Nestlé + L´Oréal = Innéov…¿nutricosmética u otra cosa?

nestle loreal¿No querías chocolate? Pues toma dos tazas. Si durante casi dos años llevamos en Scientia denunciando los abusos que la industria alimentaria y cosmética hacen del mensaje científico, en los últimos tiempos son varias las grandes empresas pertenecientes a estos dos sectores las que se están aliando para promocionar un nuevo campo, el de la nutricosmética.

Pues bien, dentro de esas empresas alimentarias y cosméticas que han unido esfuerzos para lanzar al mercado productos pertenecientes a la nutricosmética hay dos gigantes pertenecientes al mismo grupo empresarial, Nestlé y L´Oréal, que lideran este sector gracias a la comercialización de cápsulas, pastillas, tabletas o píldoras que se supone que, al ingerirlas, favorecen algún aspecto de nuestra belleza por los activos y nutrientes que contienen. Atentos al vídeo.

Concretamente, Nestlé y L´Oréal dominan el mercado de los nutricosméticos gracias a su gama Innéov y que incluye productos para frenar la caída del cabello, aumentar el volumen capilar, retrasar el envejecimiento, combatir la celulitis, luchar contra los granos y los puntos negros, reforzar las defensas inmunitarias y la tolerancia de la piel al sol, favorecer el bronceado, etc.

Sin embargo, y a pesar del éxito de mercado que está teniendo la gama Innéov, son varias las dudas que existen alrededor de estos nutricosméticos. ¿Qué hay de cierto en su mecanismo de actuación? ¿Está demostrada la efectividad de todos los ingredientes que llevan estos productos? ¿Se justifica su alto precio? ¿Podemos conseguir el mismo efecto de otra forma?

inneov todosLo primero que hay que dejar claro es que, aunque vayan destinados a mejorar la belleza, todos estos productos pertenecen a la familia de los complementos alimenticios y se consumen oralmente lo que cambia las reglas del juego frente a los cosméticos tradicionales de forma muy significativa… porque si bien en el campo de la cosmética existen grandes lagunas legales no ocurre lo mismo en el mundo de la alimentación donde la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) tiene mucho que decir… y es aquí donde reside el gran secreto de los nutricosméticos de Nestlé y L´Oréal. Veamos.

Dentro de la gama de productos Innéov que combinan la nutrición y la cosmética los que más cuota de mercado tienen son aquellos destinados a combatir la firmeza de la piel como es el caso de Innéov Antiedad Firmeza, un concentrado nutricional de belleza específicamente indicado para ayudar a reafirmar la piel desde su interior y en cuya composición podemos encontrar podemos encontrar tres ingredientes principales: lactolicopeno, isoflavonas de soja y, sorprendentemente, la vitamina C (marcada con un asterisco en el envase).

Firmeza fin

Pues bien, el Reglamento 432/2012 de la UE demuestra como la EFSA no ha respaldado ningún estudio científico que avale que el lactolicopeno (un derivado del licopeno patentado por Nestlé para aumentar su disponibilidad) o las isoflavonas de soja tengan el más mínimo beneficio sobre la firmeza de la piel.

Sin embargo, y siguiendo una estrategia que a los lectores asiduos de este blog les debería sonar de algo, Nestlé y L´Oréal han encontrado en dicha normativa y en la resolución de la EFSA 2009; 7(9):1226  unos fieles aliados que les ha permitido atribuir a Innéov Antiedad Firmeza todo tipo de bondades.

Según dicha normativa si un producto lleva en su composición un 15% de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de vitamina C (exactamente 12 mg) ya puede publicitar que “contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel”… exactamente el tipo de mensaje al que te lleva el asterisco que acompaña la vitamina C en el envase de Innéov Antiedad Firmeza basándose en la importancia del colágeno.

C leg

¿Estoy diciendo que ese nutracosmético de Nestlé y L´Oréal que ayuda a combatir la celulitis debe su acción exclusivamente a la vitamina C? Según la EFSA SÍ... y voy más allá. Hay cientos de productos en el mercado alimentario, que cuestan muchísimo menos que los aproximadamente 30 euros que vale una caja de Innéov Antiedad Firmeza, y que proporcionan una cantidad de vitamina C muy superior a esos 9 mg que dan derecho a dicha publicidad referida al colágeno.

C defi

A modo de ejemplo, y según se puede observar en la tabla anterior, en una naranja (70 mg) hay casi un 60% más de vitamina C de la que existe en un comprimido del nutricosmético Innéov Antiedad Firmeza (30 mg) y 8 veces más de la cantidad mínima exigida de este micronutriente para poder publicitar que un producto “contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel” Lo que están leyendo, tómense una naranja y su piel será mucho más firme.

foto-medico-caida-del-cabelloPero si ustedes no tienen problemas con la firmeza de su piel, sino que andan mal del cabello, tranquilos que hoy Scientia les trae la solución. Analizando la composición del nutracosmético Innéov Fuerza Capilar Hombre, un complemento nutricional de belleza formulado específicamente para frenar la caída del cabello y aumentar su volumen, podemos observar que está compuesto de taurina, catequinas del té verde y de las uvas y zinc.

Pues bien, la EFSA no ha aprobado ninguna “health claim” relacionada con el pelo para la taurina ni para las catequinas. Sin embargo, en el caso del zinc la normativa anteriormente citada y la resolución de la EFSA 2010; 8(10):1819  permiten a cualquier producto que lleve un 15% de la CDR de este mineral publicitar que contribuye “al mantenimiento del cabello en condiciones normales”… y de eso se han aprovechado Nestlé y L´Oréal para comercializar el Innéov Fuerza Capilar Hombre.

¿Estamos en el mismo caso que en el producto destinado a combatir la firmeza de la piel? Sí. Cualquier alimento o complemento alimenticio que contenga 1.5 mg de zinc puede anunciar legalmente que “contribuye al mantenimiento del cabello en condiciones normales”.

ostras plato¿Y hay algún alimento en el mercado que proporcione esa cantidad de zinc y por tanto pueda ayudar, supuestamente, al estado de mi cabello? Por supuesto.

Podría recomendarles que consuman 100 gramos de lomo de ternera, hígado de ternera, salvado de trigo o de determinadas galletas integrales ya que casi quintuplican esos 1.5 mg, pero ya que estamos en fechas pre-navideñas Scientia les recomienda que tiren la casa por la ventana y… ¿por qué no se dan un homenaje y se toman 1 ostra que tiene unas 8 veces más de zinc que una cápsula de Innéov Fuerza Capilar Hombre y más de 13 veces la cantidad requerida de este micronutriente para mantener al cabello en condiciones normales? Eso sí que es una forma de tratar su pelo con glamour y lo demás tonterías… y ya si quieren ondear su melena al viento les recomiendo una docena de ostras de Arcachon, a unos 7 euros la docena, y que además de superar en 100 veces esa cantidad de zinc que te exige la ley para mantener el cabello en condiciones normales son un auténtico manjar.

Y por último el gran producto estrella, Innéov Sensibilidad Solar, un concentrado nutricional de preparación para el bronceado destinado a las pieles claras o sensibles al sol y que según Nestlé y L´Oréal tiene, gracias a la acción combinada del Lactobacillus johnsonii, el licopeno y el beta caroteno, una triple acción: reforzar las defensas inmunitarias de la piel (ya estamos con el equipo Actimel); mejorar la tolerancia de la piel al sol y conseguir un bronceado homogéneo.

vitamina aPues bien, una revisión de la legislación existente para estos tres ingredientes revela que cepas del Lactobacillus johnsonii fueron rechazadas por la EFSA al igual que el licopeno. Sin embargo existen tres directivas europeas que permiten publicitar a un producto su capacidad para contribuir al “mantenimiento de la piel en condiciones normales y al funcionamiento normal del sistema inmunitario” si se le adiciona el 15% de la CDR de vitamina A, cuyo precursor es el beta caroteno, el tercer ingrediente del Innéov Sensibilidad Solar, y que se puede encontrar en decenas de alimentos tradicionales preferentemente frutas y vegetales. ¿Entonces lo de la ayuda al sistema inmunitario no es por el famoso Lactobacillus sino por la vitamina A? Efectivamente… más de lo mismo.

Podríamos seguir desgranando pormenorizadamente uno por uno todos los nutricosméticos de la gama Innéov pero ya que la estrategia a seguir siempre es la misma creo que por hoy ya hemos tenido bastante. Ni la glucosamina marina, ni el licopeno, ni la taurina, ni las isoflavonas de soja, ni el extracto acuoso del té verde, ni el extracto de corteza de pino marino, ni las pepitas de uva, ni la Embolica, ni los probióticos ni muchísimos otros ingredientes que aparecen en la composición de la gama Innéov han sido autorizados por la EFSA para publicitar aquellos mensajes que se pueden leer en los envoltorios de esos productos…. aunque contribuyan significativamente a su elevadísimo precio.

133061534709_extras_albumes_0Antes de concluir me van a permitir que les haga una pregunta. Después de leer este post… ¿de verdad no les suena de nada la estrategia de Nestlé y L´Oréal para publicitar los productos de la gama Innéov? Pues sí, la táctica empleada en estos productos que proporcionan belleza “desde el interior” es exactamente la misma que la que emplea Danone con el Actimel o Kaiku con el VitaTEN: introducir en la formulación del nutracosmético en cuestión una simple vitamina o un mineral que esté aprobado por la EFSA para publicitar determinadas propiedades (y que podemos encontrar a precio ridículo y en cantidades abundantes en la dieta normal), marcarlo con un microasterisco en el envase, y dejar en la composición de sus nutricosméticos o alimentos otra serie de ingredientes sin respaldo científico alguno por parte de las autoridades europeas.

Pero ya que estamos dejando preguntas en el aire voy a hacerles la última. Aunque esté aprobado legamente por una legislación obsoleta…  ¿a alguien se le pasa por la cabeza que un micronutriente pueda tener el mismo efecto si está disuelto en agua, si se introduce en una cápsula nutricosmética con otros tres compuestos o si forma parte de una matriz alimentaria con cientos de ingredientes? La respuesta es clara y contundente: No. Las interacciones entre ingredientes pueden cambiar sus efectos por lo que el análisis de la efectividad de los nutricosméticos y el de los alimentos en general debe realizarse sobre el producto global y no sobre cada uno de sus componentes de forma individual.

133061534604_extras_albumes_0Señores, ustedes saben que en Casa Scientia somos muy amantes del refranero español y como bien es sabido “quien hace la ley hace la trampa”. La legislación actual es un auténtico coladero que deja grandes resquicios legales que están aprovechando las grandes multinacionales para comercializar sus productos, bien sean alimentos o nutricosméticos, publicitando “sospechosos eslóganes” basándose en el marketing pseudocientífico.

En manos de los legisladores y de la ética empresarial está el que de una vez por todas los consumidores podamos fiarnos de lo que anuncian dichos productos. Si se hacen bien las cosas habremos dado un paso muy importante para que el tejido empresarial gane confianza entre los consumidores.

En el caso contrario el sector de la alimentación, el de la cosmética y ahora el de la nutricosmética seguirán siendo una auténtica tomadura de pelo… y como el mío se va cayendo poco a poco voy a tomarme a su salud un par de ostras ricas en zinc para evitar su caída a las que les echaré un chorrito de limón para que su vitamina C reafirme mi piel y las acompañaré de una rodaja de melón cuya vitamina A me bronceará la piel y activará mis defensas.

Jose

* Si crees que este post hay que difundirlo puedes hacerlo aquí. Muchas gracias.

Nota:

* Agradezco a Pedro Lozano Pastor (@plozanopastor) su colaboración para la realización de este post.

* Este post participa en la XX Edición del Carnaval de la Química que este mes de aloja en el fantástico blog “La Ciencia de Amara”.

About these ads
Esta entrada fue publicada en bioquímica, Cosmética, Nutrición, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

82 respuestas a Nestlé + L´Oréal = Innéov…¿nutricosmética u otra cosa?

  1. Pingback: Nestlé + L´Oréal = Innéov…¿nutricosmética u otra cosa?

  2. Marta dijo:

    Gracias por la información

  3. ununcuadio dijo:

    ¡Bravo Jose! Lo he disfrutado mucho (cuantos momentos viendo el cartel de Innéov en la farmacia, :D), ¡lo que me voy a reír a partir de ahora! Ahora mismo lo meneo, y lo comparto en Facebook (que es por donde andan mis amigas)

  4. Gracias, Jose. Acabas de darme una idea: voy a tomarme unos cereales por la mañana para desayunar, ricos en cobre; a la hora del vermú me tomo unas ostras, ricas en zinc y a ver si por la tarde me convierto en una pila voltaica y ahorro luz, que se está poniendo imposible.

    Besinos.

  5. Estoy muy de acuerdo con tu excelente blog y como médico también desconfío cuando me venden algo con supuestas propiedades “mágicas” pero también me surgen algunas dudas respecto tus afirmaciones; quedan claras las propiedades de los minerales y vitaminas utilizados ya que ese conocimiento lo poseemos hace muchos años pero no puedo creer que esta gente de Nestlé y L’Oreal sean tan ingenuos o nos crean tan estúpidos. Ya sé que es una táctica que funciona pero se les puede volver en contra a medio plazo si científicos, como tú, dan su parecer y lo fundamentan bien. A lo que iba, mi duda respecto al resto de componentes que no han demostrado nada, es si gracias a ellos se aumenta la biodisponibilidad de dichas vitaminas/minerales. Para mí sería la única justificación para ellos.
    Por otro lado, viendo la deriva de la sociedad actual -occidental- en que la mayoría quiere arreglar/mejorar rápidamente y sin esfuerzo, es normal que “den a la gente lo que cree necesitar”: pastillita multipropiedades para que no tengas que pelarte una naranja o una manzana, o prepararte un plato variado,…Triste pero real.
    Enhorabuena!

  6. otorisama dijo:

    Jose, como siempre, informando con datos objetivos y múltiples referencias. No dejes nunca de ser un pequeño rayo de razón y verdad en este tsunami de sombras y mentiras que producen las compañías cosméticas y los medios de comunicación que los publicitan.

    Sigo recomendando y hablando de tu blog cada vez que alguien saca a conversación lo bueno que le está sirviendo el último potingue (a 60 euros el bote) con enzimas/proteinas/extractos de perla, oro o caviar…

    Muchos ánimos y feliz navidad.

  7. Con Un Par dijo:

    La batalla contra la pseudociencia cosmetica esta perdida. Son grandes multinacionales que tienen bien cubierto las espaldas. Lo que habria que hacer es denunciar al instituto de regulación de anuncios, cuales son responsables de poder emitir estos tipos de anuncios sin ningún pudor y sin pruebas cientificas concluyentes para poder afirmar su eficacia. hoy en dia, el dinero lo compra todo.

  8. Battosay dijo:

    Aunque ya sé la respuesta, ¿no sería más fácil obligar a que si se anuncia un ingrediente en especial en estos productos, deba incluirse sus efectos? O al revés, si digo que tiene un efecto, indicar a qué es debido.

    Algo así: “Previene la calvicie (efectos debidos al zinc)”. O “Tiene Elecaseihachesusmuertos (sin ningún efecto conocido)”.

    Creo que con eso se acabarían muchas tonterías que vemos hoy, pero está claro que no interesa.

  9. Battosay dijo:

    Y digo yo, ¿y no se puede obligar a poner explícitamente los beneficios de un ingrediente si este se publicita en portada? Algo así como “Con elecaseisusmuertos (sin efecto conocido)” o al revés “Previene la caída del cabello (debido al zinc)”. En la misma tipografía y tamaño, o similar.

    Me parece una solución sencilla, si realmente se quiere acabar con el problema, claro.

  10. Genial el post, como siempre.
    Aquí te dejo otra marca española de nutricosmética (www.nutrikosm.com) con libro propio: “Los secretos de la nutricosmética” escrito por un médico español. No tiene desperdicio el libro…

  11. Irene dijo:

    He llegado a este post a través de Twitter y me ha gustado mucho cómo has expuesto el tema de los nutricosméticos. Siempre he desconfiado de aquellos alimentos y “pastillas” que nos intentan vender rápidas y efectivas mejoras tanto en nuestro cabello como en nuestra piel basándose en esas lagunas legales que comentabas.

    Yo fui conejillo de indias de un estudio dermatológico que buscaba comprobar la eficacia de uno de estos conocidos tipos de Innèov. Éste en particular prometía aumentar la luminosidad de la piel, eliminar puntos negros y hacer desaparecer los granitos, según creo recordar. Después de tomarlo durante más de un mes, llegué a la conclusión de que estas pastillas no producían ningún efecto en mi piel, ya que aunque noté una leve mejoría a las 3 semanas de “tratamiento”, la cual pudo deberse a otros factores, después mi piel seguía estando como siempre, con sus imperfecciones habituales.

    Gracias por hacernos ver a todos la publicidad engañosa a la que estamos sometidos.

    Saludos,

  12. Ich bin der Jörg dijo:

    Yo cada día me tomo una pastilla de innéov por la noche junto a mi vaso caliente de cillit bang con galletas y me funciona.

  13. marie 123 dijo:

    En mi caso yo compré el producto para mejorar el aspecto cansado / apagado de la piel. La verdad es que estaba algo desesperada, porque estaba harta de que me dijeran “tienes mala cara” Comía bien, y llevava una vida sana, pero tenía mi anemia y problemas personales y creo que se reflejaba en mi piel. Bueno, pues después de adquirir 4 cajas ( unos 125 más o menos) y 3 meses de tratamiento puedo decir : No hace nada de nada. Ninguna mejora. No soy idiota no esperaba un milagro, solo que mejorase algo el aspecto de mi piel, pero nada, en serio. Me sentí engañada

  14. jarfil dijo:

    ¿Que nos podamos fiar de los anunciantes? Eso nunca ha sido posible, ni nunca lo será.

    Lo más a lo que podemos aspirar es que haya leyes suficientes para que les compense demandarse unos a otros por mentir como bellacos.

  15. Wazzu dijo:

    Como siempre, una perfecta explicación de la realidad.
    Desearía que todas las personas del mundo, incluyendo muchos seres cercanos, leyesen a diario tu blog y comenzasen a comprender cómo están siendo manipulados.
    Un aplauso

  16. Gemma dijo:

    Muy interesante este Post, y leyéndolo me surgen dudas sobre algunos productos naturales que yo misma uso. Todas aquellas casas de cosmética como Clarins que su base es un producto natural son igual de engañosas?No podemos realmente fiarnos de nada?

  17. Esto aclara el misterio de porqué la gata subió al tejado de zinc: para tener un cabello lustroso y seductor.

    Buen trabajo una vez más compañero, falta mucha honestidad en esta sociedad moderna, la de argumentos que podrían utilizarse para promocionar las cosas, empezando por hacerlas efectivas y necesarias, en vez de intentar vender aire.

    El problema también está en todos nosotros, que no exigimos lo suficiente como consumidores, seguimos comprando todo y mirando para otro lado, total, sabemos que es un timo pero nos apetece utilizarlo o comerlo y no le damos más importancia.

  18. @ramossonia dijo:

    El engaño a través del marketing está llegando a límites insospechados. Lo que más me indigna es cómo se desplaza la balanza entre compuestos que comercialmente son los más beneficiosos del mundo y otros que comercialmente ya llevan la etiqueta de peligrosos. Ya está bien de que jueguen con el consumidor. Menos mal que la gente que quiere informarse se busca la vida y encuentra en blogs como este una fuente de información objetiva y amena. Enhorabuena de nuevo!
    Yo voy a intentar aportar mi granito de arena, y es que se me disparan los chips cada vez que se mencionan las isoflavonas de soja o las catequinas del té verde, que parecen maravillosas para absolutamente todo. Lo primero, ninguna posee reclamo saludable. Lo segundo, ambas pertenecen a una familia enorme de compuestos como son los compuestos fenólicos, y dentro de ellos los únicos con reclamo saludable autorizado por AESAN son los polifenoles de aceite de oliva (protección de los lípidos de la sangre frente a daño oxidativo). Tercero, tanto las citadas catequinas como los citadas isoflavonas son flavonoides, los cuales son definidos en ocasiones como anti-nutrientes por su capacidad de quelar (lo que impide su absorción) nutrientes como, anda que casualidad, el Zinc del que derivan las maravillosas propiedades fortalecedoras del cabello.
    Sólo espero que este blog y estos post lleguen cada vez a más consumidores, y a tiempo, antes de que sean engañados.

    Enhorabuena de nuevo!

  19. Herpes simplex dijo:

    Una gozada, como casi siempre.

  20. angeles dijo:

    Gracias por compartir con nosotros tu sapiencia. Nunca me he fiado de este tipo de pastillas que además siempre me han parecido muy caras.

  21. María dijo:

    La verdad es que no necesitaba que me presionaran mucho para volver a Arcachon a disfrutar de una docena de ostras con limón bien regadas con, por ejemplo, un Chateau Margaux no vaya a ser que las isoflavonas tengan más efecto del…
    Espero que el post (y el blog) tenga máxima difusión porque, en general, los consumidores sucumben a cuatro palabros pseudocientíficos que justifiquen el “bálsamo de Fierabrás” en el que tanto desean creer. Y esto, por supuesto, no lo pasan por alto los chicos de marketing de las multinacionales…
    Fantástico post y fantástico blog. Felicidades y gracias.

  22. Ualloc dijo:

    Otro producto similar de esta “unión temporal de empresas” tiene un “estudio” abierto a finales del mes de noviembre, no para comprobar si son ciertas sus propiedades anticaída del cabello, si no debido a un expediente del Sistema Coordinado de Intercambio de Rápido de Información (http://www.aesan.msssi.gob.es/AESAN/web/alertas/alertas.shtml) por una posible relación de su ingesta con unos casos de hepatoxicidad leve. Se trata de información confidencial y esto lo comento a nivel anecdótico, por lo contemporáneo del expediente con este nuevo post, pues se trata de muy pocos casos, muy leves y que aún no se ha probado esa relación con el complemento alimenticio, que a priori podría atribuirse a las catequinas del té verde, ya que las reacciones adversas hepáticas en relación con esta planta están descritas en la literatura.

  23. Jerbbil dijo:

    La publicidad que hacen estos de la nutricosmética es una estafa, pero les funciona muy bien. Tengo cuatro compañeras en mi departamento de trabajo, somos cinco. De ellas, una es una persona razonable (bastante gótica) y de estas huevonadas pasa un rato largo. Otra, que soy yo, no me creo nada o directamente estoy informada de la estafa que es. Las otras tres, esto es un 60%, creen en los productos de cosmética y nutricosmética como si fueran el Oráculo de Delfos. Que si la cremita de vitamina nosequé, que si los productos de nosecuánto, que si me he comprado un bálsamo que quita las arrugas un montón… entre éso y los vestidos, se llena el 70 por ciento de la conversación diaria mientras se teclea. El momento estrella del día es cuando alguna se las da de lista e informada soltando el argumento pseudocientífico de algún anuncio de la tele (de cosméticos o no), del tipo “los forlayos y los filostros de esta crema hacen que su microperfusión por la piel sea más rápida” -me lo invento, estas palabras obviamente no son-.

    Si les funciona con al menos el 60% de la población, el negocio está hecho. Por éso siguen con lo suyo aunque haya gente, como el ínclito Jose, que lo denuncia con argumentos sólidos.

    Gran artículo. Muchas gracias.

  24. Joan dijo:

    Un gran descubrimiento tu blog. No es nuevo para mi lo que explicas de las triquiñuelas de las grandes empresas para “camelarse” a la clientela con falsas espectativas, y más después que la EFSA se ha cargado miles de historias relacionadas con propiedades saludables de diferentes ingredientes. De todas formas, en mi opinión esas nuevas directivas nunca llegaran al consumidor, ya que al final creo que SI somos tontos (lo contrario de lo que dicen los de 1/2Mark), y ya somos acérrimos compradores de tantos y tantos productos que creemos que nos van bien. Las empresas ya tienen copado la cuota de mercado que querian, y ya se buscaran las “garrofas” para que eso siga siendo así, buscando en los resquicios de las nuevas normas.

    Es un placer leerte.

  25. picota dijo:

    Buenas noches.
    Soy estudiante de farmacia y en parte estoy de acuerdo con tu post, sin embargo, no creo que sea responsable afirmar con tanta seguridad (no se si por ignorancia o por qué) la ineficacia de ciertos complementos alimenticios… Como ya he dicho, soy estudiante de farmacia y la fabricación de formas farmacéuticas la estudiamos durante 1 año y medio, en la que aprendemos toooooodas las funciones y cometidos de cada uno de los compuestos que lleva una formulación. Evidentemente, el producto del que hablamos aún está sobre la protección de la patente, por lo que no tenemos datos de cómo fue su desarrollo galénico, así que que no afirmes que el licopeno o cualquier otro componente no sirve para nada, porque lo desconoces. (Al igual que yo).
    Una cosa es que el licopeno no sea reafirmante de la piel y otra cosa muy diferente es que no contribuya a ese efecto de forma indirecta, aumentando la biodisponibilidad del principio activo (la vitamina C por vía oral se oxida), actuando como profármaco, favoreciendo el tropismo hacia ciertos tejidos… como bien he dicho, desconozco el mecanismo, pero por eso no afirmo que sea una estafa.
    Que el marketing SIEMPRE se columpia entre la línea que separa lo legal de ilegal? SI, pero me cuesta mucho creer que con lo que cuesta sacar ahora mismo un compuesto nuevo al mercado (hablo de años y años de investigación y millones de euros…), una empresa líder y referencia como Nestlé y Lóreal se arriesgue a futuros ensayos clínicos que ensucien su nombre… y sobre el precio de dichas cápsulas, no son medicamentos, así que su precio no está regulado y pueden vender a tantos euros como quieran… mientras que la gente lo compre seguirán con esos precios.

    Pese a mi comentario, te felicito por el blog y espero que algún día abordes el tema de los productos homeopáticos (ahí sí que tienes chicha!!)
    1saludo!

    • Much´simas gracias por tu comentario…pero perdona que no esté de acuerdo contigo en varios aspectos.
      Lo primero es que yo ni afirmo ni dejo de afirmar nada…lo hace la Agencia Europea de seguridad alimentaria. Lo segundo que me gustaría decir es que, como digo en el post, el análisis de la efectividad del producto no se puede hacer en base a sus ingredientes sino analizando el producto en su conjunto. En este sentido te paso una resolución de la EFSA relativa a laevaluación de un producto de la marca Inneov remitido por la empresa responsable. En él, tal como puedes ver, se emplea entre los ingredientes al licopeno que tu citas , así como a la vitamina C…resulatdo: DENEGADA.: “The Panel concludes that a cause and effect relationship has not been established between the intake of a combination of blackcurrant seed oil, fish oil, lycopene, and vitamins C and E and improving dry skin conditions.” (http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/1608.htm)
      Creo que así queda respondida tu cuestión. De todas formas también te paso otras resoluciones donde el licopeno ha sido evaluado junto con otros ingredientes para analizar su acción conjunta. En todas ellas la respuesta ha sido siempre la misma. DENEGADA…por lo que creo que queda clara la cuestión.

      http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/2890.htm

      http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/2239.htm

      http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/1608.htm

  26. Gran post José Manuel,
    La verdad es que estás acabando con las posibilidades de hacer posts parecidos, y no será porque faltan ejemplos en el mercado, abundan demasiado. Me encanta lo bien que has dejado claro cómo funciona la estrategia comercial, el porqué de su legalidad (igual que con el Actimel) y cómo el resto lo hace la publicidad y el valor subjetivo que le da el consumidor (meterle un precio de 50€ a la caja ayuda mucho).

    Me duele enormemente ver involucrada a la nutrición en estos temas, la veo de pareja de baile de la homeopatía, de la cosmética, o de cualquier otra palabrería inventada…

    Creo que el mensaje que debe calar, es que de la nutrición funcional no se deben esperar milagros hacia un positivo, sino evitar caer en aspectos negativos de salud; se esperan cualidades mágicas de una zanahoria o un vaso de vino, cuando el fin principal es el contrario: no notar defectos de salud por una mala alimentación.
    Pero como siempre digo… una ostra, un plátano o una naranja no se pueden vender a 50€ la caja.

  27. Aunque estoy de acuerdo, me parece que acabsa haciendo lo mismo que ellos. Que la EPSA no demuestre la eficacia del activo, ni desmiente su efectividad, ni implica que sólo la vitamina C sea lo que cause los efectos anunciados.

    • Eye dijo:

      Sí, pero la carga de la prueba recae sobre quien afirma algo. Si yo digo que los unicornios existen, tengo que aportar alguna prueba de ello. No vale decir “pues demuestra tú que nunca ha habido ninguno”….

  28. Hace tiempo que salió este gráfico que recoge qué evidencias hay del efecto de determinados suplementos alimenticios en la dieta. Es curioso que hay más evidencias de los beneficios del té verde para el colesterol que el omega 3. Las burbujas enlazan a los artículos originales http://www.informationisbeautiful.net/play/snake-oil-supplements/

  29. shackur dijo:

    Nunca he sido amante de todos estos productos, quizás porque soy joven y me trae un poco sin cuidado la caída del pelo, las defensas y el bronceado, como bien y punto, pero entiendo que gente con ciertos problemas (que atribuyo más a la imagen que a la salud) se dejen encandilar por cantos de sirena de ciertos productos, que dicho sea de paso, si fueran baratos no los compraría nadie xq no generarían la misma confianza.

    Felicidades por la entrada a ver para cuando una entrada sobre cremitas, balsamos y demás mejunjes. Hasta donde yo se (mi hermana trabaja en un laboratorio cosmético) la mayoría sirven poco más que para hidratar la piel, que no está mal, pero quedan lejos atribuciones que prometen.

    saludos, me encanta tu blog

  30. Pingback: Lo que debes saber sobre el etiquetado de los alimentos « Aprende a comer

  31. Sío dijo:

    Hola, acabo de descubrir el blog y estoy maravillada. Soy una persona muy concienciada con el consumo responsable e intento en la medida de mis posibilidades, evitar los multiples engaños a los que la industria nos somete. Soy una gran consumidora de productos ecológicos en cosmética y alimentación. Nunca adquiriría un producto de una multinacional, pero existe una empresa llamada Eophy con base en Barcelona. ¿Lo conocen? También venden productos de nutricosmética… Pero claro, habiendo leido esto, una no se fía ya ni de su sombra. Gracias de antemano y también por difundir con propiedad todo este conocimiento, tan valioso para los neófitos.

  32. Pingback: Scientia nuevo “community manager” de dos gigantes empresariales | SCIENTIA

  33. Pingback: A nutricosmética mellora a saúde? « Antela Saúde

  34. Pingback: Próxima parada en el sinsentido: el mundo del agua mineral | SCIENTIA

  35. Pingback: Marketing torticero: el escándalo de las ensaladas | SCIENTIA

  36. Pingback: NUTRICOSMÉTICOS (II): ¿SON SEGUROS Y EFICACES? | No Solo Salud

  37. estetica dijo:

    Hola José Manuel,

    Lo primero decirte que me encanta leerte, porque lo que pones se entiende y además lo argumentas, porque tus artículos no son un copia-pega o una mala traducción, así que de entrada chapó.

    Soy profesional de la estética desde hace bastantes años y aunque es cierta esta falta de regulación en el sector, sabes que se han dado pasos importantes en este sentido y en el camino estamos. Creo que todos lo deseamos, por que es la forma de sacar del mercado productos de baja eficacia y potenciar los que realmente funcionan.

    Respecto a cuestionar ,en general, la eficacia de la cosmética, nutricosmética, equipos de medicina-estética, etc., supone cuestionar a miles de dermatólogos, médicos, ingenieros y centros de investigación en Universidades como Oxford, Cambridge o Barcelona.

    Sé que tu crítica no es genérica y no puedo debatir sobre el caso particular que tratas, porque no trabajo con esta marca, pero mi experiencia me dice que una buena comética sí funciona, no siempre, pero sí en la mayoría de los casos. Se me viene a la cabeza la disminución de papada que ahora un Cliente está experimentando con la aplicación de masaje, cosmética especializada y radiofrecuencia, la eficacia es tan espectacular como rara. Y por último déjame comentarte a otro Cliente que ha conseguido eliminar mediante cavitación un bulto de grasa generado tras una mala liposucción quirúrgica.

    Sin más, solo pretendo trasladarte mi experiencia positiva en el mundo cosmético, estoy segura que lo vas a entender así. Un fuerte abrazo.

  38. Pingback: Actafarma y sus curiosa forma de hacernos adelgazar | SCIENTIA

  39. Pingback: #Actafarma y sus curiosa forma de hacernos adelgazar (#paraadelgazar) |

  40. Pingback: La cara y la cruz del nuevo reglamento de productos cosméticos | SCIENTIA

  41. Álex dijo:

    Qué ironía que comiendo una naranja combatas la piel de naranja.

  42. comentarios todos muy válidos sobre el producto de referencia y en especial un post muy trabajado.

  43. Pingback: La ciencia en la cosmética o el arte de lo absurdo [Conferencia] | SCIENTIA

  44. Ana Ospina dijo:

    Como casi todo lo que se escribe, al igual que lo que denuncia, el articulo tiene algunas lagunas como la legislación. Hay muchas cosas que arreglar, pero no siempre pasa por demonizar los trucos. Hay que empezar por desarrollar un protocolo de seguridad alimentaria diferente a la farmacéutica. Por no matar pulgas a cañonazos… Y creo que 2 ostras al día, salen mas caras que el ineov, aunque no lo he probado… Sumando el coste del tiempo, la gasolina, la nevera… Y con lo que me gustan las ostras, creo que terminaría aborreciendolas o con ácido úrico… Si es cierto lo del cinc, me parece mas práctico lo de la pastilla, no es por nada…

  45. PETE dijo:

    Inneov tiene el certificado de Seguridad Alimentaria ISO 22000 y estudios doble ciego vs placebo que avalan su eficiacia.

  46. Pingback: Cuaderno de laboratorio | Marketing pseudocientífico: una estafa al consumidor

  47. Pingback: Ciencia y Publicidad: 10 anuncios que no son lo que parecen | SCIENTIA

  48. Elena garzon dijo:

    Yo soy una mujer de 49 años con problemas de alopecia. Mi dermatologo de la seguridad social me recomendo tomar inneov fuerza capilar o complidermol 5 alfa. Por ser mas baratas opte por complidermol, en principio con cierta desconfianza , pero he de reconocer que me van muy bien porque cuando el dermatologo me manda descansar de tomarlas ,el pelo se me cae perdiendo el terreno ganado anteriormente.Esto me hace plantearme si me perjudicara tomarlas a diario, solo tomo una .Le agradeceria si tiene alguna opinion al respecto.

  49. Pingback: ¿Por qué el CSIC presta su aval científico a las “beauty drinks”? | SCIENTIA

  50. Buenos días,
    Podrías explicarme sí las pastillas para bronceado,no las de sensibilidad, sirven de algo o con tomar ciertos alimentos sería lo mismo??

    Muchas gracias por tus consejos

    Un saludo

  51. Buenos días José

    Podrías explicar sí las pastillas para acelerar el bronceado y preparar la piel sirven o son también un engaño?

    Un saludo

    Paula

  52. Pingback: Scientia, un blog que es bueno conocer | Carmen López Web

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s