Amor, sexo, alcohol… y golosinas

Primer fin de semana en la playa y primera sorpresa del verano. Carlos Ulises Brugarolas-Gilabert Mancebo de Todos los Santos, más conocido por Mariano, un viejo amigo de la Dehesa de Campoamor que juraba y perjuraba que jamás se enamoraría, ha decidido buscar pareja. ¿Cómo? A través del método más extraño que he visto: comiendo las famosas golosinas funcionales que están inundando las superficies comerciales.

Las hay para adelgazar, para broncearse, para disfrutar del sexo, para ver mejor, para combatir la resaca... Mariano, afincado en Murcia pero natural de Burdeos (Francia), las había comprado todas. Ante semejante noticia decidí quedar una noche con mi viejo amigo para salir de fiesta y comprobar de primera mano cómo usaba las golosinas funcionales en su búsqueda del amor. Les voy a contar lo que ocurrió. No creerán lo que sucedió.

campoamor-desde-el-mar-titulo

Cada vez que Mariano ha encontrado alguien interesante en su camino ha salido huyendo. Nunca ha querido enamorarse porque dice que eso vuelve tonta a la especie humana. Para vencer ese “complejo” lo primero que hizo el pasado sábado fue zamparse un frasco de gominolas mientras yo me pedía una caña en El Corrillo, el bar donde siempre quedamos para tomar la primera cerveza de la noche.

-¿Qué haces Mariano?

– Son caramelos “intensificadores del amor”. ¿No has oído hablar de ellos? Yo hasta hace unos días tampoco pero por su precio, 27 euros el kilo, tienen que ayudarme a enamorarme. Tú sigue con las cervezas que yo voy a intensificar mi amor.

00120630802237____1__325x325

Cuando Mariano terminó con el frasco, y aun perplejo por lo que acababa de presenciar, nos fuimos a cenar a la Taberna de Juan. Yo ese día iba a darme un homenaje pero Mariano estaba a régimen. He de reconocer que está un poco pasadito de kilos así que no me extraña que intente rebajar peso. Pero lo que jamás imaginaba es lo que había comprado para hacerlo. De repente se echó manos al bolsillo y se sacó unos caramelos de varios sabores que me dejaron atónito….¡¡eran gominolas destinadas a adelgazar!!

– Mariano, ¿qué narices es eso?

– Tranquilo. Es que estoy siguiendo un tratamiento para la pérdida de peso basado en gominolas que prometen disminuir la absorción de grasas, reducir el apetito, evitar la tentación de comer en exceso y reducir la ansiedad asociada con las dietas. Su acción es debida gracias a la presencia entre los ingredientes de Amorphophallus Konjac. Tengo que tomarme 2 gominolas antes de las principales comidas.

ACTAFARMA-Gummy-Line-gominolas-que-ayudan-a-adelgazar-farmacia-velazquez-70

– ¿Has perdido la cabeza? ¿Adelgazar con gominolas?

– No estoy loco. Tú tienes la culpa. Me leí el post “Obesidad, cáncer y complementos alimenticios” y ahí dices que  Amorphophallus Konjac es una planta de cuyas raíces tuberosas se obtiene el glucomanano, un compuesto que tiene un efecto importante efecto sobre la salud. Según se puede leer en este informe la EFSA autorizó en 2010 que “el glucomanano, en el contexto de una dieta restringida en energía, contribuye a la pérdida de peso”. Eso sí, la declaración solo puede acompañar a alimentos que contengan un gramo de glucomanano por porción, siempre que se avise al consumidor de que el beneficio se obtiene con una ingesta diaria de tres gramos de glucomanano en tres dosis, tomadas antes de las comidas junto con 1-2 vasos de agua, en el contexto de una dieta hipocalórica y en adultos con un verdadero exceso de peso.

Mariano estaba sembrado. Jamás lo había visto tan puesto en estas cosas.

konjac

Amorphophallus Konjac

– ¿Sabes en que se basan los efectos del glucomanano? En que se comporta como fibra dietética no digerible en el intestino delgado provocando un efecto de saciedad que te quita las ganas de comer. ¿Qué? ¿Cómo te has quedado Jose?

– Perplejo…pero yo no pienso probarlas. Aquel post no te lo leíste completo. Esas gominolas son otro representante del maldito nutricionismo, una absurda tendencia que consiste en alabar las propiedades de un producto basándose en la presencia de un ingrediente pero sin tener en cuenta otros ingredientes con propiedades no tan saludables.

– ¿A qué te refieres?

– A que un día me encontré esas gominolas para adelgazar en una farmacia (sí, en una farmacia aunque no te lo creas) y miré su composición nutricional buscando su contenido en azúcar. No lo encontré pero días más tarde leí este artículo de la OCU en el que se informa que si te tomas las 6 gominolas diarias recomendadas para perder peso te estás metiendo entre pecho y espalda…¡¡17 gramos de azúcar!! ¿De verdad crees que ingerir esa bestialidad de azúcar al día solamente en gominolas es saludable? Te recuerdo que la OMS recomienda como muchísimo 25 gramos al día de azúcares añadidos y estos los tenemos por todos lados… haz lo que quieras pero no hace falta que te diga la fuerte relación existente entre el azúcar y la obesidad, caries, enfermedades cardiovasculares, etc.

IMG_2628

– ¿Y entonces cómo puede decir un producto que ayuda a adelgazar en el contexto de una dieta hipocalórica (no te fastidia) si va acompañado de 17 gramos de azúcar?

– Eso quisiera saber yo…le contesté.

– Me da igual. Yo me he gastado 10 euros por bolsita en esas gominolas para adelgazar y no voy a volverme atrás.

Mariano siempre ha estado muy pajizo. Con esa pinta no se puede ligar en la playa. Por esta razón mi viejo amigo decidió broncearse. ¿Cómo? Con la más surrealista de las múltiples opciones que ofrece el mercado: ¡¡comiendo chicles!!. De repente Mariano sacó de su bolsillo una caja de chicles WUG Bronze.

WUGum-chicle-pone-moreno_TINIMA20150525_0630_20

– ¿Eso qué es?

– Según leí en esta web son chicles ideales para activar el bronceado, ayudando a resistir las agresiones externas y favoreciendo la renovación celular. Me han dicho que el consumo de WUG Bronze prepara la piel para la exposición solar, reforzándola y ayudándola a conseguir un bronceado mas rápido y uniforme a través de la activación de la melanina. Eso sí, debo consumirlos diez minutos antes de exponerme al sol y, como peso más de 80 Kg, estoy obligado a tomar dos chicles para alcanzar el efecto deseado.

– ¿Y qué llevan esos chicles tan maravillosos?

– También me lo he estudiado. Sus componentes estrella son el licopeno (un caroteno que se encuentra en los tomates y otras frutas y verduras de color rojo, como las zanahorias rojas, sandías, y papayas y que es responsable de la síntesis y pigmentación de muchos compuestos), el betacaroteno (el caroteno más abundante en la naturaleza y precursos de la vitamina A) … y luego lo de siempre, una mezcla de vitaminas. En este caso vitamina C, D3 y E.

Licopeno

Mariano seguía asombrándome… pero estos chicles para broncearse tampoco me convencían así que decidí pasar al ataque.

– Y por qué no hay ni un solo informe oficial que avale que el licopeno o el caroteno tenga alguno de esos efectos? Es más… ¿Por qué aquí o aquí dice que no hay evidencias de que haya relación causa/efecto entre la ingesta de licopeno oral y la preparación para el bronceado o la protección ante la luz solar? ¿Por qué en este documento oficial el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la EFSA deja claro que tampoco hay relación causa/efecto entre el consumo de caroteno y la protección ante la luz solar? ¿Eh Mariano? ¿Por qué?

A Mariano todo lo que le decía le entraba por un oído y le salía por el otro.  Se tomó un chicle WUG Bronze y, aunque seguía igual de pajizo que siempre, decidió adentrarse en la noche campoamoreña.

Iba tan lanzado que creía que se iba a comer el mundo pero nada más entrar en el Club Náutico se puso muy nervioso. Eran muchas las chicas que allí había y no sabía a cuál dirigirse. ¿Por vergüenza? No. ¿Por timidez? No. La verdadera razón es que Mariano no ve tres en un burro. Pero él iba preparado para todo. Buceó de nuevo en sus bolsillos y sacó una caja de chicles DermEyes® Eyegum. Sonriendo me enseñó la caja.

No me lo podía creer…¡Chicles para cuidar la visión!

EYEGUM

No me fastidies la fiesta Jose y cállate. Según la empresa responsable estos chicles sirven para la mejora de los procesos nutritivos retinianos (en particular maculares), el incremento de la capacidad antioxidante de la sangre periférica y la mejora de la superficie ocular, en particular, de los procesos de producción de la lágrima, con mantenimiento de una mejor integridad de la superficie del ojo.  ¿Y todo eso gracias a qué? A dos componentes estrella que han sido tradicionalmente relacionados con la visión (luteína y zeaxantina), y a lo de siempre , una simple mezcla de vitaminas (A,C,E) y minerales (zinc y cobre).

– Mariano que digo que…

– Déjame que siga. La luteína es un pigmento amarillo perteneciente al grupo de las xantófilas y que se encuentra en plantas, algas y en bacterias fotosintéticas. Algunas de las fuentes de luteína son pimientos rojos, coles, repollo, lechuga, espinacas, maíz, mostaza, yemas de huevo y los kiwis. Además, esta xantofila se usa como aditivo en el sector alimentario, teniendo asignado el código E-161b. Por otra parte la zeaxantina es otra xantofila que se encuentra en algas, bacterias, plantas superiores y en fuentes alimenticias como la yema del huevo. ¿Y qué relación tienen estas xantofilas con el ojo humano? Tanto la zeaxantina como la luteína se encuentran en la mácula del ojo humano con la finalidad de protegernos. Mientras que la zeaxantina se encuentra principalmente en el centro de la mácula lútea, la luteína se encuentra mayoritariamente en la periferia.

luteina-y-zeaxantina-juntas

– No seré yo quien te lleve la contraria Mariano… pero sí la EFSA. No he leído por ningún sitio que la suplementación con esos pigmentos sirva para mejorar la salud ocular así que dudo que te sirvan para ver con claridad a la que sería su media naranja. En diversos informes oficiales que puedes leer aquí o aquí, la máxima autoridad oficial en materia de alimentación niega la existencia de relación entre el consumo oral de estos pigmentos y la mejora de la visión u otras propiedades similares. Las vitaminas y los minerales claro que ayudan a la visión y a casi todo…pero esas ya las tenemos en la alimentación diaria.

Por mucho que mascaba los chicles Mariano seguía sin elegir a su princesa. Por ello decidimos trasladarnos a la Xairo, la legendaria discoteca de la Dehesa de Campoamor. Allí, como siempre está todo a oscuras, no importaba mucho ni que no viera tres en un burro ni que su bronceado fuese perfecto ni que su cuerpo no fuera el de un Top Model.

Captura de pantalla 2016-08-02 a la(s) 11.41.01

De pronto a Mariano se le iluminó la cara. En el centro de la pista de baile vio a una chica de la que quedó prendado. Confiando en que su inversión en chicles tendría su efecto se le acercó y entablaron una animada conversación. De repente Mariano la dejó un momento sola y se me acercó.

– Me he enamorado. Los caramelos intensificadores del amor han funcionado. Debería estar contento pero esto empieza a ser un problema. Yo no estoy preparado para tener relaciones con nadie.

– ¿Cómoooo?

– Es que tengo miedo de que esto vaya a más y no saber qué hacer… ¡¡soy virgen!!. Hasta hoy jamás he querido saber nada de sexo. Estoy seguro que tener relaciones sexuales no es nada placentero.

– ¿Quéééééé?

– Sí… pero quédate tranquilo Jose, esta noche he venido a darlo todo. ¿Te imaginas que llevo encima?

– ¿Preservativos?

– No. Lo que he comprado es una caja de chicles WUG Climax que, según la empresa responsable, son un complemento ideal para mejorar las relaciones sexuales, haciéndolas más placenteras y duraderas. Los chicles WUG Climax están compuestos por una serie de ingredientes de origen botánico a los que tradicionalmente se le han atribuido propiedades afrodisiacas, vigorizantes, sexuales y similares. Me refiero al Tribulus, Ginseng, Maca Andina, Muira Puama. Damiana y Rhodiola. Se supone que juntos deben ser una bomba sexual.

Captura de pantalla 2016-08-01 a la(s) 19.30.39

Mi cara era un poema. No sabía si llorar o reír. No hay informe oficial que acredite que la suplementación oral con esos ingredientes de lugar a relaciones sexuales mucho más placenteras ni duraderas…pero evidentemente no iba a decírselo. Le deseé suerte y al cabo de un rato se fueron juntos mascando chicle. No había pasado ni media hora cuando Mariano volvió a la discoteca con una pinta que lo decía todo. Gatillazo. Mejor no preguntar.

La noche pasó. Mariano no triunfó. Ni había adelgazado, ni estaba más bronceado, ni veía tres en un burro ni tuvo relaciones sexuales placenteras con nadie. Un desastre. Al darse cuenta de su fracaso se entregó al alcohol. A altas horas de la madrugada lo llevé a casa con alguna copa de más. No quería irse pero le advertí que la resaca iba a ser muy dura.

En ese momento Mariano me dio la última sorpresa de la noche. A duras penas logró meter la mano en el bolsillo y sacó la última caja serie de chicles. No me podía creer. Las golosinas funcionales se nos habían ido de las manos totalmente: ¡¡chicles WUG Resurrexion ayudan a aliviar los síntomas de la resaca que además revitalizan cuerpo y mente!!

– Mariano lo de estos productos que hoy has traído es muy fuerte pero lo tuyo es de traca. ¿Piensas que la resaca que vas a tener mañana tras beberte hasta el agua de los floreros de la discoteca puede ser aliviada comiendo chicles?

316c69d6b460b197e0277f28523c9c03

– A duras penas logró decir unas palabras. Aquí dice que estos chicles llevan licopeno (del que ya me hablaste anteriormente), guaraná (el fruto de Paullinia cupana, un arbusto trepador de la familia Sapindaceae rico en cafeína), extracto de piña y, de nuevo, una mezcla de vitaminas. En esta ocasión las vitaminas presentes en estos curiosos chicles con C, B6 y B12. No me digas por favor que tampoco hay evidencias científicas de que masticar estos chicles me alivien la resaca.

Al ver su cara de desolación decidí no contarle la verdad. Ningún ingrediente de WUG Resurrexion tiene efectos avalados oficialmente por la EFSA sobre la resaca. Como ya imaginarán los únicos ingredientes que tienen algún rol sobre el organismo (que no específicamente sobre la resaca) son las omnipresentes vitaminas.

La noche acabó. Marianico se había gastado una fortuna (casi 50 euros en chicles) en golosinas para enamorarse, adelgazar, broncearse, mejorar su visión, disfrutar de relaciones sexuales y aliviar los síntomas de la resaca. No le había servido de mucho pero no era el momento de explicarle que una alimentación normal le podría aportar por un módico precio todos los nutrientes que las caras golosinas que se había comprado le proporcionaban… y en cantidades mucho mayores.

A la mañana siguiente me acerqué a ver cómo se encontraba. Evidentemente los síntomas de la resaca eran brutales. Al ver su lamentable situación decidí prepararle un buen desayuno. En un solo vaso de leche, una tostada con tomate y aceite y una fuente con variedad de frutas había más vitaminas y minerales que en todas las golosinas que había comprado Mariano. El resto de caros ingredientes estrella de las golosinas no hacían falta para nada. Gastarse tanto dinero en absurdas propiedades no demostradas científicamente tampoco.

VITAMINAS Y MINERALES 3.

Esa noche nos volvimos a ver. Mariano llegó a La Pradera (el lugar donde empezaban y acababan todas nuestras noches) sin su bolsa de golosinas funcionales. Allí estaban Pedro, María José, Jean, Nieves, Luisi, Miriam, Paquito, Bea, Manolo, Macarena, Carlos, Yolanda, Uli, Laura, Chencho, Julio, María, Víctor, Sonsoles, Rochetaeu, Chichipán, Patricia, Palli, Mamen, Jose, Fran, Lourdes, Dani, Eva, Juan, Miguelillo, Adelaida, Matías, Merche, Alex, Iván, Arantxa, Ernesto … toda la pandilla quería saber lo que había ocurrido la noche anterior. Son tan “especiales” que deseaban pegarse unas risas mientras les contábamos lo ocurrido. Mariano es tan buena persona que relató paso a paso todo lo acontecido. El cachondeo fue tremendo.

Pasamos la noche riéndonos y hablando de las famosas golosinas funcionales. A pesar de que todos dimos nuestra opinión, fue precisamente Mariano el único capaz hacer la pregunta clave :

“¿Por qué se permiten comercializar todos estos surrealistas productos suplementados en caros ingredientes que no sirven para nada y en otros componentes que según la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética no hacen falta?”

– Eso me pregunto yo desde hace años Mariano…. le contesté. La única respuesta es que la absurda ley actual, basada en el ridículo nutricionismo, lo permite legalmente. Hasta que no cambie el absurdo Reglamento (UE) 432/2012 de la Comisión por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños que permite auténticos disparates en la publicidad de los alimentos, todo seguirá igual.. Brindemos porque alguna mente lúcida tenga valentía para derogarlo… si lo dejan.

Captura de pantalla 2016-08-03 a la(s) 00.04.25

Jose

Nota: Este post va dedicado a unas personas con las que he compartido momentos inolvidables de mi vida en este maravilloso rincón del Mediterráneo llamado Campoamor. Son un excepcional grupo de amigos y amigas a los que adoro y con los que disfruté en mi niñez, en mi adolescencia, en mi juventud y también ahora que ya peinamos canas. No cambiéis nunca troncos. Eso sí, vuestros hijos, que pronto nos tomarán el relevo, espero que se lleven mucho cuidado con tocar a mi hija en las noches campoamoreñas… ojito.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bioquímica, Divulgación científica, Gastronomía, Nutrición, Química y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Amor, sexo, alcohol… y golosinas

  1. perlita1 dijo:

    Alabo el buen humor con que nos entregas tu sapiencia, disfruté leyendo este post, imaginando las situaciones creadas con tanta imaginación.

  2. Antonio López Nicolás dijo:

    Nunca dejarás de sorprenderme!!! Enhorabuena. Simplemente perfecto.
    Solo un detalle sin importancia… En Campoamor, quien esté libre de pecado…

  3. Melli Toral dijo:

    Como siempre ¡¡¡¡¡¡magnífico!!!!!! Eres muy grande Jose

  4. Juanjo dijo:

    Muy bueno, como siempre. Pero ojo con cambiar reglamentos…que suficiente tengo con estudiarme el 1924/06!!!! 😉 Un saludo!

  5. isatita dijo:

    Genial el post!!!, pero me he quedado alucinando, si fuese 28 de diciembre pensaría que nos estabas tomando el pelo, no podía creer que existiese todo eso que has contado!!!, chicles para broncearse, para la resaca…., qué ridículo y qué triste 😦

  6. Pingback: Lo Mejor de la Semana (31 de julio – 6 de agosto) | Hablando de Ciencia

  7. Azotesur dijo:

    Vaya tela…se me abren las carnes leyendo tu post. Dime que tu amigo, conociéndote, te estaba vacilando, por favor o _ O
    Campoamor…hace varios años que no voy por allí pero me han dicho que es un bloque de cemento ya, ¡que desastre!
    Ala, a pasarlo bien. ¡Feliz verano y duro con la pseudociencia!

  8. Gracias troncos…y que sepáis que todo parecido con la realidad…es cierto!!

  9. CHENCHO dijo:

    juasjuasjuas, acabo de leerlo, y me he divertido mucho, mi nombre y mi cara aparecen en el post, eres grande amigo. nos vemos en la comida de hoy.

  10. Pingback: Amor, sexo, alcohol… y golosinas | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

  11. Pingback: Los 12 mejores posts del 2016 | SCIENTIA

  12. elvizius dijo:

    La verdad es que desconocia todos esos productos,aunque desgraciadamente no los veo ilogicos dado el mercantilismo actual.Tu «anecdota»a sido la novela mas interesante y constructiva que e leido en años.Y no te preocupes por la entereza de tu hija,los de Wug ya estan desarrollando unos chicles para mantener a raya a los mozos. 😉

  13. Pingback: “Tapones Happy” | SCIENTIA

  14. Pingback: Alguien cree que mientras sigan permitiéndose estas | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s