La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega

Es posible que ustedes estén pensando que, pasado casi un mes desde que saltó la noticia, hablar a estas alturas del caso de los cosméticos de Mercadona está un poco desfasado… todo lo contrario. Si he elegido este tema para el regreso de Scientia tras su descanso estival no es solamente porque lo hayan solicitado algunos lectores en el apartado de sugerencias del blog, sino porque alrededor del mismo siguen ocurriendo una serie de acontecimientos que hacen que el tema siga candente.

Prestigiosas revistas de divulgación científica que, apuntándose al carro de la alarma social suscitada, publican titulares alarmistas en torno a la seguridad de toda clase de productos cosméticos; webs como  #Boicotmercadona que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid emplean el caso ocurrido este verano para arremeter contra la empresa empleando lemas del tipo “Acabemos con los despidos arbitrarios y el acoso laboral de Juan Roig y sus sicarios”; programas televisivos y radiofónicos que hablan sin conocimiento acerca de lo ocurrido avivando la peligrosa tendencia quimifóbica instalada en nuestro país desde hace un tiempo…todo esto se está saliendo de madre.

Así que uno, que durante tanto tiempo ha hecho del Mercadona su laboratorio particular del que han salido decenas de posts, ha decidido expresar su opinión. Eso sí, como decía uno de los más grandes… a mi manera.

Dehesa de Campoamor (Alicante). 31 de Agosto de 2012. Barbacoa fin de verano. Carne a la brasa, pescado ahumado y mucha cerveza para despedir el que ha sido uno de los periodos estivales más aciagos de mis últimos 42 años. Mientras un servidor se dedicaba a deleitar a sus invitados preparando una de mis tradicionales barbacoas archiconocidas en toda la costa levantina, mis comensales charlaban acaloradamente a mi alrededor sobre el que para ellos había sido uno de los temas estrella del verano: las dichosas cremas del Mercadona.

Que si los productos cosméticos son un fraude, que ninguna de las propiedades que prometen tienen rigor científico, que si habían leído que una persona que usó la crema de aceite de oliva se encontraba en mal estado, que si el Mercadona explota a sus trabajadores, que si la pasta de dientes lleva no se qué compuesto mortal… y yo mientras calladito, escuchando disparate tras disparate y a lo mío, chamuscar la carne y el pescado...hasta que decidí hablar.

Lo primero que se me ocurrió comentarle a mis viejos amigos (que no eran los mismos que los que degustaron la famosa paella que dio lugar al post El extraño caso del arroz y marisco que bajaba los niveles de colesterol) es que no se deben confundir “churras con merinas”. Como ha sido comentado muchas veces en este blog, la ausencia de cualquier tipo de legislación al respecto permite a la industria cosmética anunciar todo tipo de propiedades en sus productos sin respaldo científico alguno por lo que el engaño está al orden del día…pero el Caso Mercadona no tiene nada que ver con las mentiras de los productos de belleza así que no aprovechemos ciertas coyunturas para atacar al sector cosmético con comentarios fuera de contexto y centrémonos en la alerta sanitaria…si es que la hubo.

Aunque es cierto que mientras ultimaba mi tradicional cena fin de verano me chirriaban los oídos por lo que estaba escuchando, sí que es verdad que algunas de las preguntas que surgían merecían ser aclaradas. ¿Qué ocurrió con los famosos productos de las marcas Deliplus y Solcare? ¿Está justificada la alarma generada? ¿Fue correcta la retirada de los productos? ¿Han echado leña al fuego algunas fuentes de divulgación avivando la confusión en la población? ¿Ha intentado alguien sacar tajada de este folletín? Vayamos por partes que la barbacoa fue movidita.

Días antes de la barbacoa más famosa del levante español saltó una noticia que fue llevada a portada de los principales periódicos, telediarios y emisoras de radio. Mercadona, por decisión propia, aunque instada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), retiraba una serie de cosméticos pertenecientes a las marcas Deliplus y Solcare y los sustituía por otros de las mismas casas comerciales pero con diferentes ingredientes.

Los 11 productos que fueron retirados y que ahora ya cuentan con una nueva fórmula son los siguientes: Solcare loción after sun hidratante; Solcare loción after sun luminosidad; Solcare gel after sun aloe vera; Deliplus nutritiva corporal con aceite de oliva; Deliplus crema de manos nutritiva; Deliplus hidratante corporal con aloe; Deliplus hidratante corporal efecto luminosidad; Deliplus hidratante corporal reafirmante; Deliplus hidratante antisequedad para pies; Deliplus nutritiva corporal con almendras y Deliplus hidratante corporal pieles atópicas.

Como les comenté a los invitados mientras degustaban mis exquisitos manjares, la razón de tal medida fue la presencia conjunta en estos productos de dos agentes químicos, la trietanolamina y el bronopol (2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol), que según la normativa vigente no pueden estar juntos en un mismo producto ya que podrían reaccionar dando lugar en determinadas condiciones a las nitrosaminas, unos compuestos muy conocidos que generalmente se originan debido a la reacción de una amina secundaria con nitritos en un medio muy ácido (por ejemplo, dentro del estómago), y que según algunos son potencialmente cancerígenos.

Nitrosamina

Nitrosamina

En lo que hasta entonces era un monólogo le expliqué a mis amigos que la presencia de estos dos compuestos en los productos cosméticos anteriormente citados tiene su por qué. Por un lado la trietanolamina es un corrector que mantiene el pH del producto en un rango adecuado. Por otra parte el bronopol es un tradicional agente antimicrobiano que cumple funciones conservantes en los productos cosméticos. Pues bien, en determinadas condiciones físico-químicas como son elevadas temperaturas y condiciones alcalinas, el bronopol puede descomponerse originando nitritos, unos compuestos que reaccionarían con las aminas terciarias que proporciona la trietanolamina y que podrían dar lugar a la presencia de las citadas nitrosaminas. ¿Y esas nitrosaminas son peligrosas?

A pesar de que tradicionalmente son tildadas como agentes “potencialmente cancerígenos”, a día de hoy no existen estudios clínicos que demuestren la más mínima evidencia de una relación causa/efecto entre la aplicación a través de la piel de un producto que tuviese nitrosaminas y algún tipo de cáncer. Pero voy más allá… ¿Había nitrosaminas en los productos de Mercadona?

Según se cita en un comunicado publicado por la empresa que elabora todos esos productos cosméticos (RNB), y en otro llevado a cabo por la misma AEMPS, en ninguno de los productos cosméticos de Mercadona se han encontrado trazas de nitrosaminas ni de ningún otro compuesto que pudiese ser tóxico… cosa lógica ya que las condiciones de formación de nitrosaminas en los dichosos cosméticos son tan remotas que la noticia sería que existiesen. Además, dicho dato ha sido confirmado por el Ministerio de Sanidad por lo que en ningún momento ha existido alarma sanitaria.

A estas alturas de la conversación uno de mis amigos me hizo la pregunta clave; “pero entonces, si los productos no llevaban nitrosaminas y además éstas aplicadas por la piel no tienen riesgo alguno, ¿por qué han retirado estos productos del mercado?”. Desde el punto de vista sanitario, y a pesar de que el “riesgo cero” no existe ni en este caso ni en ningún otro, no existía razón sanitaria alguna para tal actuación por lo que la población puede estar tranquila al respecto.

Sin embargo, según la legislación vigente (que yo cambiaría inmediatamente en el caso de estos productos cosméticos porque no tiene sentido salvo que los friamos y nos lo metamos en la boca a la misma vez que nos zampamos la carne a la brasa) la trietanolamina y el Bronopol no pueden coexistir en un mismo producto así que la empresa modificó la composición cambiando los ingredientes (se sustituye la trietanolamina por hidróxido sódico, una base que no puede dar lugar a aminas terciarias) y problema resuelto.

Pero en este punto me asaltan una serie de dudas que preferí no comentar públicamente en la cena. ¿Quién sacó la noticia a los medios de comunicación? ¿Cómo es posible que el día que toda esta información vio la luz la empresa ya hubiese cambiado la formulación de sus productos cuando este proceso lleva mucho tiempo en llevarse a cabo? Realmente aun no lo tengo claro aunque las sospechas de rivalidades comerciales las podré pronto encima de la mesa.

A estas alturas de la noche las caras de mis comensales eran ya de tranquilidad, pero en Scientia nada es lo que parece así que les tenía preparada una sorpresa. Una vez me había asegurado que mis invitados habían dado buena cuenta de la carne, del pescado y de los aperitivos con los que abrí la velada, les conté cuáles son los productos donde ya sea de forma natural o por la adición de algún aditivo puede llegar a formarse una concentración de las “malvadas” nitrosaminas que, desde luego, no existe en los famosos cosméticos de Deliplus y Solcare.

Cuando les dije no solamente que la gran mayoría de los alimentos que esa noche tomaron en casa procedentes de la barbacoa (carne y pescado ahumados) pueden presentar en su composición de forma natural nitrosaminas ya que las proteínas son una fuente de aminas, sino que también la cerveza fría que les había servido a litros podía contener dichas moléculas, sus caras volvieron a ser un poema. Pero ustedes ya saben cómo nos las gastamos en este blog y, como el diablo sabe más por viejo que por diablo e imaginaba que iban a sacar el caso Mercadona en la conversación, no me conformé solo con eso.

Con toda la mala leche del mundo les había preparado como entrantes una serie de embutidos y quesos en los que se habían añadido nitritos como aditivos para conservarlos y darles mejor color… ¿y qué ocurre con esos nitritos? Pues que como hemos dicho anteriormente los nitritos también pueden reaccionar con alguna amina secundaria en medio ácido, como en el estómago, y dar lugar a la formación de nitrosaminas.

Sí, lo que han leído. Esta mente retorcida lo había pasado tan mal este verano con su “pata chunga” (apelativo con el que el difunto @ondasolitaria renacido como @FCF_Plus me bautizó este verano) que, haciendo gala de mis maravillosas dotes culinarias, les había preparado a mis histéricos comensales un menú rico en nitrosaminas, unos de esos productos que ahora llaman “potencialmente cancerígenos”.

Pero no contento con ello les ofrecí cordialmente un mechero para que, una vez acabada la cena, encendieran sus cigarros, cuyo humo también puede contener nitrosaminas con muchísima mayor probabilidad que los cosméticos protagonistas del post de hoy… cosa que por supuesto les comenté una vez que habían tirado las colillas.

Eso sí, al final de la noche decidí ser bueno y dejar el tema. Seguimos tomando copas hasta altas horas de la madrugada y, cuando los vi contentillos y eufóricos, les invité a que se fueran a sus casas a que siguieran la fiesta en la intimidad cumpliendo sus deberes conyugales… eso sí, al día siguiente les llamé uno por uno para recordarles que sus queridas nitrosaminas también se encuentran en el látex… de sus preservativos.

Les dejo que es la hora de ponerme una de las cremas antiguas de Mercadona, porque como se podrán imaginar pienso seguir utilizándolas hasta que las acabe. Sin embargo, antes de acabar me gustaría hacer una reflexión final.

En la mayoría de las ocasiones las causas de las alertas sanitarias procedentes de productos comerciales no se pueden reducir a un solo motivo. Al posible y no siempre justificado riesgo sobre la salud, como es este caso, hay que sumarle la lógica falta de conocimientos científicos del consumidor sobre temas específicos, los intereses comerciales de determinadas empresas del sector, la existencia de legislaciones obsoletas basadas en extremistas principios de precaución o el amarillismo de algunos medios de comunicación…o ponemos freno a todo esto, y aplicamos un poquito el sentido común, o solamente nos queda esperar a que salte la siguiente alarma y vuelvan el histerismo…. y Georgie Dann.

Jose

Nota 1: Esta entrada participa en la XVII edición del Carnaval de Química, acogido en su seno por Un geólogo en apuros.

Nota 2:Agradezco A César Tomé, al que supongo que todos seguiréis en su espectacular blog “Experientia Docet” o a través de  su cuenta de Twitter @EDocet , su colaboración en la realización de este post.

Nota 3: Interesantes post leídos al respecto:

About these ads
Esta entrada fue publicada en Biología, bioquímica, Cosmética, Divulgación científica, Química, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

73 respuestas a La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega

  1. Pingback: La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega

  2. Por desgracia en verano son hasta alerta sanitaria las medusas… jajaja.

  3. Chus dijo:

    Gracias por poner un punto de sentido común en esta invasión de alarmismo en la que nos vemos imbuídos.

    Cuida mucho de tu pierna!

    Chus

  4. Muchas gracias por aclarar mi inquietud con las nitrosaminas de los productos de Mercadona. ¡Como siempre su post ha sido brillante!
    Saludos

    • Griselda Monerris dijo:

      No tengo ni siquiera remotos conocimientos de química pero sí me pareció desde el principio que la difusión de la noticia sobre la retirada de los producto de Mercadona desprendía un cierto tufillo a guerra comercial, más cuando el propio ministerio había comunicado expresamente la no posibilidad de peligro para la salud sino que se trataba de un tema basicamente legal, así pues, yo tambien he seguido y seguiré utilizando las cremas. Enhorabuena por intentar ilustrarnos de manera tan llana y amena a la par que rigurosa. Lástima que el personal se deje manipular tan a menudo y no utlice su propio criterio para, como mínimo, investigar sobre la veracidad de las informaciones que recibe, proporcionadas en muchas ocasiones por quienes tampoco tienen ni la más remota idea y tampoco se han molestado en verificar.

  5. trebede dijo:

    Muchísimas gracias por tan clara información, como siempre. No te imaginas lo que me ayudas a poder poner en orden y verbalizar todo lo que creía sobre este asunto las veces que he hablado sobre ello, y que ahora tengo para ir pasando entre unas cuantas.

    P.D. Y ahora lo importante ¿qué hay que hacer para entrar en la lista de espera de una de esas barbacoas?

    Salu2 y birras frescas

  6. Tourk Aruc dijo:

    jajajajaja me hubiera encantado ver esa cena y la cara de tus amigos, buen post! :)

  7. Maestro, con este post hasta un físico puede entender la química. Y eso que mis ojos se iban una y otra vez a las fotos de la barbacoa.

    Por cierto, que estoy viendo los condones y me está entrando un calor… Mejor me voy.

    Besinos, pata chunga…

  8. Un panadero dijo:

    No deberias usar pan industrializado para tus barbacoas.

  9. eee dijo:

    Y si todo era tan facil ¿porque intentaron ocultar esto, no incluyendo uno de sus componentes en la etiqueta? error de etiquetado… ¿no creo?

  10. Pingback: La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega | Grace To You

  11. FJMoyano dijo:

    Como siempre, muy clarificante. Muchas gracias por tu trabajo divulgativo.

  12. Fito dijo:

    A mi lo que me ha quedado meridianamente claro es que tus barbacoas deben de ser épicas!

    Y de cremas uso pocas: solar, pastelera y de verduras (y sólo la primera sobre la piel)

  13. Pedro nieto dijo:

    Otro cuidador de Mercadona.
    ¿Cuanto te pagan?
    Que bien se lo monta Mercadona controlando la informacion en la redes sociales.

    • ARH dijo:

      Conspiranoide a la vista. Ahora resulta que para hablar de química hay que estar a sueldo de Mercadona. Leer para creer.

    • Silvia dijo:

      Es posible que sea lo que tú dices Pedro, pero lo argumenta con una base científica la cual no sé si tienes cualificación necesaria para rebatir, sin acritud por supuesto, no soy amiga de la secta del Mercadona pero tampoco tengo ni puñetera idea de química.
      A mi las dichosas cremas me las traen al pairo, yo personalmente y no animo a nadie a que lo haga, “me abastezco por sevillanas” de los productos del Roig, los que me van bien los sigo cosechando y los que no “tós pa él”.

  14. Me lo llevo a mi blog, sencillamente es cojonudo. Gracias!

  15. Pingback: La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega | Artículos CIENCIA-TECNOLOGIA | Scoop.it

  16. Fernando dijo:

    El razonamiento será técnicamente perfecto y tranquiliza, pero si hay algo que inquieta: ¿Qué químicos tienen en esas empresas que tan siquiera aciertan a aplicar la norma directa? No hablo de que piensen qué podría pasar en no sé que caso; simplemente digo que, según parece, con tan solo leer alguna norma, aunque se sea de letras, ya se debe saber que no hay que juntar esos dos elementos, ¿no?

    Esperemos que el resto de la norma sí se hayan leído.

    Gracias .

  17. www.rrr.com dijo:

    nadie come esas barbacoas todos los días, pero sí hay gente que se pone esas cremas 1, 2 y 3 veces al día. Mira a ver si te suena Sr90 en la leche.

  18. Antonia dijo:

    también ocultaron uno de los dos ingredientes en el listado de composición que aparece en los envases de los cosmeticos, da que pensar y tampoco es muy fiable cuando actiuan ocultando información…

  19. Magistral como siempre, pero aunque no suelo poner comentarios en tus entradas no me queda más remedio que sacarte los colores. Espero que sea un error y no una mentira premeditada: Las mejores barbacoas de este lado del Ebro las hago yo con mi barbacoa del LIDL (19,90 euros).

  20. Ununcuadio dijo:

    jajajaja
    Justo sabiendo lo del actimel de Hcendado, te iba a preguntar por las cremitas. ¡Muy bueno!, y gracias

  21. LilianaPedreira dijo:

    gracias por tus conclusiones,yo soy “fun” de las cremas de mercadona asi que las seguirè poniendo por supuesto y las antiguas que no gaste tambien.Un saludo!!!

  22. paco dijo:

    Más de uno de los que pone “Sicario de Mercadona…” o similares ¡Qué se lea un poquito el resto del blog! Da caña a los productos que se lo merecen y no se la da a los que no¡Todo razonado y con pruebas!
    Me encanta la manera un poco “sádica” que tienes de demostrarle a tus amigos que no nos tenemos que creer algo porque lo digan en los noticiarios y que debemos informarnos primero.
    Por cierto,¿has visto que Danone en los anuncios de actimel ahora dice algo así como “reforzado con vitaminas que ayudan a tu sistema inmunitario”? Sigue siendo ambiguo y la base publicitaria sigue siendo el L Casei Inmunitas “ese”…pero algo es algo Jejeje.
    Saludos

  23. Ana dijo:

    Llevo todo el verano esperando este post, aunque yo no lo podía demostrar sospechaba que no tenía ningún fundamento. Muchas gracias!

  24. Pingback: Leer antes de hablar, informarse antes de informar - illamosas.com - Blog personal de Iván Llamosas

  25. Marcos dijo:

    Siempre es bueno conocer todos los puntos de vista, gracias. Pero, personalmente, el hecho de saber que las nitrosaminas se encuentren en tan variados productos no me acaba de tranquilizar. Sí lo haría el saber en qué concentración se encuentran en cada uno de ellos, ya que supongo que no habrá la misma cantidad en un cigarrillo que en un preservativo. Del mismo modo imagino que no será lo mismo cómo el cuerpo las asimila a través del sistema respiratorio, el digestivo o la piel. U otras variables que me esté dejando por el camino…

    Vamos, que agradeciendo tu post, me he quedado con ganas de algo más de método científico :-S

  26. Enhorabuena por el artículo. Me ha ayudado bastante a entender el porqué de tan escandalosa noticia…
    Saludos y enhorabuena por el blog, es toda una referencia para los científicos jóvenes que nos hemos incorporado hace poco al mundo de la blogosfera y la divulgación científica.

  27. zoki dijo:

    Si puede ser peligrosa la combinación de esas 2 sustancias y encima va en contra de la norma establecida, veo lógico que lo hagan retirar. Se trata de una posibilidad extremadamente extraña, remota e improbable, de acuerdo, pero puede existir. Nadie garantiza al 100% que eso no pueda suceder. Por tanto veo lógico que hagan retirarlas. Además, la norma está para cumplirla: “No pueden ir juntos”. Pues respeten la norma.
    Entiendan que no conducimos por el carril contrario al debido aunque no haya coches viniendo de frente. Y les asaeguro al 100% que sin coche viniendo de frente, se trata de un acto seguro, al menos tanto como ir por el carril de su sentido, el que obliga la ley.

    Y llamar disparates a las cosas como “que si el Mercadona explota a sus trabajadores”, me parece increíble. Que no viene a cuento con el tema de los dichosos compuestos, está claro, pero de disparate no tiene nada. Enhorabuena a usted si no sufre esa explotación, pero no diga que es un disparate mientras otros lo sufren.

    Respecto a que hay detrás gente moviendo los hilos para tragiversas la información y las noticias, en busca de obtener beneficios, seguro. También lo tienen quienes mueven los hilos intentando mostrar la otra cara de la moneda, ¿verdad?

    Muy buena pinta su parrillada.

  28. Karlosnake dijo:

    Primero felicitarte por otro gran post, gracioso además.

    Ahora dudas XD, si “puede haber peligro” si son ingeridas, y las ingerimos bastante a menudo, ¿por qué permiten eso? presupongo que es porque no hay peligro, pero en algunos animales sí es cancerígeno y en nosotros hay correlación, con lo que tampoco puede descartarse su inocuidad ¿no? creo que me falta algún dato…

  29. Pues no concuerdo para nada dijo:

    Ya mi profesor de Analítica (y ha llovido) comentaba al respecto de la necesidad de añadir nitritos a los embutidos (que van de forma natural en el proceso de curado), con un “¿qué preferís, un poquito de cáncer o palmarla con botulismo?”. Yo no tenía noticia (es posible que esté desfasado) sobre que no existe peligrosidad por absorción por la piel, pero lo que sí está claramente demostrado es que sí son carcinogénicos, por tanto, salvo que sean necesarios como mal menor (caso de los embutidos), no acabo de entender adónde quieres llegar, porque me parece perfectamente correcto por parte de la legislación que esto esté completamente prohibido.

    A mayores, como sabrás o deberías saber, los etiquetados eran incorrectos y fraudulentos, y eso ni siquiera ha sido penalizado por la administración, cuando debería.

    Yo tengo otra teoría y me apuesto lo que quieras a que está más próxima de la verdad: la legislación española en muchos aspectos es la menos permisiva comparada con otras que hay por esa UE adelante (o los propios EEUU), esa UE que tanto papanatas abre la boca al ponerla como modelo indiscriminado, y no cabe duda que muchas empresas tienen márgenes más reducidos por culpa de esa legislación española.

    Así que yo me pensaría las cosas dos veces antes de cuestionarla. Seguro que por ejemplo de salchichas españolas y alemanas algo sabes. Y los alemanes ya ves qué desarrollados están, y qué ventajas nos quitan: quesos envenenados en Lidl, diarreas para todos en Hamburgo (con la culpa a las verduras españolas), bajemos el pH del Rhin con unos barquitos tóxicos y demás.

    La ciencia es la ciencia y la política es la política. Mezclarlas no da ni emulsión.

    De Mercadona ya no hablo, porque de aquí a poco ya será noticia por muchas otras cosas. Pufos, concretamente.

  30. María dijo:

    Es cierto que ahora las cremas ya no tienen esos dos componentes, pero en el caso de la de pieles atópicas los han sustituido por parabenos, de los que se sospecha también que pueden ser cancerígenos, aunque no está demostrado. Y esa es la que yo usaba, precisamente porque no tenía parabenos. Ahora tendré que cambiar.

  31. Iñaki Murua dijo:

    Pena de no haber grabación o fotos de las personas que participaron en la barbacoa :-D

  32. AKS dijo:

    Cáncer, cáncer everywhere.

  33. maria dijo:

    Una explicación perfecta a todo el tema cremas Mercadona, lo único que quería puntualizar es la falta de información desde las empresas involucradas, ya que dejaron crecer mucho la bola antes de pronunciarse.

    Ahora bien, si la normativa vigente no permite usar esos dos compuestos en un mismo producto, ¿por qué RNB se lo saltó a la torera? Según tu explicación habría que cambiar esa normativa, pero actualmente existe por tanto hay que respetarla, no sirve escudarse en que en esas cremas no hay nitrosaminas, es tan sencillo como si no se puede hacer no se hace y punto.

    Hay muchas leyes/normativas/regulaciones que habría que cambiar, pero mientras no se haga tendremos que acatarlas y está empresa no lo hizo, y ya lo que a mi me parece surrealista del todo es el titular “ha retirado por decisión propia…. instado por la Agencia del Medicamento” vamos es que sólo faltaba que se salten las normativas y se negasen a rectificar.

  34. Ununcuadio dijo:

    jejeje, se me acaba de ocurrir: a Mercadona por las nitrosaminas le quitan las cremas del mercado, pero como saltara la alarma por el látex del preservativo, todo el mundo vería “la mano negra” de la iglesia católica, y sobre todo a los del ops, jejeje

  35. Pingback: La surrealista relación entre las cremas del Mercadona y mi famosa barbacoa veraniega

  36. Multivac dijo:

    Como siempre, información clara, sin ambages, y explicada de manera amena. Otro gran post de un maestro. Enhorabuena y gracias

  37. Alba dijo:

    Es genial, ojalá tuviera un amigo como tu que fuera capaz de explicarme las cosas como tu lo haces y con una madre inspectora de sanidad ultra alarmista hace falta más que nunca, también es verdad que se le va pasando con los años, pero que mal lleva el agua pulverizada. Gracias de verdad.

  38. Hola amigo, hacía tiempo que no comentaba pero me he ido pasando periódicamente y vigilando que no te salieses de madre, no te creas que te tengo olvidado. A un elemento como tú hay que mantenerlo vigilado, así que aunque tenemos varios gorilas pagados por L’Oreal y otros tantos sicarios de Mercadona supervisando el proceso de publicación de posts, de vez en cuando me paso a otear.

    Bueno ahora en serio, está muy bien explicado todo, no creo que se pueda hablar más cristalinamente y si alguien aún piensa que tienes intereses de uno u otro lado es que no se ha leído el resto de posts del blog. Si lo haces uno se da cuenta de que realmente el único punto en común de todos los posts que reparten candela es en contra de las inexactitudes y juicios de valor inexactos, independientemente de quién los haga.

    Lo que pasa es que transmitir conocimientos a la opinión pública para que saquen sus propias conclusiones y no se dejen manipular es una ardua tarea, cuando se juntan intereses comerciales, legislaciones obsoletas y espabilados que se aprovechan de cualquier alarma para meter sus reivindicaciones. Son demasiados frentes, en cualquier caso con tu ejemplo creo que vamos por el buen camino. Especialmente cuando lo haces divertido, ¡si hasta me ha entrado hambre, colega!

    Un saludote.

  39. Oli dijo:

    Todo lo que explicas está muy bien pero…¿Son necesarias las cremas?Sobre todo ¿Son necesarias las cremas solares?¿No sería más correcto tomar el sol a una hora prudente y poco tiempo?Porque también hay estudios sobre los efectos negativos de los componentes de las cremas solares…Bien untaditos y al sol para que haga más efecto …Para que todo penetre mejor.
    Pienso que habiendo productos mas naturales y baratos que las cremas de los supermercados y farmacias ,con menos contenido en químicos añadidos,hacemos el tonto y nos perjudicamos.
    Saludos

  40. Yolanda dijo:

    Vaya, vaya, qué pupita está haciendo un comercio bastante modélico.
    Antes de nada gracias por tu gracioso relato. Pobres amigos!! Aunque qué bien informados los tienes!!
    Lo que ningún laboratorio critica es la utilización de parabenos y derivados del petróleo en la cosmética. Esto si que debería estar prohibido. Es que no se puede hacer buenos cosméticos sin usarlo?.

  41. Walter dijo:

    Hola Jose, gracias por el artículo y explicar tan bien la química. Te he visto/escuchado en un par de charlas en Bilbao y espero repetir (si hay sitio) a finales de mes durante el evento Amazings pero sobre todo trataré de llevar a las jornadas a conocidos a quienes les haga más falta.

    Hay un par de cosillas que quiero comentar. La primera es una fruslería pero me choca y es que a mí no me ha llegado ni pizca de la histeria de la que hablas. Puede que influya que no haya mercadona en el pais vasco pero como cliente de los que hay en Cantabria y Burgos no he sido consciente de alarma alguna. Al contrario, me ha llamado la atención el escaso ruido y la inapelable pulcritud con el que la empresa ha resuelto el tema sustituyendo todos los productos a los clientes que lo deseaban sin presentar comprobante de compra. En fin, quizás en Levante si que se hayan arrancado los cabellos o la (maltrecha) piel a jirones pero aquí la relevancia no ha llegado a chascarrillo de los que veranean en Santa Pola o Torrevieja.

    Lo segundo, que no tiene nada que ver con la salud ni con las moléculas, es un poco manido y acomodaticio pero ciertamente importante. No aclaras (o no he sabido leer bien) si la decisión del supermercado te parece correcta. Porque no parece discutible su obligación de hacer algo y salvo que consideres que deben presentar una enmienda a esa ley tan inútil y obsoleta no parece que hayan actuado mal. 1: comunico que no hay peligro sanitario 2: ofrezco el reembolso de los productos 3: lanzo al mercado productos alternativos acorde a la norma. ¿Te parece que falta o sobra algo?

    Por último, ya comentado por muchos, está la certeza (la prueba de que tú lo conoces perfectamente es tu blog) de que es muy difícil informar con profusión y precisión al gran público. Por no decir imposible. Por eso me parece un poco frívolo -aceptando que en tu casa dices lo que te plazca- que concluyas que vas a seguir usando las cremas. Además, si ya presumías que dábamos por hecha tu actitud, ¿porqué romper el romanticismo confirmándolo? No es que me moleste demasiado pero tu comentario, en negrita y a modo de corolario moralista, suena a “y el que las devuelva es bobo”.

    Yo he devuelto todas las que usaba con mi hijo después de ceder a la presión de mi mujer, sic, no somos nada. Antes de leer este artículo, vale, pero no es excusa porque si encuentro otro frasco por ahí lo llevaré también siguiendo la recomendación de quien me lo ha vendido. Consciente de que le doy prioridad al protocolo sobre la ciencia pero también de que es imposible acertar en todas las decisiones. En tono de broma te preguntaría que coche tienes y porqué. Me da que igual podría demostrarte que es una elección errónea.

    Un abrazo y mucho ánimo

  42. Muy buen post.
    Aportando a la relación con la barbacoa y específicamente con las cervezas, el post me recordó una historia que escuche sobre que los competidores de la Cerveza Corona, (conocida como Coronita en España) lanzaron en Estados Unidos el rumor de que la Cerveza Corona contenía orina y el gran impacto en la cuota de mercado de este rumor.
    Cuando no se puede competir en el mercado, algunas empresas intentan competir fuera de él de una forma no siempre digna de admiración.
    Un saludo!
    PD: El rumor sobre Corona está tambien comentado en este post: http://www.taringa.net/posts/info/1936967/7-Rumores-Falsos-Que-Causaron-Catastrofes.html

  43. Gerard dijo:

    No es que tenga ninguna simpatía hacia Mercadona, pero lo cierto es que de vez en cuando aparecen campañas de desprestigio infundadas. En este caso, algunos de los componentes que se denuncian públicamente están presentes en todas partes, incluidos productos de farmacia para bebés. Esto no quiere decir que no sean perjudiciales para la salud de la piel, aunque no existan ensayos clínicos que lo demuestren (tampoco seamos ingenuos y víctimas de las estadísticas, pués no solo de estadísticas clínicas vive la ciencia), pero en cualquier caso, tampoco es coherente apuntar únicamente contra Mercadona.

  44. Harry Callahan dijo:

    Buenísimo post Jose! se nota que vienes con las pilas cargadas después del Verano…supongo que será por las nitrosaminas y benzopirenos ingeridos en esas barbacoas ;) saludos!

  45. ¡Me encanta tu estilo! La verdad es que son post largos pero al final me los trago como si nada. Parezco uno de tus comensales. jajaja.

  46. Pingback: XVII Edición del Carnaval de Química: Todos somos química… ¡Hasta la Tierra!

  47. czeca dijo:

    Acabo de descubrir el blog y me ha gustado mucho.

    Ciertamente, lo más alarmante de estas alarmas públicas, es la extensa estupidez que dejan al descubierto.

    Como casi de todo, yo de esto de las cremas del Mercadona me enteré tarde, a través de varios amigos angustiados por el tema. Lo primero que hice, que parece que a ninguno de mis amigos se le ocurrió, fue buscar información del tema, tarde 2 minutos en llegar al comunicado del Ministerio de Salud sobre el tema, que chocaba frontalmente con las diversas versiones de mis diversos amigos……….

    Hay quien se pasa el día buscando moléculas malignas, radiaciones invisibles y alineaciones planetarias mientras se pasa el día sentado, bebiendo cherry cola, comiendo basura del McKing y fumandose tu paquete de Malboro Strike.

  48. Bet dijo:

    Has dado en el clavo. Maravilloso!

  49. Amabel dijo:

    Yo también me enteré tarde de los comentarios que se hacían sobre las cremas de mercadona, pero el comunicado que hizo la empresa me tranquilizó bastante. Así que seguiré usando las que me van bien

  50. 19 septiembre 2012 dijo:

    Las cremas no se , pero la cantiad de productos alimentarios marca Hacendado, que contienen almidon modificado , no me convencen nada me parecen calidad pesima, jamas los comprare.

  51. monika dijo:

    Es usted brillante en el contenido y las formas , afortunados sus amigos que disfrutan tanto de la más famosa barbacoa de todo el levante como de su oratoria.

  52. El Mus dijo:

    No conocía scentia y una amiga me redireccionò este artículo por el que quiero felicitar al autor por resultar ameno de leer y clarificador en cuanto a los conceptos. Dicho esto y después de leerme todos los comentarios precedentes no me resisto a introducir una información que puede abrir otro frente para la polémica. El autor, en el artículo, habla de legislación obsoleta que no dudaría en derogar…… Se habla en todo momento de que la legislación actual prohibe la presencia conjunta de la trietanolamina y el bronopol en una misma formulación. Pues he aquí el punto de discrepancia, ya que yo no tengo tan claro que así sea. ¿En qué se basa mi duda razonable? Vamos a la legislación vigente: Reglamento CE 1229 / 2009
    ¿Qué dice este reglamento sobre el uso de la trietanolamina (TEA para los amigos) , del bronopol y del nitrito sódico en productos cosméticos? Indico las restricciones que especifica para cada uno:
    Anexo III , núm. 62, TEA. Restricción: ” no emplear con agentes nitrosantes”
    Anexo V, núm. 21, bronopol. Restricción: “se debe evitar la formación de nitrosaminas ”
    Anexo III , núm. 17, nitrito de sodio. Restricción: “no emplear con aminas secundarias y/o terciarias u otras sustancias que formen nitrosaminas”
    Vistas las frases textuales empleadas en la legislación vigente (que tiene 3 años) para definir las respectivas restricciones, no está nada clara la necesaria incompatibilidad entre TEA y bronopol. Hay que tener en cuenta ademàs lo que se dice en el artículo acerca de que son necesarias ciertas condiciones específicas para que se produzca la reacción de formación de nitrosaminas a partir de la TEA y el bronopol, y que en las cremas no se han encontrado nitrosaminas tal como también se nombra. Esto refuerza mi punto de vista.
    ¿Y qué pinta el nitrito en esto? Pues simplemente me va ayudar a ratificarme en mi creencia, lo voy a utilizar de coadyuvante. El nitrito es un reconocido y reputado agente nitrosante. ¿Por qué la frase de la restricción del bronopol no es la misma que la del nitrito?. La de este último es inequívoca y clara, el nitrito no puede “juntarse” con la TEA, sin interpretaciones, diáfano. La del bronopol admite que puedan “juntarse”. Al menos es interpretable.
    ¿Por qué el ministerio de sanidad hace la interpretación que hace? ¿Exceso de proteccionismo?Algo se nos escapa……..

  53. Adhara dijo:

    Qué bueno! De veras que no me voy a poner a escribir ahora mi opinión y divagaciones varias sobre el tema que planteas, solo felicitarte, te lo mereces!!

    Adhara

  54. Pingback: Scientia nuevo “community manager” de dos gigantes empresariales | SCIENTIA

  55. Pingback: Los 10 posts más visitados en Scientia durante el 2012 | SCIENTIA

  56. Qué grande! Me imagino la barbacoa en plan “La Huella”, explicándoles a los comensales lo inofensivo de las cremas del mercachifle mientras mueren envenenados por el anfitrión, jojojojo.
    Me hubiera gustado tener este post para cerrar bocas en su momento, aunque tampoco había muchas ganas de defender a ninguna empresona :)

  57. María dijo:

    Respecto a tu barbacoa, por favor, échale un vistazo a algún vídeo en youtube sobre mataderos y granjas de cerdos industriales.
    Lo que no puede ser bueno para la salud es comer a esos animales que han sido torturados.

  58. Muchacrema dijo:

    Interesante tu opinion sobre las nitrosaminas y desconcertante en alguien que parece estar informado del tema ¿Habiendo tanta oferta de conservantes en la industria por qué decantarse por uno que corre el riesgo de formar nitrosaminas ? Que por otro lado por su bajo peso molecular podrian ser absorbidas por la piel ,especialmente en las cremas corporales ,seria una mayor superficie y mayor el riesgo de absorcion.No debemos frivolizar con estos temas ,hace 40 años que me dedico a la formulacion y fabricacion de cosmeticos y jamás se me ocurrio mezclar Bronopol con TEA a un Ph de 4,5–6 que es el que deben de tener las cremas .Mas vale prevenir que curar y cualquier cosmetologo que se precie valora por encima de todo la salud .

  59. Pingback: El cachondeo de las pastillas para broncearse | SCIENTIA

  60. Pingback: Reglamento (UE) 655/2013 | No sé ser sino como soy:

  61. Pingback: La mirada del bloguero | SCIENTIA

  62. Pingback: No puedes negarte, VOTA a @ScientiaJMLN | Una vez dicho esto…

  63. Pingback: La ciencia en la cosmética o el arte de lo absurdo [Conferencia] | SCIENTIA

  64. Ana María dijo:

    A mi todavía me quedan cremas de las malas y no las he tirado, desde el principio se dijo que no eran peligrosas.

  65. Pingback: El Alzheimer y las patatas bravas del Mercadona | SCIENTIA

  66. Pingback: Dos reglamentos y un destino: la impunidad | SCIENTIA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s