¿Es racional el miedo a los plaguicidas?

No sé si recuerdan que hace unos meses me armé de valor y asistí a la charla que la señora Odile Fernández dio en la Universidad de Murcia acerca de la “alimentación anti cáncer”. Reconozco que me preparé mentalmente para escuchar los disparates que se dijeron en una conferencia que jamás olvidaré. Sin embargo, no hice bien mis deberes.

Yo no sabía que ese día otra ponente, profesora universitaria, iba a alarmar a los asistentes sobre el terrible peligro para nuestra salud que suponen los plaguicidas presentes en los alimentos. Según ella lo expuesto en aquella memorable mañana del mes de enero lo mejor era consumir alimentos ecológicos (casualmente una colaboradores de las jornadas) porque así no habría riesgos de contaminación por los “siete males” que conlleva el consumo de alimentos ricos en plaguicidas.

GUIA

A duras penas he ido recuperándome de aquella inolvidable serie de sandeces hechas ante un público enfervorecido. Sin embargo ayer tarde, estando con un grupo de amigos en el parque infantil donde juega mi hija, volvió a salir el tema de los plaguicidas. El padre de un amigo de la pequeña Scientia, el gran Juanbe, llegó con una bolsa llena de productos ecológicos. Así, como quien no quiere la cosa, y con más miedo que vergüenza, le pregunté el motivo de su compra. La respuesta me dejó perplejo: hace unos meses escuché a alguien decir que los alimentos tradicionales están llenos de plaguicidas por lo que es mejor para nuestra salud consumir productos ecológicos. Respiré… y le entregué unos folios que acababa de imprimir en el departamento.

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 09.29.51

–       Jose, el parque de los columpios no es el lugar más apropiado para leerme ese tocho… ¿esto qué es?

–       Es el informe que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) acaba de publicar acerca de la presencia de plaguicidas en alimentos cultivados en toda la Unión Europea… ¿no lo has leído?

–       Si, tres veces, antes de cada comida… anda déjate tus coñas y dinos que pone ahí.

–       No te pongas nervioso y sigue empujando el columpio. Este informe presenta los resultados de las actividades de control relacionadas con los residuos de plaguicidas en alimentos llevadas a cabo en 2011 en 29 países europeos (27 Estados miembros y 2 países de la AELC, Islandia y Noruega). Se analizaron 79.000 muestras de más de 600 productos alimenticios en busca de restos de los terribles plaguicidas… concretamente se analizó la presencia de casi 900 tipos de productos fitosanitarios distintos.

pesticidas-605x323

–       Pues según comentan “los expertos” esos alimentos deben estar atiborrados a plaguicidas…por eso me he gastado una pasta en estos alimentos ecológicos.

–       No te cabrees Juanbe… pero va a ser que no. Según la máxima autoridad europea en temas de alimentación no solo el 98,1% de las muestras de alimentos analizadas cumplían con los límites legales de plaguicidas, sino que en el 53,4% de las mismas no se pudo detectar ni un resto de estos terribles compuestos. El bromuro (ion bromuro) fue residuo que se detectó en mayor abundancia (36’4% de las muestras aunque podría proceder de la misma planta) seguido de propamocarb, boscalid, tiabendazol, ditiocarbamatos, clorpirifós, imazalil y clormecuat que estuvieron presentes en un 5-25% de las muestras.

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 09.21.51

–       Pero entonces si ingiero alimentos tradicionales… ¿los plaguicidas no van a ser un riesgo para mi salud?

–       Según dice en este informe no. Los verdaderos expertos evaluaron también el riesgo alimentario para la población por el consumo a largo plazo de estos productos y llegaron a la conclusión que en el 99% de los casos cualquier temor es infundado… y a corto plazo deberías tomarte cantidades enormes de los alimentos que han presentado niveles por encima de lo permitido para que te pudiese ocurrir algo. Además, de entre los 171 plaguicidas analizados solamente han sido detectados dos, la dieldrina y el heptacloro, cuyo uso no está autorizado.

–       ¿Y si no están permitidos por qué han aparecido en los análisis efectuados por la EFSA?

–       Hombre, yo eso no puedo saberlo pero todo indica a que al ser un tipo de compuestos que se han utilizado tradicionalmente y que poseen gran capacidad de acumularse todavía están presentes en la cadena alimentaria.

Plaguicidas

–       ¿Y en qué alimentos se detectaron estos plaguicidas que superaban los niveles permitidos?

–       En primer lugar las espinacas (6.5%), seguidas de judías verdes (4.1%); naranjas (2.5%); pepinos (2.1%); arroz (2%); zanahorias (1.6%); mandarinas (1.4%); peras (1.1%); patatas (0.6%) y en último lugar la harina de trigo (0.3%). En el grupo de los alimentos de origen animal se analizaron más de 1.400 muestras de carne y en ningún caso se detectó que se superara el límite máximo de residuos de plaguicidas Pero te repito… esos porcentajes están referidos a ese escaso 2% que supera ligeramente los límites permitidos. En un 99% de los casos no hay riesgo alguno.

–       ¿Y se analizaron alimentos ecológicos?

–       Sí, y aunque existe la creencia popular de que este tipo de alimentos no presentan plaguicidas, sí que aparecieron restos de ellos…cosa que está permitida, por cierto. En el informe de la EFSA se puede leer que los niveles de plaguicidas eran algo inferiores en los alimentos ecológicos que en los convencionales pero como estos últimos ya estaban dentro de los niveles permitidos pues las diferencias en cuanto a efecto sobre la salud son inexistentes… ni unos ni otros te van a producir ningún mal debido a la presencia de plaguicidas.

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 09.40.32

–       ¿Me estás queriendo decir, querido Jose, que no debo consumir alimentos ecológicos?

–       Voy a ser claro en la respuesta pero primero tranquilízate que vas a poner a tu hijo en la luna de la fuerza con la que estás empujando al columpio. Jamás te diré que no consumas alimentos ecológicos. Hay personas que los consumen y por muy diversas razones muy respetables aunque no las comparta. Lo único que te digo es que si el argumento para comprarlos es evitar la presencia de los malvados plaguicidas que campan por sus anchas por los alimentos tradicionales envenenándonos con terribles productos químicos… estás haciendo el indio.

–       Y podrías decirme qué procedimiento sigue la UE para analizar 79.000 muestras de más de 600 productos alimenticios a lo largo de 29 países.

–       Pues lo siento pero tengo que irme…eso sí, te dejo una infografía donde se ve perfectamente. Como puedes ver 29 países participaron en la supervisión europea de residuos de plaguicidas en los alimentos. En cada país se llevó a cabo un programa de control a nivel nacional y la UE coordinó otro programa a nivel europeo en el que se exigió a todos los organismos nacionales competentes que realizaran actividades de supervisión continuas.

inforgrafia_efsa

–       Eres muy listillo Jose pero te voy a hacer una última pregunta antes de que te vayas… y que estoy seguro que no la vas a saber responder.

–       Dispara.

–       Si la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria nos está continuamente tranquilizando con estos informes anuales que demuestran el poco sentido que tiene asustar al consumidor con el tema de los plaguicidas… ¿por qué se permite que haya profesores universitarios que dentro de la máxima institución docente e investigadora nos cuenten una absurda historia que fomenta el miedo irracional hacia los alimentos que consume mayoritariamente la población?

–       Tienes razón. No sé qué contestarte a eso. Has ganado Juanbe…y eso que eres del Madrid.

Jose

NOTA: Puedes ayudarme a difundir este post en MNM pinchando en este enlace. GRACIAS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biología, bioquímica, Química y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

95 respuestas a ¿Es racional el miedo a los plaguicidas?

  1. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas?

  2. Ualloc dijo:

    Creo que con el post de hoy la polémica está está servida y multiples comentarios llegarán en respuesta… . Yo tengo mi propio huerto tradicional de autoconsumo, y algún producto de esos se utilizó y aún hay por casa; el último, un fungicida que me trajeron para las tomateras, cuya lectura de la etiqueta resulta inquietante:”este producto puede producir cáncer” (y otras leyendas similares más)…. vale que esto se refiere a la manipulación y dosificación del producto, vale que que dan un plazo de seguridad desde que se efectúa el tratamiento hasta que se puede consumir el tomate, pero de benévolo para la “salud humana”, parece que poco puede tener. Otra cosa es para la “economía humana”: posiblemente evitaré que se me jodan los tomates…..y a los productores hortofrutículas les impedirá perder cosechas y arruinarse. Lo que no podrás negar, Jose, es que mejor que no tuvieran ningún tipo de plaguicida. Una pregunta un tanto cabrona, tipo “test de principios”: si te dan a elegir entre un tomate tratado y otro que no lo está (ambos en su punto de madurez y con buena presencia, claro) ¿cuál escogerías para comer con tu familia?.
    Pero ¿que es mejor, que sigan llegando alimentos de la huerta al mercado a precios “razonables” para todos los consumidores, visto que este informe de la EFSA minimiza riesgos, o que alcancen precios prohibitivos y de los que, además, no estaremos del todo seguros de que estan libres 100% de algún residuo de plaguicida u otras sustancias perjudiciales?.
    Saludos.

  3. kastle dijo:

    Buen artículo, el “y eso que eres del Madrid” sobraba 😉

  4. Minerva dijo:

    Hola Jóse:

    Estos alimentos lo consumo de manera muy muy habitual en mi dieta
    “En primer lugar las espinacas (6.5%), seguidas de judías verdes (4.1%); naranjas (2.5%); pepinos (2.1%); arroz (2%); zanahorias (1.6%); mandarinas (1.4%); peras (1.1%); patatas (0.6%) y en último lugar la harina de trigo (0.3%)”

    En otro párrafo dices
    “y a corto plazo deberías tomarte cantidades enormes de los alimentos que han presentado niveles por encima de lo permitido para que te pudiese ocurrir algo”

    ¿De qué cantidades estamos hablando? Es que yo ingiero esos alimentos casi todos los días

    Gracias de antemano

  5. mbo dijo:

    ni un solo comentario sobre “disrupción endocrina”. Curioso.

  6. Vanesa dijo:

    Buenos días,
    Sin entrar a discutir nada del asunto, ¿me podrían indicar el porqué del incremente de todo tipo de canceres tanto en niños como adultos?
    Si los pesticidas, la comida, la radiaciones y todo lo que los “expertos” dicen que es seguro, ¿entonces a que se debe pues? y no me digan que a la vida sedentaria!
    Gracias por sus aclaraciones.

    P.D. Se acuerdan cuando los “expertos” argumentaban que el amianto era seguro? y el mercurio? y el plomo de las gasolinas? ¿donde quedan estos componentes hoy en día?

    Saludos y a seguir disfrutando del sano planeta que estamos creando.

    • Bender Rodríguez dijo:

      Deberías precisar de qué tipo de cáncer hablas y de dónde has sacado los datos concretos a los que te refieres, si no es imposible contestarte (y malpensando da la impresión que es un poco lo que buscas formulando así la pregunta).

      En muchos casos la explicación puede ser tan sencilla como el avance del diagnóstico, tratamiento y pruebas forenses. Hace 200 años todos se morían “de viejos”.

      En el caso del amianto, dudo que algún estudio indicara nunca que fuera seguro. Más bien se empezó a usar desconociendo sus efectos a largo plazo y posteriormente, como no podría ser de otra forma, los estudios epidemiológicos los pusieron de manifiesto. Cuando notes que te sube el miedito a algún nuevo producto o tecnología párate a pensar el tiempo que lleva implantada y lo que muestran los estudios que se han realizado. Si existe una relación con alguna patología los estudios la muestran. Si no no. Es así de simple.

      Por último, estaría bien que indicaras dónde has leído que “los expertos” han indicado alguna vez que el mercurio es seguro. Si puedes.

      • Paz Wharton dijo:

        Te agradezco el enfoque de tu comentario Bender. Supongo que cuando te has dedicado a la ciencia es “fácil darte cuenta de lo difícil” que es estar realmente bien informado. Los estudios epidemiológicos son áridos de leer y además también son cuestionables, claro que para hacerlo hay que releer la metodología con lupa y saber interpretar los análisis estadísticos. En fin, habrá que seguir aprendiendo.

    • Como todo, esto es mucho más complicado de lo que parece.. Para empezar, que todos los cánceres están subiendo no es cierto: unos suben, otro bajan. Y suben y bajan dependiendo de poblaciones.Lo que sube en el Mediterráneo puede bajar en Centroeuropa y viceversa.

      El porqué unos suben tiene muchas causas pero una de ellas es puramente estadística: somos más personas, vivimos más años y se diagnostica mucho mejor. Solo por haber nacido tienes un 20 % de probabilidad de desarrollar un cáncer debido a los rayos cósmicos y otro porcentaje por mutaciones espontanea o que se exprese tu predisposición genética. Así que, si vives mas años (y vivimos el doble que hace un siglo) tienes muchas más papeletas en la lotería del cáncer. Antes simplemente te morías a los 40, ahora sabemos que es debido a un cáncer y la gente de +55 años va a desarrollarlos de forma estadístcamente significativa porque es lo que toca.

      Otra causa que hace que suban, totalmente probada pero que le preocupa a menos gente a tenor de la diferencia de activismo y reclamación de soluciones que genera, es la contaminación atmosférica provocada por los combustibles fósiles. El síndrome de Estocolmo que tenemos con el coche es tremendo.

      Respecto a tu postdata te recomiendo que veas el 7º episodio del nuevo Cosmos, que trata de ese tema. Ahora mismo los datos nos dicen que no, no se están interpretando cosas distintas a las que nos dicen los datos. Si aparecen nuevos datos que contradigan lo expuesto, se rectifica, pero tienen que aparecer y confirmarse esos nuevos datos.

      Espero haberte ayudado.

      • Mila dijo:

        A mi criterio excelente respuesta .

      • angel dijo:

        Podeis leer también estudios sobre disruptores endocrinos. En ellos se tiene en cuenta la edad de las personas y se ve como la incidencia de determinados cánceres ha crecido incluso en gente joven. Buscad al doctor Olea de Granada por ejemplo.
        Sobre el artículo central… objetivo no es… pero tampoco voy a contradecirlo totalmente. Eso sí no me fío de la EFSA y de cómo se estudian las dosis mínimas de cada una de esas sustancias, hay muchos lobbys ahí metidos. Cuantas menos mejor. Y la agricultura ecológica no se basa únicamente en no usar químicos, también en cuidar el medio.

    • Loki Nikita dijo:

      ¿Y usted podría decirnos por que tiene que ser por los alimentos – o cualquier otra cosa como 60 años de consumo social intensivo de tabaco, por ejemplo- O no podemos decir también si los estudios lo demuestran que la vida sedentaria también influye?
      Si , en el pasado se dijeron cosas erróneas sobre ciertos productos …y también cosas muy correctas y acertadas , tanto en peligrosidad como en inocuidad ¿por que absurdo motivo eso particular desmiente tal o cual producto especifico actual ?
      Desde luego, sin presentar ninguna evidencia, deslegitimar l y preguntar tan inconsecuentemente hace infantil y poco serio tu comentario: ¿solo existen esas opciones ? Madre de dios, que nivel…

    • Alfonso dijo:

      Vanesa, hay algunos factores que se sabe que contribuyen al incremento del cáncer, tanto en niños como en adultos. Aquí van tres:

      – Mejores medios de diagnóstico: ahora se sabe con más precisión la causa de las enfermedades, y se detectan mejor sin confundirlas con otras ¿Te acuerdas de esas novelas del XIX donde la gente moría de “fiebres”? Pues ahora sabemos la causa real de muchas de ellas, con lo que las “fiebres” como enfermedad han desaparecido.
      – Incremento de la longevidad: si cada vez vivimos más es porque otras enfermedades no pueden con nosotros. Por simple estadística, la probabilidad de mutaciones aumenta con al edad, luego hay más enfermos de cáncer, y menos de otras enfermedades.
      – Incremento de la población: en términos absolutos, cuantos más seamos, más enfermos habrá. No sólo de cáncer, sino de todas las enfermedades, aunque en términos relativos su incidencia sea la misma, nos dará la impresión de que hay más enfermos a nuestro alrededor, y será cierto, pero es que hay más gente a nuestro alrededor.

      ¿Y no puede ser que el consumo de alguna sustancia se cancerígeno? Pues claro que puede ser, pero tenemos estudios, hechos por gente muy versada, que dicen que esas, precisamente esas, no lo son.

      Es cierto lo que dices, con el el tiempo algunas de las sustancias que se consideraban inocuas se han revelado fatales. Pero estás cometiendo la típica falacia de la generalización a partir de un caso particular (ver mi comentario en el post de hace unos días sobre ello): decir que hay ALGUNAS sustancias que usamos son malas no quiere decir que TODAS las sustancias que usamos lo sean.

      Incluso si me argumentaras que entonces por si acaso es mejor no usar NINGUNA te respondería con dos preguntas: ¿a qué coste? y ¿qué riesgos eliminarías? Empezando por la segunda, tienes estudios caros y largos sobre cada una de ellas, y ninguno afirma que sea perjudiciales. Si no quieres usarlas, perfecto, pero entonces piensa en la primera pregunta ¿cuánto te va a costar? ¿de verdad crees que la industria agrícola puede mantener los precios y niveles de producción sin usar esas sustancias, demostradamente inofensivas?

    • joaquin dijo:

      Cuánta razón tienes, Vanesa. Los informes de la UE tienen credibilidad cero.
      Antes todos los productos eran ecológicos. Cuando el capitalismo asqueroso metió sus manazas en la alimentación, comenzó a cargarse la salud de la gente. No es coincidencia, es la perversa acción de unos cuantos, entre los que incluyo al publicista que ha escrito este artículo.

  7. On dijo:

    – Una de la críticas actuales a los análisis y legislación de plaguicidas es que son individuales: no se tienen en cuenta los cócteles y reacciones combinadas. De hecho se va avanzando hacia allí y no seria de extrañar que en algunos años concentraciones combinadas que a día de hoy son legales analizadas por separado sean prohibidas por sus efectos adversos.
    – Entre los técnicos del sector se sabe que en la ESFA se gestiona muy activamente la política comunicativa sus informes para no generar alarma social.
    – Dentro de “alimentos ecológicos” sobretodo hay criterios como la producción de proximidad (reducción de emisiones de CO2 en trasporte) o producción y consumo de alimentos de temporada (lo suyo en refrigeración).

    Entre un extremo y el otro la cosa no está tan clara, y casi que me decanto a no estar de acuerdo con tu punto de vista del tema…

    • Toño dijo:

      ¿Qué quiere decir exactamente que “hay criterios”?: el Reglamento de Agricultura Ecológica permite importar en España manzanas sudamericanas, y cultivar tomates en invernadero y madurarlos en cámaras, igualico que los convencionales.
      Y si no te refieres a alimentos amparados por el Reglamento, entonces no se les puede llamar “ecológicos”

  8. JM dijo:

    Hola Jose, pues no me acabas de dejar demasiado tranquilo con este post la verdad. No soy en absoluto un experto en este tema pero es sabido que los límites legales que marca la EFSA nada tienen que ver con los límites saludables.Como ejemplo el asbesto era legal hasta el año 2000 aunque su relación con el cancer llevaba siendo insinuada desde 1980, la pinturas ricas en plomo se utilizaron legalmente para pintar incluso pupitres de colegio hasta los 90. Hoy en dia triplicas la tasa de alcoholemia con lo que hace 10 años podias circular legalmente. Los límites legales poco tienen que ver con la ciencia.
    El informe, segun tu, nos dice que de cada 100 alimentos analizados 2 superan el límite legal de plaguicidas permitido por ley. Además la mitad de los alimentos presentan en mayor o menor medida compuestos que se supone que pueden provenir de estos plaguicidas. Pues tampoco me parece para tirar cohetes sinceramente, y tu redacción en este punto me parece pelin tendenciosa (la fotito del 2% te la podias ahorrar jejej).
    Teniendo en cuenta la cantidad de lobbys que presionan para la realización de estos informes (mas aun en tiempos de supuesta crisis economica), como podemos estar seguros de cual es el interes primordial de estas agencias?. Un caso que me parece llamativo sobre estas agencias de seguridad alimentaria es el del Bisfenol A, empleado como materia prima para entre otras cosas los barnices internos de las latas de conserva. No me voy a extender en el tema pero si investigas un poco (wikipedia is enough) llama la atención como diferentes agencias EFSA, FDA, WHO, AFFSA,… cada cual tiene su opinión sobre su peligrosidad, desde la prohibición total del gobierno francés hasta la permisividad total en el caso del gobierno alemán por citarte dos países europeos. No parece casual que el mayor productor de esos barnices plásticos sea Alemania pero tampoco es que tenga pruebas para asegurarlo como comprenderás. En teoría como agrupaciones científicas supuestamente independientes deberían basarse en los mismos estudios científicos y llegar a conclusiones similares y no totalmente divergentes como en este caso.
    Uf vaya parrafada coñazo me salió… no se si me explique mas o menos. Un saludo y aunque es la primera vez q escribo me encanta tu blog, especialmente los analisis de las etiquetas y publicidades engañosas. Un saludo desde las trincheras del I+D patrio (o lo que va quedando).
    PD: Por cierto sabias que el jefe del comité de la EFSA de plaguicidas es un español? el Dr. Tarazona de la Complutense, antiguo director del INIA. A ver si le consigues una entrevista ahora que eres un bloguero de referencia 😉

  9. Raul dijo:

    Creo, desde mi punto de vista, que la palabra ecología se a prostituido y es ya todo un esperpento. Yo antes de hablar de comida ecológica la llamaría agricultura tradicional, y a la que se hace desde los años 70 con la revlución verde la llamaría agricultura moderna. Cada una con sus cosas buenas y malas. Lo que me fastidia con esto del ataque a lo transgenico y químico es que se está deajdo de lado lo realmente importante en la agricultura, la deshumanización de los alimentos, y esto creo que níngus analisis cientifico puede rebatir. Comprar alimantos a las personas que los producen (con plaguicidas o sin ellos) cerca de donde vives. Conocer la tierra de donde salen, ayudar a esos pequeños agricultores a salir adelante (soy hijo, nieto y hermando de agricultores). La agricultura tradicional genera muchos más puestos de trabajo que la mecanizada. Ayuda a que los pueblos no se queden desiertos y se tiene la sensación de que compras comida eproducida con cariño. Por no hablar del tema del transporte. El caso curioso de los ajero de Cuenca que produciendo el mejor ajo del mundo están siendo desplazado por ajos chinos, a miles de kilometros!!!!. Hay que comprar alimentos de próxiidad, y desgraciadamente sólo se suelen encontrar en este tipo de tiendas “ecológicas”. Un saludo

  10. Miguel dijo:

    ¿Incremento del cancer? ¿Incremento de la población? ¿Incremento de las capacidades de detección del cancer? ¿incremento de la esperanza de vida? Pensar un poco en las respuestas puede “situarnos” mejor y con menores prejuicios.

    Por otra parte (sin animo de polemizar): ¿De qué “expertos” hablas? ¿De los “expertos” que mienten sobre radiaciones, gasolinas, pesticidas o lo que sea? Pues en eso estaremos de acuerdo: que hay demasiados falsos “expertos”.

    La Ciencia no tiene opinión; solo nos requiere cierto espíritu critico, algo de curiosidad y un mínimo de coherencia lógica al aplicar su método (el método científico) si queremos saber un poco mejor el por qué de las cosas del mundo físico.

    Saludos.

    PD: El planeta siempre ha estado y estará “sano” (en realidad ese concepto no le aplica); somos nosotros los que, en todo caso, nos lo hemos puesto, ponemos y pondremos difícil para subsistir.

  11. silvia dijo:

    Hola. Mi opinión está en principio en la línea del blog. Sin embargo, muchas de las verduras que se consumen ( y otros alimentos) vienen de países donde el control y las restricciones del uso de X sustancias (por no hablar de las condiciones laborales y más cosas) no se controlan de la misma manera, ni se tienen los mismo estándares…Como tampoco se controla tanto su entrada en Europa.
    Me deja estupefacta ( por no decir un improperio) que en Europa se pidan X normas controles, pero luego no se pida lo mismo para los productos que se comercializan dentro del territorio.

  12. deivit dijo:

    Yo creo que la ciencia sabe muy bien que estos productos no son del todo sanos pero se limita a dejar un “margen de seguridad”, un margen de seguridad como el que usa una persona para diferenciar entre un par de cervezas y una botella de whisky, pero no os engañéis que todo es alcohol. Un margen de seguridad como el que deja un médico para diferenciar una dosis de morfina para calmar tu dolor sin sobredosificarte y causarte una fuerte adicción o muerte. Un margen de seguridad como el que dejan 3 coches y un camión circulando en paralelo en una curva. Ay si todo fuera tan sencillo.
    Sinceramente pienso que no necesitamos pesticidas si tenemos biodiversidad, pero efectivamente si planeamos hacer 800 hectáreas de la misma variedad sin crear un foco de plagas ni arriesgar demasiado la producción necesitamos pesticidas. Creo que con las técnicas actuales lo difícil es no necesitar fitosanitarios.
    Sin embargo, Muchos pensáis que haber sustituido la técnica del barbecho por la de la inserción de nitratos nutrientes y fitosanitarios es un avance pero con el tiempo se demostrará lo perjudicial que puede llegar a ser los fitosanitarios químicos… Primero porque la tierra en la que usas esos productos va a tener un efecto “memoria” en lo que duren esos productos en descomponerse en la tierra de cultivo, segundo porque las frutas y verduras de hoy en día realmente tienen menos nutrientes y eso se debe a que la tierra en la que han crecido es más pobre.
    Y en tercero hablo desde mi experiencia: Yo no planto verduras sino flores y mi experiencia es en las mutaciones de esta por el uso de químicos, creedme cuando os digo que he visto muchas mutaciones en las gerberas a causa de el uso de nitratos, Las gerberas dobles y bífidas son mucho más comunes en donde uses determinados nitratos, y si t pasas puedes quedarte con un invernadero lleno de gerberas bífidas que van a ser bastante difíciles de vender.., Eso es algo que he visto con mis propios ojos así que nadie tiene que decirme como pueden de alguna manera esos quimicos afectar a la estructura génetica de la planta. Y el cómo puede llegar a ser eso me resulta tan complejo como inconcebible pero obviamente real. Yo sólo te digo que aunque aparentemente pudiera, desde luego no regaría las berenjenas con lo mismo que las gerberas a pesar de que en principio deba servir para lo mismo.

  13. Carlos dijo:

    Seguís con las dosis seguras y dosis mínimas y demás, sabiendo que no es cierto, que no se puede concluir que una sustancia es segura por usarla durante 4 semanas en ratones de laboratorio y que no les pase nada, que no, da igual lo bonito que lo escribáis.

    http://www.rmit.edu.au/browse;ID=e3hoqm8befvj1

    • centinel dijo:

      Ese pequeño estudio sobre un tipo concreto de pesticidas fue cofinanciado por una empresa que vende productos ecológicos. ¿Hubiese estado bien mencionarlo? Pregunto.

      • Carlos dijo:

        Claro que está bien mencionarlo, al igual que está bien tener en cuenta que lo que se presenta en el artículo son datos oficiales, es decir, las entidades sociales que mayor interés tienen en el uso de este tipo de sustancias. Si los productos utilizados no son perjudiciales, ¿entonces por qué existen unas dosis máximas seguras? ¿por qué hay que tener tanto cuidado en las dosificaciones de estos productos? Si todo fuese tan sencillo y seguro esto no existiría.
        Por otra parte, lo “ecológico” y lo “natural” (sí, a mi estos términos también me producen repelús) no tienen nada que demostrar, debería ser al revés, deben ser los que se desmarquen del aumento de enfermedades y problemas de todo tipo que crecen en nuestra población década tras década. Me parece tan evidente que introducir nuevas sustancias en nuestro organismo que a lo largo de la evolución jamás estuvimos en contacto con ellas van a producir ciertos efectos, no sabemos cuáles, pero desde luego la inocuidad es 200% imposible.

      • José Zanni dijo:

        Casi todo lo que consumimos tiene una “dosis máxima”, incluso el agua 😛

    • centinel dijo:

      También existe una cantidad máxima de agua, si te pasas te puede matar http://en.wikipedia.org/wiki/Water_intoxication)

  14. Juan Luis C dijo:

    No te fías de multitud de estuidos pero si te fías en un estudio realizado por un organismo corrompido a nivel mundial. Intereses económicos vienen de un y otro lado. Estoy totalmente de acuerdo a la respuesta a la última pregunta, pero no confundamos pues y pongamos todas las cartas sobre la mesa, porque hay miles de denuncias y sentencias por el uso de productos prohibidos y que según muchos estudios sanitarios pueden inducir a problemas de salud. Un saludo

  15. jacinto dijo:

    Hola José, parece que en este articulo no as convencido a tus muchos seguidores ( me cuento entre ellos), pero me gustaría que nos dieras tu opinión sobre el Tratado de Libre Comercio que están negociando en secreto EU y EEUU pues tiene mucho que ver con este articulo

  16. Ualloc dijo:

    Volviendo a mi primer comentario, sólo hay que leer las etiquetas de este tipo de productos productos y las advertencias que ponen, para ASEGURAR que muy saludables no pueden ser (vale que no es lo mismo un frasco de producto que unos microgramos). Alguien comentó el efecto memoría…esos productos van cayendo sobre la misma tierra tras cada tratamiento, año a año…. Por no hablar de los daños sobre los insectos (abejas, avispas y demás…) necesarios para la polinización, sobre la fauna, sobre la vida acuática…..como indican los prospectos de los productos fitosanitarios…..
    Y ahora generalizo la pregunta “test de principios”: ¿entre un producto de la huerta no tratato y uno tratado…¿cuál escogerías para comer con vuestra familia…hijos incluidos?.
    Pero también acabo con lo mismo….”gracias” a ellos se pueden alimentar millones de personas a precios más razonables…y, además, la economía fluye……

  17. David dijo:

    Supongo que los análisis los hicieron los mismos que acusaron a los pepinos españoles de tener el ecoli. Los pesticidas son malos, de hecho la UE mide, controla y limita su residuo para el consumo humano. Estoy seguro que monsanto y empresas similares no tienen nada que ver en esta desinformación ciudadana. También la radiactividad tiene unos límites para que sea “segura” para nuestra salud y no creo que el articulista sea capaz de devorar un pescadito de Fucusima, por mucho que le digan que está dentro de los límites legales. De hecho los japoneses subieron esos límites “seguros” para el consumo después del accidente.

  18. Amelia dijo:

    Lo siento pero hay una cosa con la que no estoy de acuerdo. Dudo mucho que haya salido de la boquita de Juanbe lo de “querido Jose” y que tú eres un tío muy listo. Ja, ja, ja…

  19. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas?...

  20. Amelia dijo:

    Fuera bromas, muy bien dicho y gracias por informarnos tan bien. Aplauso, aplauso, aplauso…

  21. Carmen dijo:

    Estando de acuerdo en muchas cosas, es demasiado simplista. Por ejemplo digamos que el límite de seguridad es 0.5. Si una manzana tiene 0.49 decimos, oh, ningún problema, la puedes comer. Si es 0.51 la denunciamos porque está por encima de lo permitido. absurdo, no? Comerme 2 manzanas ‘permitidas’ es mucho peor que una ‘contaminada’…

  22. Carlos dijo:

    Y por si el estudio anterior patrocinado por “comehierbas” no tiene ninguna relevancia, dejo otros cuantos por sí alguien les quisiera echar un ojo, el patrocinio de esos que lo busque cada uno que yo no lo sé 😉

    1º: Incluso bajas concentraciones de estos productos causan daños fetales, aumentos de cáncer y multiples disfunciones endocrinas –> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24850832

    2º: Defectos congénitos en bebés y aumento de la mortalidad de poblaciones campesinas de brasil con gran uso de agroquímicos en comparación con zonas urbanas —> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24847732

    3º: Este en ratas que tanto os gustan a los investigadores, muestra cambios conductuales e incluso necrosis cerebral tras 60 días de exposición –> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24665773

    4º: Este es un poco más general sobre polución ambiental pero muestra problemas en el desarrollo neonatal y estrés oxidativo –> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24813750

    5º: Estrés oxidativo, cardiotoxicidad, e incluso modificaciones en el ADN de conejos tras la exposición a bajos niveles de 3 tipos de sustancias—> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24818614

    • centinel dijo:

      Qué habitual, “soltar” un puñado de estudios sobre plaguicidas, unos que proponen nuevas técnicas con peces cebra, otros que hablan de efectos en conejos, otros que encuentran correlaciones de las que no se puede deducir causalidad, y alguna revisión diversa sobre el tema, haciendo resúmenes totalmente sesgados, todo para meter miedo y sembrar la duda. Muy riguroso.

      • Carlos dijo:

        Me quedo impactado con el sesgo con el que analizas este tema, en realidad coincido contigo en la mayoría de los posts pero con este no puedo hacerlo. A seguir confiando en la oficialidad, siempre el beneficio del ciudadano.

  23. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? - Educacion enpildoras.com

  24. Elisa Robledano dijo:

    Muy buen artículo. A mi parecer el mayor peligro lo tiene el agricultor, que no toma las debidas precauciones y pone en riesgo su salud.
    Se debe cubrir el cuerpo para no exponer la piel al contacto con esas sustancias, guantes, gafas y mascarillas adecuadas.
    No es raro ver a cualquier aficionado a la agricultura, manejar esas sustancias sin ninguna precaución, haciendo caso omiso a las advertencias impresas del producto. Rodeados de la familia, que lo acompaña a pasar el día comiendo en el campo…

    ¡No somos conscientes!

  25. Vicente R. dijo:

    Hablo frecuentemente con ingenieros agronomos, y alguno en confianza me ha dicho: “si hay plaga, y estamos a punto de cosechar no se puede perder, puesto que son millones de euros!!! fumigación a saco…

    Por otro lado tengo un pequeño terrenito en medio de grandes fincas de cultivo… y sorprende la poca diversidad de insectos que hay, vaya que no mas de unas cuantas hormiguitas y alguna araña chiquitaja…. las lagartijas huyen hambrientas!!!

  26. andresrguez dijo:

    Aunque suelo estar de acuerdo con lo que pones, creo que en este tema fallas bastante porque olvidas considerar que en la UE se consumen muchos productos NO producidos en la UE y que están con otras legislaciones fitosanitarias, que entrando por países de reciente incorporación o en determinados puertos, puedes meter lo que quieras.

    En temas de marisco que es un tema que me toca bastante de cerca, se ha detectado un problema bastante gordo con los moluscos chilenos (mejillones por ejemplo) que son muchísimo más baratos pero que en materia de toxinas permitidas, superan los niveles permitidos en la UE.

    Lo mismo pasa con bastantes verduras y frutas de América y algunas de África, que no tienen los mismos controles que las producidas en la UE. Ya no hablemos de calidad de suelo y contenido de metales.

    Si está producido en la UE, sabes que más o menos, tienes unas legislaciones de mínimos que deberían de cumplir todos los países, pero con los productos NO-UE la legislación del acuerdo comercial suele ser en ocasiones bastante laxa para obtener contrapartida (ocurre con los acuerdos pesqueros) y luego los controles aleatorios de entrada, aunque funcionan bastante bien, dejan entrar bastante bastante mierda.

    • Hombre Andrés…pues tengo que discrepar contigo. En este post me referido a los plaguicidas presentes en los alimentos cultivados en la UE haciendo referencia al último informe de la EFSA y me dices, por no haber extendido el caso a los productos no cultivados en la UE, que “en este tema fallas bastante”…pues no lo veo. Por supuesto que queda mucho por decir…siempre.

  27. Herpes simplex dijo:

    Pues que quieres que diga. Cumplir con los límites legales de la EFSA (que por cierto, van variando en función de nuevos estudios) no es garantía. Y el final, relativo al otros profesores universitarios que sostienen que los residuos de los plaguicidas a largo plazo pueden provocar enfermedades, es, sinceramente, un arrebato de prepotencia, muy lejos del “espíritu” escéptico que quiere inculcar Scientia en sus lectores. Probablemente la asociación de Pediatría americana esté equivocada o responda a intereses de las multinacionales ecológicas: http://pediatrics.aappublications.org/…/e1757.full.pdf… “Prefiero caminar con una duda (la Ciencia funciona así), que con un mal axioma”.

    • Si vuelves a leer verás que lo que se critica es a aquellos que “fomentan miedo irracional”…palabras textuales.
      Un saludo

      • Herpes simplex dijo:

        No quiero polemizar, pero concretemos para no quedarnos en una nebulosa verbal: ¿Qué entiendes por fomentar un miedo irracional a los plaguicidas? ¿Tal vez estudiar sus efectos sobre la salud a corto, medio y largo plazo y exponer los resultados de los estudios, aunque estos sugieran que los plaguicidas pueden actuar como disruptores endocrinos o provocar cáncer y otras enfermedades? ¿O tal vez sea irracional sugerir que en este tema 1+1 no son dos y que los efectos del cóctel de plaguicidas que ingerimos a diario puede ser explosivo? ¿Y recomendar que es más saludable la alimentación libre de plaguicidas en función de estos estudios? ¿Es irracional la asociación de Pediatría americana que recomienda una alimentación libre de residuos de plaguicidas? ¿Y M.D Raigón Jiménez, doctora en la U. Valencia en sus conclusiones? http://blogs.cadenaser.com/ser-consumidor/2013/10/07/los-productos-ecologicos-si-son-mejores-ma-dolores-raigon/, ¿O tal vez el Dr. Olea, de Granada con su fijación con los disruptores endocrinos? ¿Es irracional todo esto? Y eso sin meternos en los efectos de los plaguicidas en los ecosistemas. ¿O acaso es también irracional lo del DDT? Francamente, no estás tratando la publicidad engañosa de Loreal o de Danone o las bebidas energéticas. Es otro mundo en el que la Ciencia está empezando a decir muchas cosas, aunque nos cueste trabajo asumir. Te estás “muletizando”, dicho sea con todos los respetos y mi admiración en lo que respecta a tu trabajo en general, incluyendo la divulgación científica. Pero en este tema, no estoy de acuerdo: Ni en el plano científico ni en el plano divulgativo. Y mucho menos en sus implicaciones en la alfabetización científica y en la educación.

      • Me parece totalmente respetable tu opinión aunque no la comparta en absoluto….la mía creo que ya ha quedado clara a lo largo del post y del resto de comentarios que he realizado. Fomentar miedo irracional a los alimentos que comemos diariamente (lee bien el post) es decir que hay que comer alimentos ecológicos porque la alimentación tradicional está llena de plaguicidas tremendamente peligrosos. Ya no lo repetiré más. Eso es una aberración. No sé que tiene que ver aquí Danone, Mulet o Loreal pero, aunque no me gusta poner títulos académicos encima de la mesa, ya que tú lo haces con los doctores pues te diré que yo también soy doctor, precisamente en Ciencias Químicas y en el programa “Agroquímica y Tecnología de los alimentos”…o sea que yo también sé de lo que hablo.

  28. Paloma dijo:

    Mmmmm interesante. Creo que lo verdaderamente importante es el por qué se usan plaguicidas… en fin, la agricultura es muy importante por que gracias a ella nos podemos alimentar directamente las personas (o bien hacer piensos). Las plagas van mutando año tras año y desarrollan resistencia a los plaguicidas. Pongamos por caso que un año viene una plaga y se come todas las solanáceas. Eso sería un marrón increíble, de hecho ha habido varias hambrunas a lo largo de la historia causadas por plagas….No sé, los agricultores no le echan fitosanitarios a los cultivos por gusto; y obviamente yo preferiría tomar alimentos sin fitosanitarios pero si tengo que elegir entre morirme de hambre por que los escarabajos se han comido mi comida, o comerme algo que presenta unas dosis de fitosanitarios que cumplen con la normativa…pues yo lo tengo claro. Y bueno, ciertamente la agricultura ecológica tiene su normativa en la que se regula qué productos se pueden utilizar para tratar las plantaciones y cuáles no, pero como bien pone en el artículo eso no quiere decir que no se pueda utilizar ningún plaguicida en la agricultura ecológica…

  29. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? | maribelrodriguezfern

  30. Herpes simplex dijo:

    No tengo más remedio que contestarte, aunque abuse de tu generosidad Ya sé que eres doctor y no creas que no valoro tus conocimientos y tu trabajo como divulgador. Pero, sigo sin saber lo que es para ti fomentar un miedo irracional a los plaguicidas. ¿Fomentan las afirmaciones de esos otros doctores el miedo irracional a la alimentación tradicional (por cierto ¿es este un nuevo concepto enfrentado al de alimentación ecológica?). Lo de Mulet es porque sus planteamientos son muy parecidos a los tuyos. Quizás el vaya más lejos al reconocer que la prohibición del DDT (un plaguicida que se comía Ames con cuchara) fue una concesión a los ecologistas irracionales, tras la primavera silenciosa… Lo del danone y Loreal es una referencia al sombrero que me quito cuando criticas el mundillo de la publicidad engañosa. Que no es lo mismo que el tema que estamos tratando. Gracias por tu atención, aunque no me contestes.

  31. lorenzogarrido dijo:

    Envié un comentario. No me lo publicaron.
    Antes los productos naturales eran todos ecológicos. Después, con la llegada del capitalismo salvaje en la agricultura, la cosa empezó a joderse a todos los niveles. Por algo será.

  32. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? | CookingPlanet

  33. Dañino dijo:

    Claro que sí Jose y orgulloso me siento de que España sea el único país de la UE que permite el cultivo de transgénicos con todas las ventajas que esos cultivos suponen, como puede ser el menor uso de pesticidas y mayor productividad. Y demostrado está que son totalmente seguros a corto, medio y largo plazo por todos los expertos. También estoy de acuerdo que estas autoridades recomienden no indicar al consumidor la presencia de OGM’s en los productos ya que como la gente tiene un miedo irracional hacia ellos, tendría la oportunidad de diferenciarlos.
    Por otro lado, es completamente irracional no hacer caso a la interpretación de los datos obtenidos en estos estudios ya que ha sido realizada por un organismo que vela exclusivamente por nuestra salud, independiente y completamente ajeno a cualquier presión externa, a pesar del contexto socio-político en el que estamos. Estoy seguro que lo más importante para ese organismo es nuestra salud y no las pérdidas económicas que pueden ocasionar si dicen otra cosa.
    Y por último coincido también en señalar que sin la Revolución Verde no se hubiera podido erradicar el hambre en el planeta y eso contando con que el 40% de lo que se produce se desecha por razonas estéticas o de calibre antes de llegar a ningún consumidor. Por supuesto que el problema del hambre en el mundo, cuando lo había, se debía a que no éramos capaces de producir alimentos suficientes para alimentar a toda la población. Ahora que producimos alimentos suficientes para alimentar al triple de la población mundial, gracias a la ciencia, ya hemos acabado con el problema.

    Lo siento, se me acabaron las reservas de ironía que me quedaban…

  34. Paz Wharton dijo:

    Gracias por escribir este blog y divulgar información con fundamento, ya que nos permites acudir al informe.

  35. Reblogueó esto en jagabaldondominguezy comentado:
    Los plaguicidas son necesarios y no son venenosos, si se utilizan racionalmente

  36. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? | sexitoes

  37. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? « Los vengadores

  38. LUIS MIGUEL dijo:

    Hola, he leído tu interesante artículo y no quiero entrar en debatir si los productos ecológicos son mejores, si tal o cual produce cáncer, etc. Pero como me gustar tocar las narices 🙂 voy a atacar tu razonamiento por la base.

    Básicamente, nos tranquilizas diciendo que el 98,1% de las muestras no contenían restos de pesticidas por encima de lo permitido.

    Calculemos: si siendo muy benévolo supongo que sólo consumo 4 de estas muestras al día (por ejemplo: unos cereales en las galletas del desayuno, algo de legumbres o patatas, alguna fruta de postre y alguna verdura en una ensalada), al cabo del mes habré consumido unas 120 dosis de estos alimentos de origen vegetal (aunque en realidad creo que serán unas 500…). Pues bien, la probabilidad de no haber consumido algún alimento “contaminado” en un mes sería del 10% (98,1% ^ 120). Es decir, tengo una probabilidad del 90% de consumir alimentos con pesticidas cada mes. Y así toda mi vida…

    Es muy probable que los datos europeos sean discutibles y que la distribución de los pesticidas no sea homogéneo en la UE, pero en cualquier caso, creo que siendo estrictos con los datos la probabilidad sería mucho mayor (cercana al 100%) y en ningún caso me quedo tranquilo…

  39. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? | El batiburrillo de ideas de sexitante

  40. Andres dijo:

    No tengo una opinión formada al respecto pero les dejo este artículo que parece interesante, que opinan

    El consumo de alimentos orgánicos lleva a reducir drásticamente la exposición a plaguicidas

    En un estudio realizado recientemente en Australia, “Reducción de metabolitos de plaguicidas organofosforados en orina en adultos después de consumir una dieta orgánica durante una semana” por un equipo multidisciplinario de varios centros científicos se encontró que había una reducción importante en las trazas de metabolitos organofosforados en los consumidores que comieron alimentos orgánicos durante una semana en comparación con los que comieron una dieta convencional. El estudio se suma a la literatura científica que muestra que el consumo de alimentos orgánicos es un sistema más saludable para los consumidores.

    El estudio, publicado en la revista Journal of Environmental Research el pasado mes de marzo, encontró que los participantes que consumieron una dieta que incluía por lo menos un 80 por ciento de alimentos orgánicos presentaron en los análisis de orina niveles del 89 por ciento más bajos de residuos de plaguicidas organofosforados no selectivos, más específicamente se redujeron los niveles de dialquilfosfatos (DAP por siglas en inglés).

    Los participantes fueron personas no fumadoras entre 18 y 65 años. Se alimentaron con una dieta de alimentos convencionales por una semana y se les tomó muestras de orina todas las mañanas durante los ocho días, que posteriormente fueron suministradas a los investigadores. Este proceso se repitió con los mismos participantes después de pasar una semana comiendo por lo menos 80 por ciento de alimentos orgánicos. Los niveles de residuos de plaguicidas organofosforados que se encontraron en los participantes durante la semana en la que comieron alimentos de producción convencional, fueron similares a estudios previos realizados en la población general.

    El estudio se realizó en Melbourne, Australia, donde como en la mayoría de los países del mundo se usan agroquímicos organofosfatados para la producción convencional de alimentos. A modo de ejemplo, según los Centros Nacionales para el Control y Prevención de Enfermedades, se utilizaron más de 35 millones de kilos de plaguicidas organofosforados en los cultivos de los Estados Unidos en 2001.

    A pesar del uso masivo son graves los impactos en la salud que los plaguicidas organosforados pueden causar a los consumidores. Estos plaguicidas, originalmente fueron utilizados en la Segunda Guerra Mundial como agentes neurotóxicos.

    Dichos productos inhiben la colinesterasa, un neurotransmisor que transporta señales entre los nervios y los músculos. La inhibición de la colinesterasa puede causar envenenamiento en las víctimas, producir asfixia debido a la parálisis, y los pulmones se pueden llenar de líquido. Los niños corren un elevado riesgo de intoxicación por plaguicidas organofosforados.

    El estudio se suma a la creciente literatura que comer orgánico, es claramente una opción más saludable, ya que permite a los consumidores reducir la exposición a los residuos de agrotóxicos. La Academia Americana de Pediatría ( AAP ) publicó un informe en 2012 sobre los alimentos orgánicos, declararon que los alimentos orgánicos ofrecen ventajas para la salud al reducir la exposición a plaguicidas, especialmente para los niños , e incluso la presentación de informes con ” pruebas sólidas ” de que los alimentos orgánicos contienen más vitamina C y fósforo. Según el informe, “en términos de ventajas para la salud, las dietas orgánicas han demostrado de forma convincente que la exposición de los consumidores a plaguicidas está asociada con enfermedades humanas. ”

    Producción convencional y orgánica en Uruguay

    En nuestro país en la producción convencional se utilizan grandes cantidades de agrotóxicos, incluyendo plaguicidas clasificados como organosforados entre los que se encuentra el paration metílico y azinfos metil, ambos insecticidas utilizados en la producción de cereales frutas y hortalizas.

    Estas sustancias son sistémicas, es decir, son absorbidos por las plantas e introducidos en el sistema vascular de los vegetales, actuando tanto en los insectos chupadores como también sobre las personas que ingieren el alimento, aunque este sea previamente lavado.

    Por otro lado, hay constancia de que la producción de alimentos orgánicos está adquiriendo cada vez más importancia en Uruguay. Actualmente hay unos 500 productores de este tipo de alimentos, según cifras del Instituto Uruguay XXI. A su vez, en el territorio habría bajo producción orgánica certificada, aproximadamente unas 900.000 hectáreas, un 5% del área agrícola, aunque estos datos no han sido corroborados oficialmente.

    Las empresas centrarían su producción orgánica en carne, cereales y oleaginosas, hortalizas, frutas, miel, hierbas aromáticas y medicinales, dulces, conservas, lácteos y vinos.

    Por otro lado, los mercados potenciales para los productos uruguayos son Estados Unidos y la Unión Europea -donde se concentra el 90% de la demanda mundial.

    Lamentablemente, este supuesto auge de la producción orgánica estaría destinado al mercado internacional y no al nacional. Y nuevamente empresas internacionales son las que están detrás de este mercado, encargadas de la producción y certificación.

    Si se pueden producir alimentos sanos y sin venenos para el mercado internacional también se podrían producir alimentos sanos para toda la población de nuestro país. De esa manera se estaría protegiendo la salud de todos los habitantes y también el medio ambiente.

    RAPAL Uruguay

    Mayo 2014

  41. Naac dijo:

    El hecho de que lo diga la UE no significa que no sean perjudiciales. Todos sabemos los intereses económicos que hay detrás del uso de plaguicidas, es una industria que mueve miles de millones al año.

    Entre los múltiples inconvenientes es que pocos son selectivos, es decir, matan tanto a insectos perjudiciales como a los beneficiosos, por ejemplo los predadores de los perjudiciales generando la necesidad de más pesticidas. Además, como en los antibióticos se da también el efecto de resistencia química lo que nos lleva al uso de pesticidas cada vez más potentes.

    Si, ya sé que todo es cuestión de concentraciones, pero los pesticidas es un ínfima parte de la química industrial a la que estás expuesto en forma de cosmética, plásticos, smog, nitritos en agua (abonos), pinturas… El problema de todo esto es que es muy difícil demostrar que un compuesto químico en concreto genera una patología determinada, aunque de vez en cuando pasa y nos tiramos las manos a la cabeza. Véase un ejemplo:

    http://www.rtve.es/noticias/20121130/espanol-confirma-proteina-vincula-exposicion-pesticidas-parkinson/579780.shtml

    Otra cosa distinta es el beneficio-riesgo. Es decir, si para alimentar a miles de millones de personas es tolerable el perjuicio que generan. Eso es otro debate aparte.

    Yo personalmente estoy en contra del uso de pesticidas. Hay alternativas para minimizar su necesidad, por ejemplo evitar inmensas extensiones de monocultivos que son el paraíso de una plaga asociada a él. Además se pueden asociar cultivos que se benefician mutuamente, cultivar en múltiples estratos… no me extiendo más.

    Saludos

  42. Pingback: Resumen Scientia [Mayo] | SCIENTIA

  43. Pingback: ¿Es racional el miedo a los plaguicidas? | En un lugar de la mancha

  44. Elen dijo:

    ¿Pero a la UE no le interesa fomentar el comercio? ¿Para qué se creó?

  45. Pingback: Alimentos ecológicos…¿más sanos y seguros? | SCIENTIA

  46. Pingback: Productos ecológicos con más kilómetros que la maleta de la Piquer | El nutricionista de la general

  47. Pingback: “Biotecnología, alimentación y agricultura” (Debate) | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

  48. maria dijo:

    A mi lo que me parece inquietante es que se hayan reducido tanto y en tan poco tiempo los pesticidas autorizados además del endurecimiento de los controles (que no se sabe muy bien si son los mismos para productos cultivados en la UE que para los importados de fuera) … va a ser que la EFTA algo malo se huele… En fin, seguiremos aguantando este planeta “contaminado” sólo por debajo de los limites legales de la UE…

  49. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Tecnologia

  50. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública | Tecno Alcance

  51. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – TODO SOBRE TECNOLOGIA

  52. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública

  53. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – TecnologiaDigital

  54. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Ender Sanguino

  55. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Radio Folclore 99.9Mhz

  56. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – La 100 Las Varillas

  57. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Radio News Balcarce

  58. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Radio Popular Las Varillas

  59. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública - ChatNews

  60. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Radio Región

  61. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – ATB Argentina

  62. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública | Noticias Las Varillas

  63. Pingback: El veneno de los alimentos o cómo envenenar informativamente a la opinión pública – Tecnica Zero Telecom

  64. Pingback: "Biotecnología, alimentación y agricultura" (Debate) – Mi Dieta Cojea

  65. Pingback: Unidad 2, Sesión 4 | UnADM Yesenia Morales Aspirante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s