La ciencia en la cosmética o el arte de lo absurdo. Una crónica muy particular.

Como ya comenté en una anterior entrada, el pasado miércoles 25 de abril, el mismo día que Sergio Ramos mandó un balón a la Luna en la primera misión espacial española, un servidor tuvo el gran honor de participar en “Amazings Zientziateka”, una iniciativa que nació de la colaboración de Amazings.es con tres de las instituciones que más están apoyando la divulgación científica en estos tiempos: la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU dirigida por Juan Ignacio Pérez Iglesias, EUSKAMPUS y Alhóndiga Bilbao con su programa YES Future.

Pues bien, hoy les traigo a ustedes una crónica muy particular de lo que fue ese intenso y memorable día. Los seguidores de este blog saben que soy muy amante del refranero español y, aunque dicen que “lo que mal empieza mal acaba”, en esta ocasión el dicho no solamente no se cumplió sino que fue al contrario…. pero vayamos comentando como transcurrió la jornada minuto a minuto.

El día comenzó de forma horrorosa. Yo no es que sea muy miedoso a la hora de coger aviones pero rogaría a los organizadores de próximos eventos que no me pongan a prueba con aterrizajes como estos… y menos si horas después tengo que participar en una charla, con mesa coloquio incluida, sin tiempo para que se me pase el susto.

Pasados unos minutos de una de las peores experiencias de mi vida participé, junto a mis dos compañeros de paseíllo de ese día, los magníficos divulgadores Natalia Ruiz-Zelmanovitch y César Tomé, en el programa radiofónico de Radio Euskadi “La mecánica del caracol” donde dimos un anticipo de lo que iban a ser las charlas de esa misma tarde en Amazings Zientziateka. Si quieren escuchar dicho programa simplemente con hacer un clic en este enlace podrán hacerlo.

Tras acabar, rápidamente nos dirigimos a un sitio que debo reconocer que me impactó, el precioso centro de ocio y cultura Alhóndiga de Bilbao donde se celebraron las tres charlas programadas.

Pues bien, tras escuchar atentamente a Natalia Ruiz-Zelmanovitch hablar de ¿Por qué Marte está de moda?” y a César Tomé “Deconstruyendo la tabla periódica: Hacia una nueva definición de elemento”, un servidor se sacó de la manga la conferencia que les presento a continuación y que titulé: “La Ciencia en la cosmética o el triunfo de lo absurdo”.

En esta charla, que pueden ver pinchando en este enlace, no solamente intenté denunciar el mal uso de la Ciencia que se hace en el sector de la cosmética analizando tres casos bien distintos, sino que conté la verdadera historia, y no la que está circulando por ahí, del affaire entre Scientia y L´Oréal. Por último, y como premio por haber aguantado estoicamente sentados en sus sillas “haciendo como si me escucharan”, hice millonarios a todos los que asistieron a la charla. Sí, lo que han leído. Pasen y vean.

¿Les ha gustado? ¿Han aprendido algo? Es lo que hay, no doy más de mí, pero reconocerán que al menos se han echado unas risas. Sin embargo la fiesta no acabó ahí. Tras las tres charlas, mis dos compis y yo participamos en una mesa redonda presentada y moderada por Javier Peláez (Co-fundador de Amazings.es) y el citado Juan Ignacio Pérez Iglesias en la que el público participó muy activamente y donde surgieron interesantísimas cuestiones sobre las que debatimos profundamente. Si desean ver el vídeo de esa mesa redonda solamente tiene que hacer un clic en este enlace.

Finalmente, y como colofón a este intenso día, todos los participantes en esta jornada, Natalia, Iñako, Javier, César y un servidor, junto con el gran biofísico Félix Goñi y uno de los componentes de Amazing.es más querido por todos, Julián Estévez, nos fuimos a degustar los suculentos platos de la famosa cocina vasca… bueno dicen que estaban muy buenos porque mi estómago aun estaba algo revuelto después del aterrizaje de horas antes.

Pero a pesar de que disfruté como un enano esa tarde del 25 de abril,  lo mejor del día me esperaba en el hotel… y no sean mal pensados. Tras darme una ducha y con el objetivo de conciliar mejor el sueño, encendí la televisión para intentar saber que había pasado en la gloriosa semifinal de la Champions League entre un equipo perteneciente a una de las ligas más endeudadas del mundo, el Real Madrid, y otro absolutamente saneado económicamente, el Bayern de Múnich… y esto fue lo que me encontré.

No, no se rían. Desde ese día el bueno de Sergio Ramos se ha convertido en el objetivo de todo tipo chistes hirientes, burlas sarcásticas y demás zarandajas pero… ¿no se han parado a pensar que habría que darle las gracias al defensa madridista ya que a lo mejor todo era fruto del plan concebido por el gobierno español para que los alemanes no se enfadasen y decidieran “rescatarnos”? No, tienen razón, perdónenme, lo que ha ocurrido este fin de semana no es un rescate… que tonto estoy…

Jose

PD: El programa de radio no me acuerdo si lo grabamos previamente o fue en directo pero no me digan que no ha quedado bien la historia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Astronomía, bioquímica, Biotecnología, Cosmética, Divulgación científica, Humor, Nanotecnología, Química y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La ciencia en la cosmética o el arte de lo absurdo. Una crónica muy particular.

  1. Pingback: “Blogueando desde la Universidad: una experiencia personal”… y mucho más | SCIENTIA

  2. Pingback: Blogueando desde la Universidad: una experiencia personal… y mucho más | Revista de ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s