Sir Francis Galton…el hombre capaz de medirlo todo

Desde medir la belleza de las mujeres hasta fundar la Bioestadística como Ciencia, desde publicar en Nature como cortar científicamente una tarta hasta escribir libros de Meteorología, desde recomendar la selección artificial del ser humano para mejorar la raza hasta evaluar si las plegarias alargan la expectativa de vida…Francis Galton, culpable de todos estos hechos, y de muchos más, fue lo más parecido a un genio…gusten o no gusten sus ideas….y eso que el tipo no me cae nada bien.

Cada día que pasa admiro más a aquellos científicos que, lejos de la superespecialización que reina hoy en día en el mundo de la ciencia, dedicaron su vida no solamente a una materia concreta sino a muy diferentes disciplinas con resultados espectaculares.

Por ello hoy en Scientia presentamos, ni más ni menos, que a un “Sir” del imperio británico, Francis Galton, un personaje muy peculiar y con el que personalmente comparto un triste secreto que desvelaremos al final de este post…qué se le va a hacer…

 Supe de él cuando preparaba la entrada publicada la semana pasada acerca de La nanotecnología y la Guerra de las huellas dactilaresdonde Francis Galton tuvo un protagonismo especial debido a su “sospechosa habilidad” para atribuirse la paternidad del uso de las huellas dactilares en criminología.

A pesar de que estudió Medicina en el Hospital General de Birmingham, en el King’s College de Londres y en el Trynity College de Cambridge, Galton no fue titular de ninguna Cátedra universitaria

Sus investigaciones no tuvieron lugar ni en Cambridge, ni en Oxford, ni en ninguna otra prestigiosa Universidad británica, pero eso no fue obstáculo para que sea reconocido por sus aportaciones a áreas tan dispares como la psicología, la biología, la tecnología, la geografía, la estadística o meteorología“igualico” que ahora, que no hay quien nos saque de nuestra línea de investigación no sea que bajemos nuestro número de publicaciones al año…

En 1844, y una vez concluidos sus estudios, Francis Galton se embarcó, al igual que su primo el legendario Charles Darwin, en una serie de viajes por África y Europa que le sirvieron para escribir varios libros acerca de sus experiencias como explorador.

En el campo de la Biología, y ya reflejando su obsesión por los aspectos hereditarios que marcaron sus investigaciones, Galton refutó la teoría de la pangénesis e incluso llegó a formular la Ley de Galton de la herencia ancestral. Sin embargo, estas contribuciones a la teoría de la herencia, que gozaron de mucha popularidad en su tiempo, han sido modernamente superadas por el desarrollo de la genética mendeliana-weismaniana.

¿A qué no saben a quién se debe la famosa palabra “Anticiclón” que tan de moda puso el gran Mariano Medina entre los españoles? Sir Francis no solamente acuñó este término sino que en 1863 publicó su famosa “Meteorographica”, notable obra de referencia en este campo y en la que se hace por primera vez un uso sistemático de mapas meteorológicos.

En el mundo de la Psicología, otra ciencia que en el mundo de la docencia universitaria y gracias a los famosos Planes de Bolonia (o mejor dicho a la triste adaptación española de los mismos) me lleva de cráneo, la aportación de Galton fue muy significativa.

La huella que le dejó su primo fue tan grande que Galton decidió aplicar los principios Darwinistas al estudio de las diferencias individuales, llegando a considerársele el “padre” de la psicología diferencial.

Las teorías de Galton, focalizadas en el estudio de las diferencias individuales de las capacidades humanas desde una perspectiva adaptativa y biológica, se enfrentaban radicalmente a las ideas psicológicas que más difusión tenían en su época…lo que dio lugar a dos corrientes enfrentadas…el escenario que le gustaba a Galton…siempre buscando polémica.

Siguiendo esta línea llegó uno de los aspectos más criticados de sus investigaciones, su polémica teoría de la “Eugenesia”, en la cual se aplicaba la selección artificial al ser humano para mejorar la raza.

Galton subrayaba que la propia naturaleza o conjunto de dotaciones innatas del individuo era un factor determinante del éxito en la vida. Para demostrarlo, estudió a una serie de hombres eminentes. Comprobó que los padres que presentaban características sobresalientes tendían a tener hijos con iguales características, y pensó que esto debía explicarse fundamentalmente en función de la naturaleza y no de la crianza. Puede decirse que el eje en torno del cual giró toda la obra de Galton fue su aseveración de que “la herencia importa más que el medio”.

¡¡¡Hasta llegó a promulgar una técnica, conocida como el “Método biométrico”, para medir la inteligencia!!!

Éstas y otras teorías similares sirvieron de base a los ideales de superioridad de raza, como los del nazismo alemán, pero también tuvieron gran aceptación en el resto de Europa y en Estados Unidos. La práctica de la eugenesia se reflejó en la limpieza étnica, así como en la esterilización de personas con discapacidad intelectual, delincuentes, pobres o enfermos mentales…sin comentarios… ¿entienden ustedes ahora por qué Galton no es mi ídolo?

Además, aunque esta concepción general fue perdiendo popularidad entre los científicos de la conducta a lo largo del siglo XX, en los últimos tiempos ha recobrado alguna vigenciaojito con estos temas no sea que aviven determinados fuegos…

Pero todo lo comentado hasta ahora, que ya es mucho, no ha sido lo que más me ha llamado la atención de este personaje algo pintoresco.

A pesar de que el protagonista de hoy ha pasado a la historia por ser un excelente antropólogo, geógrafo, explorador, inventor, meteorólogo, estadístico y psicólogo británico, la parte que más me enganchó de este hombre es su amor a medir y cuantificar prácticamente …TODO.

Su obsesión por medir todo lo medible, y lo no medible, le hizo no solamente tener un laboratorio de antropometría que le permitió recoger una inmensa cantidad de datos, sino fundar también, junto con Karl Pearson y Walter Weldon, la revista científica Biometrika.

Sin embargo, Galton necesitaba una base científica para evaluar los datos recogidos en su investigación por lo que decidió, como si fuese fácil, crear la ciencia que me ha llevado de cabeza en los últimos años: la Estadística.

En mi etapa de doctorando los datos estadísticos más complejos que te pedían en las revistas científicas era el cálculo de la media aritmética y, como mucho, de la desviación estándar.

Hoy en día prácticamente todo trabajo científico que se precie está respaldado por un buen soporte estadístico siendo uno de los culpables, sin lugar a dudas, Francis Galton, considerado por muchos como uno de los padres de esta “nueva” ciencia.

Este británico explicó el fenómeno de la regresión a la media, usó por primera vez la distribución normal, describió las propiedades de la distribución normal bivariada y su relación con el análisis de regresión y también introdujo el concepto de correlación posteriormente desarrollado por Pearson y Sperman…y fue a partir de sus aportaciones cuando la estadística comenzó a considerarse una ciencia…y a mí a llevarme de cabeza.

Y por fín, una vez desarrollados todos los procedimientos estadísticos necesarios para justificar sus innumerables medidas, Galton se desbocó y dió rienda suelta a su verdadera pasión…

Ya que nuestro protagonista era muy supersticioso, y para darle un poco en el cogote, les voy a presentar los 13 más estrambóticos trabajos que hizo a lo largo de su vida Francis Galton…se reirán cuando lo lean…pero piensen que la gran mayoría de ellos han sido publicados en…¡¡¡Nature!!!

¿Qué cómo es posible que una revista de esta categoría publique estas “investigaciones”? A lo mejor tuvo algo que ver que Galton fuera uno de los fundadores de la revista “The Reader”…que luego se convertiría en Naturepillín, pillín

1) Investigaciones estadísticas sobre la eficacia de las oraciones…como lo oyen…más bien lo leen…Uno de los trabajos de Galton que más polémica causó fue el estudio de la eficacia de rezar a Dios. Dado que los miembros del clero se pasaban la vida rezando, y con el mazo dando, Galton intentó correlacionar ese hecho con una expectativa de vida más prolongada….nada más lejos de la realidad.

Tras un exhaustivo estudio a partir de cientos de datos biográficos, Sir Francis llegó a la conclusión de que tanto médicos como abogados tendían a morir más tarde que los clérigos lo que hizo que nuestro pintoresco personaje, profundamente religioso, pusiese en duda el poder de la oraciónsin comentarios.

2) En 1897 publicó en la revista Nature un trabajo sobre la longitud que debía tener una soga para que, durante el ahorcamiento, rompiera el cuello de un criminal sin decapitarlo…prefiero no saber cómo extrajo los datos.

3) Como buen inglés estaba obsesionado con la forma correcta de preparar el té…pero se le fue la mano y, en un intento de elaborarlo de una forma muy “científica”, Galton confeccionó un termómetro especial que le permitía controlar constantemente la temperatura del agua dentro de la tetera llegando a la conclusión de que el té tiene un cuerpo completo, sabor pleno y no es amargo cuando el agua en la tetera se mantiene entre 82 ºC y 88 ºC….

4) Uno de las “grandes gestas” de Sir Francis fue publicar, ni más ni menos que en la mejor revista científica del mundo, un estudio titulado “Cortar una tarta redonda con principios científicos”…estoy intentando encontrar un ejemplar…si lo consigo prometo presentarlo en Scientia para que soplen las velas con rigor…

5) Una de los mejores. Francis Galton creó un “mapa de la belleza” de Gran Bretaña caminando por las principales calles de las grandes ciudades con un contador en su bolsillo, registrando en secreto si las personas que pasaban a su lado eran guapas, medianamente bellas o feas. Además empleaba un sistema, que aun no he averiguado en qué consistía, para medirle…¡¡¡las curvas de sus nalgas!!!

¿Saben cuál fue la ciudad mejor catalogada? Su querida Londres. ¿Saben cuál fue la peor? Aberdeen, ciudad escocesa idolatrada por su máximo rival en la guerra por la paternidad del uso de  huellas dactilares…te hemos pillado Sir Francis…

6) La calle fue uno de sus “laboratorios” preferidos. Galton llegó a hacer cuestionarios entre la población para cuantificar el número de optimistas y pesimistas.

7) Siguiendo su obsesión por la cuantificarlo todo, nuestro ilustre caballero de la corte británica llego a analizar más de 10.000 sentencias de los jueces para demostrar que las condenas preferidas eran de 2, 3, 9, 12, 15, 18 y 24 meses, no hallando condenas de 17 y pocas o muy pocas de 11 o 13….leerse 10.000 condenas para esto…

8)Galton, en una pequeña incursión en el campo de la Nutrición Humana, determinó con exactitud, y empleando complicadísimas fórmulas matemáticas, la cantidad de agua que había que ingerir por las mañanas y por las tardes para llegar al óptimo estado de hidratación…

9) Como buen británico era un gran aficionado a las carreras de caballos y no solamente se pasaba horas y horas observando cómo cambiaba el color de las caras de los que asistían a una carrera de caballos cuando éstos se aproximaban a la meta, sino que para hacer más llevadera la asistencia a las mismas diseñó un sombrero cuya parte superior podía alzarse mediante una pera de goma y así la cabeza se refrescaba por la entrada de aire…¡¡este tío me mata!!

10) En la época victoriana los actos públicos no escaseaban. Debido a ello Galton aprovechó su asistencia a los mismos para medir el índice de aburrimiento basándose en la actitud del público. Sus “rigurosos” estudios  reflejaron que asistentes que permanecían atentos se sentaban erguidos manteniendo distancias constantes entre sus cabezas, mientras que los aburridos se movían constantemente de delante hacia atrás (y no de atrás hacia delante) con una frecuencia que podía relacionarse con el aburrimiento…

11) Los actos sociales era su fuente de inspiración…y el cotilleo también. Por ello, y con el objetivo de sacar conclusiones de las relaciones entre sus invitados a casa, Galton puso sensores de presión bajo las sillas de su comedor con el fin de recoger los movimientos corporales de sus invitados. De esta forma, y observando quienes inclinaban sus sillas en la dirección del otro, pudo saber las simpatías y antipatías que habían entre los comensales dispuestos alrededor de una mesa….esto me recuerda a un capítulo de “Los misterios crímenes de Laura”….

12) Debido a sus grandes carencias como divulgador, sus conferencias eran un verdadero rollo. Pero lejos de amilanarse diseñó un sistema pasa solucionar este problema. Nuestro rocambolesco científico ideó un sistema de señales con su esposa, camuflada entre la audiencia, para indicarle que bajara la voz, la subiese, hablase más rápido o más despacio…pero ni así subió el nivel de audiencia de sus charlas.

13) He dejado para el final el estudio que más me ha impactado…Francis Galton, en el cénit de su carrera científica, llegó a describir un código para comunicarnos con el mundo extraterrestre….sí, lo que han leído. Este código era una especie de Morse pero con tres símbolos en lugar de los dos clásicos: un punto, una raya y una tercera inclinada. Primero deberían transmitirse ejemplos de sumas y multiplicaciones y luego cálculos astronómicos que hicieran referencia al Sistema Solar. Una vez que ellos nos contestaran con el concepto “radio” a través de las órbitas planetarias, nos dirían el valor de PI…si los del Atlantis lo hubiesen sabido antes del último despegue de un transbordador espacial

Hoy en día un científico de la talla (en todos sus sentidos) de Sir Francis Galton es impensable. Por un lado la tremenda especialización en la que se ha convertido la ciencia hoy en día impide dedicarse con éxito a disciplinas tan diversas como las que se han citado en este artículo. Pero por otro… ¿Se imaginan ustedes que en los tiempos actuales un científico se dedicase a medir las nalgas de las mujeres, a colocar sensores en las sillas de sus invitados, o a diseñar un nuevo lenguaje para hablar con los extraterrestres?

No solamente sería el hazmerreir solamente comparable a los tiempos en los que el  mítico “Carlos Jesús (o Micael)” protagonizaba el legendario programa de Alfonso Arús “Al Ataque”, sino que sería acusado de cualquier disparate a la misma vez que vilipendiado por toda la sociedad…Que si está loco, que si es un provocador, que si es un animal de bellota (expresión muy empleada en mi pueblo…).

De todas formas mucho ojo con las descalificaciones a ciertos descubrimientos científicos porque a lo mejor algún día tenemos que tragarnos nuestras carcajadas…que de eso la historia de la Ciencia sabe mucho…

Hablando de animales…al principio del post les dejé una pregunta sin resolver que paso a aclarar. Galton y yo tenemos algo en común…

Sir Francis murió en Londres el 17 de Enero de 1911, festividad de San Antón…Patrón de los Animales…¡¡¡Con razón!!!…Si quieren saber quien cumple años el día del Patrón de los Animalespinche aquí…pero no haga ningún comentario…

Jose

Fuentes:

*Wikipedia; Blog “Historias de la ciencia”; Blog “Biografías y vida”; Blog “Psicoativa”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Genios, Matemáticas, Psicología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Sir Francis Galton…el hombre capaz de medirlo todo

  1. Pingback: Sir Francis Galton…el hombre capaz de medirlo todo

  2. Pingback: Sir Francis Galton…el hombre capaz de medirlo todo

  3. Dani dijo:

    Menudo personaje. Lo más interesante sería saber de dónde sacaba el tiempo este hombre.

    Muy buena historia, Jose. El gran Carlos Jesús tenía que aparecer antes o después. 🙂

    Oye, ¿tu cumpleaños no es el 16 de enero? 😛

    Saludetes

    • Ese es mi gran problema desde que un enemigo, vestido de corderito, me abrió las puertas al mundo de los Blogs…¿de donde saco el tiempo para leer, escribir, comentar, contestar, trabajar, mujer, hija…?
      Por cierto todo este artículo tenía como única finalidad recordarte la fecha de mi cumpleaños…veo que ha sido en vano…Lástima de trabajo.
      Un abrazo

  4. Gabriel dijo:

    Galton fue además el padre del morphing de alguna manera. Logró realizar el primer retrato de basado en la composición de retratos aparecidos en monedas y bosquejos. En buena manera se anticipó a los supuestos y resultados de la moderna teoría de redes neuronales al suponer que la composición de una imagen se basaba en el almacenamiento parcial de información en copias distintas.

    Fué todo un personaje sin dudas, la primer semblanza de Galton la leí de Jay Gould y su “La falsa medida del hombre”.

    Estupenda entrada, como siempre.

    Saludos.

  5. Gabriel dijo:

    Perdón…el retrato era de Alejandro Magno!. Se me pasó nombrarlo…

  6. Pablo dijo:

    Hay que decir que la eugenesia que propuso Galton era algo bastante benigno, no lo que se practicó en EEUU y en Alemania.

    Galton propuso que las personas más brillantes se casasen entre sí y viviesen un poco apartados del resto de la sociedad, para seguir formándose y criar a sus hijos. De hecho, puso un montón de dinero para este proyecto y consiguió que algunos científicos se casaran con las hijas de otros científicos, pero era algo caro y el gobierno inglés no quiso cooperar.

    • Hola Pablo,
      Gracias por el comentario. Evidentemente la eugenesia que propuso Galton no era nada comparable a la que se practicó por determinados “gobiernos”…lo negativo fueron las adaptaciones que se hicieron de ella. De todas formas hay que llevar cuidado…
      Un saludo
      Jose

  7. yea dijo:

    Pues muy bien ! me gustó el artículo y como escribes, lo único es que no media la “belleza” sino la concentración de “belleza” en una ciudad, lo de las curvas de las nalgas, es onda tuya, seguro será tu método… jejeje te pillé saludos

  8. jose manuel dijo:

    Felicidades por tu post! Me ha parecido muy ameno, la verdad!
    He de decirte, que sin dejar de lado el método científico, en cierta ocasión tuve la oportunidad de trabajar con el fichero de un conocido penal español y, ojeando las fotos que iban en las fichas… creo que algo de razón tenía Sir. Galton. Te aseguro que había algo en la cara de esta gente (eran fotos de 1930-1950) que te hacía pensar que acabarían en presidio, eran rasgos que uno no puede explicar, pero que si lo ves por la calle, lo identificas como “carne de presidio” ;DDD.
    Esto, dicho así, es políticamente incorrecto, lo sé, pero te aseguro que casi todas las fichas, en otro ámbito, hubieran sugerido algo en esta línea, básicamente por la cara de la gente retratada.
    En fin, un saludo !!!

  9. Bea Hervella dijo:

    ¡Me encantó: el tema, la forma de desarrollarlo! ¡Felicidades!! Muy fan… ¡Está claro que los avances en ciencia o en cualquier campo obligan a tener la mente abierta y pocos prejuicios!

  10. Pingback: La fábula de la vaca y los mercados | Euribor

  11. Pingback: Práctica 2 – Corregida | beitaviladrich

  12. Pingback: Cómo cortar una torta con ayuda de la ciencia | Animal de Ruta

  13. Creo que el ejemplar es este 🙂
    cutting a round cake on scientific principles.
    http://galton.org/essays/1900-1911/galton-1906-cake.pdf

  14. Daniel González dijo:

    Buscando información sobre la importancia de medir las cosas. Me encuentro con este majestuoso post sobre Sir Francis Galton. Sin duda un santo patrón de las mediciones. A partir de ahora, cada vez que vaya hacer una medición, recordaré su nombre. De hecho, tengo pensado escribir, en mi recién nacido blog de apenas dos semana de vida, un post sobre él, montándolo como el santo patrón de las mediciones, como ya mencioné antes, y elogiándolo por su fanatismo a las estadísticas.
    Mi intención es alejarme de esa frase tan común de Peter Drucker diciendo que “Lo que no se mide no se puede gestionar”. Pero, para ello, necesito de tu aprobación, y es por eso que te escribo. Me preguntaba si podías permitirme extraer algunas cosas de este post, para resscribirlo y complementarlo con mis ideas (sin tocar ninguna de tus ideas), y poder publicarlo en mi blog.

    Está demás decirte que mencionaré que el post que escriba fue gracias a tus permisos y dejaré un enlace a tu blog.

    Saludos

  15. Pingback: g weather london | Weathers

  16. Pingback: El sueño olímpico no vale 10.000 horas de práctica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s