelante con un antibiótico específico para esta bacteria? Yo creo que sí.

    Por supuesto, el mítico investigador independiente que encuentra la cura del SIDA jugando con su Quimicefa será cortejado por todas las farmacéuticas y por muchos inversores que hoy no están en las farmacéuticas, pero podrían instalar una si se tercia, y darse el gusto de llenarse de dinero mientras perjudican a otros empresarios e inversores poderosos. (Aunque tales investigadores de cochera no han hecho muchos descubrimientos científicos relevantes en los últimos años, como todo mundo sabe.)

    • Hola Mauricio, encantado de tenerte de nuevo por aquí. Estoy de acuerdo en algunos de tus comentarios pero me gustaría darte mi opinión acerca de otros. No soy de los que piensan en conspiraciones de la industria farmaceutica ni en investigadores independientes que juegan con su Quimicefa…más bien todo lo contrario. Tampoco pienso que la industria farmaceutica no se alegre de que se descubra una vacuna contra el SIDA…mi pensamiento, y el de muchos profesionales de la salud, es mucho más lineal. Una empresa que tenga desarrollada toda la batería de medicamentos contra el SIDA que debe ingerir una persona contagiada no va a hacer la gran inversión necesaria para “intentar” descubrir la vacuna del VIH. Precisamente al respuesta la has dado tu: “hay otras empresas, grandes, pequeñas y medianas, universidades e instituciones diversas buscando la vacuna y la cura contra el SIDA”. Además, ¿de verdad piensas que la vacuna del SIDA se venderá a precio de oro?Yo creo quepor muchos motivos, no…
      Un saludo
      Jose

      • Hola,

        Un placer andar por aquí, claro. Creo que, precisamente para protegerse de la reducción de ingresos que les provocará que otro descubra la vacuna, la estrategia razonable es investigar la vacuna. Sin contar con que las patentes de los componentes de los cócteles antirretrovirales van caducando, cosa que generalmente se nos olvida: el monopolio farmacéutico sobre cualquier medicamento siempre tiene fecha de caducidad. Por ejemplo, la del lamivudine caduca este año.

        Sobre tu pregunta, no, la vacuna del SIDA no se venderá a precio de oro, por supuesto. Pero se venderán millones y millones de dosis más que de los antirretrovirales. Durante el período del monopolio sería un negocio redondo, sin dejar de vender los cócteles antirretrovirales a quienes ya son seropositivos o sidóticos, y quienes lo serán pese a la vacuna. Toda la lógica de como funciona el mundo farmacéutico es tal que, si yo fuera accionista de alguno de los grandes complejos farmacéuticos y mi directiva no estuviera velando por los beneficios de la empresa dentro de 10 años, los echaría, punto.

        Saludos.

  4. Antonio López dijo:

    Como responsable de la frase “a las grandes empresas farmacéuticas que tienen desarrollado una serie de fármacos contra el SIDA no les interesa investigar en una vacuna contra esta patología…sino convertirla en una enfermedad crónica”, creo que debo matizar algún detalle de lo que de ella se desprende. No tengo la más mínima prueba de esta afirmación, por lo que puedo estar equivocado. Pero me mantengo y me reafirmo en ella. Quizá el reciente ejemplo de la actuación de una gran empresa farmacéutica (con un importante accionista a la par que vicepresidente de los EEUU) en la “letal” Gripe A, pueda servir de ejemplo.
    Es una explicación larga, por eso os dejo algún enlace para que saquéis vuestras propias conclusiones.
    Gracias y repito, puedo estar equivocado.

    http://www.slideshare.net/viterick/pandemia-del-lucro
    http://www.slideshare.net/begabi/el-negocio-de-la-gripe-a
    http://blogsdelagente.com/lenovision/2009/06/30/el-negocio-la-gripe-a/

  5. Pingback: La reina de la encapsulación molecular | SCIENTIA

  6. David R dijo:

    Hola, gracias por tu articulo esta muy interesante, pero me gustaria que me dieras respuesta a esto: Quieres decir que los productos que venden en el mercado y que supuestamente vienen con resveratrol. ya sea en capsulas, jugos y demas presentaciones, es completamente falso?. Es decir que en estos momentos no existe algún producto con las propiedades que ofrece el resveratrol?

    • Hola David,
      No he dicho eso ni tampoco lo pienso. Todos tienen las concerrtacines de resveratrol que indican en el envase (al menos confío en eso). Otra cosa son las propiedades beneficiosas que puedan ofrecer. Estas no están totalmente demostradas en humanos por lo que muchas de ellas habría que ponerlas en cuarentena.
      Un saludo

  7. Curioso dijo:

    Hola.
    Creo que en lo de la acción antiinflamatoria, no tienen que ver los radicales libres con dicha acción.
    Se trata de una respuesta inmunológica local y los radicales libres afectan a la estructura del ADN pero no actúan a nivel de heridas que yo sepa.. otra cosa es que ayude a cerrar la herida o sea un coagulante.

    Un saludo

  8. Miquel Canet dijo:

    Hola Jose
    Seria de gran interés tu percepción respecto a las conclusiones de la EFSA de las propiedades del Hydroxytyrosol. También te pido que nos ilustres respecto de la diferencia entre los compuestos naturales y el hydroxytyrosol sintético.

    Gracias por tu trabajo, sigue así.

  9. Pingback: El Imperio del Revidox (II): la saga continúa | SCIENTIA

  10. Pingback: “A Resveratrol muerto…Hydroxytyrosol puesto” | hydroxytyrosol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s