Danone y su curioso “Sin conservantes ni colorantes”

¿De verdad alguien cree a estas alturas que el eslogan “Sin conservantes ni colorantes” presente en infinidad de alimentos tiene como finalidad informar al consumidor de los ingredientes que lleva el alimento en cuestión? En mi opinión, en absoluto.

sinaditivos

Los aditivos están mal vistos por la sociedad y las empresas usan el “Sin conservantes ni colorantes” para convencer al consumidor que sus productos son más sanos que aquellos que los contienen. El mensaje subliminal (o no tan subliminal) es: “el producto que lleva conservantes o colorantes puede ser peligroso”, así de sencillo.

En esa obsesión por poner el dichoso eslogan a sus productos hay empresas a las que se les ha ido la mano… y una de ellas es una vieja amiga de este blog: DANONE.

Hace unos días, “paseando” por los pasillos de una gran superficie comercial, observé uno de los productos estrella de la multinacional láctea: un alimento lácteo infantil con leche de continuación fermentada y pulpa de futas denominado “Mi Primer Danone”.

IMG_7328

En la tapa de este alimento destinado a bebés con más de 6 meses aparecía, como no, el dichoso eslogan: “Sin conservantes ni colorantes”pero algo me olía mal. Estaba casi seguro de que ese producto debía tener algún tipo de conservante en su formulación.

Rápidamente procedí, con más miedo que vergüenza, a analizar los ingredientes de “Mi Primer Danone” en busca de algún tipo de conservante. Lo primero que busqué fue la presencia de esas “terribles” letras con las que el consumidor identifica la presencia de aditivos en un producto alimenticio: los famosos números E. Concretamente iba buscando algún aditivo de la serie E-200, código con el que se conoce a los aditivos pertenecientes a la familia de los conservantes.

Sin embargo, no solamente en la etiqueta no había ningún aditivo de la serie E-200, sino que no encontré ni un solo código E. ¿Significa este dato que no existe ningún tipo de aditivo en “Mi primer Danone”? Pues aunque eso es lo que se deduce de un primer análisis, si miramos la etiqueta detenidamente vemos que no es así.

IMG_7331

Allí, escondidos entre el resto de ingredientes, aparecen dos “correctores de la acidez”: el ácido cítrico y el citrato sódico… compuestos que, aunque DANONE no lo haya indicado en la etiqueta con el presunto objetivo de aparentar que este producto no tiene en su composición ningún tipo de aditivo “peligrosísimo”, corresponden a los aditivos E-330 y E-331, respectivamente.

¿Y qué función desempeñan estos aditivos en el producto de Danone destinado a la población infantil? Pues entre otras hay una que no se van a creer: ¡¡conservarlo!!.  Según la legislación vigente sobre aditivos alimentarios los “Correctores de la acidez”  son sustancias que alteran o controlan la acidez o alcalinidad de un producto alimenticio influyendo claramente en que el alimento se conserve en mejores condiciones.

¿Estoy diciendo que dentro de los ingredientes de “Mi Primer Danone” hay algunos que actúan como conservantes aunque en la etiqueta emplea el eslogan “Sin conservantes”? .

Como bien es sabido dentro del campo de la Ciencia y Tecnología de los Alimentos los correctores de la acidez y los acidulantes son un grupo de aditivos alimentarios que se emplean para dar un sabor ácido a los alimentos y como conservantes. Algunos aditivos de este grupo también actúan como estabilizantes, otros refuerzan la acción de los antioxidantes o emulgentes, o contribuyen a conservar el color de los alimentos. Aunque puede parecer un parámetro de menor importancia, mantener el pH adecuado es el primer paso para garantizar la seguridad y la conservación de los alimentos.

Captura de pantalla 2014-03-12 a la(s) 21.37.05

Pues bien, el ácido cítrico (E330) es un ácido orgánico tricarboxílico que está presente en la mayoría de las frutas, sobre todo en cítricos como el limón y la naranja. Este compuesto químico es un buen conservante y antioxidante de origen natural (sí, existen infinidad de compuestos químicos de origen natural) que se añade industrialmente como aditivo en el envasado de muchos alimentos como, por ejemplo, las conservas de vegetales enlatadas. O sea… que su función como conservante está más que demostrada.

Por otra parte, el citrato de sodio (E331) es un compuesto químico que tiene varias funciones en los alimentos entre las que también se encuentra conservarlos. Se trata de un compuesto que, por lo general, se refiere al ion del citrato unido a tres átomos de sodio: el citrato trisódico. Sin embargo, puede tratarse también del citrato monosódico o del citrato disódico cuando el citrato se encuentra unido a uno o dos átomos de sodio respectivamente. El citrato de sodio lo podemos encontrar en decenas de alimentos como bebidas, alimentos fermentados, helados, jamones, etc.. donde ejerce entre otras funciones, la de conservante.

Figura-2

¿Y por qué si tanto el ácido cítrico como el citrato de sodio ayudan a conservar “Mi Primer Danone” se le permite a la multinacional emplear el eslogan “Sin conservantes”? Porque en la clasificación oficial de los aditivos estos dos productos están encuadrados en otra categoría distinta a la de los “conservantes” aunque desempeñen esa función gracias a su efecto sobre el pH del medio.

En definitiva, estamos ante una cuestión de semántica. Al no pertenecer a la categoría de “Sin conservantes” la ley permite poner este eslogan que tanto gusta al consumidor aunque en realidad los dos compuestos ayudan a conservar el alimento y han sido sometidos al mismo procedimiento de elaboración y control que el resto de aditivos.

¿Y por qué DANONE no emplea los códigos E 330 y E331 para referirse tanto al ácido cítrico como al citrato de sodio? En mi opinión porque, al igual que hizo HERO con el famoso “Sin Porquerías”, se suma a la moda quimiofóbica de aparentar que sus productos no contienen ningún tipo de aditivos… de ahí el sustituir el código por el nombre completo (suena mejor ácido cítrico que E330) y emplear el “Sin conservantes”.

header

Les dejo.

Queridos lectores, hay empresas que no tienen ningún reparo en emplear las más sofisticadas estrategias de confusión para intentar ganar cuota de mercado… pero hay cosas que no se pueden permitir. En los últimos tiempos una peligrosa tendencia se ha apoderado de la industria alimentaria. Ya sea mediante la presencia de una serie de eslóganes que premian lo natural frente a lo artificial de forma no solo injustificada sino a veces también imprudente, o huyendo de ciertas palabras que puedan ser asociadas a la química, este sector está contribuyendo a que se instaure en nuestra sociedad la absurda moda de la quimiofobia. Este hecho lo he denunciado muchas veces pero hoy quiero ir un poco más allá.

Habitualmente los defensores de “la química” nos basamos en románticas frases como “todo es química” para intentar luchar contra la quimiofobia. Sin embargo, en este post quiero darle un enfoque diferente. Según el Reglamento (CE) 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2006, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos  empleadas en el etiquetado de alimentos, una etiqueta “No DEBE dar lugar a dudas sobre la SEGURIDAD y/o adecuación nutricional de otros alimentos”.

Sin embargo , y como indica el último Eurobarómetro realizado entre consumidores europeos, los eslogans “Sin conservantes ni colorantes” o “Sin aditivos” arrojan muchas dudas sobre la seguridad de aquellos productos que sí lleven aditivos en su composición a pesar de que han pasado todos los controles sanitarios que exige la ley. Por tanto, mi conclusión es clara. El eslogan “Sin conservantes ni colorantes” o “Sin aditivos” es ilegal.

La solución a todo este caos no es tan difícil. Apliquemos la reglamentación vigente, impidamos a las empresas que sigan confundiendo al consumidor con la ley en la mano y desterremos la quimiofobia. “Casi” todos saldremos ganando.
logo-danone

Puedes ayudarme a difundir esta entrada pinchando en este enlace. Gracias,,http://t.co/ttVvKEpmTk

Jose

Nota: Quiero dar las gracias a Juan Revenga (juan_revenga) por su inestimable colaboración.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación científica, Escepticismo, Nutrición, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a Danone y su curioso “Sin conservantes ni colorantes”

  1. Pingback: Danone y su curioso “Sin conservantes ni colorantes”

  2. Manuel dijo:

    Muy bueno! Me ha resultado muy interesantes los ardiles de las grandes multinacionales (y creo que puedo generalizar) para aprovecharse de nuestra ignorancia en cuanto al etiquetado. Es cierto que, aplicando el Rto CE 1994/2006, les daríamos más de un quebradero de cabeza, pero eso parece quedarse en agua de borrajas cuando se trata de grandes empresas.

  3. Mompi dijo:

    Otro artículo más que refleja como las grandes multinacionales se pasan la legislación, incluso la europea, por el…Seguro que si yo tuviera una pequeña empresa dedicada a fabricar y comercializar yogures, y hago lo mismo con mis etiquetas, tardan un “santiamén” en meterme un palo de tres pares de…Es alucinante la “carta blanca” que disfrutan las todopoderosas!
    Por otra parte, para un profano en la materia como yo, por ejemplo, de los “colorantes” no sé, pero prefiero que en una etiqueta ponga que si tiene “conservantes”, eso indicaría que el producto se va a “conservar en buen estado”…¿no?

    Saludos!!

  4. albert dijo:

    Hay un detalle sutil relacionado con “Sin colorantes ni conservantes”. En el agrupamiento gráfico donde está, tanto por tamaño de letra como por color, se transmite: “Único sin” dando a entender que todos los demás productos de la competencia sí contienen colorantes y conservantes.

    • Manuel dijo:

      Al hilo de tu comentario. No hay más que ver el tamaño y la posición de la definición del producto (que debería ser lo que tuviese los caracteres más grandes y vistosos): en la esquina inferior izquierda. No sé si se saltan la normativa (porque en la de aguas envasadas, que sí que conozco, deja muy claro el tamaño de las menciones) o utilizan sutiles trucos para que sea legal, aunque poco ético.

  5. Peregring-lk dijo:

    Joder, dan ganas de aprender química y ser cómo tú nada más que para poder explicar este tipo de cosas con claridad y por mí mismo, a algunos de mis familiares, en situaciones cotidianas de cada día.

  6. Hola
    como siempre me encanta el post, pero me surge una duda porque no soy química: la presencia del palmitato . He estado mirando en wikipedia, y resulta que es un antioxidante, por lo que si podría incluirse entre los conservantes, supongo. Además, se trata de un antioxidante artificial (de modo que esa quimiofobia y “apego a lo natural” se les iría al carajo), derivado del ácido ascórbico y el palmítico, viniendo a ser una forma liposoluble de la vitamina C. Lo que pasa es que el ácido palmítico tengo entendido que no es de los más saludables (conocimiento también sacado de la wikipedia) por contribuir a aumentar el colesterol, y no sé si el éster tiene esa misma característica.

  7. walden dijo:

    Muchas gracias.

    ¿Quién se encarga de realizar la clasificación de compuestos químicos por categorías? Si el ácido cítrico actúa como conservante, ¿por qué no aparece en esa categoría?

    • Ainara dijo:

      El ácido cítrico baja el pH, de forma que es un acidulante, y por eso inhibe el crecimiento y proliferación de determinados microorganismos que no pueden crecer en medios (o en alimentos, en este caso) mas ácidos. Tiene un efecto conservante que es dependiente de su función acidificante, por eso no se clasifica en esa categoría.

  8. J-Light dijo:

    Felicidades por tu post! Reconozco que he sido quimiofóbico en el pasado, pero casi que me estoy quitando. Parece que vivimos en la era del engaño, cuando mentir un poquito sobre todo aquello que nos interesa pues está “bien”, porque nos proporciona beneficio. Al final, tanta mentira pequeña hace que todo sea una gran mentira…¿o me estaré volviendo mentirofóbico? ¡Saludos!

  9. A mi me causan más escozor las leyendas “sin conservantes”, me da la impresión de que se pueden echar a perder rápidamente.

    Hay sistemas de envasado de alimentos que por sí mismos son conservadores, por ejemplo los enlatados. Y son estos los más atacados, cuando la realidad resultan ser, en la gran mayoría de los casos, los más saludables.

    Parte del miedo a los químicos, creo que viene de temas ideológicos más profundos que tienen que ver con el miedo al capitalismo. No es miedo a los químicos, sino a la etiqueta de que todo lo industrial es maléfico.

    En el caso de los enlatados, si mal no recuerdo, su origen no fue industrial, sino bélico (como muchos de los inventos), se usaban botellas de vino y champagne para almacenar alimentos y conservarlos (con las técnicas de pasteurización). De allí, antes de la industrialización, se volvió común que las amas de casa almacenaran alimentos.

  10. Toño dijo:

    Estimado Jose, esta vez no estoy de acuerdo contigo. Vale que el eslogan “sin conservantes” tiene su miga y, tal vez, debería prohibirse. Pero esa es otra batalla y no es sólo Danone: infinidad de empresas, y no sólo grandes multinacionales, usan la leyenda (a veces incluso fraudulentamente, ¡¡tengo una etiqueta de chorizo sin conservantes pero con nitratos!!).
    El que Danone diga “sin conservantes” y añada citrato es perfectamente legal y, creo yo, no es engañoso. Si fuese engañoso, ¿tampoco una vinagreta podría indicar que no tiene conservantes?. También es perfectamente legal reflejar el citrato como tal y no con su número E, y no es ninguna triquiñuela para engañarnos porque no hay engaño: añaden citrato y así lo dicen.
    Lo que yo hubiera buscado en esta etiqueta es sórbico/sorbatos, conservadores de la fruta. Ese sí es un “verdadero” conservador o, al menos, así está reconocido por la legislación.

  11. vic dijo:

    Estimad@, tambièn estàn las sales minerales de hierro, manganeso, cobre, etc; son un eufemismo para los quìmicos como el EDTA y tantos otros.

  12. Una solución más simple: no consumir aquellos productos que oculten información al público, como, por ejemplo, esta leche.

  13. churruflisquis dijo:

    ¿Y que hay de la relación entre cáncer y aditivos alimentarios ? Será cosa de la quimiofobia .

  14. Ama txula dijo:

    Yo simplemente no compro este yogur porque, viendo su precio, casi me caigo para atrás… Hace unos años no existían yogures con leche de continuación y aquí seguimos todos… Interesante post, cada vez soy menos quimifóbica, aunque me toque llevarle la contraria a los de mi alrededor…

  15. Pingback: El Darth Vader de la comida: Los Aditivos | cienciólogos

  16. Pingback: El Darth Vader de la comida: Los Aditivos | Cienciólogos Alimentarios

  17. Una y otra vez, como un cíclope enfurecido, como un Sísifo poseso, como un gañán del Atica, el ínclito Jose Manuel Löpez Nicolas ( si, ya está identificado al murciano autor de ésta insolente agresión); , esta injustificable algarada contra los intereses de DANONE no son de recibo.. DAnone es una multinacional impecable y además esos señores me abonan mensualmente 45.999 dracmas para mi proyecto d e investigación: ¿Coliformes y salmonellas en yogurts? Desmitificando los oprobios..Mitos y Leyendas urbanas.
    Ademas, a éste iluminati, pronto nuestras tropas especiales le harán una visita poniéndole una bombona de butano atada a los pies y lo enviarán al Rio Reguerón.
    Ultimo aviso, superlópez…saldrás volando desde un edificio en construcción de 9 pisos.
    ( Obviamente el mensaje va en tono de chorra, un abrazo Jose)..

  18. flyerlpa dijo:

    Reblogueó esto en Flyerlpa's Blogy comentado:
    muy curioso, desde luego

  19. eduardo dijo:

    José, estoy de acuerdo con que los que venden productos alimentarios tratan de evitar el uso de la palabra “conservante” ya que vivimos en una sociedad quimiofóbica, donde lo natural es bueno y lo artificial es malo. Sin embargo, en este caso, el ácido cítrico y el citrato de sodio (virtualmente lo mismo una vez en solución) puede que se usen para ajustar el pH y darle gusto al alimento. Tengo entendido que los conservantes no se usan para darle sabor al alimento. Si estos dos productos químicos (totalmente seguros para su consumo) además de darle sabor tienen el poder de conservar, es un beneficio extra que juega a favor del producto. Por ejemplo, yo preparo mayonesa casera y le agrego mucho limón (el cual tiene ácido cítrico) para darle el gusto que quiero y además ayuda a conservarla. ¿Estaría mal si yo decidiese venderla y pusiese en la etiqueta que mi mayonesa no tiene conservantes? Me da la impresión que no podemos colocar al ácido cítrico en la misma categoría del nitrito o nitrato de sodio. Tengo la sensación de que en este caso Mi Primer Danone, zafaría de haber colocado al acido cítrico como ingrediente.

  20. Hola Eduardo,
    exactamente. Se matan varios pájaros de un tiro…pero lo que no podemos negar es la función conservante de los acidulantes.
    Mil gracias por comentar.

  21. Pingback: Danone y su curioso "Sin conservantes ni c...

  22. Muy cierto! El verdadero problema aquí es la cantidad de mitos e ideas erróneas que la industria alimentaria pone de moda en perjuicio de los consumidores y para beneficio de sus productos.
    Saludos.

  23. Pingback: Resumen Scientia [Marzo 2014] | SCIENTIA

  24. J.G.Barcala dijo:

    Reblogueó esto en y comentado:
    En este día de cumpleaños y mucho trabajo, os dejo un interesante artículo de nuestros amigos en Scientia sobre los mensajes falseados de algunas empresas para asustar al personal. Espero lo disfrutéis, y gracias a nuestros amigos de Scientia por mantenerse alerta ante estos atentados.

  25. georgeonil dijo:

    Despues de leer este texto y analizando mi forma de pensar, es cierto Los conservantes y Colorantes siempre he creido que son dañinos, por este slogan que usan las empresas.

    Y así como yo ¿cuántos más habrá?.

  26. rusta dijo:

    La paranoia con este tema es tal que ya no sólo roza la estupidez, están metidos de lleno en ella.

  27. Julian dijo:

    sisisi.. pero a lo que se refieren esq no tienen conservantes quimicos artificiales, porque esta claro que algo tienen que poner a los productos para que aguanten mas de un dia, y eso no tiene nada malo, no asustes a la gente hombe! esto se os esta iendo de las manos con tanta tonteria extremista..!

  28. Pingback: Un tope judicial a Coca-Cola y Monsanto en las Escuelas | "La Alameda"

  29. Pingback: La moda quimiofóbica o el marketing en el mundo de la alimentación – Una visión diferente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s