Alimentos ecológicos…¿más sanos y seguros?

A mediados del mes de julio un estudio aparecido en la revista British Journal of Nutrition y que pueden leer aquí sacudió el mundo de los alimentos ecológicos. En contra de lo que se había escrito en otros trabajos, una revisión de 343 artículos publicados por diferentes especialistas daba como resultado que los alimentos ecológicos presentan mayor contenido en componentes antioxidantes y menos cantidad de cadmio y residuos de pesticidas que los alimentos convencionales. Concretamente el artículo dice que los alimentos ecológicos contienen hasta un 60% más de antioxidantes de naturaleza principalmente polifenólica, un 87% menos de nitritos, un 30% menos de nitratos y un 50% menos de cadmio.

Captura de pantalla 2014-09-08 a la(s) 11.57.35

Captura de pantalla 2014-09-08 a la(s) 11.56.47

El propósito de este post no es analizar la metodología ni los resultados de dicho trabajo pero sí algunas conclusiones que se han sacado del mismo… preferentemente por parte de algunos medios de comunicación. Tras la publicación del trabajo se han podido leer titulares como “Confirman que los alimentos ecológicos son más saludables”; “Un nuevo estudio sostiene que los alimentos ecológicos son más sanos que los otros” ; “Confirmado: los alimentos ecológicos son más sanos”. Tras leer estos titulares hay consumidores que han afirmado que, aunque el precio sea muy superior, están dispuestos  a pagar más por una alimentación ecológica ya que por fin se ha demostrado que es más sana y segura.

Siento decirles que una vez leído el artículo con detenimiento extraer esas conclusiones es un inmenso error… Les cuento.

Durante muchos años impartí la asignatura “Bromatología y Tecnología de los Alimentos” de la ya extinta Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Por si ustedes no saben lo que es la bromatología, cosa que dudo porque si es así no son “merecedores” de leer este blog, les diré que bajo esta palabra que suena a risa se esconde el estudio de muchos aspectos de los alimentos, preferentemente aquellos relativos a su composición.

imgnoticia_27867

Pues bien, el artículo publicado en la revista British Journal of Nutrition y que lleva por título “Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses” no es más que un trabajo bromatológico en el que se revisa la composición de muchos alimentos ecológicos y convencionales según lo publicado en otros estudios. En ningún caso se evalúa si los alimentos ecológicos tienen algún efecto positivo sobre la salud de la población.

En las 18 páginas que tiene el trabajo no se hace referencia a ningún estudio de intervención ni a la evaluación del estado de salud de consumidores de productos ecológicos y tampoco los autores dicen que sus resultados signifiquen que los alimentos ecológicos sean más saludables que los convencionales… aunque muchos medios de comunicación digan todo lo contrario. Los propios investigadores responsables del trabajo inciden, como se puede ver en la siguiente imagen, en que no hay estudios serios en humanos que permitan hacer dichas afirmaciones por lo que hay que seguir investigando.

Fuente. "British Journal of Nutrition"

Fuente. “British Journal of Nutrition”

Es posible que tras leer lo que les he contado ustedes puedan llegar a dos erróneas conclusiones.

La primera de ellas es que al publicar estos autores que los alimentos ecológicos, en comparación con los convencionales, tienen mayor cantidad de antioxidantes polifenólicos (compuestos que han sido vinculados  a un menor riesgo a padecer enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer) el consumo de productos ecológicos es mejor que el de alimentos convencionales… pues no. No hay la más mínima evidencia científica de que el consumo de alimentos ecológicos afecte positivamente a dichas patologías en mayor medida que la ingesta de productos convencionales. Para poder extraer esa conclusión habría que hacer estudios intervencionales comparativos de productos ecológicos vs convencionales a largo plazo … y a día de hoy no hay nada de eso publicado en la bibliografía científica.

nuevo logo europeoPor otra parte, el hecho de que en el artículo se afirme que los alimentos ecológicos tienen menores concentraciones de cadmio y una menor incidencia de residuos de plaguicidas que los alimentos no ecológicos podría llevarnos a pensar que los alimentos convencionales no son seguros o que los ecológicos lo son más… y eso tampoco es así. Al igual que por llevar más polifenoles los productos ecológicos no han demostrado ser más saludables, por llevar menos pesticidas no son sanitariamente mejores…para llegar a esa conclusión habría que hacer estudios de toxicidad más allá de los bromatológicos que se muestran en la revisión publicada en British Journal of Nutrition.

Además, como les conté aquí la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria emitió recientemente un informe en el que se muestran los resultados de las actividades de control relacionadas con los residuos de plaguicidas en alimentos llevadas a cabo en 2011 en 29 países europeos. Se analizaron 79.000 muestras de más de 600 productos alimenticios analizando la presencia de casi 900 tipos de productos fitosanitarios distintos. Las conclusiones fueron claras: la alarma sanitaria por la presencia de plaguicidas en alimentos está injustificada.

Respecto a los alimentos ecológicos en el informe de la EFSA se puede leer que los niveles de plaguicidas eran algo inferiores en este tipo de productos que en los convencionales… pero como estos últimos ya estaban dentro de los niveles permitidos pues las diferencias en cuanto a efecto sobre la salud son inexistentes. Ni unos ni otros te van a producir ningún mal debido a la presencia de plaguicidas.

RIGOR_CIENT_FICOConcluyo. Estimados medios de comunicación, no estaría mal que antes de escribir acerca de los resultados publicados en un artículo científico se lean el estudio en cuestión. Si lo hacen estoy seguro que ni publicarían titulares sensacionalistas sin el más mínimo rigor científico ni confundirían a la población con afirmaciones que pueden cambiar no solo su percepción sobre la alimentación que realizan sino también su comportamiento económico. Gracias.

Jose

Nota: ¿Me ayudas a difundir este post en MNM pinchando en este enlace.? GRACIAS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bioquímica, Investigación, Nutrición y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Alimentos ecológicos…¿más sanos y seguros?

  1. Pingback: Alimentos ecológicos…¿más sanos y seguros?

  2. ochoto dijo:

    Aún estando de acuerdo con buena parte de las afirmaciones, la manera de hacerlas me parece tendenciosa. Tiene gracia que pasemos la carga de la prueba de toxicidad desde los alimentos “convencionales?” a los alimentos “ecologicos” . Debieran ser los fabricantes de pesticidas los que demostraran que además de no haber toxicidad aguda no la hay ni a largo plazo ni de manera cruzada con otros compuestos. Este último punto me parece además bastante complicado de realizar en la actualidad, cuando empezamos a comprender los diferentes mecanismos de los disruptores endocrinos.

    Por último, tanto las etiquetas “convencional” como “ecológico” me parecen traidas por los pelos, la primera porque la industria de los pesticidas es relativamente reciente y la segunda porque los intereses de la industria presionan para conseguir una etiqueta “ecologica” lo más laxa posible que no excluya sus productos.

  3. ochoto dijo:

    Por cierto, la EFSA es cualquier cosa menos una entidad a la que confiarle la seguridad alimentaria ni nada, esta podrida de intereses hasta lo más profundo.

  4. Aquí hay varios problemas distintos, que se mezclan en un complejo cóctel de malas interpretaciones, silogismos erróneos y extrapolaciones temerarias a los que se suman intereses económicos, legislaciones ineficaces, y tantos otros factores. En fin, un lío; pero al menos de lo que nosotros sabemos, que es lo referente a la forma de analizar científicamente un problema y extraer conclusiones, sí podemos opinar con bastante idea. En concreto me gustaría apuntar como problema añadido que la sociedad arrastra a menudo nociones que en algún momento fueron planteadas por la propia comunidad científica, pero si bien esta a posteriori las ha ido matizando o incluso refutando, se tarda años en cambiar la percepción social. En concreto me refiero a los antioxidantes: acabo de estar en un congreso centrado en el estudio de los radicales libres y el estrés oxidativo, y es muy curioso cómo hace unos años se instauró la noción de que la generación de radicales libres era el punto central del envejecimiento celular, y los antioxidantes se perfilaron como la panacea para luchar contra la neurodegeneración, el envejecimiento y demás. Sin embargo, con el tiempo se ha ido matizando todo esto, y hoy día se sabe que los radicales son un sistema de señalización celular perfectamente fisiológico y para los cuales la célula está preparada en ciertas dosis. La ingesta de sustancias con efecto antioxidante se ha demostrado beneficiosa en condiciones patológicas asociadas a estrés oxidativo acentuado, pero en personas sanas puede incluso ser contraproducente. Está muy bien saber que los productos etiquetados como ecológicos tienen más antioxidantes, en principio no tiene nada de malo, pero ahora bien si alguien se hincha a comer naranjas ecológicas, igual por sus propias condiciones genéticas no le sienta tan bien como podría esperarse. Lamentablemente, los productos milagros sean naturales o (lo que sea lo contrario a naturales) no existen, pues nuestra genética, nuestras costumbres alimentarias y nuestro entorno ambiental son tan únicas que sería casi imposible establecer patrones generales. Ni siquiera ha conseguido elaborarse unas dosis “normales” de niveles de radicales libres para usar como patrón clínico, al igual que se usan los niveles de colesterol o glucosa, y eso que se ha intentado (en el congreso también se mostraron resultados infructuosos en este aspecto).

    Con todo este rollo sólo quería poner el ejemplo de cómo la ciencia suele manejar tonos de gris, nada es blanco o negro, bueno o malo; y sin embargo, si en algún momento se estableció el binomio antioxidante/beneficioso, este tipo de conclusiones como la que extraen los periodistas al leer que un producto alimenticio tiene más antioxidantes, son automáticas. Como científicos debemos estar al tanto de ser prudentes cuando presentemos conclusiones ante el público general, y los periodistas deberían tal vez formarse un poco más en metodología científica, al menos en saber cómo funciona la ciencia, no hace falta que se conviertan en científicos ellos mismos, cosa tan difícil como absurda de pretender.

    Hacía tiempo que no me pasaba, siempre es agradable comentar cosas bioquímicas en casa Scientia. Un saludo amigo.

  5. Aficionada dijo:

    Estoy de acuerdo en interpretar con rigor las conclusiones de investigaciones.

    Pero… eso me lleva a interpretar con rigor otra fuentes ¿Los niveles admitidos para algunos contaminantes o ciertas sustancia en alimentos (EFSA/FAO) estás establecidos con el mismo rigor? ¿A caso, hasta la fecha, la alimentación de las personas ha sido igual que la que llevamos actualmente (en tipología y cantidad (muchas personas superan las 2500 Kcal/día)? ¿Cómo pueden disponer ellos, por lo tanto, de estudios a largo plazo? No sería la primera vez que esos límites se “revisan” al alza o a la baja.

    ¿A caso se sabe cuánto vamos a vivir (yo espero llegar a los 100 😉 ,por lo menos? (Con esto quiero hacer una llamada principalmente, sobre sustancias que son bioacumulables (si no me equivoco el cadmio es una de ellas). ¿Y si además de “comer”, también fumas?
    A parte soy mujer, con mayor riesgo de sufrir osteoporosis (la cual puede verse perjudicada por niveles altos de cadmio en mi cuerpo), ¿qué sucede entonces? Quiero llegar a los 100 a ser posible saltando!!.
    Resulta que como soy mujer, también amamanto a mi bebé ¿Qué cantidad de contaminantes le estoy transmitiendo en la leche y cuánto puede soportar él?.
    En resumen, que si puedo decidir ingerir menos cantidad de sustancias perjudiciales aunque el “nivel máximo establecido” esté por encima, prefiero hacerlo.

    Lo de los beneficios de algunas sustancias…lo dejamos aparcado.

    Una aficionada 😉

  6. Pingback: Alimentos ecológicos...¿má...

  7. Alejandra dijo:

    En cualquier caso, en el consumo de alimentos ecológicos están implicados más factores a parte del estrictamente nutricional: potenciar la economía de la zona, fomentar el consumo de alimentos de temporada, mayor respeto al medio ambiente por el ahorro de combustibles, menor erosión, contaminación de aguas subterráneas, etc.

    Como bien se dice en el post, bromatológicamente sí son más ricos en nutrientes, aunque no se sabe si ésto beneficia a nuestra salud. Es decir, que a día de hoy, hay las mismas posibilidades de que sean mas saludables a que no lo sean. Sin embargo, sí conocemos otras razones por las que se recomienda su consumo (económicas, ecológicas, etc), y que seguramente tb afecten positivamente a nuestra salud.

  8. Daryl dijo:

    Tampoco hay que idealizar al EFSA, Jose Manual. Es cierto que no hay estudios que evidencien la salubilidad de los alimentos ecólogicos vs convencionales pero de ahi a afirmar respecto a la presencia de pesticidad que “…pero como estos últimos ya estaban dentro de los niveles permitidos pues las diferencias en cuanto a efecto sobre la salud son inexistentes. Ni unos ni otros te van a producir ningún mal debido a la presencia de plaguicidas.” va un trecho.

    Los limites que establece la EFSA no implican el automatimo de considerar “si no se llega al límite es inofensivo”. Los limites no son verdades absolutas ni la EFSA es Moises bajando del Sinai con las tablas de los limites. Siempre estan a revisión y lo que hoy “no te van a producir ningún mal” es posible que si lo hagan mañana o vicerversa.

    La cuestión no es la inocuidad/toxicidad sino ventajas/incovenientes en su uso y el límite siempre estará condicionado por un valor estadistico. Esta claro que, en un mundo ideal, lo óptimo seria que los alimentos no llevaran ni una molecula de pesticidas, colorantes o metales pero este mundo no existe y tampoco queremos que nos asalte el botulismo o que haya que tirar miles de toneladas de alimentos o peor aún que no haya alimentos suficientes porque no se ha querido “echar nada” para salvar las cosechas o conservar los alimentos.

    Al fin y al cabo la aplicación de pesticidas son como las vacunas. A determinadas dosis van a producir muchisimas más ventajas que inconvenientes pero siempre hay un pequñisimo porcentaje que sufrira fuertes reacciones o que no le hará efecto ¿vamos a dudar de las vacunas por esto? No, jamás . Las ventajas son muy superiores a los inconvenientes (off topic, Por un viaje exótico me tuve que poner la vacuna contra la fiebre amarilla y el cachondo del médico me pregunto ¿Le ha tocado alguna vez el gordo de Navidad? No, la verdad. Pues bien tienes 10 posibilidades menos, una entre un millón, de que esta vacuna le cause una encefalitis u otras graves afecciones que te puedan causar la muerte. Se lo tengo que decir, aún asi ¿le pongo la vacuna? Pues claro, le espondi,)

    Y por supuesto me fio más de los que se rigen por las normativas alimentarias que por los que intentan venderme productos “sin quimicos” de los que no puedo controlar ni de donde vienen ni de que tratamiento han sufrido. Como dijo el clásico “Nadie es perfecto”.

  9. Peret dijo:

    Me gusta este blog, pero creo que en este articulo, te pasas. Pareciera que volver a los productos mas naturales sea malo, que lo bueno es la industria alimentaria y los organismos que cuidan de nuestra salud, para hacernos enfermos crónicos, junto con las farmacéuticas. Para mi evidentemente es mas sano tomar menos pesticidas y menos intervención de la industria en la alimentación. Creo que estas demonizando lo natural y enalteciendo a la industria. No estoy en contra de la química, como tu dices muchas veces, pero creo que la industria del monocultivo y explotaciones masivas, no precisamente se hace por el bien de la humanidad, si no , mas bien por el bien de los intereses económicos de la industria.
    Prefiero mil veces un tomate de mi huerta de secano, sin “químicos” que un tomate de Mercadona que sabe a corcho y no a tomate, si quieres te mando uno y recordaras lo que era el sabor del tomate.
    Peret

    • Luciano dijo:

      Pues precisamente Mercadona vende productos de la llamada “agricultura ecológica”, así que si notas alguna diferencia… ¿Estás seguro de que no es sugestión?
      Lo del sabor del tomate se ha repetido miles de veces: depende, sobre todo, del momento de la recolección, *NO* de si lo han cultivado según la “agricultura ecológica” o convencional. Si lo recoges maduro de tu huerta tendrá sabor a tomate, independientemente de cómo lo hayas cultivado.

  10. He leído tu post, y también los comentarios…y lo más divertido es que TODOS tienen razón!!

  11. Pingback: Recopilación de lecturas semanales fitness (LIV) |

  12. Pingback: Fitness en la red (CXL) | Gymprotein

  13. Pingback: Fitness en la red (CXL) | Nutrición Total

  14. Pingback: Fitness en la red (CXL) | E7radio noticias, de Venezuela y el mundo

  15. Pingback: Fitness en la red (CXL) | Eduardo A. Suck B

  16. Pingback: Alimentos ecológicos…¿más sanos y seguros? | CookingPlanet

  17. Albert dijo:

    Más críticas fundamentadas al artículo del British Journal of Nutrition:
    http://jmmulet.naukas.com/2014/09/30/es-la-comida-ecologica-mejor-para-la-salud-va-ser-que/

  18. gil dijo:

    Muy buen post! Estoy deacuerdo con muchas cosas de las que dices. Sobre todo en que los alimentos ecologicos que no llevan pesticidas no sean mejores que los alimentos que los llevan. Nosotros tenemos web http://www.naranjasgil.com donde ofrecemos naranjas y mandarinas y estas están tratadas con pesticidas y están igual de buenas que las que no llevan….
    En fin nos encanta tu labor dando tanta información sobre estas cosas, un blog muy recomendable para la gente!

  19. Epicureo dijo:

    Hay que tener en cuenta que no en todo los alimentos ecológicos son mejores. Tienen menos pesticidas y más de algunos nutrientes, sí, pero también tienen más bacterias coliformes (hasta el punto de que sus criterios de aceptación en este aspecto son más “relajados” que los de los productos “normales”). El efecto sobre la salud hay que evaluarlo en conjunto.

    También hay que valorar que su precio es superior hasta en un 100 % al de los productos convencionales, lo que para algunas personas puede ser prohibitivo, y que su productividad agrícola es menor. Si para producir lo mismo de forma ecológica necesitamos entre un 50 y un 100 % más de tierra (y así es, http://www.losproductosnaturales.com/2011/12/la-agricultura-ecologica-es-poco.html) pues a lo mejor no es esa la solución a nuestros problemas.

  20. Otra cuestión también es que estos análisis van buscando lo que buscan. Es decir, si buscan pesticidas medirán sólo los pesticidas. ¿Todos? bueno, quizás todos no, ¿y los utilizados en agricultura ecológica? ¿esos también? ¿analizan las sales de cobre o la bacteria del espinosad o sólo buscan aquellos comerciales? Si es así, claro que encontrarán más en los ecológicos. Si no, entonces, ¿qué es peor, encontrarse glifosato (un herbicida) utilizado en la convencional o sales de cobre utilizado en la ecológica? Por supuesto yo prefiero glifosato que es biodegradable. Pero lo que está claro es que no se han tomado otro tipo de medidas, por ejemplo, la cantidad de micotoxinas generadas por la planta de forma natural y que también pueden ser perjudiciales para los seres humanos. Si utilizas menos pesticidas o estos son menos eficientes, ¿no crecerá el nivel de micotoxinas para defenderse de los insectos? Hay que verlo todo, si hay más insecticida en la agricultura convencional aunque esté dentro de los límites pero lo cambiamos por niveles bastante más altos de micotoxinas, ¿no será esto peor? ¿Hay que recordar que la EFSA aumento el límite máximo de micotoxinas porque si no la agricultura ecológica era inviable?

  21. ununcuadio dijo:

    No tienes la portada de El País que te dijo Marieta (debate Desgranando Ciencia 2014) que decía todo lo contrario xDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s