La verdadera historia del Actimel (I)

No hay cosa que más me indigne como que nos intenten tomar el pelo a base de medias verdades, y en ese farragoso terreno la industria alimentaria se mueve como pez en el agua. Sin embargo, hay veces donde las empresas del sector alimentario que juegan al borde de la ley tensan tanto la cuerda que ésta se puede romper viéndoseles el plumero… y esto es lo que le acaba de ocurrir a Danone con su producto estrella, el Actimel, y a otras empresas que desarrollan productos similares.

Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre el rey de los alimentos funcionales, el citado Actimel, pero había poco que decir a lo que ya se había escrito sobre esta leche fermentada y enriquecida con Lactobacillus Casei DN-114 001 en cientos de artículos con más o menos rigurosidad.

Sin embargo, la publicación hace unas semanas del Reglamento (UE) nº 432/2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables en los alimentos, me puso tras la pista de la nueva estrategia de Danone para vender el dichoso Actimel con un eslogan publicitario hasta entonces prohibido y que les permite, sin infringir la ley, decir que este alimento probiótico puede “Ayudar al sistema inmunitario”… pero vayamos por partes porque este tema tiene su miga.

Tras irrumpir en el mercado alimentario con una fuerza que no tenía antecedentes obteniendo un enorme éxito de ventas, desde hace aproximadamente tres años el Actimel, producto estrella junto a Activia de la multinacional francesa, ha sufrido duros varapalos debido a emplear publicidad engañosa mediante diversos eslóganes que prometían ciertas propiedades que no han podido ser demostradas científicamente. Fruto de ello Danone ha sido “galardonada” con algunos sarcásticos premios que la gran empresa láctea hubiese preferido ahorrarse, amén de ciertas llamadas al orden por parte de las autoridades europeas.

En 2009, Actimel recibió en Alemania, por el eslogan “Actimel activa tus defensas”, el premio a la mentira publicitaria más insolente, un galardón que otorga Foodwatch, una asociación alemana sin ánimo de lucro que intenta defender los intereses y derechos de los consumidores alemanes y que, entre otras cosas, denuncia las prácticas publicitarias engañosas.

Posteriormente, el Advertising Standards Authority (ASA), un órgano independiente del Reino Unido creado por la industria de la publicidad con el propósito de proteger a los consumidores, atendió la queja realizada por un consumidor sobre el anuncio de Actimel en el que aparecía el siguiente mensaje: “Actimel ayuda a mantener las defensas de tus hijos, hecho científicamente probado”. Tras evaluar la documentación presentada por Danone para justificar dicho eslogan, el ASA dictaminó que ese reclamo publicitario no tiene solidez en base a los estudios aportados, llamando al orden a la multinacional francesa y obligando a retirar el anuncio hasta que se modificara dicha publicidad.

Al año siguiente, en 2010, Foodwatch Países Bajos “premió” al Actimel con el Gouden Windei (Huevo Hueco de Oro) a la publicidad más engañosa y, por si faltaba poco, la organización de defensa de los consumidores española FACUA otorgó en ese mismo año a un anuncio de Danone relacionado con el Actimel el dudoso honor de ser el segundo peor anuncio del año en España (¿se acuerdan de aquel surrealista spot presentado protagonizado por Susana Griso?)… hasta la Comisión Federal de Comercio estadunidense denunció a la marca por publicidad fraudulenta.

Pero uno de los mayores golpes que ha recibido Danone le llegó en 2010 por parte de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que, en un informe demoledor, rechazó los más de 20 trabajos de investigación que pretendían avalar los beneficios del Actimel para reducir las toxinas producidas por la especie bacteriana Clostridium difficile, toxinas responsables de diferentes enfermedades gastrointestinales como puede ser la diarrea. El panel de expertos de la EFSA destacó que las toxinas sólo se habían medido en aquellos pacientes que habían desarrollado diarrea asociada a los antibióticos y que no se habían dado datos sobre los efectos de Actimel contra las toxinas de la Clostridium difficile. También la EFSA destacó errores de procedimiento en algunos estudios.

Y ante todos estos varapalos que está recibiendo Danone y que no solamente contradicen la publicidad científica empleada en el Actimel durante años, sino que ponen en riesgo el elevado número de ingresos que reciben de su lácteo probiótico favorito (Actimel junto a Activia llega a facturar US$ 5.300 millones, aproximadamente el 25% de la facturación total de Danone)… ¿cómo ha reaccionado la multinacional? Pues de cinco formas muy distintas que son convenientes analizar.

1) La primera de ellas es la tradicional… matar al mensajero. Sorprendentemente, el presidente de Danone Baby Nutrition, tras conocer el informe de la EFSA, realizó unas declaraciones en las que denunció que el rechazo de la autoridad europea a aceptar su reclamo de que el consumo de Actimel fortalece el sistema inmunitario era fruto de la poca credibilidad del sistema de revisión científica de la agencia. Danone acusó a este organismo de ignorar datos científicos de las pruebas que ratifican los beneficios de sus probiótico sin detallar cuáles eran los procedimientos erróneos.

2) En segundo lugar Danone, junto con otras seis empresas que han hecho una gran inversión en la investigación y el desarrollo de los alimentos probióticos (Yakult, DuPont-Danisco, Chr Hansen, Institut Rosell Lallemand, Probi y Valio) han creado la Global Alliance for Probiotics no solamente para fomentar la comprensión y el conocimiento de los probióticos, sino para defender sus intereses ante lo que consideran un ataque desmesurado por parte de la EFSA. Hablando claramente la Global Alliance for Probiotics es lo que se conoce como lobby alimentario… pero la EFSA ni se ha inmutado y ha seguido denegando solicitudes sin rigor científico.

3) Aportando nuevos estudios para avalar la publicidad que se quiere alegar. En realidad esta sería la opción más correcta ya que si tan seguros están los responsables de Danone de que el Actimel presenta todas esas propiedades beneficiosas para la salud, no debería ser tan difícil demostrarlo sin que quede ninguna duda al respecto.

Sin embargo, hasta ahora la EFSA ha denegado todas las reclamaciones de Danone así como los nuevos estudios presentados, entre otras cosas porque los propios estudios realizados por Danone presentan una serie de incoherencias. En tal dirección me gustaría recomendar el artículo “Aprendiendo ciencia con Actimel” publicado por Shora en su fenomenal “Blog de Medicina” donde se muestran algunas de las “trampas” que presentan dichos estudios y que podíamos resumir en: (1) exagerar los resultados de una publicación científica para hacerla publicitaria; (2) omitir los resultados negativos de una publicación científica de cara a la publicidad; y (3) diseñar un estudio que respalde tu publicidad aunque sea una chapuza metodológica.

4) El marketing emocional. Sin duda alguna esta cuarta opción es, desde el punto de vista científico, la más acertada, pero solamente porque no usa la ciencia en ningún momento. En los últimos tiempos se está imponiendo la moda del marketing emocional, entendiendo éste como un tipo de publicidad en la que se  intenta atraer al consumidor con estrategias y acciones desde el plano emocional, minimizando las lógicas racionales. Pues bien, Danone y su Actimel, siguiendo los mismos pasos que los humoristas de Campofrio, los extraterrestres de Mahou, o los anuncios de la Eurocopa, está utilizando el marketing emocional en estos momentos de desánimo social por los que está pasando nuestro país para intentar llegar al corazoncito de los españoles pasando de los injustificados beneficios del “Lactobacillus Casei” al plano emocional de la situación actual usando la relaciones hijos/padres en plena crisis…. prefiero reservarme mi opinión sobre este tipo de campañas así que mejor pasen y vean.

5) La trampa legal.  Pues bien, después de haber hecho un breve pero intenso recorrido sobre la historia del Actimel, llegamos al punto fuerte de este post, la nueva estrategia de marketing de la multinacional francesa en la cual, encontrando un resquicio en la normativa europea citada al principio de esta entrada, puede publicitar lo que la EFSA le ha estado prohibiendo durante años y, sorprendentemente, gracias a una puerta que la propia EFSA se ha dejado abierta.

Sin embargo tengo una mala noticia que darles. Para que no me vuelvan a decir que publico posts excesivamente largos, todo lo descubriré en el siguiente artículo que publicaré el próximo lunes en el Blog donde hablaremos de la composición nutricional actual del Actimel, de la laguna legal de la que se ha aprovechado, de la coherencia o no de su precio de mercado, de sus propiedades saludables corroboradas científicamente, de otras que no tanto, de algún mito que está circulando por la red y de alguna otra sorpresa.

Sí, lo sé, soy lo peor por dejarles así, y más cuando les diga que la misma estrategia que utiliza Danone la está siguiendo Mercadona con su marca blanca, Hacendado… pero parece ser que hay empresas que parece que quieren seguir acumulando premios de dudoso prestigio.

Continuará…

Jose

About these ads
Esta entrada fue publicada en Biología, bioquímica, Nutrición, Química, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

140 respuestas a La verdadera historia del Actimel (I)

  1. No puedo estar más de acuerdo con el tema de la “publicidad emocional”. Muy buen post, espero con ganas el siguiente.

    • María del Pilar dijo:

      Hola, yo quiero daros mi opinión, porque a lo mejor me descubrís algo nuevo, yo tomo actimeles, a mi hijo no se los doy, porque sinceramente no lo creo necesario, yo no me guío por la publicidad que me da danone sobre el producto porque sinceramente me da igual y hoy por hoy como está la economía, reconozco que compro mucho producto de marca blanca. Os voy a explicar porque tomo actimeles, yo tengo un problema de salud que se llaman actas bucales, durante toda mi vida, los médicos me han dado todo tipo de medicamentos que no sirven absolutamente para nada, ni los de hace 30 años, ni los de ahora, os lo aseguro. Pero descubrí que con los actimeles, no sé porque, me curan más rápido e incluso paso temporadas sin tener ninguna afta en la boca, ahora con la primavera, me vuelven a resurgir y adivinad que tengo en la nevera, porque hoy por hoy es lo único efectivo.

      • antonio josé rodriguez da costa dijo:

        Hola María, me ha llamado la atención tu carta por que a mi tambien me salen heridas en la boca constantemente, durante años he probado medicamentos y mil cosas y nada, al final empecé a tomar ¡¡¡¡KEFIR!!!, pero por otros temas, e increiblemente las yagas de la boca se me curan rapidísimo, y no me lo podía creer, por que ahora casi no me salen. Supongo que es parecido a lo que te pasa con el probiotico de donone.

  2. Rcío dijo:

    Ya era hora de que se pusieran las cartas sobre la mesa. Hasta ahora los pps no tenían credibilidad. Esperando con atención la crítica de Mercadona; corroboraría al 100% sus argumentos.

  3. Mi dieta cojea dijo:

    Muy buena puesta en escena con todos estos antecedentes José Manuel, personalmente lo que más me repugna es el marketing emocional que nos está inundando estos últimos años, siendo además referentes publicitarios que se convierten en los spots preferidos de los consumidores (paradójicamente, los que más engañan o menos información nos traen de los productos).

    A modo de anécdota, añadir que durante mi corto periodo trabajando en el Hospital de Alicante, tuve que ver como médicos, desoyendo voces de algunos Dietistas-Nutricionistas suspendían de dieta a algunos pacientes y les pautaban “Actimel” que se subía a planta desde la misma cocina del hospital.

    Esperando leer la segunda parte…
    Un saludo

  4. ¡Vaya si eres malo! ¡Me has dejado con las ganas de leer la segunda parte! Quiero saber qué beneficios reales tiene Actimel.
    Saludos

  5. Pingback: La verdadera historia del Actimel (I) | Visiones | Scoop.it

  6. Ana dijo:

    Ah pero…¿actimel tienen algún beneficio real? La verdad me sorprendería mucho. Muy bueno el post ;)

  7. Pingback: La verdadera historia del Actimel (I) | Artículos CIENCIA-TECNOLOGIA | Scoop.it

  8. aahron0 dijo:

    1) El Actimel está muy bueno, tiene calcio, vitamina D y por eso yo tomo (ojo con lectores sudamericanos). Pero a conciencia de que lo mismo ocurre con cualquier otros yogurt o producto lácteo similar.
    2) He tenido la suerte de probar el Yakult y que el vómito no haya sucedida a las arcadas.
    3) No acabo de entender como el sistema inmunitario (linfocitos, etc.) se mezcla con reducción de toxicidad. Usar “inmunitario” (incluso si algún bioquímico me corrige y es correcto) es engañoso, pues la gente piensa en la gripe o incluso el sida.
    4) Es evidente que no existe ningúna prueba de beneficios inmunitarios / reducción de toxicidad, como bien apuntado.
    5) El Actimel a bote pronto e intuitivo puede que tenga algún efecto sobre la flora intestinal (bueno, seguro que lo tiene, pues se altera con megadosis de Lactobacillus). Falta ver si ese efecto es beneficioso o no -y para qué, y cuándo, puede ser beneficioso en individuos sanos pero no enfermos de diarrea por ejemplo, o al reves-, cosa aún por demostrar. A bote pronto igualmente, sobre el sistema inmunitario parece ser una soberana estupiez.
    6) Sin bote pronto, y revisando bibliografía, la EFSA, (¡y el autor!) tienen más razón que un santo.
    7) Aún así, la industria busca como loca como aumentar la estabilidad de los probióticos en su almacenaje (y en el producto final) y quién encuentre una solución puede nadar en oro.
    8) No entiendo como hay gente que investiga GRATIS este asunto, cuando si uno se acerca a estas empresas ADECUADAMENTE y les ofrece una posible solución enseguida lo financian. Comentario extensible a muchas otras áreas de investigación.

    Aahron0

  9. Nolela dijo:

    El marketing desde que se inventó, siempre a buscado pillarnos por lo emocional, puesto que nuestras decisiones nunca son racionales 100%. Otra cosa es que ahora les de por anuncios ñoños, de los que me ponen de los nervios, porque es como decir: ” nos hemos quedado sin argumentos ahora vamos a hacerte chantaje emocional”. Me alegro de que haya gente que se moleste en desenmascarar a estos avariciosos que no dudan en abusar de nuestra ignorancia en muchos temas (aunque tambien consiguen embaucar por lo que veo, a los que no son tan ignorantes), vistiendose de falsa honestidad. Esperando segunda parte con mucho interés
    (refresco y palomitas : D)

  10. Pingback: La verdadera historia del Actimel (I) | SCIENTIA | Noticias para el Octavio | Scoop.it

  11. Muy buen post. No se si acrecienta o disminuye mi miedo a la posibilidad de ser un nuevo personaje de la Marvel. Hace un año me comí un actimel caducado (caducadísimo). Espero ansiosa a leer la segunda parte

  12. anonimo stilton dijo:

    Danone es una multinacional española con sede en Paris, pero española

    • scila dijo:

      Que yo sepa es Suiza, la Firma, otra cosa es que tenga delegación en “provincias” o incluso en regiones subsaharianas.
      saudos/

    • aahron0 dijo:

      Danone tiene su origen en la empresa francesa de envases de vidrio BSN. Y en la actualidad el accionariado esta en; 42% Francia, 26% EEUU, 11% RU. El accionarado español es ínfimo. ¿Por qué dice que es española?

    • aahron0 dijo:

      ¿Y en qué se basa esa “suizidad”? El capital suizo (approx. 7%) en Danone es despreciable a la vista del Francés o el Estadounidense. El origen de Danone es Francés, y la Central está en Francia. ¿No se estará confundiendo con Nestlé?

      • agur dijo:

        danone se dice que es española por como bien comentan en wikipedia(fuente no absoluta, pero contrastada con el grupo danone):

        La empresa Danone fue fundada en 1919 por Isaac Carasso en Barcelona (España) como una pequeña fábrica artesanal que producía yogures en la calle dels Àngels nº 16 (barrio del Raval). Fue el nacimiento del yogur industrial en España. El nombre de la fábrica fue “Danone” por el diminutivo del nombre de su primer hijo, Daniel (“Danón” era el apelativo familiar de Daniel Carasso).

      • grutge dijo:

        Danone, tanto la wikipedia española como inglesa, la menciona como multinacional francesa.
        Imagino que la consultaría después de algún cambio del troll Arttikusbcn, cuya “aportación” a wikipedia ha sido justamente eliminada.
        Danone, en su informe anual de cuentas muestra que el mayor accionariado es francés.
        Danone actual fue -entre otros- el resultado de la unión de una empresa francesa de envases y una empresa española de yogures.

  13. El Usurpador dijo:

    Ante todo buenas. No he visto mucho por ahí sobre otro probiótico de Danone, Danacol. Me imagino que al igual que en este caso sus propiedades como poco estén exageradas. No sé si el autor del blog o alguno de los comentaristas tendrán alguna información sobre el tema.

    Gracias y saludos!

  14. Cristobal dijo:

    Conoceis el Kefir?
    http://www.seq.es/seq/0214-3429/17/2/131.pdf Informe cientifico de la UCM

    Yo tengo Kefir de Leche (para mi mujer que le van los lacteos) y de agua para mi, el de agua es como una limonada con entre 1-2% de alcohol y fresquito esta de muerte.

  15. tlaen7 dijo:

    Bueno…, no es la primera vez que me cuentan algo de esto…,en un curso, un geriatra dijo a los alumnos que esto era una pantomima…, que nada de defensas…

  16. Isaac dijo:

    Un gran artículo, espero con ganas la segunda parte :D

  17. pacomer dijo:

    dejarnos expectantes es un cliffhanger

  18. Mario V. dijo:

    Deseando leer el lunes la continuación de este artículo. En cuanto a la publicidad emotiva, lo he estado estudiando este año en la facultad y como tu bien dices, en momento de crisis, de baja autoestima se utiliza esta estrategia de marketing emocional como medio para llegar a las masas, y si es posible, de manera desapercibida. Saludos Jose. Gran post.

  19. Enhorabuena por este gran artículo.
    Espero el siguiente con ganas.
    Saludos

  20. Cualquiera dijo:

    Jo, me alegro de no ser la única a la que espeluzna ese anuncio de los niños chantajistas con los papás que llegan más cansados y preocupados que de costumbre… para comprarles el jodido Actimel, que anda que no está caro cuando mamá es becaria y a papá lo acaban de despedirrrr… Y ese apelar al “si no le das un Actimel a tu niño, se te morirá de neumonía, mala madre!”. Entre estos y la Machí me tienen contenta el gremio, pardiez, ¡quel horreur! Y yo que creía que el ente de Autorregulación (já!) tenía prohibido el que los niños vendiesen un producto al target de su edad…

  21. Khajine dijo:

    No soy bioquímico (soy microbiólogo) y el Actimel me lo paso por donde amargan las defensas… Pero quería aclarar que el Sistema Inmune incluye, entre otras muchas cosas, la microbiota intestinal… Una microbiota “sana” implica una mejor salud y una mejor respuesta frente al ambiente y los Lactobacillus podrían contribuir a ello. Al no tener que defenderte a ese nivel, los esfuerzos de “linfocitos y demás” pueden destinarse a otros puntos donde pueden ser más necesarios (nótese la literatura)…

    Por otra parte, Clostridium difficile es una bacteria oportunista, que aprovecha bajadas en la microbiota intestinal (como por el uso de antibióticos) para ser la primera causa de colitis y diarreas hospitalarias…(http://www.seimc.org/documentos/protocolos/microbiologia/cap16.htm)

    Con esto no defiendo el Actimel (ya que, en principio, no ha demostrado influencia sobre estos puntos), sólo aporto datos para la discusión y para mejorar la información de los foreros.

    Y, finalmente, mis felicitaciones por el artículo, me ha parecido muy interesante.y bien escrito.

    Un saludo, KdA.

    • aahron0 dijo:

      ” Una microbiota “sana” implica una mejor salud y una mejor respuesta frente al ambiente ” –> ???? ¿”Salud” en general? ¿Respuesta al ambiente? Eso suena tan vago y engañoso como la publicidad del Actimel. ¿Quiere decir que con una flora intestinal adecuada reduzco en un 50% de coger la gripe? ¿O 0.0000001%?
      Tal afirmación es tan absurda como decir ” Unas uñas “sanas” implica una mejor salud y una mejor respuesta frente al ambiente”. Se pueden adjuntar 3890 articulos sobre candidasis…

      El asunto no es si Lactobacillus puede tener efectos, p.ej. con cierto tejido linfático (GALT dicen algunos) y producir algo que quizás ayude. El asunto es que usar la expresión “sistema inmunitario” en la población en general es publicidad engañosa. Una cuenta que tiene “el interés más alto del mercado” no se le permite ser publicitada así. Aunque sea cierto de acuerdo a lo que técnicamente sea pueda considerado “interés” por economistas, sino por lo que el público entiende por “interés”. En este caso, como la necesaria adicion de *TAE equivalente, se debería a obligar a decir *quizás tiene efectos sobre UNA bacteria. Y no hacer creer que ayuda contra la gripe, la hepatitis, las neumonías o el sida, que es lo que hacen creer.
      La explicación de que quedan mas recursos inmunitarios está bien a nivel teórico, pero con la misma base, se podría decir que igual el lactobacillus per se agota otros recursos inmunitarios, al fin y al cabo es un xenobiótico.
      O que el aumento de acidolinas en el intestino produce una disminución de citokinas en meninge.

      Puestos a elucubrar, cualquiera puede decir la chorrada más grande, y, si es necesario, con la parafernalia técnica que para “tener nivel”. Esto es, tambien podemos hablar de bacteriocina CH5, si queda más guay. (Notese la literatura…)

      Con esto, no ataco el actimel, sólo mejoro la información de algunos foreros.

      • scila dijo:

        Estamos absolutamente a merced del enemigo, es decir del vendedor de cosas. Personalmente agradezco tu aportación aahron0, creo que clarifica mucho el tema para quienes opinamos de “memopria” aunque con eso sí, con la casi absoluta seguridad de que los fabricantes de milagros pretenden tomarnos el pelo y, de paso, la cartera.
        Hay otro ejemplo: las leches. Esas leches a las que les quitan todos sus componenetes hasta dejarlas sin nada, y de color blanco lechoso. Luego las venden- por precio incrmentado- con calcio incorporado, con grasa, sin grasas, enriquecidas, desenriquecidas, con pitos con flautas… Xé, dejad la leche como sale de la teta, pasteurizarla por cuestiones sanitarias y dejad que tomemos las cosas como son, o eran.
        Saludos/

      • Khajine dijo:

        No, no es una respuesta vaga que la microbiota sana implique una mejor salud… En absoluto. Sólo hay que ver que en los casos en los que existe una bajada de la microbiota intestinal normal (como en el caso de periodos de uso de antibióticos) aumenta el número de enfermedades gastrointestinales.

        La influencia que pueda tener sobre enfermedades tipo gripe, SIDA, Hepatitis (todas ellas de origen vírico y no precisamente de transmisión oral – o no deberían, XDDD – ), no puede comprobarse, ya que habría que realizar un estudio estadístico y la estadística es, “per sé”, una de las mayores fabricadoras de mentiras.

        Sin embargo, a nivel de barrera física, la presencia de bacterias no patogénicas en nuestro intestino es beneficiosa porque impide la instalación y preponderancia de las bacterias patógenas.

        Al evitar que haya bacterias dañinas en nuestras paredes intestinales, impedimos que éstas traten de atravesar las paredes del intestino e introducirse en la sangre, lo cuál, evidentemente, reduce el gasto de energía tanto en reparación de las paredes intestinales como de actividad del sistema inmune.

        No hablo de vaguedades, hablo de hechos generales. Como existe una diferencia, no creo que yerre o haya errado al comentarlo así.

        Como ya he dicho, no defiendo el Actimel. Creo que, si no cumple con los criterios, debería ser multado muy fuertemente por publicidad engañosa (como para que no se atrevan a incumplirlo de nuevo), pero pensar que las bacterias de nuestro intestino no forman parte de nuestro sistema inmune es algo que, si puedo, trataré de sacárselo de la cabeza a cuantos pueda.

      • aahron0 dijo:

        Insisto, no dudo que la flora intestinal tenga algún efecto sobre el sistema inmunitario. La envergadura de ese efecto es lo que dudo.
        Hasta la ingesta de medio gramo de esparragos es posible que afecte de la misma forma dicha “inmunidad”. Pero nadie lo ha estudiado.

        Quien busca, encuentra. Pero se suele buscar sólo lo positivo, y SOLO en el producto que interesa.

        Lo que no veo en absoluto demostrado es que el efecto beneficioso del actimel sea:

        1) debido a una activación del sistema inmunitario. Entre otras cosas ¡¡¡ tu mismo mencionas: “barrera FÍSICA” !!!! — La elucubración anterior tuya de que permite más recursos en otros lugares, es para mi, ciencia ficción, del nivel de mis otros ejemplos. Y este punto aplica también para cualquier yogurt.

        2) diferente a cualquier otro yogurt (en eso creo que coincidimos todos).

        EN USA son GRAS porque tienen una “solera” de alimento seguro de milenios (yogurt). Ahora, las cepas desarrolladas y nuevas (y patentadas algunas), no gozan (para mi) esa misma seguridad. En especial, si están diseñadas para producir proteínas/membranas que las cepas tradicionales no producían. Máxime si tienen un mayor efecto sobre el sistema inmunitario intestinal: entonces más riesgo hay de que tengan otros efectos (inmunitarios o no).

        Y, en eso no puedes no estar de acuerdo: nadie es capaz de decir que una alteración positiva de la inmunidad en el intestino, CON SEGURIDAD implique un efecto positivo en todo el cuerpo.

        Podría afectar negativamente a la “capacidad inmunitaria” del cuerpo en su conjunto (e.g., citokinas en meninge… como un ejemplo posible entre miles).

        Tampoco es cuestión de ponerse en el lado menos probable. Simplemente digo que está ahí esa posibilidad.

        Más crítica: los impresionantes factores del sistema inmunológicos descubiertos con las billonarias inversiones de Danone & Co. tienen nombres que son hilarantes. Falta que les llamen (imaginacion) “danonilósido” “danoninil” “citodanonkinase RTF7″

        La historia alimentaria tiene ejemplos para no olvidar:
        La margarina demostradísimamente disminuía el colesterol. Nadie se preocupó en ver los efectos secundarios de las grasas trans de la misma. Y este caso no es de broma.
        Las muertes por grasas trans han obligado a cambiar etiquetado y límites.

        Resumen:
        ninguno, que ya estoy cansado. Perdónenme.

  22. rolo dijo:

    LOS PROBIOTICOS – Agentes beneficiosos para la salud

    A nivel general, el concepto de alimentos funcionales tiene su origen en una mayor comprensión de las bases moleculares de la relación existente entre alimentación y salud y la posibilidad de contar con reguladores biológicos —donde las bacterias lácticas juegan un papel protagónico— que disminuyan el riesgo de contraer enfermedades. La demanda del mercado nacional e internacional impulsó en los últimos años una nueva línea de alimentos funcionales: los probióticos. Estos, además de su valor nutritivo intrínseco, ayudan a mantener el estado de salud general de organismo y a la vez pueden tener un efecto benéfico adicional, terapéutico o preventivo. Según la definición actual, establecida en 2001 por un documento publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) —Guidelines for the Evaluation of Probiotics in food— un probiótico es todo aquel microorganismo vivo que, administrado en la cantidad adecuada, proporciona beneficios saludables al receptor.

    La FAO (Food and Agriculture Administration), en tanto, los define como “microorganismos vivos que ejercen una acción benéfica sobre la salud del huésped al ser administrados en cantidades adecuadas”. Otra definición posible es: “alimentos susceptibles de producir un efecto benéfico sobre una o varias funciones específicas del organismo, más allá de los efectos nutricionales habituales, de mejorar el estado de salud y de bienestar y/o de reducir el riesgo de una enfermedad”.

    Para que un organismo sea considerado probiótico debe cumplir los siguientes requisitos
    Caracterización in vitro: a) estabilidad fenotípica y genotípica, b) patrones de utilización de carbohidratos y proteínas.
    Resistencia a la acidez gástrica.
    Resistencia a la bilis.
    Adhesión al epitelio intestinal.
    Resistencia a lisozima (opcional).
    Capacidad de utilizar prebióticos (opcional).
    Ensayos in vivo e in vitro que demuestren el (los) efecto(s) probiótico(s) adjudicado(s).
    Carácter GRAS (“Generally Regarded As Safe”: reconocido como seguro para la salud).
    No presentar resistencia a antibióticos ni determinantes de patogenicidad.

    Está comprobado que las bacterias probióticas, principalmente bifidobacterias y lactobacilos, ejercen efectos benéficos en la salud mediante interacciones con el intestino y sus metabolitos. Por eso, es fundamental la relación existente entre la microflora intestinal y el estado de salud de las personas (Rodríguez y cols. in press; Molina y cols. 2009; Taranto y cols. 2000) Una mala alimentación produce una elevada presencia de sustancias perjudiciales que, al ser utilizadas por bacterias nocivas presentes en el intestino, afectan la salud del receptor.

    En el intestino, tanto los microorganismos beneficiosos como aquellos potencialmente patógenos pueden competir por los mismos nutrientes para crecer y reproducirse. Por lo tanto, cuanto mayor es la población de las bacterias beneficiosas en el intestino, mayor será la competición con los microorganismos patógenos.

    Dentro de las bacterias lácticas, el mayor número de estudios y evidencias documentadas sobre sus efectos benéficos para la salud humana corresponden a Lactobacillus acidophilus, Bifidobacterium y, principalmente, Lactobacillus casei.

    ¿Por qué L. casei?
    El Lactobacillus (L.) casei es un microorganismo GRAS (“Generally Regarded As Safe”) (Saloff-Coste C. 1995). Su nombre proviene del vocablo latino caseus, que significa queso, lo que refiere a que ha sido ingerido por la humanidad en este alimento durante siglos.
    Se trata de una bacteria probiótica ampliamente estudiada. Sus características tecnológicas y su gran efectividad probiótica la convierten en un candidato ideal para el desarrollo de productos innovadores en el mercado de alimentos funcionales. Entre sus cualidades se destaca su gran capacidad de adaptación a diversos sustratos y matrices alimentarias, así como su resistencia a amplios rangos de pH y temperatura.
    La bibliografía existente sobre las bondades de esta especie es cuantiosa. Se sabe que mejora la digestión, la tolerancia a la leche, que evita la diarrea y que estimula las defensas del receptor (Galdeano y Perdigón, 2006). Por esta razón, es el microorganismo de elección para la elaboración de diversos alimentos funcionales que se encuentran en el mercado.

    Conclusión
    Para una perfecta y eficaz salud intestinal es necesario cuidar atentamente la alimentación; y además, es aconsejable consumir alimentos llamados probióticos.
    Los probióticos son microorganismos viables , capaces de integrarse a la flora autóctona del organismo proporcionando efectos comprobadamente beneficiosos.

    • aahron0 dijo:

      Nótese que danone & co. no emplean “cepas” comunes, sino cepas patentadas. Está bien comer probióticos. El yogurt de toda la vida lo es. Nohace falta tragarse cepas patentadas.

    • aahron0 dijo:

      Le aconsejo que cojan las referencias de esta página de Danone. Aquí está TODA SU FUERZA científica, excepto estudios confidenciales para la EFSA (que dará miedo leerlos).

      Cojan un par de artículos al azar y despiporrense de los errores en el diseño del estudio, y en algunos, las conclusiones a las que llegan:

      http://www.studies.danone.com/STUDIESAll_NEW_EN.html

  23. Pingback: La verdadera historia del Actimel (I) | Grace To You

  24. Me parece que es un producto como todos que nos quieren ayudar a tener un organismo sano de diversas enfermedades que agobia el cuerpo humano….

  25. diego dijo:

    Me parece que la gente se olvida de que es nuestro propio organismo el que tiene que crear esa fantástica “flora intestinal” y que el darle las cosas hechas es acerlo vago. Vosotros comed bien, de todo en su justa medida y ya vereis como no teneis esos “problemillas” a los que tanto aluden. De todas formas, remarcar, que hoy en día, si no le llevas estos productos, tan bién vendidos, a tu niñ@ al cole es que eres una mala madre o padre. Esa es la sensación general que se tiene en la calle (de ilusos está el mundo lleno).

    • Khajine dijo:

      El organismo no tiene que crear nada, la microbiota intestinal es “invasora” de nuestro cuerpo, desde que nacemos carentes de microorganismos. Y favorecer que haya un tipo de microorganismos y no otros no es convertirlo en vago, porque en ese aspecto el cuerpo no es interventor. Si tienes un problema gastrointestinal, es mejor que sean estos microorganismos quienes la ocupen (como los del yogur, de toda la vida) que otros que puedan perjudicarte…

      • aahron0 dijo:

        A todo esto, en no pocas ocasiones, el yogurt NO es rescomendable por su contenido en grasa. Por ejemplo durante una gripe gastrointestinal. Por muchas superbacterias o levaduras que contenga. Jamás se recomienda en una gripe intestinal aguda “yogurt”, en todo caso azucar con sal (sueroral a precio de oro) y a lo sumo carbohidratos….

      • Khajine dijo:

        Una vez provocado el problema, quizá no sea una solución y pueda agravarlo, ¿qué tiene que ver? Ante la toma de antibióticos, si no hay más problemas relacionados, siempre (o “casi siempre”) recomiendan tomar yogur, por la microbiota que puede aportar. El yogur, en condiciones normales o como prevención del desarrollo de condiciones dañinas, es positivo para nuestro organismo.

        Pero podemos ponernos en casos extremos hasta el infinito:
        – ¿es recomendable la penicilina en un caso de tuberculosis? –> La penicilina es mala para combatir bacterias…
        – ¿es bueno tomar azúcar cuando tienes diabetes? –> el azúcar es perjudicial para la salud humana…
        – (…)

        Ni influye ni deja de influir, pero ¿tiene ,realmente, esto tiene que ver con el post presente?

      • Yo soy bióloga y estoy muy de acuerdo con lo que has dicho,Khajine.
        El Actimel y cualquier otro yogurt serían buenos, en cuanto a que los microorganismos patógenos oportunistas no lograrían colonizar el intestino gracias a que éste ya se hallaría bastante ocupado por las bacterias no patógenas que hemos incorporado por la dieta. Lo explico: Una persona normal tiene una microbiota establecida en su intestino pero si ha tenido que tomar antibióticos, se ha destruido su microbiota intestinal. Creo que entonces sería recomendable tomar fermentos que contengan bacterias. Ahora bien, eso no quiere decir que las bacterias que vengan en el Actimel o en otro yogurt suban las defensas o mejoren el sistema inmune; si no que sólo ayudan a la recuperación de la microbiota intestinal pudiendo prevenir en ese momento de “debilidad” a que venga una bacteria patógena oportunista y te produzca diarreas y vómitos.
        Por ello, pienso que hay que denunciar la publicidad engañosa del Actimel. Puesto que NO sube las defensas. Tampoco creo que sea necesario uno al día.

    • Nolela dijo:

      Y si no eres su esclavo o su sirviente tambien eres mal padre, así anda la juventud de malcriada

  26. Pingback: Danone pagará una multa de 21 millones por exagerar los beneficios de Activia y Actimel « Jon Kepa

  27. lo de la publicidad emocional utilizando la crisis me parece vergonzoso. espero impaciente el siguiente post.

  28. maria dijo:

    pues siguiendo con el tema yogures…. La semana pasada denuncié a carrefour xq en un yogur de su marca (desnatado natural edulcorado) me enfontré una garrapata!! Según me han dicho es la misma empresa que fabrica la marca blanca de mercadona y dia… Ppff…. Así que me espero cualquier cosa ya… A ver que cuentas el lunes!!

  29. scila dijo:

    Cuantos más organismos se crean para defender la salud de los ciudadanos más indefensos están. Hay que denunciar con nombres y marcas a los fabricantes y distribuidores de basura alimentaria. O nos autodefendemos ocupádonos de saber, y transmitir, el conocimiento o lo tenemos claro. Gracias por tu información.
    saludos.

  30. Tio Poja dijo:

    Gracias por el post y gracias por loas comentarios que se han ido dejando.
    Llevo un tiempo mosqueadisimo por el marketing que se hace de este tipo de productos, y mas teniendo en cuenta que algunos medicos previamente subvencionados por las marcas (si no no se explica ver en consultas de pediatria medidores de altura de DANONINO y otros ejemplos variopintos) llegan a recetarlo encubiertamente por sus supuestos efectos beneficiosos.
    ¡ Si tantos beneficios tiene y se trata al producto en la publicidad como un semi-farmaco que puedes comprar en cualquier tienda…que se les obligue a venderlo en farmacias y con receta !
    Gracias una vez mas porque me caliento con este tema.
    Espero ansioso la 2ª parte.
    Saludos !

  31. Excelente artículo! Hace tiempo que pensamos que estos timadores deberían ser expuestos públicamente. Os dejo algunas de las noticias que en Picadillo News hemos publicado sobre el aunto Actimel:

    http://www.picadillocircus.com/news/2011/07/un-estudio-de-actimel-advierte-que-recibir-un-disparo-puede-disminuir-nuestras-defensas/

    http://www.picadillocircus.com/news/2012/04/actimel-se-da-de-alta-como-religion/

    Un saludo y enhorabuena de nuevo.

  32. Otra vez felicidades. Da gusto comprobar que este tipo de cosas van tomándose en serio. Espero con interés el artículo del lunes y te remito un artículo propio al respecto de la publicidad y la nutrición:

    http://elguionistadespistao.wordpress.com/2008/06/28/la-publicidad-y-la-madre-que-la-p/

  33. alejandra dijo:

    Danone puede hacer su ‘claim’ de que Actimel ayuda al sistema inmunitario porque añadió piridoxina a sus ingredientes, aunque lo que publicite como tal sean las L. casei. Ante eso la EFSA no se pudo negar y tuvo que aceptar la alegación de propiedades saludables. Otro caso es el de VitaTen de Kaiku, no se puedo demostrar que los famosos péptidos bioactivos hicieran disminuir la tensión arterial, por lo que añadieron potasio y la EFSA tuvo que ceder.

  34. adrian dijo:

    Yo no me reservo mi opinión sobre la publicidad emocional. Allá va:
    Me parece una manipulación de cobardes, un insulto a la dignidad y la integridad del espectador.
    En general la publicidad es para vomitar, pero esta en particular es como para pirarse a la montaña a plantar lechugas.

  35. alejandra dijo:

    creo que en mi anterior comentario he destripado la gracia de tu siguiente post… lamento muchísimo si ése es el motivo de que no se haya publicado :P mi opinión como dietista-nutricionista es que no creo que los alimentos funcionales sean algo a desterrar y demonizar, hay ideas muy buenas y productos que pueden llegar a mejorar la salud de los consumidores y es un error meterlos a todos en el mismo saco.
    el problema surge cuando los intereses económicos superan al interés de querer hacer un bien a la salud pública, como es este caso. hay que destacar el trabajo que la EFSA está desempeñando, aunque aún hay que atar estos cabos sueltos que permiten que estas empresuchas se aprovechen de los miedos e ignorancia de los consumidores.
    enhorabuena por tu blog!

  36. Me encantó tu artículo José, espero con ansia la segunda parte. :-)

  37. webitaria dijo:

    Reblogged this on Web it Ya.

  38. Muy bueno, por qué será ese afán de que todo el mundo intenta darnos gatos por liebre? Eso pienso: http://tiemporevuelto.wordpress.com

  39. pacoguzman dijo:

    Muy bueno el articulo.
    Saludos.

  40. escéptico que se alimenta de la dieta mediterránea dijo:

    lo más cachondo es que en el anuncio de la Griso ella está supercongestionada, así que se podría deducir (si fuésemos tan rigurosos como los de Danone) que Actimel sí que te defiende en el intestino, pero te deja sin defensas en las vías respiratorias, juas, juas, juas.

  41. Desde la perspectiva de nonmarket strategy, es muy interesante ver en este ejemplo como Danone va más allá de la batalla por cuota de mercado y como sus interlocutores no son solo sus competidores tradicionales, sino los organismos gubernamentales de distinto nivel y las ONGs en un mercado geográfico más amplio que el nacional.
    Muchas gracias y esperare la segunda parte.

  42. etc199 dijo:

    Me encanta el articulo, eso que estoy haciendo master en Marketing pero ya vale de engañar al consumidor.Me gustaría saber tu opinión ya que no se de quien fiarme, y la tuya, la tengo bien valorada sobre el tema de Actimel o Redbull.He escuchado bastantes veces que es malo para el corazón incluso en clase un grupo expuso que Actimel no se puede tomar mas de 15 días ya que puede llegar a tener efectos negativos.. ¿que sabes de eso? Supongo que son bulos para desprestigiar la marca sino, no dejarían venderlo, pero estaría bien escuchar a alguien que sabe sobre el tema.Gracias.

  43. aahron0 dijo:

    Plena coincidencia con Victoria Eugenia. Cuya opinión NO es equivalente con otros comentarios con ciertos flecos dudosos.

  44. aahron0 dijo:

    Lamento decirte Khajine que los ejemplos que das no se pueden comparar a lo que había dicho yo. Nótese: AGUDA. Si se han tomado antibióticos, y no es AGUDA (en plenos episodios vómitos / diarrea), parece bastante razonable y demostrado que SÍ es conveniente la ingesta de flora exterminada. Si no tiene que ver la errónea creencia que un “actimel” es bueno en plena diarrea con este post, que baje Dios y lo vea.

    • aahron0 dijo:

      No sé por qué no da opción a responder en el árbol… Pero para terminar. Otra vaguedad: ” El yogur, en condiciones normales o como prevención del desarrollo de condiciones dañinas, es positivo para nuestro organismo. ”
      También es positivo el maiz, el trigo, las judias, la carne de cerdo, el huevo…

    • aahron0 dijo:

      Por cierto, la penicilina, si no me equivoco es inefectiva contra la tuberculosis. Si esto ayuda a los foreros.

      • aahron0 dijo:

        Y para terminar, Khajine, sin acritú. Gracias porque me has hecho aprender algo nuevo. Que la flora intestinal tiene ciertos efectos (a nivel molecular me refiero) en la inmunidad. No tenia ni PI. Ahora si ;-)

      • Khajine dijo:

        Tanto la penicilina como el azúcar son malos contra los respectivos ejemplos que he puesto… Eran dos “sarcasmos científicos” si se me permite la expresión.
        Creo que ambos tenemos mucho que aprender, no tengo acritud, pero has malentendido mi comentario de parte a parte en todos los casos (a lo mejor me he expresado mal). Has entendido que defendía el aporte de actimel (cuando en ningún lugar lo defiendo, ya que no creo que sea especialmente beneficioso). Sólo he hablado del efecto positivo de lactobacilos y de la microbiota intestinal.
        Y, aunque Victoria Eugenia no incluye la microbiota intestinal dentro del Sistema Inmune (es una opinión, igual que la mía) creo que sí ha entendido y comparte la opinión general de lo que he expuesto.

        En ningún momento pretendía ofender, por otra parte.

      • Fantastico post, realmente es poco creible el tema publicitario de actimel pero como siempre hay que estar atento para no sentirnos engañados.

        felicidades por el post.

  45. Khajine dijo:

    PD: porque no me deja responder a tu Post en particular, gracias por el apoyo y el entendimiento, Victoria Eugenia.
    Compartimos el pensamiento, aunque quizá hayas sido más directa en tú en tu exposición de lo que he sido yo.

    Un saludo, KdA.

    • Estamos de acuerdo Khajine. Sólo lo he explicado un poco más.
      Un saludo

    • aahron0 dijo:

      Siento expresarme tan mal. En ningún momento he entendido que eras un defensor del “actimel” per se, creo que lo dejas bien claro. Únicamente dudo de esos efectos inmunitarios beneficiosos “para la salud” en general (sea del actimel, o del yogurt vulgar y corriente). Dudo en mi ignorancia.

  46. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | SCIENTIA

  47. Pingback: La verdadera historia del Actimel (I) « Almogrote Para la Salud

  48. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? « Almogrote Para la Salud

  49. pacoguzman dijo:

    Reblogged this on Guzmanear and commented:
    Un articulo muy interesante sobre Marketing en los alimentos y la salud.

  50. madridsur dijo:

    Quiero darte mi más sincera enhorabuena por la información y, sobre todo, quiero darte las gracias por abrir los ojos con datos concretos sobre el timo (cuando no riesgo) de los supuestos alimentos-medicamentos.
    Espero que no te importe si me hago eco de algunos puntos de la información que ofreces (por supuesto mencionando que eres la fuente) con el fin de ayudar a divulgar algo que considero tan importante.
    Gracias de nuevo y un saludo.

  51. Pingback: ACTIMEL NO SIRVE PARA LO QUE PROMETE « Madrid Sur

  52. Eva G. dijo:

    Reblogged this on De Tres a Cinco and commented:
    Ya que las marcas no lo dicen, tenemos mucho que agradecer a José Manuel, que deja las cosas claras, claritas.
    Gracias!

  53. Pingback: (N Eng J Med) Los anticonceptivos hormonales son seguros en relación a los episodios trombóticos, pero no están exentos de riesgo | Sala de lectura

  54. Carmelo dijo:

    qué gran descubrimiento tu blog.
    quizás habla mi vertiente conspiranoica, pero no he podido evitar, mientras veía el anuncio que pones de ”marketing emocional”, interpretar la última palabra del niño ”¿desayunamos?” (bajo las letras ”actimel, el desayuno de las defensas”):
    – Nos defendemos?
    o incluso:
    – Defendednos

    subliminal? paranoya?

  55. Pingback: Actimel: ¡cómpralo tonto! | qui-mi.com

  56. Pingback: La verdadera historia del Actimel

  57. lunnaris dijo:

    Muy bueno el articulo. Lo que comentas sobre la publicidad emocional me ha recordado al anuncio de PediaSure en el que sale una madre que no es capaz de dar de comer a su hijo y eso “los aleja” y tomando pediasure su hijo tiene “el complemento nutricional” que necesita (en teoria) y ellos son muy felices..He leido que ese producto esta pensado para niños con problemas al masticar pero no puede servir de sustitivo a una alimentacion variada en niños sin ese tipo de problemas.

  58. Patricia dijo:

    Gracias por ponernos sobre aviso. Aunque debo rebatir que los mensajes publicitarios han de seguir el código ético pero no debemos olvidar que se trata de información pagada y no se le puede pedir que sea imparcial, para eso están los buenos periodistas ; )

    Por otra parte y como hay que oir todas las versiones para extraer nuestras propias conclusiones os remito carta del Svcio. al Consumidor de Danone:

    Danone, como otras grandes empresas, sufre desde hace tiempo ataques constantes de falsedades y bulos de internet. Este es uno de ellos. Si usted observa la televisión ahora mismo en casa, verá que Danone no ha retirado la publicidad ni de Actimel ni de otros productos. Toda la publicidad de Danone cumple estrictamente las normas establecidas por las Autoridades de Seguridad Alimentaria y es validada además por Autocontrol de la Publicidad, órgano de control y supervisión de la publicidad en España. Todas las demás insinuaciones se basan en medias noticias publicadas en webs utilizadas con intención de socavar la credibilidad de una compañía que lleva más de 90 años investigando en beneficio de los probióticos y su relación con la salud humana. La confianza de personas como usted es lo que nos hace fuertes para seguir dando al consumidor la máxima calidad. Para mayor información adjuntamos el informe elaborado por el Dpto. de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de La Laguna y le invitamos a consultar el comunicado de la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (http://www.sepyp.es/es/tablon) así como nuestra página (http://www.estudios.danone.com/). Verá toda la ciencia que hay detrás de nuestros productos.

  59. Pingback: Danone miente: Actimel NO ayuda a tus defensas | Línea de Consumo - Blogs hoy.es

  60. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios…nos vemos el lunes XDD

  61. pachacutec dijo:

    Muy bueno el artículo, alquien ha escuchado hablar de AGEL (http://www.agel.com/)?? creo que es un nuevo timo, al estilo herbalife, no saben si ya hay algun estudio de las propiedades?? supuestamente ya estan en 68 países, saludos

  62. Pingback: Industria alimentaria: ¿nos engaña o esta desinformada? | El nutricionista de la general

  63. Después del horroroso periodo de exámenes de Junio, ya me puedo dedicar a leer blogs como éste. Si te soy sincera, creo que ésta es la primera vez que he comentado en algún post tuyo, y he querido hacerlo en éste en concreto porque era realmente interesante, sincero y escrito sin medias tintas, muy a tu estilo.

    Tan sólo quería comentar que realmente no tenía ni idea de los tejemanejes de esta multinacional (y mira que me encantan sus yogures), pero esto demuestra el descaro que tiene la compañía, y lo engañabobos que es su producto estrella, el Actimel.
    Espero que mucha, pero mucha más gente se entere de esto que cuentas, porque vender un producto arguyendo propiedades funcionales de las que carece, es caer muy bajo, una estafa en toda regla.

    Y pensar que todavía me queda por leer la segunda parte…

    Saludos.

    PD: He intentado no ser una alumna pelota, espero que se note mi esfuerzo XD.

  64. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? «

  65. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | Revista de ciencia

  66. Pingback: Grupo Pascual recurre al charlatán Masaru Emoto para dotar al agua de Bezoya de memoria y cualidades mágicas | magonia - Blog elcorreo.com

  67. Pingback: Un plátano ayuda más al sistema inmune que muchos lácteos probióticos. | Centro de Producciones Multimedia · UAE

  68. Josue dijo:

    He tenido la santa paciencia de leer todos los comentarios de este blog y vuestras opiniones me sirven una vez más para corroborar la enorme ignorancia que tenemos los españoles en temas de alimentación y lo poco que valoramos el esfuerzo que están haciendo algunas marcas del sector de alimentación para seguir fabricando sus productos con calidad, antes los difíciles tiempos que corren en el que los españoles a la hora de la compra principalmente nos fijamos en el precio del producto y por ello lo único que triunfa es la marca blanca. Hablo de marcas como CampoFrío, Pascual, Danone, El Pozo, etc que están viendo como sus resultados van cuesta abajo y la marca blanca va hacía arriba. Me temo que al final todas estas marcas que reciben críticas infundadas si quieren sobrevivir tendrán que hacer lo mismo que hacen las marcas blancas, es decir quitar Calidad para poder competir en precio. ¿ Alguno de ustedes piensa que un pack de 4 yogures marca blanca, pueden costar en la tienda 40 céntimos ? Es decir un yogur 10 céntimos. Este es el precio de un yogur marca blanca. ¿ Creen que puede llevar leche fresca de vaca?. ¿ Qué ingredientes le pondrán ?. ¿ Cómo serán las condiciones laborales de los trabajadores que realizan estos productos?, etc..etc..
    El español tiene muy poca cultura alimentaria, nos pateamos los supermercados buscando las ofertas y al terminar la compra entramos en la perfumería y nos gastanos 70 euros en una frasquito de colonia de CH o vamos al Corte Ingles y nos gastamos 120 euros en un polo made in China de Lacoste. ¿ Donde están las críticas a estas empresas y sus productos ?. En todo esto que sirve para aparentar no nos duelen prendas pero en la alimentación es donde tenemos que ahorrar. Q UE I G N O R A N T E S S O M O S.

  69. Pingback: Cambalache | Akorde

  70. Olbap dijo:

    1- Los lacteos son una mierda, no se para que los tomáis. Dejadlos 1 mes y veréis como os desaparecen alergias, tos y resfríos.
    2-Josue dice una verdad como un pino, lo barato sale caro, más en alimentación porque tener salud no tiene precio.

  71. Jesus dijo:

    Yo no estoy a favor de lacteos, de tomar Coca Cola, y de la mayoría de medicamentos. Pero más en contra estoy de extender bulos y leyendas urbanas. Así nos entretienen. Lanzan una noticia alguien “INTERESADO” y nosotros les hacemos el trabajo.

    Siento deciros, que hablar mal de una empresa sin saber si es cierto, y en este caso es un bulo, tiene sus consecuencias a nivel… como quieras… de ética, karma, o justicia.

    Este artículo tan difundido es mentira. Solo hay que buscar profundamente hasta que das… incluso hasta de donde partió la noticia. La revista Discovery Salud, que denuncia medicamentos, terapias y alimentos dañinos, en julio publicó todo un reportaje sobre cómo los probióticos SÍ son beneficiosos para la salud, y a las vacas no se les echa para engordar sino para proteger su defensas.

    Una pregunta. Y si un ex-amigo tuyo para vengarse de ti (seas tú buena persona o no), empieza a inventarse un montón de mentiras, a calumniarte, lo que te trajera consecuencias como que tu pareja de dejara, etc… ¿tú crees que esa persona obró bien?

    Persigue la verdad o serás como tantos medios de comunicación que no contrastan la información = necios. Si no quieres hacer el esfuerzo de un periodista para buscar la verdad, no hagas de periodista escribiendo “cualquier cosa que te llega a tus manos”… sin saber si es cierta o no. Tendrá sus consecuencias.

    Por cierto, no leo apenas artículos sobre la aspirina que es la que más muertes ha causado en la historia, ni leo apenas sobre beber alcohol, Tampoco leo sobre comer carne, que desertiza el planeta, y que cuelgan a la pobre vaca de sus patas traseras, y entre alaridos de miedo y dolor son sacrificadas y nos comemos la carne… porque “como yo no la mato”. Hay mucha doble moral, cinismo e hipocresia en la sociedad. Cada uno esconde lo que no quiere que se critique porque ni tan siquiera somos un ejemplo.

    También decir que me dedico hace 20 años a la salud, y la alimentación está envenenada, pero no por lo que dicen sino por lo que no dicen. Si alguien quiere, que me lo diga y os pongo algún ejemplo impresionante. Insisto… de lo que no se sabe, y no de lo que se habla.

    Lo escribo con cariño.

    Si queremos un mundo mejor, seamos parte de él.

  72. Pingback: ¿Son realmente saludables los productos que nos venden como saludables/milagrosos? « NOSOLOFITNESS

  73. Martín dijo:

    La publicidad va unida de la mano a la ignorancia de los receptores de la misma. En una sociedad instruida no existiria este tipo de publicidad. No hay anuncios televisivos que nos digan que si pecamos iremos al infierno, nadie se lo creería, salvo excepciones.

  74. Pingback: Por qué no consumo productos que dicen ser saludables « Quedamos y tomamos un café

  75. Pingback: Recopilando enlaces interesantes (I)

  76. Pingback: Mirando con ojos matemáticos « Matemático en el instituto

  77. Pingback: Oomm nº 3, revista digital de alimentación, salud y conciencia | La Cocina Alternativa

  78. Pingback: Falsos Mitos Nutricionales. | El Blog d'alimenta't

  79. Pingback: Lo que debes saber sobre el etiquetado de los alimentos « Aprende a comer

  80. Pingback: Los 10 posts más visitados en Scientia durante el 2012 | SCIENTIA

  81. El anuncio es hortera y cruel a partes iguales.

  82. Pingback: Actimel, con L.Casei Imunitass. Ayuda a tus defensas. | Ostias Como Panes

  83. Pingback: Anónimo

  84. Pingback: Timo: Actimel, las copias de marca blanca y el marketing

  85. Habíamos oído estos rumores alguna vez, pero te felicitamos por tu artículo, en el que está todo perfectamente explicado. (Yo misma me he indignado hoy con un anuncio de yogures danone. No tengo tele, pero de vez en cuando la veo en casa de mi abuela y me maravillo con la publicidad)
    Saludos de Nailistas

  86. Pingback: 5 errores científicos de narices | PerikuBlog

  87. Pingback: Publicidad engañosa. Actimel y muchos otros | Enanas Blancas

  88. Pingback: Actimel 2- Plátano de Canarias 0 | SCIENTIA

  89. Pingback: Los productos probióticos | Blogmujeres

  90. Pingback: No puedes negarte, VOTA a @ScientiaJMLN | Una vez dicho esto…

  91. Pingback: Contra la depresión…¡TRIPTONÍZATE! | SCIENTIA

  92. 1vin dijo:

    Reblogueó esto en El Reflejo en la Ventanay comentado:
    La verdadera historia de Actimel (I); uno de los mejores post de nutrición, que recuerdo de hace tiempo. No hay que olvidar buenas costumbres y aquí os lo dejo.

  93. Pingback: Jose Manuel López Nicolás (Scientia): “He ido a charlas en las que me han felicitado por sacar algunos temas a la luz, pero me dicen que ellos nunca se habrían atrevido.” | El habitáTculo del parado

  94. Juan dijo:

    Huid de cualquier artículo que se llame “la verdadera historia…” Y sea un artículo de opinión. Que la EFSA no conceda un claim no quiere decir que el beneficio no exista, para actimel o para cualquiera de los muchos otros claim que la EFSA (que tiene sus intereses) está rechazando (para plantas, probioticos, lípidos…) inhibiendo con ello la profusión del auto cuidado y dejando los “claim” exclusivamente para productos farmacéuticos.

  95. Pingback: El actimel y las defensas | Biología y compañía

  96. Andrés dijo:

    un artículo muy bien argumentado, gracias

  97. Pingback: Algunos mitos del fitness, recopilación (I) |

  98. Pingback: Ciencia y Publicidad: 10 anuncios que no son lo que parecen | SCIENTIA

  99. Pingback: Muera la Inteligencia | José ‘Scientia’ Nicolás: “¿Qué cojones tienen que decir los políticos a un reglamento redactado por científicos?”

  100. Pingback: El confesionario de SMB - Página 454 - SexoMercadoBCN

  101. Pingback: Anónimo

  102. Sunflin dijo:

    Es curioso esto del Actimel. Cuando tomo antibióticos (amox./clavulánico) me salen una especie de hongos y llagas en la boca y lengua a los pocos días, pero si tomo Actimel esto no sucede.

    Saludos.

  103. HastaLosWebs dijo:

    Esto se llama “marketing” le ponemos una palabra ingles porque si lo hiciera cualquier otro y lo llamamos en español se llamaria ESTAFA.

    Odio todo lo malnacidamente ingles empezando por su idioma. Dicen que el idioma es reflejo de la cultura e identidad de un pueblo y así es…todo lo ingles viene de una cultura y un pueblo de piratas traicioneros y ladrones. Así que llamar a las cosas por su nombre que para ello el español es uno de los idiomas (si no el que más) vocabulario tiene, para poder llamar a las cosas por su nombre y el “”””Marketing””” es ESTAFA LEGALIZADA

    Hay ejemplos burdos como estos que presentas y otros más sutiles que la mayoria no nos damos cuenta.

  104. Pingback: Consume health claims: paga más por menos | Notas Escepticcionario

  105. Pingback: ACTIMEL ETA BERE IRAGARKIAK, EZKUTUKO MEZUAREKIN - Osasun-adituak

  106. Pingback: ACTIMEL ETA BERE IRAGARKIAK, EZKUTUKO MEZUAREKIN - Osasun-adituak

  107. empar dijo:

    Siento discrepar de tu blog. Hay tiras y aflojas entre bambalinas, hay muuuchos intereses creados en la EFSA ( no creais que por ser científico público estás libre de tener intereses personales, empresas propias, etc), y más y más. Hay grises entre el blanco y el negro

  108. Pingback: Riesgos para la salud de los “alimentos funcionales”. | espacio abierto

  109. Adrian dijo:

    Hola ,en día de hoy pensamos que comemos sano y en realidad nos venden comida chimica.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s