La cafeína y el nutricionismo

cover.ihaxHoy toca artículo corto pero contundente. A lo largo de estos años hay tres temas que he abordado frecuentemente en el blog. Uno de ellos son los riesgos del consumo de bebidas energéticas. Otro son las health claims otorgadas por la EFSA a determinados ingredientes alimentarios. El tercero es la inconsistencia del nutricionismo, la corriente que hace descansar en los nutrientes aislados las virtudes que tienen los alimentos en su conjunto sin tener en cuenta que el valor de un alimento se debe basar en el conjunto del mismo. Pues bien, un pequeño estudio realizado por investigadores de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) no solamente aborda estos tres temas en un solo artículo sino que desmonta de un plumazo varios conceptos en los que se basan algunos científicos y legisladores. Veamos.

En el trabajo titulado Caffeine With and Without Sugar: Individual Differences in Physiological Responses During Rest, publicado en Journal of Caffeine Research, un grupo de voluntarios de diferentes edades, sexos y estado físico consumieron tres tipos de bebidas carbonatadas en días diferentes. La primera de ellas contenía solamente cafeína (1.33mg/kg de peso), la segunda azúcar (0.4 g azúcar/kg de peso) y la tercera, que simulaba según los autores una bebida energética, cafeína (1.33mg/kg) más azúcar (0.4 g azúcar/kg de peso). A continuación se les determinaron varios parámetros fisiológicos como la producción de CO2, la frecuencia cardiaca y otros.

grafica-de-cafeina-2Aunque el trabajo falla en algunos aspectos, hay un dato que me ha llamado poderosamente la atención. El 66 % de los individuos que consumieron la bebida carbonatada con cafeína redujo su frecuencia cardiaca, mientras que en el 33% restante no se detectó ningún efecto sobre este parámetro. Sin embargo, cuando a los voluntarios se les dio a consumir bebida carbonatada con azúcar, el 66% aumentaron su frecuencia cardiaca mientras que el resto no mostró variación alguna… es decir, al contrario. Por último, al ingerir la bebida que llevaba cafeína + azúcar el 41.66 % los participantes en el estudio mostraron reducción de la frecuencia cardiaca, el 50% no mostraron variación y el 8.33 % (un único sujeto) incrementó su frecuencia cardiaca.

Como pueden observar la gran variabilidad intraindividual observada en respuesta a los diferentes tratamientos no mostró un patrón consistente por lo que sacar conclusiones precipitadas sería un error. Además, hacen falta muchos más estudios con mayor número de participantes y donde la metodología sea mucho más precisa. Por otra parte habría que explicar los motivos de que el consumo de cafeína rebaje la frecuencia cardiaca y las razones de otros resultados sorprendentes.

Sin embargo, el hecho de que las respuestas fisiológicas del cuerpo humano sean muy diferentes cuando una bebida presenta un único ingrediente que cuando le añadimos otros, vuelve a dar la razón a uno de los personajes más críticos con el nutricionismo, el profesor de política alimentaria de la Universidad de Melbourne Gyorgy Scrinis, que critica a aquellos científicos y legisladores que no tienen en cuenta la visión del alimento como suma de ingredientes, ni el conjunto de la dieta y sus interacciones, ni el papel de cada metabolismo individual.

scientia-1Además, los resultados obtenidos vuelven a mostrar la incongruencia de algunas health claims emitidas por el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Concretamente en el caso de la cafeína, la EFSA ha informado positivamente acerca de la capacidad de la cafeína para disminuir la sensación de cansancio durante la realización del ejercicio. Eso sí, dicho objetivo se logrará si el deportista ha consumido, una hora antes de la realización del esfuerzo, cuatro miligramos por cada kilo que pese. En otro informe el Panel asegura que, en dosis de al menos 75 mg, la cafeína sí mejora diversos procesos cognitivos relacionados con un aumento de la atención, memoria o aprendizaje debido, entre otras cosas, a su acción antagonista no selectiva de los receptores de adenosina.

Sin embargo los resultados que muestra el estudio que hoy les traigo a Scientia reflejan como los efectos de la cafeína pueden verse alterados por la presencia de otros ingredientes como es el caso del azúcar… y como ya les he contado varias veces en este blog y en otras webs ambos compuestos se encuentran en alta cantidad en las bebidas energéticas. Sin embargo, en estas bebidas su publicidad se basa en aquellas health claims aprobadas por la EFSA individualmente para la cafeína o las vitaminas presentes en su composición, sin tener en cuenta las interacciones entre todos los compuestos.

Antes todos estos datos de la EFSA centrados en el papel individual de la cafeína, y tras leer el artículo “Caffeine With and Without Sugar: Individual Differences in Physiological Responses During Rest”, la gran pregunta que me hago es: si cada vez existen más estudios que ponen de manifiesto que los efectos de un alimento sobre el organismo humano deben basarse en el alimento en su globalidad, ¿por qué las autoridades europeas siguen empeñándose en atribuir efectos a los ingredientes individuales provocando grandes errores en la información que llega al consumidor?

Mientras me contestan me deleitaré con este gran vídeo de la Sociedad Americana de Química sobre la ciencia de la cafeína.

Jose

Nota: Si te ha gustado puedes ayudarme a difundirlo pinchando en este enlace. GRACIAS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bioquímica, Divulgación científica, Medicina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La cafeína y el nutricionismo

  1. Pingback: La cafeína y el nutricionismo

  2. Reblogueó esto en Alternalegoy comentado:
    Excelente artículo sobre la cafeína y las bebidas energéticas, una forma de consumir cafeína sin azúcar…: Té verde

  3. cmans dijo:

    Al margen del contenido del artículo, que creo interesante y muy bien enfocado, querría centrarme en el problema del término “nutricionismo”. La profesión sanitaria regulada en España es la de “dietista-nutricionista”, y sus profesionales están agrupados en asociaciones como AEDN (http://www.aedn.es/dietista.php). Y se da la paradoja de que muchos dietistas-nutricionistas no están de acuerdo con la teoría denominada “nutritionism” que aquí, a falta de un término mejor, traducimos como “nutricionismo”. Contradicción que en otras partes de Europa no tienen porque esos profesionales se denominan simplemente dietistas. (“dietitians”, en inglés).
    Felices Navidades dietéticamente sanas… qué difícil es eso.

  4. César dijo:

    Hola!
    Me gustaría saber por qué y cuál es el proceso metabólico por el que algunas personas somos alérgicas o hipersensibles a la cafeína, teína y similares.
    Con ser alérgico me refiero a tomar un sorbo de té o refresco de cola descafeinada (llevan cafeína) y ponerse el corazón a más de 220ppm…y acabar en el hospital.
    Gracias!

  5. Natalia dijo:

    Tal como menciona Jose, si bien es cierto que la cafeina puede traer beneficios para el organismo y reducir algunas enfermedades, debemos tener cuidado en consumirlo de una forma exesiva puesto que también puede perjudicar nuestra salud. Adicionalmente, creo que debemos tener mucho más cuidado con esos ingredientes extra que encontramos en muchos productos, especialmente el azucar ya que tiene efectos negativos en el hígado, favorecer al cáncer, entre otras cosas.

  6. ¿Qué enfermedades reduce la cafeína?

  7. Pingback: Amor, sexo, alcohol… y golosinas | SCIENTIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s