Sobre homeopatía, productos naturales y compuestos químicos

Hace unas semanas asistí a una conferencia en la que se lanzaron tres mensajes que últimamente escucho con frecuencia:

1) La homeopatía no ha demostrado su eficacia.

2) Los compuestos químicos son seguros.

3) Los productos naturales no sirven para nada.

En el primer punto estoy de acuerdo. En los otros dos, en absoluto. En el post de hoy, y usando tres productos diferentes pero que comparten el mismo principio activo, la cafeína, voy a mostrar las razones en las que me baso para defender mi posición. Los tres productos son el café crudo homeopático de Boiron, el café expreso y la cafeína en polvo.

Cafeína (Cortesía de Manuel Almagro @moleculd)

Cafeína (Cortesía de Manuel Almagro @moleculd)

¿Qué es un principio activo? Se trata de una molécula de origen animal, vegetal, sintético o de otro tipo a la que se atribuye una actividad apropiada. Esta actividad puede estar referida a su efectividad o a su toxicidad. Los tres productos protagonistas del post de hoy tienen un principio activo común: la cafeína, un alcaloide del grupo de las xantinas con capacidad estimulante por su acción antagonista no selectiva de los receptores de adenosina.

¿La cafeína es una molécula natural o artificial? Depende. Podemos encontrarla en la naturaleza o sintetizarlo en el laboratorio. Puede ser considerada “natural” o “artificial”. En la naturaleza las fuentes de cafeína más comunes son el café, el y en menor medida el cacao. Mediante diferentes procedimientos físico-químicos se extrae este alcaloide de dichos alimentos. Por otra parte, en el laboratorio podemos sintetizar cafeína a partir de distintos reactivos químicos. Pero hay que dejar algo claro. Estructuralmente no hay diferencias entre la cafeína extraída de una fuente natural y la sintetizada químicamente. Proceda de la naturaleza o del laboratorio el principio activo es exactamente el mismo: la cafeína.

Captura de pantalla 2015-04-22 a la(s) 23.37.23

Hablemos ahora de los dos aspectos de esta molécula que más preocupan al consumidor: su efectividad y su seguridad.

Respecto a la efectividad de la cafeína, el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) emitió un informe en el que asegura que, en dosis de al menos 75 mg, la cafeína sí mejora diversos procesos cognitivos relacionados con un aumento de la atención, memoria o aprendizaje. Por otra parte, en este otro informe la EFSA ha ratificado los estudios realizados en humanos que muestran cómo esta molécula aumenta la resistencia ante el ejercicio, siempre y cuando se consuman tres miligramos por kilo de peso una hora antes del ejercicio. Finalmente, la EFSA ha informado positivamente acerca de la capacidad de la cafeína para disminuir la sensación de cansancio durante la realización del ejercicio. Eso sí, dicho objetivo se logrará si el deportista ha consumido, una hora antes de la realización del esfuerzo, cuatro miligramos por cada kilo que pese.

corredor-cafeina

Respecto a la seguridad de la cafeína el consumo de más de 300 mg de cafeína se considera una sobredosis aguda de este alcaloide y puede dar lugar a problemas de estrés, nerviosismo, irritación, etc. Por otro lado, la dosis letal media (LD 50) establecida en seres humanos a partir de estudios en ratas es de 150 a 200 miligramos por kilogramo de masa corporal dependiendo del peso y la sensibilidad individual.

Como habrán podido comprobar tanto la eficacia como la seguridad de la cafeína (da igual que sea de origen natural o artificial) depende de la concentración a la que se encuentre este principio activo en el producto en cuestión.

Ha llegado el momento de entrar a analizar los tres productos “ricos” basados en este alcaloide y que servirán para argumentar mi posicionamiento inicial.

1) Café crudo homeopático de Boiron

En su publicidad leemos que su ingrediente activo es el “Café crudo 30C” y los ingredientes inactivos son la lactosa y la sacarosa. En homeopatía la dilución 30C significa que una gota (o ml) de principio activo se diluye en 99 gotas de agua, de esa sustancia se toma una gota y se diluye de nuevo, de esta sustancia se toma una gota y se diluye por tercera ocasión. La operación se repite hasta completar 30 diluciones. Una preparación homeopática a 30C supone una dilución 1060, es decir, estamos hablando de una dilución de uno entre 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.

Como han podido leer más arriba la EFSA ha establecido en 75 mg de cafeína el umbral mínimo para que tenga efecto sobre diferentes procesos cognitivos y en 3-4 miligramos de cafeína por kilo de peso para que la cafeína sea eficaz en el rendimiento deportivo. Debido a que una dilución 30C de un mg de cafeína provoca que este alcaloide ya no se encuentre en el Café crudo homeopático de Boiron, es imposible que exista cualquier efecto debido a la cafeína. Lo mismo ocurre con una dilución 30C de cualquier otro ingrediente encontrado en el café.

Boiron_-_Coffea_Cruda_-_30C_-_Horizontal

Con el mismo procedimiento se puede desmontar cualquier producto homeopático. La concentración del principio activo se encuentra siempre por muy debajo (o no existe) del umbral al que ha demostrado su eficacia, por lo cual su efectividad es nula.

Llega el momento de mostrarles por qué no estoy de acuerdo con aquellos que defienden que “los productos naturales no sirven para nada”.

2) Café expreso.

En los últimos años existe una teoría absurda y sin estudios serios que la respalden que intenta, por un lado, asociar los alimentos “eco”, “bio” o “naturales” a productos saludables y, por otro, relacionar los alimentos con “químicos” con productos peligrosos con la salud. Esa teoría no tiene ningún rigor científico. Sin embargo, tampoco estoy de acuerdo con todos aquellas personas que atacan continuamente a los productos naturales diciendo que no sirven para nada. Veamos un ejemplo en el que vuelve a aparecer la cafeína.

En un café expresso hay unos 100 mg de cafeína aproximadamente, cantidad que se encuentra por encima de los 75 mg que establece la EFSA como umbral mínimo para que tenga efecto sobre diversos procesos cognitivos. Teniendo en cuenta que la cafeína puede tener un origen “natural”, nadie puede negar que un principio activo procedente de un compuesto natural puede tener efectos significativos. Como pueden observar, la eficacia de un producto vuelve a depender de la concentración del principio activo, independientemente de si es de procedencia natural o no. Exactamente el mismo argumento que he empleado para desmontar la homeopatía.

cafetera-aluminio-para-cafe-expresso-rinde-12-tazas-turmix_MLM-F-3736770783_012013

Más allá de la cafeína son innumerables los ejemplos de principios activos obtenidos de plantas naturales y que tienen una efectividad demostrada a partir de una concentración. El ácido acetilsalicílico que forma parte de la aspirina deriva de la corteza del sauce blanco (Salix alba), la morfina procede de la adormidera (una planta herbácea del género Papaver), la digoxina obtenida de la dedalera es un cardiotónico… y así podría citar cientos de ejemplos de principios activos de origen natural que tienen una eficacia más que demostrada contra diversas enfermedades.

Una vez argumentado que es totalmente absurdo criticar la efectividad de los productos naturales sin tener en cuenta la concentración de los principios activos extraídos de ellas, pasaré a contarles la razón por la que no estoy de acuerdo con aquellos que aseguran a la ligera que los productos químicos son seguros.

3) Cafeína pura

¿Pueden decirme algún producto, natural o artificial, que no lleve compuestos químicos en su composición? Ninguno. Por ello me cabreo cuando veo esas agresivas campañas que emplean determinadas empresas contra los productos químicos.

Sin embargo, no estoy de acuerdo con aquellos que aseguran que “los compuestos químicos son seguros”. Esto, de nuevo, depende de la concentración del principio activo… y se lo voy a demostrar con otros compuesto basado en la cafeína: en este caso la cafeína pura.

La sobredosis aguda de cafeína está establecida en 300 mg y la dosis letal en 150 a 200 miligramos por kilogramo de masa corporal. También les he contado que la cafeína se puede sintetizar químicamente. Entonces, ¿qué ocurre si ingerimos este producto sintetizado químicamente a concentraciones por encima de su umbral de seguridad? Pues que podemos palmarla.

Cafeína pura

Cafeína pura

Recientemente en EE.UU han fallecido varias personas por el consumo de cafeína pura. Una sola cucharada de este producto con un 100% de pureza equivale a 25 tazas de café expreso, lo que significa que en esa cucharada hay aproximadamente a… ¡¡2.5 gramos de cafeína!! Consumir varias cucharadas de cafeína pura (se vende clandestinamente en bolsas) hace que se alcance fácilmente la dosis letal establecida para humanos.

Como dijo Paracelso: “Nada es veneno y todo es veneno; depende de la dosis”. Es decir, la posible toxicidad de los compuestos químicos, procedan de donde procedan, dependerá de la cantidad en la que se ingieran. Todos los productos que se encuentran en el mercado han pasado los controles sanitarios que marca la ley por lo que hay que estar tranquilos… pero si consumimos cantidades por encima de lo que establecen esos controles el producto deja de ser seguro.

Estimados lectores, como han podido leer la homeopatía, la eficacia de los productos naturales y la seguridad de los productos químicos están íntimamente relacionadas por el mismo parámetro.

¿Se acuerdan cuando Julio Anguita repetía aquel lema de “programa, programa, programa”? Pues a todos aquellos que van dando lecciones acerca de la eficacia, ineficacia, toxicidad o seguridad de un alimento basándose en su origen natural o artificial pídanles que repitan en voz alta: “principio activo, principio activo, principio activo”…. él tiene la respuesta a varios de los absurdos debates que existen hoy en día y de los que muchos, quimiofóbicos, naturofóbicos y homeopáticos, se aprovechan.

Captura de pantalla 2015-04-22 a la(s) 23.16.19

Jose

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación científica, Escepticismo, Química y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

49 respuestas a Sobre homeopatía, productos naturales y compuestos químicos

  1. Xuanxo dijo:

    Hola
    En cuanto al primer punto, puede ser que no esté demostrado, a según quien. Yo en mi caso, no necesito de un papel firmado por algún personaje con determinados estudios, para que me valide su eficacia. Ni para este, ni para ningún otro tema. Sé de buena tinta, por parte de varios conocidos, de la eficacia de esta terápia. Es mas, numerosos médicos colegiados la emplean en su quehacer, y eso tambíen da confianza.

    Muchos de los consejos que aprendrí de mi abuela, seguramente no tengan nigún estudio que los validen como “demostrado científicamente”, pero pese a que en mu juventud los consideraba “cosas de viejos”, años mas tarde, se me han ido demostrando poco a poco, muchos de ellos. Otros aún no ha llegado su momento, pero con mis 40 tacos, sé a “ciencia cierta”, que la experiencia de la vida, pese a no tener papel firmado, está apoyada por toda una vida, (valga la rebundancia), del arte de la observación, y actual acorde a los resultados.

    saludos

    • mcbad dijo:

      Definitivamente es imposible esconderse de los tontos

    • Luciano dijo:

      Estoy totalmente de acuerdo con Xuanxo, yo no necesito un papel para saber perfectamente que el agua de Lourdes cura las enfermedades, mi abuela me la daba de pequeño y a parte de algunos resfriados, piojos, la varicela (pero esa me la pegaron en el cole, no la cogí yo solo) y la alergia al polen, no he tenido ningún cáncer ni cosas raras de esas. Como bien dice Xuanxo, los estudios firmados por tíos con estudios, no valen para nada, yo no se como no cierran los hospitales y dejan todo en manos de las abuelas que saben mucho mas que para eso son mas viejas y llevan toda la vida observando. Es mas si a los abuelos les dejaran la dirección de las obras, ellos que están ahí todo el día observando y aprendiendo, no haría falta pagar arquitectos, que lo único que hacen es cobrar una pasta y encarecer el precio de los pisos.

      He dicho.

    • Tienes razón, Xuanxo. Es más, poniéndolo en relación con una noticia de ayer mismo, la experiencia nos demuestra que, por mucho que digan lo contrario, sabemos “a ciencia cierta” que es el Sol el que gira alrededor de la Tierra 😉

      Y ahora en serio: si un producto se compone exclusivamente de azúcar solamente sirve para endulzar, por mucho que lo vendan como si fuera una medicina.

    • oletros dijo:

      “Yo en mi caso, no necesito de un papel firmado por algún personaje con determinados estudios, para que me valide su eficacia”

      No, sólo necesitas la misma fe que creer en Santa Claus

      • Emilio Molina dijo:

        No sé qué insinúas. A mí Santa Claus me dejó buenos regalos. No necesito de ningún papel firmado por algún personaje etc.

    • pues eso, valga la “rebundancia”, que a mi me suena sospechosamente parecido a rebuzno. Cada día que amanece el número de tontos crece

      • Xuanxo dijo:

        ¿porqué precisáis de recurrir a los insultos, para menospreciar a los que no piensan como vosotros?.
        Esto dice mucho

    • “Yo en mi caso, no necesito de un papel firmado por algún personaje con determinados estudios, para que me valide su eficacia.”

      “Es mas, numerosos médicos colegiados la emplean en su quehacer, y eso tambíen da confianza.”

      Creo que hay un pequeño problema en tu argumentación.

    • Antropoexcéntrico dijo:

      A base de ese “arte de la observación” que citas, que viene a ser “haz lo que vieres”, se han extinguido cientos de miles de ramas de este simio que llamamos humano.

      Un error histórico de los antropólogos fue, y en parte sigue siendo, el estudiar los orígenes del hombre en sus “callejones sin salida”; esas tribus que se desfasaron en 5000 años respecto a la línea general por tener un instinto “conservador” más desarrollado que el “innovador” (Lo contrario, como extremo, también es malo), en contra de esa cualidad excepcionalmente “exploradora” que nos diferencia de 192 ramas simiescas.

      No está de más mirar de qué manera ha llegado nuestro linaje a sobrevivir a los últimos 4 millones de años, pero nunca podemos elevarlo a categoría de dogma puesto que lo que hizo nuestro abuelo pudo ser la semilla que llevó al hombre al espacio o al bosquimano a estancarse 5000 años por detrás de la línea general que sigue nuestro linaje con el mayor éxito evolutivo de la historia del planeta.

      Lo que realmente hace buena a la ciencia frente a la herencia, es su capacidad de revisarse a si misma y la valentía de decir “estaba equivocado” o “esta teoría reemplaza a la anterior porque responde mejor al modelo observado”.

      Saludos.

      PD.: Si quieres saber de ti, aparta al psicólogo y habla con un antropólogo.

  2. Pingback: Sobre homeopatía, productos naturales y compuestos químicos

  3. kain31 dijo:

    muy buen post y ha dejado el tema muy claro. La verdad que nunca he sido defensor de ningun lado ya que comprendo perfectamente lo que decia Paracelso :).

    que sepas que este tipo de post hace que ocurran tormentas en la seccion de comentarios xD

  4. La sabiduría popular alcanza hasta donde se puede llegar sin abrir un libro. No más.

  5. Pedro dijo:

    Xuanxo, te recomiendo que eches un vistazo y reflexiones sobre las cifras de tasas de mortalidad, esperanza de vida y demás cuando la sanidad dependia de los consejos de las abuelas en comparación con la situación actual.

    Seguramente en algún momento de tu vida un “personaje con estudios” te saque de un buen apuro, a ti o a alguien cercano. Entonces piensa lo que habría hecho una abuela en su lugar, y si te habría servido.

  6. Xuanxo dijo:

    Creo que he desatado la fiebre. Lo siento muchachos.

    Decir que yo creo en el Ayurveda, con mas de 4000 años de experiencia y en la medicia tradicional china, con pocos menos. Siento no dar fe ciega a los intereses de las industrias, ni a los estudios científicos, que se contradicen cada 4 años, o incluso menos dependiendo quien lo realice o a la manipulación politica que esté sometido el país en cuestión. Decir que en este aspecto, somos pioneros, como seguramente bien sabréis.

    Tal vez sean tontos todos los que van a Lourdes, lo ignoro; pues no he recibido el don de la justicia justa, al menos en esta vida; pero si tengo claro, que muchas de las drogas legales que se comercializan, superan en poco al efecto placebo. En muy poco.
    Y muchas soluciones que sí lo superan, y con creces, tienen la desgracia de no poder ser patentables.

    Kaín31, está bien dar la contra de vez en cuándo. El ego es el mayor mal del ser humano; y una buena receta, aunque no siempre a priori, es de agradecer.

    La sabiduría del pueblo desconozco hasta donde puede llegar; y se que actualmente está limitada a lo que nos deja el sistema; pero la sabiduría no pupular ¿quien es que la tiene?.

    La humanidad desconozco los años que tiene, pero ha logrado sobrevivir mas allá de los 120 años que llevamos en esta línea.

    Las tasas de mortalidad van relacionadas inversamente con la higiene, y las mayores disminuciones de estas, historicamente, se deben a la creacción de los alcantarillados.

    Saludos a todos

    • Luciano dijo:

      Xuanxo das muy buenos argumentos, pero precisamente en tu contra. La medicina tradicional china lleva 4000 años si, y en ese tiempo nunca ha curado ninguna enfermedad, puede que algún remedio que utilice tenga principio activo, así al azar y si tenga algún efecto, pero siempre sin control de dosis.

      Hablas de fe, tu crees en la medicina Ayurvedica, pero en la medicina no hace falta creer, puedes confiar en lo que te dicen sin necesidad de que te lo demuestren, pero no me negarás que es preferible no confiar y que lo que te digan deba ser demostrado, con estudios que de igual si lo haces tú o lo haga yo o el de más allá, siempre den los mismos resultados y por tanto sean comprobables.

      Tienes razón cuando hablas que la industria farmacéutica intenta colarnos todo lo que puede, para eso yo pido más control y mas sanciones en caso de que se demuestre el fraude. Pero eso mismo lo pido para cualquier terapia, que pase los mismos controles, que tenga que demostrar la misma eficacia y si no es capaz que se prohiba como lo pediría para una farmacéutica, no por ser tradicional tenga mayor validez, que se demuestre sea la que sea.

      Hablas del alcantarillado y la higiene, si son muy importantes, esenciales para elevar la esperanza de vida, pero no te olvides de la varicela, el sarampión, la tosferina, etc, enfermedades algunas mortales o otras que dejan graves secuelas y que hoy están casi desaparecidas gracias a la medicina.

      Otra cosa a favor de la medicina es que cada 4 años se van matizando y aprendiendo cosas nuevas, eso no es negativo, aunque pueda parecer contradictorio, cada día que pasa y aprendemos algo nuevo, nos hace ver que no lo sabíamos todo. En cambio la medicina tradicional no cambia, no va a mejorar ni a empeorar, se basa en principios equivocados en su mayoría y de ahí no se mueve, eso es teme exámenes negativo, así no existirían los retrovirales, no el Sovaldi para los enfermos de hepatitis que hasta hace nada estaban condenados a muerte. Que la ciencia avance y se contradiga y matice es síntoma de que avanza.

      Se que no te voy a convencer de nada, pero quería matizar algunas cosas por si te ayuda a cambiar mínimamente la visión de la ciencia y los científicos, piensa que la mayoría en este país, son funcionarios mal pagados que lo hacen por vocación.

      Un saludo.

    • oletros dijo:

      “Las tasas de mortalidad van relacionadas inversamente con la higiene”

      Por casualidad no pensarás que las vacunas son una engañifa, ¿no?

    • Xuanxo, hasta no hace tantos años la mayoría de las personas pensaban que la tierra era plana y lo creyeron durante varios milenios, lo cual no lo convierte en verdad.

    • Bartuel dijo:

      “yo creo en el Ayurveda, con mas de 4000 años de experiencia y en la medicia tradicional china”

      Y mucha gente en Jesucristo, con 2.000 años y 100 millones de japoneses en kamis y espiritus, con 10.000 años y eso no los hace más reales.

    • gomiam dijo:

      Como ya te han explicado el resto, te comento unos detalles de fechas.
      La homepatía es un invento de principios del s.XIX: no tiene relación alguna con el Ayurveda o la medicina tradicional china. Por demás, la esperanza de vida en China, con ¿milenios? de aplicación de MTC, no empezó a subor hasta que se empezaron a aplicar vacunas a gran escala en la segunda mitad del s.XX. Por si fuera poco, la MTC usa en algunas de sus preparaciones cancerígenos conocidos (como se descubrió, recientemente, en un remedio anticonceptivo).
      Lo que más me intriga, en tu caso, es que dices no saber cuánto lleva la humanidad en la Tierra y te quedas tan contento: ni te molestaste en, por ejemplo, saber de cuándo datan los primeros textos escritos.
      En la Grecia antigua tenían un término para el que, como tú, no se molestaba en informarse de lo que se cocía fuera de su localidad. Te dejo como tarea buscarlo: quizá así se despeje un poco esa pereza mental que pareces tener.

    • Antropoexcéntrico dijo:

      Sería interesante que te sometieras a una “acupuntura milenaria china”.

      Para empezar las agujas de hace mil años te harían correr de espanto, pero nada comparado con un instrumento que no hace falta desinfectar porque la pseudociencia oriental jamás tuvo noticia de la asepsia.

      Saludos.

  7. hintursul dijo:

    Que sepas, José, que me da mucho coraje leer tus artículos y luego no poder pasárselos a mis conocidos porque no están también en inglés! (Aunque ya bastante trabajo le metes como para ponerte ahora a traducir jajaja)
    Llevo esgrimiendo este argumentario usando la cafeína durante años, y me encanta que hayas escogido el mismo compuesto. Gracias por poner un poco de raciocinio entre tantos bulos 🙂

  8. juanma dijo:

    Hola ,tengo una duda.
    Dices que dosis de 300mg son letales, pero también que se necesitan dosis de 4 mg por kilo para reducir los efectos del cansancio. Eso a mi me supone 320 mg de cafeína.
    ¿Soy hombre muerto ?

  9. Pingback: Sobre homeopatía, productos naturales y ...

  10. j1jo dijo:

    ¿En qué tipo de conferencias se afirman los mensajes 2 y 3? Yo no soy ningún experto en química y me parece bastante básico lo que has explicado (de forma muy pedagógica, eso sí).

  11. José Ortega dijo:

    Esto me recuerda algunos comentarios sobre el uso que le damos a las “cosas”, en este caso son productos químicos o sustancias que tienen un efecto dependiendo de la dosis. Me refiero a que un cuchillo es una herramienta necesaria para nuestra vida diaria, desde untar mantequilla sobre una tostada a cortar el filete que nos queremos comer. Pero un asesino puede usarlo para degollar a alguien.
    Entonces, ¿el cuchillo es bueno, es malo, es peligroso? Pues no, sólo depende de cómo se use. El uso es responsabilidad de quien lo hace. El cuchillo o la cafeína no son responsables del uso que se les da. Los responsables somos los seres humanos que los usamos. El frabricante de cuchillos o de cafeína en cualquiera de sus formas, no es responsable de lo que hagamos.
    Pero no se puede decir que algo sea malo o bueno, si depende del uso que le demos. Podemos cambiar el cuchillo por algo más inerte, como una piedra por ejemplo, y tenemos el mismo caso.
    Los malos somos los humanos, que podemos elegir entre hacer un uso u otro.

  12. Carmen dijo:

    José Manuel, me parece muy valioso contar con alguien experto para resolver dudas sobre la química de los productos que habitualmente consumimos, porque se encuentra poca información rigurosa y la que hay confunde por dispar y sospechosa, en el sentido de que no puedes estar seguro de que no obedezca a intereses comerciales. Hablas de que los productos químicos artificiales son seguros si están en la cantidad legal de seguridad establecida, mi pregunta a lo bruto es: si un principio activo determinado se repite en muchos productos que usas a lo largo del día, como es el caso de los artículos de aseo y cuidado facial y corporal (de la cabeza a los pies), si se va sumando al cabo del día (las semanas y los meses), ¿no estás sobrepasando la cantidad sobradamente? Y ¿por qué en unos países, según tengo entendido, se permiten unos aditivos y los mismos en otros no? Y por último, ¿ qué pasa con los parabenes ? Al final no sé si los prohibieron o no en Francia en cosmética, ¿qué va pasar con ellos en España? Muchas preguntas, lo sé, pero es que me he agarrado a ti como una garrapata, con la esperanza de por fin llegar a saber. Muchas gracias por esta posibilidad.

  13. Gualberto dijo:

    Creo que hubiera sido interesante mencionar en el post que, precisamente con “Coffea 30CH”, se realizó este estudio de insomnio, objetivado mediante polisomnografia y publicado en la revista Sleep Medicine (2011): http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2972403/ (Effects of Homeopathic Medicines on Polysomnographic Sleep of Young Adults with Histories of Coffee-Related Insomnia).

    Por lo demás, estoy de acuerdo en que no todo el mundo entiende lo mismo por “natural” (que no hace daño, que no ha sido adulterado, que su origen está en la naturaleza, que potencia los recursos del organismo, etc). Al mismo tiempo muchos medicamentos son un extracto o “copia” de la naturaleza, pero también sabemos que a menudo los extractos y los sintéticos no siempre funcionan igual que los “originales”, por ejemplo por sinergias con principios activos en menor concentración, como las xantinas en el café.

    Por cierto, es curioso que casi todo el mundo considera que un expreso le “activa” más o le pone más nervioso que un americano… aunque en realidad la cantidad -y la concentración- de cafeina en el expreso es menor porque ésta se libera más tarde. Lo mismo, la gente piensa que al añadir leche se “suaviza” el efecto! Claro que además depende del tipo de café, del tueste, de la molienda…

    • Ah, sí, ese estudio tan confuso, con una parte sin cegar y otra a ciego simple (para ¡evitar el entrelazamiento cuántico de los efectos del placebo y el remedio!) que se comenta aquí.

      • Gualberto dijo:

        ¿Confusion o prejucios?
        Pues tanto el articulo original como el
        enlace que mencionas describen una parte a ciego simple y otra a doble ciego. El motivo no solo fue explicado sino que se aporta bibliografia al respecto.

  14. Muy didáctico.

    Sigue así.

    Por otra parte tendríamos que mejorar nuestro sentido común. La ciencia hasta hace pocos años al igual que la medicina tradicional china o no, se basaba en la prueba error (ahora existen métodos de trabajo con simulaciones por ordenador, pruebas de laboratorio, y un nivel de conocimientos muy superior). El método prueba-error nos ha dado durante muchos años la confianza en productos naturales que nos han ayudado a curarnos o mejorar nuestras vidas (café, corteza de sauce, manzanilla, ..)

  15. Pingback: Resumen Scientia [Abril 2015] | SCIENTIA

  16. Jose Ortega dijo:

    Volviendo a leer el post se me ocurren un par de dudas que tengo desde hace tiempo, me gustaría saber su opinión.
    Promero dejar claro que la homeopatía me parece absurda porque es evidente que algo diluido un millón de veces no puede tener efecto alguno.
    Pero se me plantea la duda de por qué unos medicamentos diferentes, o sea se distinto fabricante, pero con el mismo principio activo e idéntica composición según el prospecto, no se precie igual el efecto. Ya sé que está por medio el aspecto psicológico pero sospecho que la expresión “excipientes c.s.” tiene algo que ver.
    Al hilo de esto me acuerdo del sabor del agua mineral. Aún alguien como yo, que no tengo un sentido del gusto especialmente delicado, puedo distinguir entre varias marcas de aguas minerales. Está claro que la diferencia está en las sales minerales que hay en disolución en toda agua mineral, y algo tiene que ver el envase porque saben diferentes si vienen en botella de vidrio o de plástico aunque sea el famoso PET.

  17. Muy buenas apreciaciones. Y sin embargo, creo que te dejas una más: las diferencias interpersonales. Se sabe que determinados genes codifican para que seamos metabolizadores más lentos o más rápidos de determinadas sustancias, como la cafeína. Así, la tendencia está siendo determinar esos genes para poder personalizar las dosis y así aumentar la eficiencia y disminuir los efectos adversos, tanto de medicamentos como de sustancias que aumenten el rendimiento deportivo.
    Si bien es cierto que esas diferencias interpersonales no van a hacer que la dosis letal para alguien sea de 10mg mientras que para otra persona sea de 400g, cada vez van a cobrar un papel más relevante.
    Saludos

  18. Yon dijo:

    Hola buenas, entiendo el significado del artículo y estoy de acuerdo con él. La cafeína pura se puede encontrar en cualquier tienda de nutrición de internet sin tener que recurrir a la clandestinidad.

  19. Pingback: Una sociedad médico homeopática que es consecuente y se disuelve - Misiongeek

  20. Pingback: Una sociedad médico homeopática que es consecuente y se disuelve | Blog de Alcocer Sotil

  21. Pingback: Venenos naturales [Infografía] | SCIENTIA

  22. Pingback: Los 10 “mejores” posts del 2015 (enero-julio) | SCIENTIA

  23. Pingback: ANA MARIA GUTIERREZ VILCHEZ » Para poner la mente a pensar

  24. Pingback: Los 10 mejores posts del 2015 (agosto-diciembre) | SCIENTIA

  25. Xuanxo dijo:

    La secta de los escépticos es de otro mundo, del que promueve una medicina autoritaria y biológica que ignora las cuestiones antropológicas, éticas, humanas, espirituales, psicológicas y sociales.

    http://www.actasanitaria.com/secta-peligrosa-la-de-los-escepticos/

    • MaGaO dijo:

      Intentas desviar el asunto, pero no va a funcionar: la homeopatía no ha logrado demostrar jamás su eficacia (en comparación con el placebo en condiciones rigurosas).
      No hay cuestiones antropológicas, éticas, humanas, espirituales, psicológicas o sociales… ni de ningún otro tipo que quieras meter sin venir a cuento: *no ha logrado* demostrar su eficacia en comparación con el placebo.
      Cuando pueda demostrar tal eficacia *entonces* habrá que empezar a hablar de considerarla una opción médica.
      Ah, por cierto, que tú decidas llamar secta a algo no lo convierte en tal. Hasta tal punto es así que es posible que diferentes escépticos mantengan opiniones distintas sobre un asunto. Por cierto, el autor del texto que enlazas no parece tener mucha idea de lo que es escepticismo y por eso se descuelga con chorradas como “aquellos que pretenden defender la ciencia médica de las pseudociencias”. Pero es comprensible: al fin y al cabo, parece que el apartado médico es donde le duele que le saquen los colores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s