ALIMENTOS ECOLÓGICOS…¿SÍ O NO?

A pesar de que está demostrado que la producción de alimentos ecológicos presenta mayores beneficios sobre el medioambiente que la agricultura convencional en algunos aspectos (que no en todos como nos quieren hacer creer), a lo largo del año 2010, y en lo que llevamos del 2011, se han publicado una serie de artículos en las mejores revistas científicas internacionales de alimentación que no solamente avalan que los alimentos ecológicos no son mejores nutritivamente que los alimentos tradicionales, sino que además demuestran que los alimentos tradicionales no implican mayor riesgo para el consumidor, en términos de salud pública, que los alimentos ecológicos.

Si a esto sumamos su elevado precio en comparación con el del alimento tradicional y la gran confusión que sigue existiendo en su etiquetado a pesar de las últimas normativas, podemos afirmar que la situación de la agricultura y ganadería ecológica pasa por un difícil momento.

Analicemos la situación mediante tres preguntas clave.

1) ¿Son los alimentos ecológicos más nutritivos que los alimentos tradicionales?

Diferentes grupos de investigación pertenecientes a todo el mundo han evaluado el efecto de la producción ecológica de aceites, vinos, frutas o verduras ecológicas sobre la concentración de diversos nutrientes tales como ácidos grasos, vitaminas, minerales, carotenoides, polifenoles y muchos otros componentes de alimentos vegetales, así como su capacidad antioxidante y otras características propias de este tipo de productos.

Los resultados, publicados en revistas de gran relevancia científica como son “Food Chemistry”, “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, “Food Research International”, “Journal of Food Science” o “Journal of Food Composition and Analysis” muestran como el perfil nutricional de los productos ecológicos analizados no mejora al de los alimentos tradicionales.

Los investigadores implicados en estos estudios llegan a afirmar que los defensores de la producción ecológica deberían buscar otros argumentos, lejos de los nutricionales, para difundir las bondades de estos productos.

2) ¿Son los alimentos ecológicos más seguros para la salud humana que los alimentos tradicionales?

Diversos investigadores han realizado numerosos estudios comparativos acerca del efecto del consumo de alimentos ecológicos y convencionales sobre la salud humana, evidenciando que no existen diferencias significativas. Además se han publicado estudios rigurosos en revistas como “Food Microbiology” o “Food and Chemical Toxicology” sobre las diferencias entre alimentos ecológicos y tradicionales en cuanto a la presencia de contaminantes de origen químico o microbiológico, mostrando como las diferencias entre ambos tipos de producción tampoco son significativas.

Este hecho contradice uno de los puntos fuertes de los defensores de los alimentos ecológicos. A pesar de que un análisis superficial podría indicar que, al utilizar menos productos químicos de síntesis, el alimento ecológico podía presentar menor riesgo sanitario, la realidad confirma que los controles sanitarios que hoy se le hacen a los alimentos tradicionales son lo suficientemente exigentes para asegurar el buen estado sanitario de los mismos.

3) ¿Es la producción ecológica más respetuosa con el medio ambiente que la agricultura intensiva?

Es cierto que, en algunos aspectos, los productos agroalimentarios ecológicos son obtenidos a través de una agricultura o ganadería basada en el respeto al medio ambiente, al bienestar animal y al mantenimiento o incremento de la productividad del suelo y su estructura mediante la utilización de técnicas respetuosas con el entorno y que prescinden del uso de algunos productos químicos de síntesis. Debido a ello algunos perjuicios medioambientales que se originan en su producción son claramente inferiores a la de los productos convencionales. Sin embargo hay que avanzar en este campo porque se están descubriendo otros aspectos donde el impacto positivo de los alimentos ecológicos sobre el medio ambiente no están tan claros.

Aunque la respuesta a las dos primeras cuestiones podría resultar demoledora para la producción ecológica, debemos hacer una reflexión. A pesar de que el alimento ecológico no presenta mejores características nutritivas ni sanitarias que el alimento tradicional, el gran beneficio de la producción ecológica sobre uno de los grandes problemas de este siglo XXI, el medioambiente, les puede hacer tener un gran valor añadido…pero hay que confirmalo.

Como indiqué en la presentación de la serie “Avances en Nuevos Alimentos” el único objetivo es proporcionar al consumidor toda la información necesaria acerca de estos alimentos.

Potenciemos la producción ecológica pero basándonos en realidades científicamente contrastadas y no en tendencias o modas.

Es posible que nos hubiese gustado que los resultados de estos estudios fuesen distintos pero, como afirmó el gran científico estadunidense Marcus Jacobson, “la ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no siempre coincide con lo que es bueno, justo y humano”.

Jose

Fuentes:
Journal of Food Composition and Analysis 23, (2010), 561.
Food Chemistry 126, (2011), 411.
Food Microbiology 27, (2010), 679.
Food Chemistry 109, (2008), 670.
Food and Chemical Toxicology 48, (2010), 3058.
Food and Chemical Toxicology 48, (2010), 3471.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nutrición, Química y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

70 respuestas a ALIMENTOS ECOLÓGICOS…¿SÍ O NO?

  1. Antonio dijo:

    Muy bueno e interesante tu artículo José, te felicito. Un saludo.

  2. Pingback: Cooperación entre países para llevar alimentos excedentes a zonas donde los necesitan.

  3. Bueno, yo consumo productos ecológicos por varias razones: 1) creo que son más saludables, ya que mi instinto me dice que si no se utilizan productos de síntesis ni manipulaciones genéticas, por mucho que digan esos estudios (por cierto, los hay de todos los colores), a medio y largo plazo serán más positivos para mi salud; 2) son mucho más sabrosos (has probado un tomate de un super y otro ecológico? por favor, no tienen nada que ver; 3) la alimentación convencional favorece los intereses de grandes corporaciones que especulan con el valor de los alimentos, con consecuencias nefastas para pequeños productores. Por cierto, estoy seguro que esos estudios que enumeras están subvenconados por esas corporaciones para restar méritos a la agricultura ecológica. En fin, no tengo pruebas de nada, pero igual que un cristiano no las tiene de la existencia divina y cree en ella, yo tengo la misma legitimidad para depositar mi confianza en la alimentación ecológica.

    • Hola Gonzalo,
      cada uno es libre de tener su opinión. Sin embargo dejarse llevar, como tu dices, por los instintos, la fé y la desconfianza en revistas internacionales de alto índice de impacto…es peligroso.
      Un saludo

      • Isra dijo:

        Hola José Manuel

        En primer lugar te agradezco el esfuerzo y el rigor con el que tratas los temas. Yo trabajo también en investigación en la universidad, soy doctor en ingenieria industrial y trabajo en el sector de la depuración de aguas residuales. Y no estoy en absoluto de acuerdo en la confianza que tú pones y que recomiendas que otros pongan en los resultados publicados en revistas científicas internacionales de alto índice de impacto, por experiencia. Con esto no quiero desprestigiar tu trabajo y el de otros científicos, que a buen seguro es riguroso y sincero, pero tampoco quiero que todo trabajo publicado en revistas científicas no pueda ser puesto en duda, ni que se pueda usar como argumentos por encima de otros. Hay muchos intereses a la hora de publicar, y no siempre prevalece el de la ciencia sincera, por llamarlo de alguna manera, supongo que tú de esto sabrás más que yo, porque llevas más tiempo. Más aún cuando hay grandes intereses económicos de por medio, como ocurre en el tema de la agricultura, la bioquímica y la alimentación. En esto habría mucho que hablar, y no somos precisamente expertos los científicos por ser científicos, nuestro campo es otro.

        De nuevo, gracias por tu trabajo. Un saludo

      • migandgon dijo:

        Peligroso?
        Para quién?

    • vitvit dijo:

      Completamente de acuerdo con tu reflexión. A ver, el articulo esta bien por que nos hace reflexionar sobre la divinidad que a veces se le otorga a este tipo de alimentos, ya que desde mi punto de vista (basado en conocimientos sustanciales) creo que son mucho mejores, pero de ahí a que nos hagan inmortales como a veces se difunde hay un trecho.

      También creo que no se ha utilizado correctamente el termino “Tradicional”. Hubiera sido mas correcto emplear por ejemplo el termino “alimentos actuales” entre otros , ya que actual no tiene por que hace referencia a un espacio corto espacio de tiempo. Sin embargo la palabra TRADICIONAL, tiene una gran connotación sobre el pasado, es una contraposición a los tiempos modernos de la post-industrialización. Por tanto un alimento tradicional bajo mi punto de vista estaría mas cerca de ser un alimento ecológico que de un alimento creado o procesado industrialmente como predomina en la actualidad.

  4. Jmtnez dijo:

    Lo siento José Manuel, pero estoy completamente de acuerdo con Gonzalo.
    Tal vez le sobró la analogía con la fe y la intuición. Tanto Gonzalo como yo mismo creo que no estamos en situación de argumentar científicamente el por qué, pero te garantizo que tanto orugas, insectos y pájaros en mi jardín prefieren las plantas y frutos tratados ecológicamente.
    Por cierto, te recomendaría probar unas zanahorias ecológicas, a parte de queno se pueden pelar con ningún utensilio de cocina, saben …..
    Un saludo: Jmtnez.
    P.S.: al margen de la discrepancia, sigo con atención tu blog. Me parece muy bueno.

    • Hola,
      en primer lugar agradecerte que, aunque no estés de acuerdo con mi opinión, expreses la tuya con esa correción y sin acritud. Ya sabes lo que pienso al respecto. No hay evidencia científica ninguna de que sean mejores nutritivamente ni más saludables o seguros que los convencionales. Sobre las características organolépticas (sabor, color, aroma…)…eso es otra cosa. Como dice el refrán…sobre gustos colores.
      Un saludo y muchas gracias por seguir el Blog aunque a veces no pienses como yo…esos son los lectores preferidos.
      Jose

      • Rafael Bailón dijo:

        Sobre la cuestión del sabor lo que prevalece en la mayoría de los casos es el tiempo entre la recolección del producto y su consumo. Yo he comido muchas veces un tomate recien cogido de la mata de un invernadero tradicional (nada de agricultura ecológica, pero eso sí, bien llevado el invernadero) y el sabor y aroma eran exquisitos. Ese mismo tomate u otro de agricultura ecológica, que se corta, se lleva al distribuidor, éste lo monta en camiones para otro centro de distribución, luego llega a la central de la cadena de supermercados, luego a la tienda, una semana expuesto en la estantería, lo compra el consumidor, tres días en el frigorífico y te lo comes: ya no tiene el mismo sabor y aroma que recien cortado. Y esto sirve para tomates de un tipo y de otro porque los tomates ecológicos pierden el sabor exactamente igual que los otros. Es lógico, tienen exactamente la misma composición. ¿O es que un tomate ecológico no se estropea tras la recolección? Pues igual.

      • viktor dijo:

        sabes que cualquier fruta convencional de un super lleva unos 15 tratamientos con plagicidas y fungicidas?asi muchos otros ejemplos, soy estudiante de agroecologia y agricultor autonomo no hablo por hablar,creo que los efectos en el medio ambiente estan mas que probados(eco mas respetuoso),nutritivamente algunas son iguales y otras no,,como bien dices ,eso depende de los plazos(maduracion,tiempo de cultivo) de los estudios que hablas¿ quien los subvenciona o promueve?¿los consumidores?¿grandes corporaciones empresariales?¿agricultores?creo que son financiadas por empresas que buscan unicamente su beneficio¿o no?, lo que si tengo que denunciar es el elevado coste de los productos certificados,nada que se venda en una gran superficie o se venda fuera de temporada deberia ser certificado,la agroecologia debe ser local y respetar los plazos de la naturaleza,fomentar el empleo digno y dejar de ser un producto para ecopijos que compran pimientos en marzo a 4e el kg,(perdon por la ortografia)

  5. disinerge dijo:

    Gracias por el artículo tan interesante.

    Si se me permite me gustaría que en el futuro ampliases detalles sobre el tercer punto, el de los beneficios ambientales de los cultivos ecológicos. No es que discrepe, es que no entiendo la afirmación.

    – Que se entiende por “más respetuoso para el medio”?
    – Porqué prescindir de elementos químicos de síntesis es respetuoso para la tierra?
    – Dices que el cultivo ecológico tiene mejor aprovechamiento del suelo? No me queda claro, pero si es así, porqué? Es lo mismo que decir que la ecoagricultura tiene mejor rendimiento que la tradicional? Tengo un enorme lío con eso ya que he escuchado a ilustres expertos (Manuel Toharia, por ejemplo) decir lo contrario. O quizás estoy confuso y no lo haya entendido.
    – Que otras fuentes se pueden consultar acerca de esta afirmación?

    Espero no parecer muy ignorante pero algunas explicaciones superan mi capacidad de comprensión. Celebraría que la redacción fuese más simple cuando sea posible.

    • Alcor dijo:

      He leido muchos comentarios que alaban el sabor de los productos “ecológicos”. Es cierto, pero no se debe a que sean ecológicos, sino a su forma de recolección y distribucion, en muchos casos mucho mas directa y sin ser madurada con etileno. La fruta y verdura convencionales son recogidas muchas veces del arbol estando aun verdes, almacenadas en camaras o barcos frigorificos durante semanas, y despues forzadas a madurar inundando la camara con etileno cuando se vana vender. Esto es lo que mas empeora la calidad de la agricultura tradicional con respecto a la ecologica.

  6. tardor dijo:

    Hola, vamos a ver, sabes el dinero que se gastan las multinacionales de la alimentación en pagar a científicos para que preparen estudios que difamen a los alimentos ecológicos? Cómo no va a haber diferencia entre un tipo de alimentos y otro, la hay y mucha. No sólo la agricultura industrial desvasta la tierra y el aire que respiramos, sino que múltiples análisis de alimentos en el mercado han demostrado que contienen varios pesticidas y otras moléculas químicas de síntesis que dañan la salud. Además, el efecto coctel aún no se ha estudiado a fondo y no se sabe qué daños puede causar. Por otra parte los OGM suponen una dictadura de las multinacionales que los producen cuyo objetivo es hacerse con el mercado pese a la destrucción que dejan en su camino. Consumir productos ecológicos es un gesto militante y una forma de luchar contra el poder arrasador de una industria que va mucho más allá de queres imponernos lo que ellos quieren que comamos. Hoy en día el 60% de las enfermedades son causadas por la alimentación. En fin, podríamos debatir mucho este asunto, pero no hay que caer en el error de hacer proselitismo y, mucho menos, en el error de creer lo que nos dicen las revistas que, no olvidemos, viven de quienes les pagan.

    La agricultura ecológica es una forma de liberar la tierra y devolver a los agricultures la libertad de ejercer su actividad sin presiones. Consumir productos locales, cultivados con métodos razonables y ecológicos es la única forma de alimentar a una poblaciónc creciente al mismo tiempo que conservamos en buen estado el planeta. La verdadera crisis es la crísis del petróleo, no la financiera, la mayoría de insumos utilizados en la agricultura industrial provienen del petróleo, por lo tanto el futuro no es difícil de averiguar. Un saludo

    • Bot dijo:

      Viendo que este post, a diferencia de los anteriores, no ha sido rebatido, supogo que debe haber hecho ver la luz al autor de blog.
      Con la cantidad de estudios que demuestran que la dosis permitida de tóxicos en los alimentos tienen un repercusión directa en los problemas de salud a lo largo de los años, no entiendo como se puede decir que no hay ninguna diferencia.
      Un saludo.

      • Fred dijo:

        Tanto “Tardor” Cómo “Bot”, los dos aportasteis unos apuntes ENORMES, muchas gracias y bravo por su claridad y concisión, y sus educados posts…
        Comparto exactamente lo que escribisteis, pero no podría haberlo escrito de una manera tan rotunda y elegante.

    • fiu dijo:

      Como es eso de que el 60% de las enfermedades?¿? hahah

  7. Alicia dijo:

    Yo he probado la agricultura ecológica: fresas (muy pequeñitas), lácteos, tomates, y la diferencia en cuanto a sabor es increíble. Con las fresas lloraba del regustín que sentía en las papilas gustativas, eso sí que es sabor. Y lo del yogur… ni azúcar necesitaba… que maravilla de tacto.

    Ozú.

    Le doy fe a que no hay diferencias entre lo tradicional y lo ecológico, en cuanto a nutrientes (aunque sé cómo funciona el mundillo científico en función de artículos, revistas, y estudios, y eso me hace escamar un poco de esta fe)

    En cuanto a lo medioambiental: no estamos aislados, ni tenemos recursos infinitos. Si hay que estirar la verdad, es decir, convencer de que es más saludable (para el cuerpo) consumir alimentos ecológicos que con cultivo ¿tradicional?, se puede hacer. Ya mienten suficiente por todas partes, y pa intereses propios. Hacerlo por un bien más alto que nos incluya a todos, no me hace verlo del todo mal. Pero, pero, pero: rigurosidad científica.

    Ay, que la ciencia a veces se deshace por opiniones contrariadas. (Desde dentro te lo digo 😉 )

    Voy a seguir leyendo 😀

  8. Enric dijo:

    Habria que ver en que condiciones se han recogido muestras para esos estudios. No me creo que los toxicos que puedan traer los alimentos convencionales tengan los mismos valores que el ecologico. Otro tema es el agua. Hay productos quimicos y nutricionales que hacen que la fruta aumente de tamaño, y eso es porque aumenta la capacidad del fruto para retener el agua, pero no sus compuestos vitaminicos y nutricionales. A mayor peso, mayor beneficio.
    Muchos productos quimicos utilizados en agricultura se parecen demasiado a ciertas hormonas que produce el ser humano, Se fijan donde no deben y deterioran nuestro organismo. A veces se habla de “valores normales”. Despues del maremoto de Fukushima, como los niveles de radiacion superaban los valores “normales”, aumentaron el tope maximo “no dañino”. Aceptaron pulpo como animal de compañia.

  9. Irene dijo:

    Saludos. He descubierto hoy su blog y me gusta. PEro tengo unos comentarios que hacer respecto de esta entrada. Parto de que usted tiene estudios científicos superiores y yo no. Por tanto, la calidad de mis argumentaciones en estos terrenos serán inferiores a las suyas. Sin embargo, tengo algo que decir. Usted afirma que se ha llegado a la conclusión de que, desde el punto de vista nutricional, los alimentos ecológicos no son superiores a los no ecológicos. Repito que yo no tengo estudios científicos, pero no creo que haya un consenso al respecto. Sé que hay una profesora en al.guna universidad española que se ha dedicado justo al estudio de los alimentos ecológicos y ha llegado a la opinión contraria: ella sí afirma que hay más concentración de nutrientes en los ecológicos. Desgraciadamente, ahora no tengo la referencia ni tiempo para buscarla, pero me parecía importante decir que en realidad no hay un consenso al respecto. No está tan clara la cuestión. Gracias por crear este interesante blog. Un saludo

  10. Irene dijo:

    Mire, afortunadamente he encontrado pronto la referencia. La especialista de la que hablo es MAría Dolores Raigón de la Universidad Politécnica de Valencia. Un saludo y hasta otra!

  11. Josep dijo:

    Hola Jose Manuel,
    Desde hace poco he descubierto este blog, y ahora lo miro de froma habitual,
    Mi opinión sobre productos ecologicos:
    No solia consumir, pero desde que me informo sobre el tema, ya los incluyo en parte a mi lista de compra, y no porque crea que son milagrosos para la salud, sino porque con los años he aprendido a desconfiar por sistema de las grandes corporaciones, he trabajado en una de ellas, mi hija es Biologa y tambien discrepamos en algnas cosas, pero reconoce que los intereses de los laboratorios (trabaja en uno de ellos), siempre esta por encima de la salud y medio ambiente, y de los estudios, que decir, se acuerdan quando los estudios cientificos decian que el tabaco no era perjudicial para la salud?, yo que ya tengo una edad, si, tambien se publicaba en prestigiosas revistas,
    Conclusión, no me fio de ninguna de ellas, puede ser verdad, pero tambien puede no serlo, asi que yo aplico el sentido comun.
    Gràcias y un saludo.

  12. Elena dijo:

    Hola! he descubierto este blog hace poco y me ha parecido muy interesante.
    En mi opinión, los dos motivos más importante para consumir productos ecológicos serían:
    – disminuir el impacto ambiental, sobretodo potenciando el consumo de productos locales, variedades antiguas o menos productivas (y quizás más sabrosas) y de productos de temporada (porque por muy ecológica que sea un banana producida en Sud America, el transporte, almacenamiento, etc… tambien tienen un importante impacto ambiental)
    – potenciar la agricultura sostenible, sobretodo el mantenimiento del entorno, y la viabilidad ecónomica de los agricultores locales – reduciendo intermediarios y distribuidores – pagando al agricultor un precio digno. (si consultais el indice de precios en origen y destino (IPOD), la diferencia entre lo que se paga en el super y lo que acaba recibiendo el agricultor os parecerá escandalosa).
    En definitiva, no se trata de que estos alimentos sean “mejores” para nosotros nutritivamente- sino que lo sean para nuestro entorno.
    Un saludo,
    Elena

  13. m.Ballester dijo:

    Hola Jose Manuel.

    Algunas reflexiones sobre productos ecologicos si o no.

    Cuando hablamos de las bondades de los productos ecològicos no hablamos de la cantidad de nutrientes ni de la carga nutricional de cada uno de ellos,nos referimos a la calidad de los mismos. Un producto tratado con producto quimico y hecho crecer en medio artificial no tiene la misma calidad que uno cultivado en medio natural y sin producto quimico. Aunque la cantidad de nutrientes sea la misma,la calidad en la absorciòn intestinal de los mismos no es ni parecida.El tema creo que no està en lo que comemos,està en lo que somos capaces de absorver por nuestro intestino y,eso,es muy diferente.Tenemos trabajos realizados por Kousmine,Berger y otros en este sentido.
    En la diversidad de opiniones es donde crece el conocimiento y,en lugares de libre expresiòn es donde màs podemos aprender.

    Muchas gracias.Un Saludo

  14. J.A. Alfaro dijo:

    José Manuel, tu análisis me parece bastante acertado, pero sobre todo, me parece imparcial. El gran beneficio de la agricultura ecológica es sobre el medio. Sobre la garantía sanitaria, estoy convencido de que todos los almentos comercializados (salvo excepciones que vulneran la legalidad) cumplen los mínimos de seguridad alimentaria, pero yo prefiero no ingerir con los alimentos pesticidas, ceras o cualquier otro aditivo artificial, aunque sea en dosis permitidas, a no ser que suponga un beneficio manifiesto y demostrado para mi seguridad. En cuanto al valor nutricional, como en todo, hay estudios cientríficos en un sentido y en otro y, por lo tanto, también hay estudios que demuestran el mayor valor nutricional en algún compomente, de algún producto ecológico en concreto.

    Coincido con algunos de los comentarios a tu artículo en que la industria multinacional agroquímica tiene mucho poder, dedica mucho dinero a publicidad, desinformación y a trabajos científicos “de parte” que no pueden considerarse imparciales. No pretendo decir con ello que dude de tus referencias, y menos sin estudiarlas. Pero es que también hay mucho “científico” vendido y mucho desinformador, como el famoso J. M. Mulet y su panfleto antiecologista “Los productos naturales ¡vaya timo!”.

    Saludos.

  15. Jose Luis Miralles dijo:

    Hola a todos, soy productor ecológico, en lo referente a la diferencia nutricional me remito a los estudios no interesados de Maria Dolores Raigon. En cuanto a los beneficios en el medio ambiente, que decir de la contaminacion de los acuiferos de nitritos, la desaparicion de las abejas, la constante prohibicion de pesticidas por la CE (antes no eran cancerígenos?), la indefension de los productores ECO por la contaminacion por polen transgénico (España es el único pais que permite el cultivo indiscriminado de maiz y soja transgénica, sabeis donde trabaja la anterior ministra de Agric.- MOSANTO), Somos el pais que mas produce ECO y el que menos consume ECO….
    En fin vamos a fiarnos de nuestro sentido comun y vayamos a conocer quien produce lo que nos comemos. Preguntad por los productores de vuestra zona y comprarles ECO directamente…saludable,fresco,confianza,desarrollo economia local, mejora nuestro entorno mas directo, apuesta ppor la soberania alimentaria.
    Un abrazo de salud y energia a todos los que confian en el consumo de proximidad

  16. Yolanda dijo:

    Hola,
    A mí lo que me indigna es como se aprovecha cualquier conyuntura para encarecer las cosas. Quizá lo que voy a decir deje al descubierto mi ignorancia pero la lógica me dice que la ecología, es decir como se ha cultivado toda la vida hasta la relovución industrial, tendría que ser más económica que la industrial puesto que se necesitarán menos químicos, plásticos y accesorios para cultivar. Pero claro al cultivo tradicional se le pone un nombre que asociamos a la ciencia, Ecología, y llega alguien y dice que consumir productos ecológicos es la bomba y ya la hemos liado. Precios muy por encima de habitual. Esto lleva a que se convierta casi en una compra de lujo que la mayoría de las personas que van a la compra miran con el mismo deseo unos tomates procedentes de agricultura ecológica que una lata da caviar iraní ( a quien le guste). Entre pagar a 4,50€ y 1,50€ kilo y teniendo que comprar además todo tipo de verduras, frutas, carnes, leches, etc. al final uno dice: me llevo lo de siempre. Ahora eso sí, si algún día entra en la cesta algo ecológico y lo ponemos en la mesa decimos: probad los tomates que son ecológicos!. Todo con el fín de que realmente alguien te diga: pues sí que se nota. Sólo una vez hice un pedido de cesta de verdura y hortaliza ecológica que me trajeron a casa. Cuando abrimos la caja, mis hijos y mi marido sólo dijeron ¿Cuánto?, ¡Te han timado!. Y en mi caso doy fé que a ninguno de los artículos le notamos mejoría en el sabor.
    Termino, como todo hay productos buenos y malos y como siempre todo dependerá de la tierra, el abono, el sol, el agua, el lugar del planeta en que se encuentre y la mano sabia que lo cuide. Para mi ecología no es sinónimo de calidad. Con todos mis respetos.

    • Agustín dijo:

      Entonces para ti qué es calidad? abuso de químicos y pesticidas en el cultivo de los alimentos?

    • deotrasciencias dijo:

      Te explico algunos porqués del encarecimiento (según mi opinión, claro):
      Por un lado, está la productividad: Los productos (no hablo solo de agricultura, sino también de ganadería) convencionales buscan conseguir la máxima productividad, y la consiguen, por lo tanto con la misma tierra un productor ecológico tiene 100 y uno convencional tiene 1.000 (y puede producir durante todo el año 1.000 más, y 1.000 más… el ecológico solo produce en la época “natural”); pero los dos necesitan lo mismo para sobrevivir, por lo que busca ganar lo mismo.
      Por otro, el gasto: Dices que los productos convencionales suponen un mayor gasto, pero te equivocas: aparte de la diferencia del gasto por unidad (extraíble del apartado de la productividad), la química y otras características de la producción convencional hacen que, en general, sea más barata; veamos qué hacer ante una plaga, por ejemplo: la agricultura convencional echa un pesticida (que probablemente haya echado antes como preventivo) y adiós muy buenas; la agricultura ecológica tarda mucho más, lo cual supone un gasto humano (en tiempo – salario) considerable, necesita más cantidad del producto que utilice (puesto que, no nos engañemos, su efectividad es menor), se pierde mucha más producción por el camino…
      La vida de los alimentos: Respecto a esto, los alimentos ecológicos son por lo general más perecederos. A mí, personalmente, esto me parece correctísimo: Tienen menos tratamientos, es normal que duren menos. Pero esto afecta de nuevo a la producción (unido a lo que ya he comentado de que no se producen durante todo el año).
      La oferta y la demanda: Por las razones anteriores, la producción ecológica siempre será algo más cara que la convencional; pero en España, como han dicho ya varios, se consume aún muy poco (aunque los que estáis en contra creáis que es una moda-plaga, es como todo: Del dicho al hecho…), por lo que se considera “delicatessen” y se vende como tal… Algún día se normalizará, como en otros países, y se pondrá a un precio mucho más asequible (como el que tienen, de hecho, ya algunos productos). Espero que para entonces de todas formas esté todo mucho más y mejor regulado.

      Seguro que me dejo cosas que ignoro o no se me ocurren, pero creo que para ilustrar un poco el asunto sirve. ¡Un saludo!

  17. EGIBILA dijo:

    Aunque no soy científico ni universitario, me permito dejar constancia de mi opinión. Mi sentido común me dice que los productos agrícolas obtenidos mediante procesos ecológicos son, además de respetuosos con el medio ambiente, mucho más seguros. Pero, repito, solo me puedo basar en mi sentido común. Además, creo que entre los cientificos hay gente muy honrada y otra que defiente los intereses del “patrón; es decir bastante corrupta.
    Piensese de qué forma algunos protejen los intereses de la industria farmaceutica, que compra voluntades, oculta información, miente, confunde a la opinión pública, etc. Hay muchas evidencias. La multinacional Glaxo Smith Kline aceptó, en julio pasado pagar 2.400 millones de euros para que sus prìncipales ejecutivos no se vieran envueltos en procesos judiciales y dieran con sus huesos en la cárcel; Pfizer pagó 1.800 milones de euros en 2.009; Eli Lilly 1.100 millones de euros; Abbot 1.225 millones de euros; Roche esta acusada de ocultar información sobre algunos de sus productos con graves implicaciones (podían haber causado 15.000 muertos sólo en USA), etc. etc. Todo ello me ha llevado a la conclusión de que cuanto más natural sea todo, incluidos fármacos químicos, mucho mejor.

  18. iesounonies dijo:

    No puedo meterme en honduras científicas, porque no soy del ramo. Sin embargo, no puedo dejar de poner mis dos centavos con un argumento que suelo sacar en este tipo de discusiones acerca del dilema natural=bueno/artificial=malo. Si la industria química es tan nociva, si la medicina basada en la evidencia es falsa, si los alimentos son cada vez peor… cómo se explica la evidencia de que cada vez vivamos más años justamente en los lugares donde más se ha desarrollado esa tecnología tan supestamente desnaturalizada, en comparación con épocas no tan lejanas en las que al parecer la vida era tan penosa y breve?

    • Rafael Bailón dijo:

      Pues eso, hoy se vive mejor y nos quieren hacer pensar que lo de antes (que era natural ¿?) era cuando mejor se vivía y lo de ahora es un desastre sanitario (que es artificial ¿?)…

      Natural = bueno y artificial=malo es una falacia. Dos razones:
      – ¿Donde está el límite entre natural y artificial?
      – Millones de ejemplos de cosas 100% naturales que son malísimas y millones de ejemplos de cosas artificiales que son buenísimas. Lo mismo a la inversa. No vale por tanto para clasificar.

      Las cosas son buenas o malas no según un supuesto origen, sino por sus características intrínsecas y propias, su cantidad y su forma de uso. Lo que pasa es que para conocer las características intrínsecas de algo hay que pensar, valorar, ponderar, investigar, y para quedarse solo en la falacia natural = bueno y artificial=malo, no hay que hacer nada de lo anterior, no hay que pensar, valorar, ponderar, investigar. Perdón si alguien se ofende por mi dureza en las expresiones, pero así son las cosas: Nada de prejuicios facilones, sí a conocer en profundidad todos y cada uno de los casos.
      Saludos

      • Rafael Bailón dijo:

        Me respondo a mí mismo puntualizando. Yo sí soy científico, investigador en activo, sé muy bien de qué va la cosa y cuyo trabajo científico ha estado siempre orientado en investigar productos respetuosos con el medio ambiente, ecológicos, etcétera. Y para poder hacer eso debo conocer perfectamente cada caso y no quedarme en la falacia.

    • israel dijo:

      La longevidad actual, si hablamos de personas de 80 años o más, se debe a sus costumbres durante esa vida. Una parte importante de ésta ha transcurrido sin tantos químicos como ahora, de hecho, la agroindustria que emplea fertilizantes sintéticos, pesticidas, semillas transgénicas, etc surge poco antes de la segunda guerra mundial y se extiende posteriormente (años 50). Es decir, el aumento de la esperanza de vida de la que habláis y sus causas hay que ponerlos en contexto. La pregunta que yo me hago es ¿cuánto viviremos nosotros, que no hemos conocido la alimentación más natural, y que consumimos lo que venden las grandes superficies producido agroindustrialmente? Esta pregunta no la podemos responder ahora, así que el argumento del aumento de la esperanza de vida, tal y como lo planteáis, es totalmente demagogo y falso. Por supuesto, con esto no os llamo mentirosos, simplemente vuestro razonamiento no es válido quizás por falta de información o de contrastar esa información.

      Por otro lado, conozco un estudio (imagino que habrá otros) sobre longevidad, personas centenarias y factores de influencia. En él se relacionan los hábitos de vida, entre otros factores, como la alimentación. Y se comprueba una relación entre una alimentación natural y la longevidad. Pongo el párrafo, que seguro que queda más claro:

      “Los hábitos de vida son, junto con la “naturaleza fuerte” heredada, algunos de los
      factores más presentes en el discurso de los centenarios cuando quieren explicar su
      longevidad, coincidiendo con algunas de las evidencias más firmes en la literatura
      internacional. Una estrecha relación con la naturaleza, una vida activa, una cierta
      inquietud intelectual y afán de aprender, y una alimentación natural y moderada figuran
      entre las más presentes en sus recetas para la longevidad.” Trabajo de M.D. Puga González (CSIC)

      • israel dijo:

        Perdón por los plurales, mi reflexión está dirigida al comentario de iesounonies únicamente. Los siento

  19. iesounonies dijo:

    Hola, Rafael. Gracias por tu amable respuesta. Con ese simple argumento, sacado de las ciencias sociales (en las que me muevo con más soltura que en las ciencias duras) he dado por zanjadas muchas discusiones absurdas sobre las bondades de la aromaterapia, los chacras y los alimentos supuestamente ”naturales”.

    Cierta vez en una discusión parecida con una enfermera (!) me hablaba de las maldades de la medicina basada en la evidencia, de los alimentos del súper producidos a escala, etc, y al decirle ”pero si gracias a eso podemos vivimos de media 6 meses más cada año desde los años 60, alcanzando tasas inéditas de longevidad general”, me respondió: ”sí, llegamos a viejos, pero en qué estado!”. En fin: no hay más ciego que el que tiene fe… ciega…

    Otro: eslogan de la emisora católica portuguesa Radio Renaixença (cito de memoria): ”la evidencia de que esperamos es prueba de lo que no vemos”.

    Señor, llévame pronto…

  20. wunderbar dijo:

    Hola José Manuel, yo soy científica y aunque no me dedico a la agricultura o temas nutricionales, sí que he visto de cerca cómo se cultivan los alimentos ecológicos. Los estudios que comentas dejan unos datos que yo sí me creo, porque hay muchos puntos de este tipo de agricultura que nadie tiene en cuenta… la tierra donde se cultivan estos alimentos probablemente haya sido usada para agricultura que sí utiliza químicos, cuánto tiempo lleva sin usarse? conozco casos que han visto un filón en la agricultura ecológica y se han puesto a cultivar de un día para otro en la misma tierra… qué se les exige para que sea agricultura ecológica? hace tiempo un estudio comentaba que a estos cultivos se les daba abono procedente de animales que eran alimentados con productos con fertilizantes y demás y, obviamente, los fertilizantes llegaban igual a las hortalizas… Yo respeto todas las opiniones y me parece muy bien quien compra productos ecológicos, pero no llego a fiarme de que su precio valga la pena, así que compro en supermercado como todo el mundo y, a pesar de que no tengo suficiente espacio ni tiempo, intento compensar lo que quiero comer “de verdad” (como el famoso ejemplo de los tomates y su sabor) cultivándolo yo misma.
    Felicidades por el blog!!

  21. Pingback: ¿Por qué los alimentos ecológicos tienen peor aspecto? La bioquímica y el sentido común lo explican | SCIENTIA

  22. Alb. dijo:

    Analizas tres cuestiones. En las dos primeras cuestiones citas varios articulos para sostener tus conclusiones.

    Sin embargo en la tercera cuestión no citas ningun estudio ni ninguna fuente, tus conclusiones se fundamentan unicamente en ser lo mas tajante posible.

    Afirmas que prescindir de productos químicos de síntesis, es beneficioso para el medioambiente. ¿Como lo sabes?¿Como has llegado a esta conclusión?¿En que te basas para afirmarlo?
    No es suficiente con que inicies la frase con un “Es absolutamente cierto… ” debes aportar alguna evidencia que respalde esta afirmación.

    Aplicando la navaja de Hitchens se puede rebatir tu ultima cuestión:

    La navaja de Hitchens
    “Lo que puede ser afirmado sin pruebas, puede ser descartado sin pruebas”.

    • Pues mira. Cuando escribí aquel artículo, hace años, veia las cosas de una manera. La ciencia ha avanzado, se descubren otras cosas…por lo que mi punto de vista ha cambiado en algunos aspectos. Ello me ha llevado a pensar y aquel artículo lo he modificado…¿de eso se trata no?
      Un saludo y gracias por comentar

      • cristian dijo:

        la ciencia no es nada sin la naturaleza hermano…. cuida la naturaleza y podras seguir siendo cientifico….. o te daras cuenta cuando te quede poco…

      • Ninive dijo:

        Entoces no me queda claro cual es tu postura ahora. Por favor, permítenos saber cuales aspectos has modificados al transcurrir de unos años. Gracias por adelantado.

      • Es clara. No veo los beneficios ni nutricionales ni sanitarios d los ecologicos…y los medioambientales no me quedan nada claros con las nuevas evidencias científicas.
        Un saludo y gracias.

  23. isma dijo:

    Solo un apunte; me parece aberrante el uso de los términos “tradicional” y “ecológico”.
    O sea, que lo tradicional no es lo que se hace hace miles de años y respetando los procesos naturales (eso se llama ecológico). Ahora “tradicional” significa el uso de abonos químicos, pesticidas y manipulaciones genéticas…

    • Alb. dijo:

      Es el problema de utilizar terminos cuyo significado es muy ambiguo y confuso.

      También se podría utilizar estos términos de manera cambiada.
      Las técnicas agrícolas obsoletas que se utilizaban hace miles de años, se pueden llamar “tradicionales” y las modernas técnicas que utilizan abonos químicos, productos fitosanitarios y transgenicos se podrían denominar “ecológico” en el sentido que reducen enormemente el impacto ambiental de la agricultura.

  24. Claudia dijo:

    Hola José Manuel, hoy he descubierto tu blog y me ha encantado. Agradezco el tiempo que dedicas para informarnos y poder elegir con mayor conocimiento de causa.
    Respecto a esta entrada, en la página de la UVE existe información en que sí se le puede atribuir un efecto positivo al consumo de alimentos orgánicos, pues se habría encontrado menor nivel de residuos de ciertos pesticidas en la leche materna de madres vegetarianas (http://www.unionvegetariana.org/lactancia-materna-y-vegetarianismo)
    Hergenrather J, Hlady G, Wallace B, et al. Pollutants in breast milk of vegetarians. N Engl J Med. 1981; 304: 792
    No he leído el artículo que citan, así que no sé el número de mujeres que conformaron la muestra ni el método de análisis.

    Un cordial saludo y que no pierdas el entusiasmo por cambiar el mundo!!…
    Claudia

  25. D dijo:

    Sería interesante que empezáramos a pensar en cómo falsear un estudio científico partiendo de la tesis que queremos demostrar y los medios que disponemos para ello (y porqué no, imaginarnos con los medios de corporaciones alimentaria$ con publicaciones a su servicio en un mundo competitivo y cínico), en lugar de plantearnos si queremos saber la verdad sobre algún tema. Y ver si así podríamos lograr un mayor beneficio propio. Yo pienso que no sería difícil hacerlo.
    Si Kant y Newton levantaran la cabeza! ¿Hay algún estudio sobre la perversión en la ciencia y ingenuidad de las opiniones de sus fieles?
    Por cierto, ¿tus opiniones las basas solo en lo que se publica o has ido a hablar con alguna familia de varias generaciones de agricultores a que te cuenten qué opinan del tema?
    Gracias por tu esfuerzo,

  26. Ans dijo:

    Si le dices al consumidor que pague un poco más por alimentos ecológicos porque es bueno para el medio ambiente, el consumidor pasará olímpicamente. Si le dices al consumidor que los productos ecológicos son buenos para su salud, es probable que opte por ello. Con esto, a mí me basta para perdonar la mentira.

  27. Ger dijo:

    Desde hace cinco años soy miembro de una asociación de agricultura ecológica de Zaragoza, donde un agricultor de los de toda la vida nos surte con verduras, hortalizas y fruta criadas ecológicamente, sin ningún tipo de abono químico ni productos contra plagas. Creo que es una buena medida de potenciar el desarrollo local, y entre en ella principalmente por esta razón. El resto de alimentos de los que me abastezco son tradicionales, la carne y pescado en el mercado y demás productos de venta en supermercados. Después de cinco años he notado varias ventajas. Los productos ecológicos que consumo son sin ninguna duda mucho más sabrosos que los que se pueden adquirir en los comercios habituales. Quizás sea la cercanía del lugar de producción, que hace que se consuman muy muy frescos. De todas formas, me gustaría reseñar que en estos cinco años he notado una disminución de las enfermedades habituales que antes tenía. El número de catarros y gripes ha disminuido tanto que casi no me pongo enfermo a lo largo del año y también han desaparecido los brotes de gastroenteritis que sufria dos o tres veces por año… No he cambiado nada de mi menú habitual, tan solo la procedencia de los productos. Por supuesto no es ningún estudio con datos que se puedan contrastar, pero es lo que mi experiencia me ha demostrado, por tanto, por muchos datos que muestren que la calidad de los alimentos ecológicos no es mayor que la de los tradicionales, mi experiencia me muestra lo contrario. Eso sí, entiendo que cada uno sea capaz de tomar su propia decisión. Por último me gustaría darle la enhorabuena por su blog, muchas gracias por compartir sus experiencias.

  28. mare dijo:

    No entiendo que los alimentos “tradiconales” sean los no ecológicos. Este blog parece el mundo al revés

  29. Agustín dijo:

    Es totalmente incoherente que un alimento cultivado utilizando todo tipo de químicos y pesticidas sea igual de saludable que otro cultivado de forma natural, entonces qué? los químicos no son perjudiciales para el organismo, eso me estas diciendo?, es curioso como todos los estudios provienen de revistas en donde aparece la palabra “chemistry” jejejeje, en fin.. cada uno es libre de hacer lo que quiera pero dudar de eso me parece una incoherencia total.

    • albper dijo:

      Yo soy químico… y no soy perjudicial para el organismo de nadie.
      Tu error es meramente lingüístico. Cuando sepas el significado de los términos “Quimico” y “natural”, y aprendas a utilizarlos correctamente, entonces entenderás porque la agricultura mal llamada “ecologica” no es mas saludable para el organismo.

  30. deotrasciencias dijo:

    ¡Buenas! Lo primero, decirte que me encanta tu blog, aunque discrepe en algunas cosas (principalmente en relación con esto); lo segundo, que me da mucha rabia, seguro que estás un poco harto de que todo el mundo te venga con lo mismo en esta entrada… Pero bueno, sí, soy otra más, porque así como con otras entradas estoy totalmente de acuerdo, me parece que en esta hay bastantes cosas que discutir. Intentaré no extenderme, pero tengo que soltarlo:
    · Lo primerísimo, lo siento, pero de base hay un problema en la nomenclatura: Desconozco si esas formas de llamar a las distintas agriculturas son efectivas en algún ambiente, pero he de decirte que lo ecológico apela, directamente, a lo tradicional. En cuanto a agricultura, de hecho, para los primeros acercamientos de los nuevos hortelanos se explica así: “¿Sabéis como trabajaban la tierra vuestros abuelos? Pues eso es lo que tenéis que hacer.”; la otra agricultura no lleva existiendo ni un siglo, ¿cómo va a ser la tradicional?, ¿frente a cuántos miles de años? Hasta hace muy, muy, muy poco (menos de 20 años en realidad que llegó a ser habitual por estos lares) los agricultores y ganaderos trataban a sus tierras y animales prácticamente igual que hace cientos (e incluso miles) de años. Y eso es una de las cosas que busca lo ecológico: La vuelta a lo tradicional. Porque, como ha dicho Israel (muy grande), sabemos que eso funcionaba, mientras que no sabemos realmente si la gente que solo se ha alimentado de productos no tradicionales (en mi sentido) va a vivir más o mejor (y yo, personalmente, lo dudo), porque somos los primeros en probar.
    · Como se ha dicho, lo siento pero no me fío nada de esos estudios de los que hablas; ya te han comentado las diversas razones por las que dudar de ellos (económico-políticas, básicamente), así como alguna relación de científicos que opinan lo contrario, pero… Simplemente piensa en el sabor, y te aseguro que no es por la frescura. No se nota en todos los alimentos por igual, pero hay algunos que son taaaaaaaaaan diferentes que no puedo creer que sus efectos para el cuerpo sean los mismos. Piensa en la carne, que se nota muchísimo más (aquí viene otra vez lo de la frescura). Además, como se ha dicho, está la capacidad de asimilar los nutrientes, que es mucho más importante que la simple existencia de los mismos (de ahí, por ejemplo, muchos problemas con los lácteos -sé que no es agricultura 😛 – a los que añaden calcio, y calcio, y calcio -después de quitárselo-, pero no nos aseguran su asimilación). Por otro lado, además, muchos químicos dejan residuos (no sé si me valen esos controles sanitarios que dices 😛 )… Y si no puedes pegar un trago de pesticida, puede ser cierto que por tomar unpoquitoquesequedeenlapieldeltomate no te vayas a morir… ¿Pero no es mejor no tomarlo?, ¿y si un poquito, más un poquito, más un poquito se van acumulando? Algo similar a lo que ha dicho alguien: Si pones dos productos, uno ecológico y uno no ecológico, los animalillos preferirán el ecológico (es algo que podéis comprobar todos); sea por la razón que sea, yo confío más en su criterio en cuanto a estas cosas que en el del ser humano, puesto que los animales saben hacer lecturas de la naturaleza más intuitivas, que nosotros hemos perdido (respecto, por ejemplo, al tiempo, a catástrofes naturales, a dónde encontrar alimentos…).
    · Finalmente, unos contraargumentos (para contratacar después, jeje): Vale, imaginemos que lo ecológico no es más nutritivo, ni sano, ni tan bueno para el medio ambiente como se dice (aparte: lo ecológico aboga también por el uso de menos combustible, por comer lo que tienes cerca, menos intermediarios, etc. Es el cuidado del medio ambiente al máximo nivel posible, no solo en unos poquitos aspectos); o sí lo es, vale, es mejor, pero sabemos que no nos podemos fiar de las etiquetas… Por las razones que sean, me da igual, no crees que ganes nada con lo ecológico, me parece perfecto, pero entonces hazte una pregunta: ¿y qué ganas con lo convencional?, ¿y promoviendo lo convencional? Sé que no es que estén en una cruzada, algo a vida o muerte, y además animas a que apoyemos lo ecológico si es lo que queremos, siempre basándonos en motivos científicos (eso sí: es difícil basarse en lo científico para todas las cosas que quieras apoyar, piensa que la mayoría no tenemos tus conocimientos, y aunque publicaciones como tu blog nos ayuden, no tenemos facilidad para dar ese trasfondo científico a tooooooodas nuestras elecciones, que son muchísimas al día)… Sea como fuere, creo hay algo más importante: Lo perverso (en cuanto a lo humano) que hay tras lo transgénico y todo lo relacionado con la agricultura intensiva. El monopolio, la dictadura, el control absoluto, las pérdidas en cuanto a variedad, el enriquecimiento que genera empobrecimiento, la cantidad de suicidios de los pequeños agricultores que no pueden pagar a Monsanto lo que deben cuando él les ha obligado a trabajar “para” él…
    A mí estas cosas me hacen querer luchar (como dijo Tardor, otro muy grande) contra ello. Entiendo que para ti la ciencia y la “verdad” sean lo más importante, y estoy de acuerdo en que la ciencia no siempre coincide con lo que es bueno, justo y humano, pero… No sé, la “verdad” se puede maquillar mucho, para bien y para mal, y tu verdad en este caso creo que viene maquillada de “Estoy hasta ahí de la moda de lo ecológico de mierda”, y el hecho de que no sea la panacea no implica que sea una mierda, ¿no es verdad?, ¿y no es, por tanto, ciencia?, ¿no podría explicarse, entonces, en la entrada?
    Muchas gracias por el blog y por leer este tostón, ¡tú también eres muy grande! Jeje, ¡hasta pronto!

    • Amcorel dijo:

      Lo curioso sería saber qué palabra quiere evitar la industria para no referirse a su agricultura de forma que pudiera ser percibida “inadecuadamente”. Pero hace unos años, si no recuerdo mal, se le llamaba “sintética”, AGRICULTURA SINTÉTICA. Lo de “tradicional” es un eufemismo.

      Hace nada, si se manifestaba alguna opinión acerca del uso que la red hace de la privacidad, era más que probable que se rieran en toda tu cara. Ahora, desde que Snowden denunció el abuso, nadie lo cuestiona… Él sigue amenazado de muerte.

      El documental “Tirar, comprar, tirar” nos cuenta que las simples bombillas tienen una duración predeterminada…, y esto como simple ejemplo de lo que hacen las marcas de eléctronica y automovilística por mantener la demanda.

      Alice Stewart. Ella dio a conocer el efecto de los rayos x en las embarazadas… 25 años antes de que el cuerpo médico británico y estadounidense abandonara dicha práctica. ¡25 años! ¿Tenemos que esperar 25 años?

      Estadísticamente hay enfermedades cuyo aumento alarmante en las últimas décadas haría pensar que las causas tienen un origen común, y más cuando observamos los índices por nación. Conociendo el tipo de agricultura intensiva y la legislación que se hace al respecto en EEUU, alguien tendría que preguntarse por qué padecen un índice de enfermedades tan alto como, por ejemplo, la insuficiencia renal.

  31. Biólogo dijo:

    “la ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no siempre coincide con lo que es bueno, justo y humano”

    La ciencia justifica entonces, actos injustos, inhumanos y malvados. Eso es fascismo, no racial, sino científico.

  32. raquellogs dijo:

    Fantástico.

  33. santi dijo:

    Hola José, no estoy de acuerdo con todo que expresas, te recomiendo que valores este otro estudio, ya que las opiniones de los demás no te convencen.

  34. Pingback: Muera la Inteligencia | José ‘Scientia’ Nicolás: “¿Qué cojones tienen que decir los políticos a un reglamento redactado por científicos?”

  35. Alejandro dijo:

    Todo tiene sus ventajas e inconvenientes, pero es bueno ofrecer ambas posibilidades a los consumidores.

  36. Josep Antoni dijo:

    hola buenos días, ese o un estudio similar al respecto ya lo vi hace un tiempo en tv , me da a mi que debe de estar patrocinado por la industria de insecticidas y herbicidas agricolas, de todos modos si lo dice ud. que es un bioquímico, posiblemente tenga razón, pero yo vivo en un pueblo agrícola y he visto fumigar hortalizas con insecticidas con un plazo de seguridad de 7 días y al dia siguiente recolectarlas, en un pueblo cercano al mio el agua potable se ha prohibido por estar contaminado por dichos insecticidas y herbicidas, en el mio no se aconseja el uso por tener el porcertaje de nitritos apto para el consumo el triple de lo recomendado, gracias al abonado de los campos de naranjos de toda la comarca que han contaminado los acuíferos, asi que algo de positivo tendrá la agricultura ecológica, digo yo. A no ser que no interese a ciertos poderes económicos o industriales,

  37. ANTONIO dijo:

    A la historia me remito cuando tras la segunda guerra mundial las mismas empresas que fabricaban armas químicas decidieron fomentar la mal llamada “Revolución Verde” para dar de comer a las personas cuya hambruna ellos mismos provocaron. Negocio redondo. Ellos se lo guisan y luego se lo comen. Nadie se acuerda del daño que hizo el DDT en Estados Unidos, insecticida milagroso, sí. Más tarde vinieron fetos muertos y muchos vivos pero con deformaciones, etc. Con los alimentos ecológicos pasa lo mismo que con cierto nuevo partido político que está ganando adeptos a un ritmo increíble (sí, me refiero a Podemos). Sólo hay que ver quién lo desprestigia y de la manera en la que lo hace para saber que haces bien prestando tu apoyo a la causa. Un saludo.

  38. fito. dijo:

    Jejeje, sabes que el salmón que comes está tintado? Sabes que el pollo que comes tarda 21 días en cumplir su ciclo vital para llegar a tu panza? Sabes por qué la fruta y verdura que compras no lleva vida animal ni rastro de ella? Sabes la cantidad de agua que se invierte en el proceso de fabricación de unos baqueros desgastados? Sabes qué hemos extinguido la abeja salvaje hispánica? Te suena Monsanto y su ” hazaña “?… Pues entonces no sabes nada, sólo eres un certificado y acreditado ignorante. Se ve que tú titulo permite poner dudas a la lógica aplastante!
    Y aprovechando el tirón que tiene podemos, alguien ha oído algo respecto a los transgénicos en su programa? España y el eterno Mesías, para algunos Suarez, mi tocayo, otros González, hasta Zapatero tiene sus feligreses y me temo que con este nuevo Mesías nos encontremos lo mismo. Qué te hace pensar que va a solucionar tus problemas? Sabes cuales son nuestros derechos? Supongo que todos, y sabes cuales son nuestras obligaciones? Empieza por ahí. Quizá salud, educación y vivienda serian para muchos derecho elementales, y parece inhumano decir lo contrario, pero si ahora coges un estudiante que suspende todas las asignaturas reiteradamente sin ninguna mejora, debe seguir recibiendo la educación obligatoria, alguien que fuma, bebe y se alimenta de lo que nuestro licenciado dice que es saludable, incluida la repostería industrial, no hace ninguna actividad fisica, le debemos pagar la seguridad social? Yo viví justo en frente de las mil viviendas mucho tiempo, demasiado, y un lujo! Les dimos los pisos, les pagamos las infraestructuras, la iluminación pública, todo, y? Todo reventado! Por supuesto que tenemos derecho a una vivienda, pero nuestra riqueza social da para lo que da.
    El cambio se empieza por uno mismo, no por lo que diga un coleta ni un corbata.
    Deu!

  39. Queremos dejar un mundo mejor o dejarles toda la contaminacion a nuestros hijos ??

    • Elena dijo:

      Hola!
      Pues yo en la medida económicamente posible voy a comprar todo lo que pueda ecológico, mi hija con 3 años es celíaca, esta enferma para toda su vida, ya se que no es lo más grave pero me hace plantear muchas cosas, que mierda comemos q cada vez hay más alergias, yo no recuerdo en mi infancia tanto intolerante a lactosa, huevo, gluten… Ojalá me pudiera fiar de alguien, pero mierda de intereses x los q se mueve este mundo…
      un saludo

  40. adolfodiazubeda dijo:

    En realidad no hace falta comerse la cabeza mucho, que los productos ecológicos son mejores es de sentido común. Yo no necesito un estudio para saber que si el cielo está cubierto y negro lloverá, y que si me tiro a una piscina saldré mojado. La tecnología alimentaria ha evolucionado mucho más rápido que nuestra biología, y nuestro cuerpo-cerebro no sabe procesar bien lo sintético porque no sabe lo que es, así q se producen minicorrecciones, minidisfunciones, miniinflamaciones, etc. que a lo largo del tiempo y la acumulación producen enfermedad. En las ciudades vivimos lentamente envenenados por tierra, aire y agua, aunque lo más venenoso de todo son las ideas que hemos chupado desde que nacemos.

  41. Pingback: ¿HACIA DÓNDE VA LA DESPENSA DEL FUTURO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s