La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone?

Sí. Y también por Mercadona cuando me vende su producto homólogo de la marca Hacendado… por no hablar de prácticas bastante similares que hacen otras casas comerciales. ¿Eso implica que estas empresas cometan alguna ilegalidad cuando publicitan las propiedades saludables (“Health claims”) del Actimel u homólogos? No. Todo lo que hacen no solamente es legal sino que está amparado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la misma que durante mucho tiempo les ha prohibido publicitar ciertos eslóganes. Entonces… ¿ha cambiado de parecer la EFSA ante nuevos estudios presentados por Danone u otras empresas? No. Simplemente que las empresas implicadas, principalmente Danone y Mercadona, han sido más listas que la EFSA encontrando un resquicio legal del cual aprovecharse. Sin embargo, y dejando claro que es una opinión personal, la estrategia de marketing empleada por estas grandes empresas me parece éticamente impresentable, por no decirlo de una forma más contundente. Veamos.

En el post publicado el pasado jueves mostramos los grandes problemas que ha tenido Danone en los últimos años en distintos países para poder publicitar la posible relación entre el consumo de su producto estrella, el Actimel, y su efecto positivo sobre la lucha contra las enfermedades gastrointestinales y que se saldaron con un informe negativo de la EFSA prohibiendo tal publicidad. Además, la multinacional con sede central en París ha visto como era sancionada por anunciar que el consumo del Actimel “activaba nuestras defensas”… hasta tuvo que quitar la famosa palabra “inmunitas” que aparecía después del archiconocido Lactobacillus casei.

Pues bien, hace una semana mi mujer se abrió una cuenta de twitter y tuvo el detalle de dedicarme su primer tuit poniendo en él una lista de productos que debía comprar en Mercadona, y entre los que se encontraba una caja de “Actimeles” para nuestra hija (porque para ella lo mejor de lo mejor) y otra del producto equivalente de la marca “Hacendado” para nosotros (porque hay que ahorrar)… y al acercarme a la línea de refrigerados y ver el producto de la marca blanca (o como quieran llamarla) de Mercadona me llevé un sorpresón.

Como pueden ver en la fotografía, y debajo de un rótulo donde Lactobacillus casei ocupa casi toda la cubierta, aparece el siguiente lema “Ayuda al normal funcionamiento del sistema inmunitario“. Asombrado porque no tenía ni idea de que la EFSA hubiese aprobado esa “health claim” para el dichoso bichito, rápidamente me fui a la lista de ingredientes por si era una cepa nueva y me encontré que el microorganismo en cuestión usado por Hacendado era Lactobacillus paracasei…pero de éste la EFSA jamás ha aprobado nada.

Inmediatamente miré a mi izquierda y allí estaban los “Actimeles” de mi hija mirándome con sonrisa picarona y con un similar eslogan publicitario “Ayudan a tu sistema inmunitario”…  más o menos la misma publicidad por la que en el Reino Unido la Advertising Standards Authority empapeló a Danone. Así que, con más miedo que vergüenza, repetí lo hecho anteriormente con las leches fermentadas de Hacendado y miré si Danone había cambiado de bichito pero no, ahí estaba el famoso Lactobacillus casei DN-114001 exclusivo de Danone para el que jamás se había aceptado esa alegación inmunitaria… ni ninguna otra.

Pero como el diablo sabe más por viejo que por diablo, y uno ya las ha visto de todos los colores en el sector de la industria alimentaria, miré con lupa la etiqueta de Hacendado y encontré un pequeño asterisco que te llevaba a un lateral del envoltorio donde, en letra minúscula, ponía: “La vitamina B6 contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Se recomienda el consumo de una unidad al día que ACOMPAÑADO de una alimentación variada y equilibrada y un estilo de vida saludable pueden aportar al menos el 15% de la CDR en vitamina B6”.

¿Cómo cómo? ¿Que a pesar de que siempre se nos ha intentado vender que el Lactobacillus casei (o paracasei en este caso), ese que aparece en letras enormes en la etiqueta, era el responsable de la ayuda al sistema inmunitario publicitada, no es dicho microorganismo sino la archiconocida vitamina B6 la responsable de dicha alegación y si no sacamos la lupa no nos enteramos?

Como podrán imaginar a continuación me dirigí al Actimel de Danone y, efectivamente, la jugada se repetía…le habían puesto vitamina B6 a los ingredientes y, con el sistema del asterisco, le atribuían a este micronutriente la ayuda al sistema inmune y no a su exclusivo Lactobacillus casei DN-114001…que ahí seguía en su papel de protagonista.

El siguiente paso ya se pueden imaginar cual pudo ser… pasar olímpicamente de la lista de la compra del tuit de mi mujer y comprobar qué dice la EFSA sobre la vitamina B6 en el reciente “Reglamento (UE) nº 432/2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos”… y allí estaba escrito, en la referencia EFSA Journal 2009; 7(9):1225, que la vitamina B6 contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario cuando se cumplen ciertas condiciones marcadas en el anexo del Reglamento (CE) no 1924/2006…y que luego analizaremos porque es posible que ustedes se cabreen si se lo cuento antes de tiempo.

A estas alturas del post debemos hacer una breve recapitulación. Para poder poner el ansiado eslogan de las ayudas al sistema inmunitario tan asociado por el consumidor a este tipo de productos, y además no solamente no tener que tener que retirar las palabras Lactobacillus casei sino que sigan siendo las predominantes en la publicidad, las dos casas comerciales, Danone y Hacendado, habían añadido la cantidad mínima de Vitamina B6 (en el caso de Danone también vitamina D) requerida por el Reglamento anteriormente citado para poder decir que su consumo “Ayuda al normal funcionamiento del sistema inmunitario”.

Pero entonces, ¿el famoso Lactobacillus casei DN-114001 exclusivo de Danone sirve para algo más que cualquier microorganismo presente en un producto lácteo fermentado o en otro probiótico tradicional como es el caso de un yogurt? No, y la prueba es que Mercadona utiliza un microorganismo totalmente distinto, nada exclusivo y que no ha sido sujeto a tantísimas investigaciones científicas, pero publicita exactamente lo mismo respecto al sistema inmunitario… debido al único ingrediente común que tienen: la vitamina B6.

Pero antes de seguir hablando de las propiedades nutricionales y saludables del Actimel, y viendo el envase de uno de sus productos, se me ocurre una pregunta que hacerles a los señores de Danone. Si el microorganismo en cuestión no es el responsable de la ayuda al sistema inmunitario de su producto… ¿no creen ustedes que poner un dibujo de un microscopio en su etiqueta diciendo que apoyan al Instituto Pasteur en la investigación del sistema inmunitario no es otra forma de intentar confundir al consumidor haciéndole creer que su Lactobacillus casei DN-114001 es el responsable de su famoso eslogan? Yo creo que sí, y además me recuerda a cuando las patatas Lays Mediterráneas fueron sancionadas por poner en su envoltorio alusiones constantes al aceite de oliva y luego se comprobó, tal y como comentamos en un post, que en la composición de su producto la presencia de este tipo de aceite era mínima… en fin, ustedes sabrán.

Aunque cada vez me iba cabreando más, lo mejor estaba aun por venir. Me había quedado intrigado por saber qué ponía exactamente el famoso documento de la EFSA en el que se aprobaba la vitamina B6 como ingrediente que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario por lo que lo busqué para leerlo… y siguieron las sorpresas.

En el citado informe de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, y que no ocupa más de medio folio, aparece un párrafo donde se indica que no solamente no hay evidencias que la ausencia de un aporte externo de vitamina B6 pueda perjudicar el funcionamiento normal del sistema inmunitario, sino que dicha vitamina se puede conseguir sin ningún tipo de problema con una dieta equilibrada, por lo que no hay que recurrir a suplementos externos… ¿pero esa vitamina es difícil de encontrar?

La vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble que se presenta en tres formas intercambiables. La forma original es la piridoxina; las formas fosforiladas, el fosfato de piridoxal y el fosfato de piridoxamina, son coenzimas en las reacciones de transaminación. Pues bien, es tan frecuente la presencia de vitamina B6 en los alimentos (se encuentra en el germen de trigo, carne, huevos, pescado y verduras, legumbres, nueces, alimentos ricos en granos integrales, panes y cereales enriquecidosincluso en la propia leche con la que se elaboran los probióticos hay vitamina B6) que las deficiencias dietéticas de este producto son muy raras…. así que si el hecho de consumir este producto lácteo bien sea de la marca Danone o de la marca Hacendado es por favorecer el sistema inmunitario, que sepan que esto lo están consiguiendo ustedes a diario sin necesidad de suplementar su dieta.

Ya, pero al ser el Actimel o el producto de Hacendado un alimento funcional enriquecido en vitamina B6, la cantidad de ésta será superior a la presente en un alimento normal no enriquecido ¿no? Pues evidentemente dependerá del alimento en cuestión con el que lo comparemos pero, a modo de ejemplo, estudiemos el contenido de vitamina B6, y por tanto su potencial efecto sobre el sistema inmunitario, de un producto de los más consumidos en nuestro país y con el que meriendan muchos niños al igual que con el Actimel: el plátano.

En la tabla adjunta se pueden observar los requerimientos dietéticos recomendados para la vitamina B6. Según el informe de la EFSA un alimento enriquecido en Vitamina B6 podrá poner en su publicidad que su consumo puede “ayudar al normal funcionamiento del sistema inmunitario” siempre y cuando aporte el 15% de la cantidad diaria recomendada de dicha vitamina por lo que se necesitarán, de acuerdo con dicha tabla, aproximadamente los 0.20 mg por 100 ml (quizás un poco más) que indica el botecito del probiótico de Danone o el de Hacendado¿y cuántos mg de Vitamina B6 nos aporta un plátano? ¿Seguro que quieren saberlo?

Pues ni más ni menos, y según datos tomados de varias tablas de composición de alimentos como la que se puede observar en la figura, 0.66 mg… ¡3.3 veces más que nuestros probióticos tan guays! Sí, les estoy diciendo que un plátano ayuda a su sistema inmunitario más del triple de lo que puede hacerlo los productos protagonistas del post de hoy… por no hablar de la gran cantidad de otras propiedades nutricionales que tiene el plátano.

Pero para acabar la faena voy a decirles por cuanto nos sale económicamente la broma del Actimel comparada con la del plátano. Un pack de 6 botecitos del producto estrella de Danone vale 3 euros, a 50 céntimos la unidad. En la misma superficie comercial una bolsa que contenía 6 plátanos costaba 1.01 euros, a 0,168 euros el plátano… ¡¡unas 3 veces menos!! En el caso de la marca blanca de Mercadona, el botecito de probiótico sale a 0.29 euros la unidad, 1.72 veces más caro que el plátano… sin comentarios.

Conclusión: Un plátano, cuyo precio es tres veces menor, proporciona más del triple de Vitamina B6, la única responsable de la ayuda al sistema inmunitario según los dictámenes oficiales de la EFSA, que un botecito de Actimel, y en el caso de la marca Hacendado el resultado es muy similar. Eso sí, en la piel del plátano no viene ningún microscopio dibujado, ni ninguna alusión al Instituto Pasteur, ni ningún eslogan publicitario… es lo que hay.

Estimados señores de Danone, estoy absolutamente de acuerdo con ustedes, tal y como expresan en su página web apoyados por distintas asociaciones de nutricionistas y diferentes profesionales del sector, en que los correos que están circulando por internet acerca de los riesgos de consumir Actimel son absolutamente infundados. Sin embargo, no puedo estar de acuerdo, ni con ustedes ni con Mercadona, en el modo de proceder en sus campañas publicitarias. Como dije el pasado jueves no hay cosa que más me duela que intenten tomarme el pelo con medias verdades… y eso es lo que, a mi entender,  están haciendo ustedes intentando confundir gravemente al consumidor.

Pero como en “Casa Scientia” no tenemos el más mínimo interés comercial, les voy a reconocer una cosa. A pesar de que todo lo expuesto en el post es absolutamente cierto y contrastable, la versión que les he contado acerca de mi visita a Mercadona no es del todo exacta. Conozco desde hace mucho tiempo cuáles han sido los movimientos de Danone y Hacendado (recordemos que el documento de la EFSA es del 2009) así que yo no me llevé sorpresa… pero otros sí.

En el transcurso de los siete días que llevo elaborando las dos entradas que ustedes han podido leer en el blog acerca de este tema, he realizado una encuesta a 100 personas consumidoras de sus productos. Pues bien, cuando les pregunté acerca de cuál era el ingrediente que proporcionaba la ayuda al sistema inmune todas, absolutamente todas, contestaron rápidamente que el famoso Lactobacillus casei… por lo que el éxito de la estrategia de marketing de sus dos empresas es espectacular. No me cabe ninguna duda, señores empresarios, que podrán imaginarse la cara de asombro que pusieron cuando les conté que la verdadera responsable era la vitamina B6 que podían encontrar en casi cualquier alimento, pero si hubiesen visto su reacción de indignación al contarle la historia del plátano a lo mejor entenderían el mensaje que les he mandado en estos dos posts… salvo que quieran ganar otro premio de los muchos que ustedes llevan concedidos por exhibir una publicidad más que dudosa.

Sin embargo, ya saben que en este blog nos tomamos las cosas con un poco de humor y no solamente no vamos a ponernos dramáticos, sino que les voy a dar una idea para su próxima campaña publicitaria… y sin cobrarles ni un céntimo que en Scientia vamos sobrados.

Al leer detalladamente todos los informes de la EFSA relativos a la Vitamina B6, me he dado cuenta que no solamente ustedes están legalmente respaldados para publicitar que sus productos sirven para ayudar al sistema inmunitario, sino que la EFSA también les permite poner en la publicidad del Actimel y similares que sus dichosos probióticos pueden ayudar al funcionamiento normal del sistema nervioso, a la síntesis normal de la cisteína, al metabolismo energético normal, al metabolismo normal de la homocisteína, al metabolismo normal de las proteínas y del glucógeno, a la función psicológica normal, a la formación normal de glóbulos rojos, a disminuir el cansancio y la fatiga y a regular la actividad hormonal… y todo amparado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

Pero entonces… ¿por qué no ponen todo eso en la etiqueta de su milagroso producto? Una posible razón podría ser que más que una etiqueta necesitarían un pergamino pero yo creo que por ahí no van los tiros. Me inclino más a pensar que si anuncian que sus productos tienen todas esas propiedades saludables podrían distraer al consumidor de su objetivo principal que no es otro, como ha quedado demostrado en este post, que la gente siga relacionando el Lactobacillus casei con el sistema inmunitario… ¿o no pillines?

Bueno señores les dejo que yo me voy a tomar un plátano en vez de un Actimel para “ayudar a mis defensas”, y no solamente porque prefiera pagar 0.25 céntimos por cada miligramo de vitamina B6 en vez de 2.5 céntimos (¡10 veces menos!), sino porque los que ya tenemos una edad nos sentimos más identificados con Mowgli y Baloó que con los chicos del “Equipo Actimel“…

Jose

Nota: Esta es mi segunda aportación a la XVI Edición del Carnaval de la Química que este mes se celebra en uno de mis blogs de referencia, “Jindetrés ,sal”, de mi gran amigo Carlos Romá y a la XIV Edición del Carnaval de la Biología que alberga el gran blog BioTay.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Biología, bioquímica, Biotecnología, Investigación, Nutrición, Química y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

241 respuestas a La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone?

  1. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone?

  2. Mi dieta cojea dijo:

    Sublime como siempre José Manuel.
    No sólo apuntando a las supuesta manipulación comercial que se hace desde la publicidad, sino a la coherencia económica de la bolsa de la compra tras comprobar el único soporte de los health claims de estas leches fermentadas.
    Los probióticos a día de hoy, y valga la redundancia, son un caldo de cultivo de promesas, que aplicadas antes de tiempo o manera inadecuada nos empujan a comprar botecitos de marketing e ilusiones.
    Estaba preparando una entrada sobre leches fermentadas, por una consulta que me llegó al blog, pero creo que con tus dos post sobre este tema has arrojado exactamente la visión que pretendía, como los blogs tienen estas ventajas y por el esfuerzo que has hecho, con tu permiso, te “reblogueo” la entrada.

  3. Muy buen artículo, la exposición es clara y contundente. ¿cual crees tú que debiera ser ña ser la respuesta de Danone/Mercadona?, ¿entrar a un debate científico que, a priori, parecen tener pocas probabilidades de ganar? ¿no responder?, ¿reetiquetar los productos solo en España?, ¿reetiquetar en toda Europa?., ¿cambiar la publicidad?.

    • Yo creo que no van a hacer nada, porque como bien explica Jose Manuel en su estupendo post han sido más pícaros que la EFSA. Probablemente un debate científico lo perderían, pero un proceso judicial, gracias a la letrita microscópica con la que ilustran cada envase, podrían tener juego. Ay esa zona gris de la interpretación que nos quita tantas horas de sueño.
      Por otra parte, creo que el mensaje publicitario está tan interiorizado en algunos consumidores que, aunque se publicara oficialmente, seguirían comprándolo.
      Un saludo a todos.

  4. Fer dijo:

    Muy bueno el aporte.

    Desde mi opinión se agradece enormemente que quien tenga el conocimiento lo aporte de forma razonada y con fundamentos, para “desenmascarar medias verdades”.

    Un afectuoso saludo.

  5. Mi dieta cojea dijo:

    Reblogged this on MI DIETA COJEA (Blog de nutrición y dietética) and commented:
    La propuesta que llegó al blog hace tiempo de leches fermentadas la contesta perfectamente José Manuel López en su blog SCIENTIA. Reblogueo la entrada para hacérosla llegar.

  6. JL Salgado dijo:

    Añadiría que la industria lácteda európeda, la mas potente de toda la Vía Lácteda, nos tiene a los európedos carentes de vitamina A y D, siendo auténticos devoradores de láctedos.
    Lamento comunicaros que en mis textos, están enriquecidos con vitamina D.
    /mode ironic Off/

  7. Increíble como nos intentan engañar las grandes empresas para vendernos un producto.
    Muy bueno post.
    Un saludo!

  8. F.Ibáñez dijo:

    Ayer compré un paquete de actimeles con catorce unidades en Tesco (Reino Unido) y ademas de no llevar ningun tipo de publicidad sobre sus beneficios el precio fue de 1,99 libras al cambio actual unos 2,50 euros

    • Mephistro dijo:

      ¡Dios mío! ¡Acabas de reconocer que compras en Tesco!

      Bueno, yo… ermmm… vaaale, en alguna ocasión he sido visto en un Lidl. :D

    • AE dijo:

      Reino Unido no es tampoco un modelo a seguir en lo que respecta a salud: timos como la homeopatía campan a sus anchas. Me temo que lo que pasa es que Danone es francesa…

      • Javier dijo:

        la homeopatia no es ningun timo, para ciertas patologias funciona mehor que la medicina alopatica (la tradicional de toda la vida), sobre mi experiencia con actimel tengo que decir que no solo no ayuda a las defensas, sino que hace al sistema inmune vago, mientras estas tomando actimel no hay problema, porque las bacterias que tiene hacen su funcion, pero si lo tomas como rutina uno al dia por mas de 15 dias el sistema inmune del cuerpo deja de funcionar y si algun dia se te ocurre dejar de tomar actimel ese dia estas muchisimoa mas vulnerable a cualquier enfermedad, y lo se porque a mi me ha pasado, nunca he cogido tantos catarros como en la epoca que tomaba actimel, a parte de otras dolencias que nunca he tenido, lo msimo fue dejar de tomarlo, esperar unos dias y el cuerpo se empezo a defender el solito como lo hacia antes. desde entonces ya nio he vuelto a coger catarros tan seguidos

  9. tay dijo:

    Verdaderamente genial, hacía falta un post como este.
    Luego lo cuelgo en el Biocarnaval

    Saludos!

  10. Pablo dijo:

    Fantástico artículo. ¡Gracias!

  11. estuDieta dijo:

    Excelente post! Espero que sirva para abrir la mente de mucha gente.
    Es tal la fuerza de la publicidad que muchas veces ponen en duda nuestra profesionalidad cuando cuestionas las propiedades de este tipo de productos. Sin duda, la industria alimentaria invierte mucho esfuerzo (y dinero) en marketing para condicionar al consumidor.
    Felicidades.

  12. Gem dijo:

    Desgraciadamente siempre nos encontraremos con historias de estas, aunque siempre encontraremos gente como tú que nos aclara estos “fraudes” con pelos y señales.
    La verdad es que nunca me fié de estos productos.
    Un post muy bueno.
    Un saludo.

  13. David dijo:

    Es muy difícil luchar y no caer contra las campaña de marketing, la verdad que son impresionantes, a la vez que lamentables. Fíjate que, estoy seguro que habrás explicado a tu mujer anteriormente sobre las las malas practicas de danone y actimel, sin embargo te lo añadió en la lista de compra…
    Darte la enhorabuena por el post, como siempre, muy bueno e interesante, a la vez que necesario para que la gente no caiga ante las abundates y agresivas campañas de marketing, y aprendan a pensar por si mismos. Con tu permiso, voy a difundirlo en facebook.

    Un saludo,

  14. Corsan dijo:

    Genial, bastante indignante que este tipo de empresas se salgan con la suya, ¿quizás falla la comunicación entre las agencias de seguridad alimentaria y los consumidores?. Creo que este tipo de noticias son las que deberían darse incluso en espacios informativos, que lo de que hace calor ya nos lo tenemos bien aprendido.

  15. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? « Almogrote Para la Salud

  16. Jorge dijo:

    Excelente entrada.

    Dándole difusión en las redes sociales.

  17. Kokzilla dijo:

    Ole y ole!

    Una duda ¿sabes si la banana tiene las mismas propiedades que el plátano? lo siento, pero me gusta más que el, para mí sobrevalorado, plátano de Canarias.

  18. Si como dijiste ayer, si luego vienen dos tíos de Danone, (O Hacendado) y te meten en un saco y te tiran a un lago, ¡no te quejes! Jajaja.
    Eso si, los anuncios del equipo Actimel son una cutrada pseudofuturista que podría confundirse perfectamente con la mujer esa de Neutrex que viene del futuro… seguro que está así de blanca porque su único alimento son yogures bebibles que le ayudan con el tránsito intestinal… jajajaja

  19. Como nos engañan! o nos dejamos engañar…
    Nunca me gustaron estos yogures y veo que mis sospechas eran fundadas, no es mas que otro tongo mas.
    Yo desde luego prefiero darle a mi hija, un platano. :-)

    http://www.airelibreytecnologia.com/

  20. Ununcuadio dijo:

    Muy buena entrada!! Ha compensado con creces que nos dejaras con los nervios de punta en la anterior, jaja. Como científica: ¿qué se podría hacer para evitar la publicidad engañosa? Y otra cosa: me pareció ver por Twitter que estabas investigando el producto de Carrefour, es el mismo que Hacendado? Muchas gracias

  21. Rafa dijo:

    Gracias! muy interesante, excelente artículo.
    Los intereses, el dinero y poder nos gobiernan.
    Es bueno pensar un “poquico” y saber la razón de las cosas.

  22. Excelente trabajo, José Manuel.
    Un tema también interesante es, qué se esconde tras la frase, “se recomienda un dieta variada, saludable y hacer ejercicio” que obligadamente acompaña a muchos productos?

    Saludos cordiales

  23. surfzone dijo:

    O sea, que comernos un plátano es equivalente a tomarnos 3 Actimel/Mercamel… nos engañan como chinos, y nos dejamos. ¡Somos así de burros!

  24. Estupenda clase de Química y Publicidad.

  25. Yáiza dijo:

    Tenemos tanta información a mano que estamos completamente desinformados y mal informados. Las campañas publicitarias —todas— nos manipulan, y no solo las que tienen relación con salud y alimentación, sinó también las que tienen que ver con política, ideología y economía. Y el sentimiento final cuando de perctatas de eso es de que nos toman el pelo!
    Gracias por la información, un post súper interesante. Y me voy a leer la primera parte.

  26. Roberto dijo:

    La cuestión es más fácil aún: cuando se publicita algún alimento el objetivo puede estar entre dar a conocer un producto nuevo o vender un producto que no aporta nada a un precio muy superior al que tendría normalmente. Esto es fácil ver tras pasar un tiempo desde la primera publicitación: si la campaña sigue, sigue y sigue podemos concluír con seguridad que todo es mentira.

    Esto podemos verlo claramente, por ejemplo, en las cafeteras de cápsula: se cobra la dosis de café a un precio bestialmente superior al que tiene comprando a granel.

    Teniendo algún pequeño conocimiento de márketing y usando el sentido común, personalmente nunca pruebo cochinadas de estas y opto siempre por el plátano y compañía. La longevidad de mis bisabuelos y abuelos, que incluye la escasez nutricional de una guerra y posguerra, certifica suficientemente que estos superalimentos no aportan nada que no tengamos ya a mano.

  27. Maravilloso!!!
    Para cuando entre la población general la idea del legislador, es decir, de la propia EFSA al respecto de que “La utilización de declaraciones nutricionales y de propiedades saludables no deberá: [...] afirmar, sugerir o dar a entender que una dieta equilibrada y variada no puede proporcionar cantidades adecuadas de nutrientes en general” Es decir, a la población general no le ha de quedar ninguna duda de que es más efectivo tener un “patrón de alimentación funcional” basado en las más recientes recomendaciones que llenar el carro del súper con alimentos cuajados de alegaciones por todas partes. Esta estrategia, además de más recomendable cara a la salud será, probablemente, mucho más económica y sabrosa.

    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/06/12/funcionan-los-alimentos-funcionales/

    • aahron0 dijo:

      No coincido en que la EFSA implique en su declaración tu conclusión: “a la población general no le ha de quedar ninguna duda de que es más efectivo tener un “patrón de alimentación funcional” basado en las más recientes recomendaciones que llenar el carro del súper con alimentos cuajados de alegaciones por todas partes”

      Y no estoy de acuerdo con tu conclusión. La EFSA se limita a decir que una dieta equilibrada y variada se puede conseguir sin alimentos funcionales. Eso no implica que si la vitamina E disminuye enfermedades cardiovasculares, la EFSA no vaya a permitir que eso se promocione. Es más: una dieta DESEQUILIBRADA, es capaz de ser más saludable que una equilibrada. Mientras ese equilibrio se desplace a sobredosificacion (no tóxica/perjudicial) beneficiosa de algunos nutrientes, vitaminas, etc.
      Me refiero a la vitamina E porque beneficios en su sobredosificación (respecto dieta equilibrada) parecen bastante demostrados, o quizás también ácidos omega-3 (y a dosis que no se conseguirían con un consumo normal de pescado).

      Yo creo que la ciencia alimentaria puede MEJORAR la salud, incluso desviándose de patrones “tradicionales” y “equilibrados”.

      No estoy en absoluto de acuerdo que un alimento “natural” es SIEMPRE más sano que uno modificado.

  28. Me gusta mucho cómo has enfocado el tema. Bravo.
    Yo sólo comprendo a la gente que toma los actimeles por su sabor, las propiedades alimentarias que tienen siempre me parecieron que son marketing puro y duro. Pero a partir de ahora usaré el ejemplo del plátano como contraoferta.

  29. Modesto dijo:

    Genial, no suelo dejar comentarios, a los post que leo, pero este me ha encantado, mira que me ha enganchado de inicio hasta el final.

    Y solo por preguntar ¿pasa esto mismo con los productos que venden para disminuir el colesterol?, ya que en este otro caso el mensaje es meterte miedo para que los consumas, y de hecho a mi como mi ultimo análisis medico me ha salido alto el colesterol ya me ha dado por comprar esos productos (a parte de reducir otros alimentos como el huevo claro).

    En fin que muy buen aporte tu post lo compartiré a mis amigos.

    Saludos.

  30. Pingback: ¿Me siento engañado por Danone? | Zaragózame!

  31. Pau dijo:

    Muy buen artículo, gracias por la información. Es curioso como todo, no sólo la religión, la política, los deportes… sino también la alimentación, se ha convertido en una cuestión de fe. Cuanta más publicidad y etiqueta y de más “científico” se anuncia, más se compra. E incluso como el caso que cuentas de tu mujer, se establecen productos “de primera” y “de segunda” según la imagen que dé la marca.

    Con lo sencillo y barato que es llevar una dieta equilibrada y correcta, y la suerte que tenemos en España de contar con la variedad y calidad de productos frescos y todo el mundo sigue esperando milagros etiquetados, y encima los paga a precio de oro, que es lo peor.

    Todo sea por comprar la comodidad y felicidad que se vende en el anuncio.

  32. pacoguzman dijo:

    Reblogged this on Guzmanear and commented:
    Segunda parte del articulo

  33. pacoguzman dijo:

    Muy interesante esta parte tambien.
    Te reblogeo las dos partes en mi blog.
    Un saludo.

  34. Nolela dijo:

    Me a encantao la segunda parte, muchas gracias por la información. Esto me recuerda a algo que me comento hace tiempo la mujer de un primo mio. Ella me decía que para sus problemas intestinales lo que mejor le venía era el plátano.Cuando estaba con estreñimiento se tomaba un plátano bien maduro y cuando estaba con el asunto suelto un plátano mas verde y mano de santo. Curioso, resulta que el plátano tiene efectos distintos en función de su grado de madurez, supera esto actimel!!. Que gran invento el plátano y que rico está : D sobre todo el de mis queridas islas afortunadas : ).

  35. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | Grace To You

  36. José Zanni dijo:

    También es cierto que la gente a veces es cazurra… hace un tiempo le envié un enlace con información similar a mi tio, que se toma su “actimel” para las defensas y el colesterol, contando justamente que no sirve ni para una cosa ni para la otra. Respuesta: “que aunque sea cierto yo creo que me ayuda”, hala… a seguir tomado Actimierd! :D

  37. Astún dijo:

    ¡Todos los días un plátano,por lo menos!

  38. Eva G. dijo:

    Reblogged this on De Tres a Cinco and commented:
    Segunda entrega de la historia de Actimel.

  39. luther blissett dijo:

    felicidades por el articulo….

  40. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | Artículos CIENCIA-TECNOLOGIA | Scoop.it

  41. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | pepejavier

  42. mikibastar dijo:

    Excelente post, yo siempre sospeche que había gato encerrado, pero apenas me entero como es la cosa.

  43. Ana dijo:

    Me esperaba que el actimel tuviese de todo…menos vitamina B6, astutos los de danone.
    Genial el post, como siempre ;)

  44. No acostumbro a dejarme influenciar por la propaganda, sino por lo que veo. Hace décadas que tomo Actimel (además de yogur, porque no tolero la leche), creo que desde que salió al mercado cuando quizás muchas personas que leen este blog aún no habían nacido o estaban en su tierna infancia. Y puedo decir lo que he constatado. Tengo un herpes labial que hace años hacía su aparición muy a menudo y a veces el aziclovir en pomada no era suficiente para calmarlo. Desde que empecé a tomar Actimel, aunque el virus del herpes sigue ahí, porque no creo que haya manera de eliminarlo, parece que le cueste más asomarse al labio y cuando lo hace es tímidamente, no con la fuerza que tenía antes. A veces pienso que quizás sea el efecto placebo porque no creo demasiado en alimentos milagrosos, pero no se si pensando que me estoy tomando un placebo se produciría el efecto placebo. O sea que, digan lo que digan sobre el Actimel, yo pienso seguir tomándolo. Entre otras cosas, porque me encanta su sabor (no el bebido, sino el que viene en un tarrito como un yogur), Lo que no me gusta es que tanto los yogures como las leches fermentadas intenten ocultar que contienen bacterias vivas y les llamen “fermentos”, cuando son precisamente las bacterias vivas las que dan a estos productos sus propiedades. Y que conste que no tengo acciones de Danone ni de ninguna empresa de productos lácteos o derivados.

    • Dora dijo:

      Totalmente de acuerdo con Lectora Corrent,yo hace años tomo Actimel y prácticamente paso los inviernos sin resfríos ni catarros,sugestión ?? No lo creo.- Tampoco soy accionista de Danone.-

      • David dijo:

        Tengo un compañero que cada fin de semana se mete una borrachera, y curiosamente nunca cae enfermo. Otro amigo que se pasa todo el invierno en manga corta y pantalones cortos, y tampoco cae resfriado. Ahora bien, la causalidad mencionada y el efecto no tienen ninguna relación. Estas asociando la causa de no tener resfriados a un único hecho ajeno, tomar actimel. Probablemente tu sistema inmune sea bueno de por si, te cuides de abrigarte correctamente, tengas una alimentación equilibrada, etc…
        O quizás simplemente antes tenías una dieta desequilibrada, falta de vitamina B6, y por eso notas la diferencia, pero de tomar actimel, a cualquier otro producto con dicha vitamina, no notarías diferencias.
        Parace que hay gente a la que por mucho que les abras los ojos, miran para otra parte.

      • No mencioné los resfriados, pero también noté un cambio a mejor. De todos modos, soy escéptica en muchas cosas y me resisto a atribuir los posibles cambios de mi sistema inmunitario al Actimel. Pero seguiré tomándolo porque no puedo tomar leche –pequeñas dosis, sí, pero no la cantidad que me gustaría tomar– y además lo encuentro muy sabroso. Pero me da rabia que insistan en lo de las defensas. ¿Por qué no lo venden simplemente como un alimento con alto valor nutritivo? ¿Y por qué usan el eufemismo “fermentos” para referirse a las bacterias que contiene? ¿Porque la gente tiene miedo de ellas? No me extraña, si incluso hay científicos que reniegan de la microbiología, sin pensar que los humanos tenemos en nuestro intestino muchas más bacterias que células tiene nuestro cuerpo.

  45. aahron0 dijo:

    El Post merece sin duda ser convertido en un reportaje de periodismo de investigación y emitido en las televisiones. La argumentación respaldada con pruebas, y no se cuántas horas de trabajo para reunirlo todo de forma tan brillante.

    Harina del MISMO costal son las patentes que protegen las cepas “beneficiosas” -o incluso las de toda la vida…-, e imagino que es la razón del paracasei en Hacendado. Las mentiras en las patentes son para caerse de culo. Nótese que cualquiera podría patentar el uso de Lactobacillus en colirios, por si a alguien le apetece invertir en ello. Incluso un yogurt de uso vaginal, que dicen que el Lactobacillus es tan bueno para flora en dicho lugar.

    Por otro lado, legalmente, no veo por dónde pillar a Danone o Hacendado.

    No es difícil demostrar que es publicidad engañosa con respecto a Lactobacillus/Inmunidad (y con esto me satisface leer que se confirma que es un cuento chino probioticos [actimel, yogurt]-> mayor inmunidad, como contra algun viento y marea defendía en el Capítulo I) .

    Pero no veo fácil demostrar que el PRODUCTO (con vit. B6) es publicidad engañosa, puesto que con dicha vitamina B6, no se engaña en el claim. Hasta el sello amarillo de Vit B6 está inteligentemente al lado del claim.

    Esto es, si yo fuera Danone o Hacendado, estaría muy tranquilo con respecto a cualquier demanda por publicidad engañosa. Por mucho que engañen con la actividad de los probioticos: el PRODUCTO en sí, lo que se vende, reivindica legalmente beneficios para la salud.

  46. sucolega dijo:

    Añadiria que el timo consiste en vender leche semi con mucho azucar y polvos a precio de oro, comprobad la diferencia de precio por litro con la leche normal….

  47. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | ForoProvincias.Com

  48. Esther dijo:

    Otra pega que tienen los Actimel y en la que nadie parecer reparar es la cantidad tan brutal de azúcar que llevan.

  49. Luisa dijo:

    No soy muy buena en matemáticas pero creo que la comparación correcta debería ser 1,50€ en Actimel frente a 0,168€ de un plátano para la misma cantidad de miligramos de B6

  50. Pau dijo:

    Lectora corrent, ¿tomas Actimel hace décadas? Actimel fue introducido en Europa hace una década y algo y en España hace menos. ¿Dónde vives?

    • Unas dos décadas. Actimel debió de comercializarse en Barcelona (en otras partes no lo sé) a principio de los noventa. Lo recuerdo porque durante el verano, cuando estábamos fuera de Barcelona, no era fácil encontrarlo (dejamos de ir a aquel pueblo hacia 1993 o 1994, pero no por la dificultad de encontrar Actimel). Los primeros Actimel eran los de vasito, como los de yogur, que tienen una consistencia más espesa (los que yo sigo tomando, menos ácido que el de las botellitas y supongo que deben de ponerle alginato o algo parecido para espesarlo). El año 1997 o 1998 fui a una reunión a Bruselas (la primera reunió “Mujer y Ciencia que organizó la UE) y me sorprendió ver que en el metro lo vendían en máquinas expendedoras. En 2002 pasé unas vacaciones en casa de una amiga en Cerdeña y creí que allí tendría que prescindir de mi Actimel pero me equivoqué porque ella también lo tomaba desde hacía algún tiempo (pero no tenían más que la botellita).

  51. César dijo:

    Chapeau!

    Actimel en el mundillo se le llamaba el 80:20.

    En Actimel (no en Hacendado) la estructura de costes es tal que publicidad y márketing representan el 80%; con el otro 20% pagas materia prima, procesado (incluyendo energía, amortizaciones de equipo y personal), embalajes y transporte.

    Pero aún hay más. Cuando se lanzó Actimel el coste total era el 20% del precio de venta, y el 80% los márgenes de Danone y el distribuidor. Esto ya no será así, obviamente, pero muestra a las claras lo beneficioso que ha sido este producto…para Danone.

  52. Francisco dijo:

    Opino que teniendo un cerebro lo suficientemente avanzado como para analizar entre tomar un bote de Actimel o comernos un plátano, no nos están engañando, nos dejámos engañar. Tenemos dos opciones y elegímos la más CÓMODA, un bote de Actimel; que comprar un kilo de plátanos. ¿Nos han enseñado alguna vez la manera correcta de usar y comer lo que realmente nos beneficia?. ¡ NO!; entonces es ahí donde las grandes multinacionales, con un buen equipo de sociólogos y psicólgos nos imponen, no lo que ellos quieren, si no lo que nosotros demendamos, y lo que demandamos es COMODIDAD.
    Siempre me ha parecido derrochar dinero comprando estos productos; nunca he comprado estos, solamente yogures normales y corrientes, no porque tomando un Actimel y sentándome a leér un libro en el sofá pierda 1 kilo. ¡ Por favor!.

  53. Guillermo dijo:

    Dos artículos redactados muy didácticos e impecables. Enhorabuena, y gracias por llevar a cabo esta labor de documentación, voy a hacer cuanto pueda por darles la difusión que merecen.

  54. aahron0 dijo:

    No soy responsable de lo que adjunto, pero es muy curioso que me ha llegado hoy este mail que se ve que circula bastante por ahí. Imagino que alguna idiotez… lo interesante es que circula libremente en los correos en cadena.

    REPITO: ADJUNTO COMO CURIOSIDAD, (ni si quiera lo he leído)!!
    *******************************************************

    DANONE OBLIGADO A RETIRAR SU PUBLICIDAD ENGAÑOSA DESPUÉS DE 15 AÑOS DE MACHAQUE Y DAÑOS.
    Ya es oficial desde finales de septiembre de 2011, ya no hay publicidad en la televisión (francesa)

    El « estudio sobre el yogurt » que ha lanzado Didier Raoult*, investigador francés, en la prestigiosa revista científica « Nature » de septiembre de 2009 a acabado por dar resultados.

    Para el director del laboratorio de virología de la Timone de Marsella, los yogures y otras bebidas lácteas hinchadas de pro-bióticos que nos hacen tragar desde hace cerca de 20 años tendrían una gran parte de responsabilidad en la epidemia de obesidad que golpea a los niños.

    Los pro-bióticos que Danone añade a saco en diversos yogures son según las alegaciones de la marca expuestas en la televisión, supuestamente « refuerzan » las defensas inmunitarias. Hay más de 1000 millones por bote de Activia o de Actimel
    Lo bueno es que estas bacterias “activas y vivas”, según Danone, son las mismas que las que se utilizan desde hace mucho tiempo en la cría industrial como activadores del crecimiento para hacer engordar más rápidamente a los cerdos y pollos.
    Un cerdo atiborrado de pro-bióticos, gana un 10% en la báscula.

    O sea que Danone nos incita a criar a nuestros niños como cerdos o pollos

    De hecho, a principios de año, los investigadores han tenido la idea de comparar la flora intestinal de los obesos y de los no obesos. Y ohhhh, sorpresa, los primeros estaban atiborrados de pro-bióticos, esos que se encuentran precisamente en los yogures « Activia »

    Didier Raoult Comenta : « Se han autorizado para la alimentación humana activadores de crecimiento utilizados en la cría (de animales), sin pararse a saber cuál sería el efecto sobre los niños » De golpe, este ha reclamado estudios para conocer el papel preciso de TODOS los productos lácteos en la epidemia de obesidad infantil.

    Por otra parte no son solo los niños los que son víctimas de esta superchería : «He encontrado numerosas mujeres rellenitas a pesar de estar sub alimentadas, y que buscaban adelgazar desesperadamente limitándose a varios yogures al día y algunas chucherías”. Y, desesperante desilusión, continuaban engordando, y estaban cada vez más cansadas y frágiles…

    Finalmente, los sembradores de alerta independientes han acabado por mover a los servicios oficiales antes de que el escándalo no explote a la luz del día

    Es así como acaban de meter presión sobre el grupo Danone, obligándole, según los términos delicados de los grandes periódicos, « a revisar su copia » (Un monstruo como Danone, eso se negocia). Hay que darse cuenta de todos modos que esto podría ser un duro golpe para el lobby ya que los grupos Actimel Europa y Activia Europa valen en conjunto más de 15.000 millones de euros sobre una cifra total de Danone de 15..000 millones.

    Pero no nos preocupemos por esta empresa de tramposos, ya que entre sus discretas e inteligentes maniobras de retirada de publicidad y la adición de muchos de los consumidores, no hay realmente “fuego en el lago”, mientras esperamos que nos inventen otra “ensalada a la moda”

    Pasalo.. ¡Para que lo sepa todo el mundo,,, !

    *Didier Raoult es profesor de microbiología y especialista en enfermedades infeccciosas. Dirige la Unidad de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Tropicales Emergentes (URMITE) de Marsella. A los 58 años le ha sido concedido el Gran Premio Inserm 2010 por el conjunto de sus trabajos sobre agentes patógenos y su descubrimiento de virus gigantes.

  55. JoseLuis dijo:

    Bueno… Tengo cientos de preguntas, a saber: ¿Por qué este post no lo mandas al País, el Mundo, ABC, Marca, AS, Intrviu, Hola, Lecturas… Teletipo a Efe, tve1, La2Noticias, A3, 4, todas las sextas y todos los que se te ocurran a ti? Es genial la difusión en el blog, twitter, pero siempre se quedará pequeña. Hazme caso, por favor. Hazlo por el bien de todos. Millón de GRACIAS!!!!!!!!

  56. Jose Riguera dijo:

    Lamentablemente la ignorancia de los muchos es usada en beneficio de los pocos.

  57. Pingback: Actimel: ¡cómpralo tonto! | qui-mi.com

  58. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | La revolution de ARMAK | Scoop.it

  59. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | news ALFA

  60. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone?

  61. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | SALUD Y COMUNICACIÓN | Scoop.it

  62. Estefania Iglesias dijo:

    Muy bueno!!! Hace muchos años que vengo peleando para que la gente no caiga en el consumiso publicitario de ciertos “alimentos” enriquecidos, mejorados, saludables, etc, y claro está que desde hace casi 10 años he comprovado, como dice unos de los dibujos que vemos a diario: “Si lo dice la TV es cierto”; que dificilmente tiene solución. Dinero llama a dinero, sea cual fuere su formato, por no hablar del fin “saludable”¿?, bueno…al final que cada uno aguante su vela, y el que se quiera dejar salubilizar sin contrastar informaciones ni verificar datos, que lo haga. Que en la ignorancia se vive más feliz, pero sale algo más caro….Sólo recordar que nuestros padres y abuelos se han criado sin pre/probioticos varios, ni productos light, ni muchas otras cosas “que ayudan”; comida de casa, natural, con producto de proximidad y temporada, dieta sana y variada…..que en tiempos de crisis, ya es mucho!!

    • “Sólo recordar que nuestros padres y abuelos se han criado sin pre/probioticos varios, ” Tengo edad para ser madre y quizás incluso abuela de muchas personas que participan en este debate. Y los prebióticos me han acompañado toda la vida, aunque durante muchos años no se llamaban prebióticos, solo yogur. Recuerdo los Danone de mi infancia, que iban en unos tarros como de porcelana, tapados con un papelito de celofán que sujetaban con una gomita (luego se guardaban las gomas porque podían ser muy útiles). La mayoría de la gente tomaba el yogur solo cuando tenía diarrea, pero en mi casa era un postre habitual. Supongo que también fabricaban quéfir porque recuerdo una granja que tenía en el cristal unas letras doradas que ponía “Yogur y kéfir Danone”. Por cierto y ya que menciono el quéfir, no conviene darlo a los niños porque tiene alcohol, producido por las levaduras que contiene (además de bacterias). También recuerdo que, durante mucho tiempo, fuera de Barcelona era difícil encontrar yogur. Quizás aquí teníamos ya una tradición. Al fin y al cabo, aunque Danone es ahora una multinacional francesa, se fundó en Barcelona en 1919.

  63. Miriam dijo:

    Gracias por el fabuloso artículo. Yo siempre temí que si lo que decían en su publicidad era verdad (y no tenia un equipo de química casera para comprobarlo), a la larga estas cosas acabarian generando una bajada de defensas a causa del acomodamiento del cuerpo. Entre esto y las recientes noticias de multas que va a tener que pagar Danone por exagerar los beneficios de Actimel y Activia me quedo más tranquila. Un saludo

  64. Jesús dijo:

    He investigado por mi cuenta y me he encontrado con que dos cervezas aportan aproximadamente la misma cantidad de vitamina B6 que un Actimel de esos.
    Así que ya sabéis: a partir de ahora cuando te levantes te tomas un par de cañas, ¡que tus defensas también tienen que desayunar!

  65. Jo, qué jartá de comentarios… yo sólo pasaba para agradecer la contribución al carnaval; el artículo no me sorprende, en la línea del autor: directo al grano, sin contemplaciones y sin dar gato por liebre (no como otros).

    Tampoco entiendo porqué se complican tanto, si el producto está sabrosón y el envase es llamativo y a las madres les viene estupendo para que los nenes almuercen en el cole… pues para qué enfangarse con publicidades engañosas. De verdad que no entiendo este mundo que vivimos.

    En fin, lo dicho: gracias por participar en el carnaval, y por la entrañable mención que me dedicas! ;)

    Un saludote, espero ansioso el desenlace bacilón.

  66. Néstor dijo:

    Espectacular la forma de desarrollarlo y por decir algo quizá no olvidar el resto de marcas sean las que fueren que hacen lo mismo, que hay muchas.

    Felicidades y gracias !

  67. soy una niña de 13 años y no lo he entendido todo muy bien pero se lo que quieres decir.Y me alegro mucho de que hallas investigado todo esto pero, una pregunta : ¿por que no haces para que esto salga en las noticias?¿O hacer una campaña contra ellos? Por favor espero tu respuesta dejamela en mi pagina web en uno de mis articulos. ¿y como ganas tantas visitas es decir aparecer en los mas visitados?
    un saludo: eldesvandeisabel.wordpress.com
    GRACIAS:

  68. He oído el caso de una chica que tomaba Actimel a diario y cuando dejó de tomarlo sus defensas se volvieron locas al no tener la dósis diaria de Actimel… Digamos que cayeron a niveles más bajos de lo normal, pues al cuerpo le faltaba ese apoyo que se supone que da Actimel

  69. Artículos como este clarifican y mueven a la reflexión. Felicidades al autor. El lenguaje es un código de entendimiento, nunca debe convertirse en un engaño, ni siquiera en intentarlo. Abundo en esta cuestión: http://tiemporevuelto.wordpress.com

  70. Tinejo dijo:

    Tontos que somos para esto y para tantas cosas. Si nos dejamos engañar en el plano político una y otra vez por la alternancia canovista, cómo no lo van a hacer los que prometen salud a cambio de un par de euros de recipientes sanadores?

    http://casaquerida.com/2012/06/17/holocausto-en-honor-al-futbol/

  71. Pedro dijo:

    MUy bueno, claro, conciso, fundado, argumentado y brillante, enhorabuena!!!

  72. Platt dijo:

    Muchas gracias por la info tan detallada, acabo de encontrare gracias a Mikel López Iturriaga y me has sorprendido gratamente. Sí que había leído los bulos sobre los actimeles, y los suelo comprar esporádicamente, pero reconozco que en general la gente los toma como churros pensando que son buenísimos, y nada más lejos de la realidad. Un abrazo!

  73. Cira dijo:

    Impresionante. Y te han tomado la palabra: los últimos anuncios de Actimel ya están hablando de disminuir la fatiga y el cansancio…

  74. Qué buen artículo. Muy ilustrativo.

  75. CP dijo:

    Muchos de los anuncios que estan emitido en la TV Española no estan permitido en otros paises dado que son falsos y no pueden se verificado cientificamente, sobre todo los anuncios de Danone.

  76. José J. dijo:

    Muy buen trabajo José.

  77. Muchisimas gracias a todos. Perdonad que no os conteste uno a uno como hago generalmente pero me habéis abrumado. Me alegro que os haya gustado el post. Realmente más que un artículo lo considero un trabajo de investigación del que me siento orgulloso por la respuesta que todos habéis tenido. Si hay noticias de Danone, os las comunicaré como hice con L´Oréal..haciendo amigos ;-)

  78. pilimunne dijo:

    Hola José Manuel!
    Había visto tu post en algún tweet pero aun no lo había leído. Tienes una nueva fan!
    Gracias por el trabajo que has hecho en este post!
    Pilar

  79. Genial tu post José, me servirá muchísimo para trabajarlo en clase con mis alumnos y fomentar en ellos la criticidad de la publicidad ;-).

  80. Pingback: Industria alimentaria: ¿nos engaña o esta desinformada? | El nutricionista de la general

  81. Finito! dijo:

    Un post de categoria, me pasare mas amenudo por aqui a leer estas valiosas informaciones.
    Y digo yo, ¿porque no aprobechan ahora los de platano de canarias para hacer marketing diciendo que un solo platano de ellos equivale a 3 botellines de L.Casei, y enseñando los botellines de Danone? no seria publicidad engañosa y seria demostrable. Podrian poner muchos microscopios y diciendo que todos los laboratorios lo demuestran, asi hundirian su estrategia a esos aprobechados de las marcas.
    Lo malo que aunque se dijera en la tele dia si dia tb la gente aun los compraria, tienen a los niños enganchados, les das otra cosa y solo quieren Actimel.

  82. María Sirgo dijo:

    Me ha encantado leer este artículo y ciertamente la gente debería conocer la “trampa” del producto. Sin embargo yo seguiré tomando Actimel porque sabe bien y se bebe con rapidez :D

  83. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? «

  84. aclima dijo:

    Que gran artículo, si señor!! Era un tema que habíamos pensado todos, nos convencieron con la estrategia de marketing, que sin duda fue brutal, pero la realidad, tal y como nos muestras, es un engaño. Y mira que te lo digo como persona dedicada al sector de gran consumo súper online de Barcelona pero obviamente una cosa no quita la otra. Enhorabuena por el artículo!

  85. Muy bien, genial, ¡qué triunfe la verdad!. La investigación y la comunicación tienen que ir unidas y tú lo haces muy bien. Desde los niveles de la enseñanza secundaria podemos divulgar la buena ciencia pero necesitamos a gente tan comprometida como es tu caso para que nos ayude a tirar del carro….¡¡¡¡Muchas gracias!!!! Sé el trabajo que conlleva el escribir esta entrada

  86. Increíble, genial texto, lo cuelgo ahora en mi muro, largo pero excepcional.
    Gran trabajo!!!

  87. Pingback: Danacol, Flora Pro Activ y Benecol… ¿verdad o mentira? | SCIENTIA

  88. Sofía dijo:

    Estupendo. Creo que con esto delante ya podré convencer a mi madre para que se deje de milongas y se coma los plátanos que llevo a casa en lugar de ponerse de los nervios si no le llevo los actimeles de marras (es que encima no hay quien la convenza de que da lo mismo una marca que la otra… siempre tira a la más cara porque se fía más que de la marca blanca).
    Estimado señor, le debo una.

  89. Pingback: La guerra de la tensión arterial: VitaTEN contra aguacates — Amazings.es

  90. Pingback: La prueba final: mi vídeo casero que demuestra los engaños de la industria alimentaria | SCIENTIA

  91. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone? | 360 Grados | Scoop.it

  92. Pingback: La guerra de la tensión arterial: VitaTEN contra aguacates

  93. Pingback: Actimel vs plátanos : un ejemplo de cómo nos engaña la industria alimentaria

  94. Fran dijo:

    Magnífico post al que he llegado a través de un amigo y creo que voy a agregar este blog a mi barra de marcadores.

    Sólo una pequeña corrección: cuando al escribir cantidades se usan puntos para expresar decimales, lo que va antes del punto es la unidad a la que se refiere a continuación. Me explico: su error es que pone ” 2.5 céntimos”… eso es 2 céntimos y medio… cuando creo que se refiere a 2 euros y 50 céntimos… o 2.5 euros.

    Un saludo, y gracias por tu post!

  95. Pingback: La guerra de la tensión arterial: VitaTEN contra aguacates | SCIENTIA

  96. guillermo dijo:

    Hola José, encantado de leerte.
    Lamento informarte que yo trabajo para el Lado Oscuro ( la industria alimentaria)….siempre pensé que desde dentro también se pueden cambiar ciertas cosas.
    Es cierto que hoy vemos como muchos más recursos se destinan al marketing ( en la busqueda del Health Claim perfecto) que a la investigación pura,…en fin, parece que el comportamiento humano (por lo menos como cliente en el supermercado) se asemeja más al del hámster que al del homo sapiens.
    Espero que con más divulgación/formación ( como la tuya) esto se pueda ir corrigiendo.

    Aprovecho para realizarte una consulta, en tu entrada sobre el ácido linoleico comentas que este puede ser responsable de desagradables olores por oxidación, sabes donde podría encontrar más información al respecto ?

    Muchas gracias y un gran saludo

  97. Pingback: Quando o Marketing Brinca com a Saúde « Ad Argumentandum

  98. tocoloro dijo:

    enhorabuena por la entrada…..y otro que se annade el blog a los marcadores

    Perdonen me ponga trascendental, pero esto forma parte del gran absurdo del capitalismo salvaje….Nos bombardean para que tomemamos todo tipo de suplementos redentores que nos den ese extra de salud y energia que previamente nos roba la necesidad imperiosa de colmarnos de bienes materiales……

    No es tan dificil romper el circulo…consume menos y mas sano y dedica mas tiempo a disfrutar de la vida….ya veras como la tan cacareada energia vuelve solita

  99. Savinio dijo:

    Enhorabuena por el post, Jose Manuel. La mentira y el imperio del mal campan a sus anchas.
    Saludos

  100. Nelson dijo:

    Interesante aunque aquí en argentina actimel contiene L Casei Defensis en el rótulo, osea tiene agregado el defensis. También dice que es importante cuidar el sistema inmune pero no dice en ningun lado que este producto ayude a mejorar dicho sistema, sólo dejan que uno asocie una cosa con otra. Y por último y muy importante el actimel argentino no menciona la vitamina 6 en ningún lado. Sólo dice contener: Vitamina b12, vit C y vit B2, Calcio y Zinc. de la vit 6 nada :(. Supongo que aquí con llamar “defensis” al L Casei y con agregar consejos es suficiente para que la gente asocie “libremente” beneficio con producto.

  101. Zero dijo:

    Enhorabuena!, yo realicé una “investigación” similar que me llevó a las mismas conclusiones, pero tengo que reconocer que esta es mucho mas extensa.

    Estaría bien comentar también algo de la ambigüedad que tienen los anuncios de actimel, sobre todo los de hace años y que llevaban a muchos consumidores a pensar que el actimel practicamente te prevenía o te curaba una gripe o resfriado así como enferemedades de cualquier índole aparte de la gastrointestinal; a traves de frases intencionadamente ambiguas como “te protege de las agresiones del invierno” y personajes publicitarios como “el equipo actimel”, que se asemeja bastante a los linfocitos de la serie infantil “Erase una vez el cuerpo humano” que todos los de mi generación recordamos aunque sea de manera inconsciente, Danone sabía lo que se hacía.

    Vamos, que ni el agua de Lourdes…

  102. José Arturo dijo:

    Me quito el sombrero. Los halagos ya te los han dado. lo dicho, me quito el sombrero una y 100 veces.

  103. Pingback: La prueba final: mi vídeo casero que demuestra los engaños de la industria alimentaria | A tener en Cuenta

  104. Pingback: Recopilando enlaces interesantes (I)

  105. Topy10 dijo:

    Y yo me pregunto ¿Por qué no se propone a los productores de plátanos que coloquen una etiqueta del tipo “un plátano ayuda a tu sistema inmunitario como un pack de 6 actimel y cuesta 10 veces menos”? Me encantaría ver eso en las fruterías. Se podría entregar con una copia de esta publicación aunque debería tenerse en cuenta el aumento de cabreo, desconozco las consecuencias que podría tener

  106. Josep dijo:

    Chapeau! Me voy a merendar un plátano… ;-)

  107. Josito dijo:

    A mí ni me va ni me viene pero en una de las tablas, concretamente la referida al contenido de B-6 se menciona el pollo, concretamente la carne oBscura. En fin, a mi me hace desconfiar un informe “científico” que hable de la carne oBscura. Al menos quien lo ha escrito está un poco oBstuso en eso de la gramática.

    • josepzin dijo:

      Si, yo creo que es un argumento que perfectamente tira para abajo todo el artículo. … :P

      • Lis dijo:

        Josito y Josepzin: antes de criticar, refrescad vuestros conocimientos gramaticales para no hacer el ridículo intelectual. La página de la RAE es gratuita: el adjetivo obscuro es correcto y se puede escribir también oscuro. Una mala traducción (que no parece ser el caso que nos ocupa) no “tira para abajo” (sic) ningún artículo científico, sólo al traductor/editor del texto. Los textos interesantes y amenos, que aporten conocimiento, enganchan al lector con una redacción pulcra y correcta. Y por cierto, aunque no “te va ni te viene” el artículo del compañero, pero sí cómo ha sido redactado/ilustrado, el abuso de adverbios que se da en vuestros mensajes (“concretamente” y “perfectamente” ) y que prolifera en la comunicación oral (y por desgracia, también en la escrita) empobrece el lenguaje.

      • josepzin dijo:

        Lis, habrás visto luego de mi comentario la carita sacando la lengua ¿no? :P

  108. Santo dijo:

    Acabo de descubrir estos dos posts a través del enlace de una amiga en una red social. Me han parecido fascinantes y han confirmado una sospecha que siempre he tenido. Soy filóloga y me gustaría decirte que lo has dejado todo perfectamente claro, que te expresas maravillosamente y que la ciencia, así, para todos, sirve de mucho. Mi más sincera enhorabuena por este blog y especialmente por esta entrada.

  109. Lis dijo:

    ¡Ay no, josepzin! Con tantas caritas que muchos insertan para sustituir unas palabras bien utilizadas, uno acaba por obviar ese recurso que puede llevar a equívocos y que para mí empobrece el lenguaje y las ideas, al tratar de “ahorrar” tiempo de escritura, como ha sucedido con los sms. Se usan las caritas y luego no se cuida cómo ni qué se escribe. Los emoticones fuera de lugar (fuera de la correspondencia personal) acaban resultándome molestos como los anuncios en la prensa y la televisión, ¡qué le vamos a hacer! Pero no voy a dilapidar más espacio digital con mis disquisiciones sobre cómo hemos de comunicar, porque de lo que se trataba aquí era de comentar las interesantes reflexiones del compañero José Manuel.

  110. Joe dijo:

    Hace tiempo que leí esta entrada, sin embargo hace poco fui a Francia y no pude evitar ir a la sección de lácteos a ver que ponía en los actimeles franceses, y vi que no hacían alusión a lo de “ayuda al desarrollo normal del sistema imunitario” pensé que no le habrían añadido vitamina B6, pero si que contenía. Entrando en la web actimel.fr pese a que todo apunta a que actimel mola mucho, y hay un apartado especial ciencia, salud y todo eso, solo dicen que se han patentado los l-casei después de largos estudios, que es un producto inovador, único y exclusivo y más bla y bla y bla, llegan incluso a convencer al lector sin decir nada de nada al más puro estilo de los políticos. Ni siquiera hacen uso del asterisco para hacer alusión a la vitamina B6.

    Indagando un poco más, vi que la EFSA fue la que puso las cosas en orden desde diciembre de 2010. Pero me pregunto porque no se escudan con la vitamina B6 para poder poner el tan ansiado eslogan. Igual el uso del asterisco está más regulado que aquí o alguna triquiñuela legal cualquiera. Dejo la pregunta en el aire a ver si alguien sabe algo y si en España se podría hacer algo similar al respecto.

    • martzel dijo:

      “La ingesta alimenticia de vitamina B6 interviene en el metabolismo normal de las proteínas, glucógeno, función normal del sistema nervioso, formación normal de los glóbulos rojos y anticuerpos del sistema inmunitario y la regulación de la actividad hormonal”; interviene el metabolismo normal; y tal y como se menciona en este post, la EFSA ( Francia estará en el ajo por estar en la U.E, digo yo… ) no permite que se diga ” ayuda a tus defensas” ni alegaciones que den a entender que por el hecho de tomar Actimel tus defensas aumentan ( ya que no es cierto ). Actimel = Probiótico, ayuda a tener buenas digestiones fundamentalmente ( aclaración personal ). En Francia otra cosa no, pero cautos yo creo que son ( en general ).

  111. olga dijo:

    Impresionante.

  112. Lorena dijo:

    nota super interesante! me viene genial para un trabajo práctico que estoy realizando…
    sera un honor poder citarlo en la blibliografia…
    saludos desde Bs As Argentina..

  113. Pingback: Maldito nutricionismo | El nutricionista de la general

  114. Pingback: Nestlé + L´Oréal = Innéov…¿nutricosmética u otra cosa? | SCIENTIA

  115. Pingback: Lo que debes saber sobre el etiquetado de los alimentos « Aprende a comer

  116. Pingback: El Reglamento europeo que ha acabo con la I+D+i de la industria alimentaria | Naukas

  117. Pingback: El reglamento europeo que ha acabado con la investigación, el desarrollo y la innovación en la industria alimentaria | SCIENTIA

  118. Pingback: Si Méchnikov levantara la cabeza (o la guerra de los probióticos) | El nutricionista de la general

  119. Pingback: Los 10 posts más visitados en Scientia durante el 2012 | SCIENTIA

  120. Antonio Fumanal dijo:

    Nunca se comenta el alto contenido de azúcar, 11 %. Lo hace muy agradable pero es comparable al contenido de azúcares de un refresco, un chute al páncreas para desayunar. Y de eso no se suele hablar, probablemente por el pequeño tamaño del envase. Puro marketing que ha embaucado a muchos.

  121. Yo tenía un compañero de trabajo que parecía que cobraba de Danone a comisión. Pesadísimo con los actimeles, y a mí el yogur es que nunca me gustó.

  122. Yago dijo:

    Muy interesante el post. Tal vez tú me puedas responder esta duda que me queda en el tintero y que en un visita a Danone no me supieron/quisieron responder: si el fermento láctico está vivo y se refrigera para mantenerlo latente hasta su consumo, ¿no es perfectamente factible que la competencia de Danone cultive su exclusivo L-Casei y lo aplique en sus productos? ¿cómo es posible que pregonen su exclusividad si lo puedo cultivar yo en una yogurtera? ¿o me equivoco?

  123. Jean dijo:

    Me ha encantado este artículo y lo voy a compartir con todos mis contactos, que ya está bien que nos engañen así! Una cosa, por aquello de “pedir” o dar ideas: qué tal un post parecido cargando contra los actimeles que dicen rebajar los niveles de colesterol? Es cierto esto?

  124. Lucas dijo:

    La culpa de todo esto la tienen los borregos de los consumidores, que solo se fian de las marcas y de la publicidad de la tele. Si el marketing recurre a estos trucos es porque funcionan. Ya somos mayorcitos para saber que nutrientes tiene cada alimento y tenemos internet para solicionar dudas. Como dijo un sabio callejero… si me engañas una vez es culpa tuya, si me engañas dos veces es culpa mia…

  125. David dijo:

    Hola.
    He leído sus artículos y no puedo negar que me ha sorprendido el rigor y el respaldo científico con el que respalda sus afirmaciones.
    Mi trabajo está relacionado con la defensa, desde la administración, de los derechos de los consumidores.
    La normativa en la materia, tanto europea como española, tiene como fin la protección de los consumidores y usuarios, pero algunas veces por presiones o por otras causas, la citada normativa no consigue sus objetivos con total eficacia. Sirva como ejemplo la inclusión de los postres lácteos Pascual como yogur, cuando no cumple los requisitos técnicos para estar incluidos. (Comercialmente es más interesante denominarse yogur Pascual que postre lácteo).
    Respecto a Danone y su Actimel, desde hace varios años la empresa se ha preocupado de identificar el producto con el fortalecimiento de las defensas. Cuando por normativa se le ha impedido hacerlo, han añadido “ayudan a” con lo que se incluyen en los alimentos saludables (que son todos con la adecuada mesura). El beneficio económico que obtiene es tal que han decidido bordear la legalidad permanentemente para mantener ese “aura mágico”.
    En la última campaña publicitaria se contrató a la popular presentadora Susana Griso, pero no por anuncio, sino por un periodo determinado de tiempo. ¿Cuál fue la razón? Conocedores de que sus anuncios serían retirados por vulnerar la ética publicitaria (Autocontrol) y la normativa vigente, tenían preparados los sustitutos y…los sustitutos de los sustitutos. El resultado fue que no hubo una percepción de retirada de la publicidad al protagonizar la citada presentadora los anuncios de forma continua y variando sólo algunos matices. El mundo publicitario es mucho más rápido que la Administración en su control, siendo los medios para ello escasos. Con ese tiempo juegan y desgraciadamente ganan.
    En momentos en que circulan por internet los más variados bulos, rumores, alertas sin fundamento, encontrar información veraz y contrastada es importante.
    Si los consumidores están lo suficientemente informados será el propio fabricante el que tendrá que dar marcha atrás. (Quizá utópico pero en EE.UU ya está sucediendo).
    Le animo a continuar en su labor divulgadora con el mismo tesón.
    Gracias

    • Paula dijo:

      Que fuerte lo que nos cuenta de que sabían que se retirarían los anuncios, y por ello crearon una tanda de anuncios, con pequeñas variaciones entre ellos para que no se notara el pufo.
      Antes era muy de comprar marcas a la hora de comer. Prefiero pagr un poco más si a cambio me dan calidad, pero ultimamente, y a raíz de la polémica de la carne de caballo, ” he desperado”, y me he dado cuenta de que las marcas no garantizan calidad, simplemente pagas el sobrecoste la marca. Nada más. Así que apartir de ahora, compraré lo más natural posible, y 0 marcas. Acaban de perder una clienta.

  126. seldon dijo:

    Es usted un crack!!!

    ¿Que ocurre con el Danacol y su agresivísima campaña con Manolo Escobar?

    ¿Es cierto? ¿Es rotundísimamente falso, salvo alguna cosa?

    Me encanta tu bloc, gracias.

  127. Pingback: Próxima parada en el sinsentido: el mundo del agua mineral | SCIENTIA

  128. Pingback: Marketing torticero: el escándalo de las ensaladas | SCIENTIA

  129. Pingback: Entrevista a José Manuel López Nicolás | Ciencia | Kubilha

  130. Pingback: ¿Sirve para algo Activia de Danone? | Naukas

  131. Pingback: ACTIVIA DE DANONE | pseudoblogdegerundio

  132. Pingback: ¿Sirve para algo Activia de Danone? | SCIENTIA

  133. Pingback: Timo: Actimel, las copias de marca blanca y el marketing

  134. Pingback: El presidente de Nestlé y la medicina tradicional china | SCIENTIA

  135. Walberto Batista dijo:

    Alguien me puede recomendar un par de buenos libros sobre ingredientes funcionales y claims de salud asociados??

    Muchas gracias
    Walberto B

  136. Pingback: Actafarma y sus curiosa forma de hacernos adelgazar | SCIENTIA

  137. Pingback: 5 errores científicos de narices | PerikuBlog

  138. Pingback: #Actafarma y sus curiosa forma de hacernos adelgazar (#paraadelgazar) |

  139. Estimado José:
    Ya en otras ocasiones he comentado tus entradas y te he mencionado que me encanta tu blog, además de utilizarlo muchísmo en mis clases de química del bachilerato. Hoy en particular te quiero comentar que me tomaré el atrevimiento de citar algunos de tus comentarios en una tarea que me asignaron en un curso que estoy tomando sobre pensamiento cientifico y que versa sobre “¿Cómo se puede manipular la verdad?” ¡tus post me han quedado como anillo al dedo!. Espero no haya inconveniente en usar esta información y por supuesto citarte (sirve que promuevo tu sitio :-)) .
    Muchas gracias de nuevo por tomarte el tiempo para compartir esta información con nosotros.

  140. Antonio Leon dijo:

    Independientemente de que otros argumentos del artículo sean correctos, encuentro que el siguiente razonamiento no lo es en absoluto. Y me sabe mal porque al detectarse un fallo en la argumentación uno tiende a mirar al conjunto con el mismo escepticismo que el autor respecto al actimel:
    ==================================
    Pero entonces, ¿el famoso Lactobacillus casei DN-114001 exclusivo de Danone sirve para algo más que cualquier microorganismo presente en un producto lácteo fermentado o en otro probiótico tradicional como es el caso de un yogurt? No, y la prueba es que Mercadona utiliza un microorganismo totalmente distinto, nada exclusivo y que no ha sido sujeto a tantísimas investigaciones científicas, pero publicita exactamente lo mismo respecto al sistema inmunitario…”
    ==================================
    No veo la relación entre que el producto de Hacendado tenga un determinado microorganismo y que el de Danone NO sirva para nada. Son productos diferentes y no dependientes uno de otro. Por el mismo argumento, ningún yogur tendría bacilos de ningún tipo porque el yogur de Pascual -ese que ni siquiera es yogur- no los tiene.

  141. elsietedeldado dijo:

    A mí me habían dicho muchas personas que el Actimel nos proporcionaba algo que nuestro organismo ya fabricaba de por sí… y que si se tomaba habitualmente, tu organismo dejaría de producir dicha sustancia. Por otra parte, también me dijeron que esto era totalmente mentira… yo sencillamente opto por no tomarlos.

  142. Sara dijo:

    Según un muy buen médico, amigo de la familia, el L-casei lo produce el cuerpo de forma natural pero si abusamos de estos productos el sistema se hace “vago”, por así decirlo y deja de producirlo, por lo que a partir de entonces sí es necesario tomarlos.
    Según éste médico no es aconsejable la ingesta de este tipo de productos. Uno a las mil no te hará daño, pero en exceso es incluso perjudicial.

  143. Alvaro García dijo:

    Cada persona tenemos una flora intestinal diferente, dependiendo de la alimentación. Estas bacterias se atacan unas a otras (de varias maneras que sería largo de enumerar), en una especie de competición por los alimentos. Pretender que una bacteria “industrial” puede colonizar nuestro intestino, si logran llegar vivas, es práctimante una broma. Danone tiene productos de gran calidad pero su comunicación a los consimidores en algunos productos es, en mi opinión, poco ética y crea mucha confusión al consumidor.

  144. Pingback: El último disparate de Santiveri: ¡siempre negativo, nunca positivo! | SCIENTIA

  145. Ricardo dijo:

    Buenísimo el artículo, tuve una ex que para ella el Actimel era como una religión.
    Gran trabajo de investigación, lo siguiente es preguntarse como las asociaciones de salud o alimentos son tan mafiosas. En realidad estas asociaciones son para la salud lo que la OTAN a la paz.

  146. Pingback: El Imperio del Revidox (II): la saga continúa | SCIENTIA

  147. eltorretas dijo:

    sigamos asi camaradas los pechos de js nunca caeran en vano

  148. Grossocordon dijo:

    Lo acabo de leer y me quedo realmente impresionada, pero indignada totalmente. Yo soy una seguidora del Actimel y una defensora, hasta hoy, de lo maravilloso que es y los beneficioso que es tomar uno al día. A mi prima, una semana antes de ser operada de cáncer de colon, su cirujano le recetó dos actimeles diarios, según él, para mejorar sus defensas. ¿Que puedo pensar ahora de lo dicho por el cirujano? ¿Que no tiene ni idea? o ¿que le paga Danone? en fin otra decepción por creer todo lo que publicitan.
    Gracias

  149. Pingback: Actimel 2- Plátano de Canarias 0 | SCIENTIA

  150. eva frantin dijo:

    Mas q un comentario es una pregunta, hace unas semanas tuve un debate intenso sobre los efectos negativos que decia un amigo que el organismo sufria al dejar de tomar actimel. Segun él, consumidor de este producto diariamente, cuando dejo de tomarlo sufrio ‘problemas intestinales’ causadas segun èl cuenta porque su cuerpo se habia acostumbrado a las ‘defensas’ que se tomaba y que habia dejado su organismo a generarlas por si mismo. Que el actimel era malisimo…y bla bla. A mi esto m parecio de lo mas subrealista. Mi pregunta es, el actimel puede hacer esto?

  151. MaRDuC dijo:

    Plas plas plas! :) Chapó por demostrar con datos, y de una forma excelente, una sospecha que tenía de hace tiempo. Por fin tengo un buen argumento para negarle a mi pareja comprar ese productito tan caro e insatisfactorio

  152. Pingback: Mitos modernos | LA CLASE media

  153. silvia dijo:

    Me he topado con su blog hace ya 4 días y lo estoy leyendo en mis ratos libres con fruicción. GRACIAS, gracias por decir las cosas con fundamento y gracias por tomarse su tiempo en hacerlo llegar a más gente
    Por norma general a mis pacientes siempre les aconsejo menos alimentos funcionales, probióticos o lo que sea y más ejercicio y dieta variada..(excepto cuando hay ciertas necesidades específicas). He visto gente en Murcia dar a sus hijos el sunny porque tiene vitaminas, pero no exprimir unas naranjas, o dar a sus hijos pettit suisse ( o cómo se escriba) porque alimenta como un bistec pero no han comido pescado en su vida. No sé qué es peor: la ignorancia de la gente o que se permita sistemáticamente estos agujeros negros donde todo vale con tal de sacar 2 duros…
    Sea como sea, GRACIAS

  154. carlos martinez dijo:

    Muy bueno, aunque si hablamos de plátanos, también tendríamos que decir muchas cosas. Por qué los plátanos de Canarias se publicitan como los mejores con diferencia y sin embargo las bananas -que por lo visto son malas malísimas- tienen que pagar un arancel exagerado para ser introducidas en Europa, lo que ayuda a empobrecer a varios países en desarrollo de Suramérica. Y cómo para más inri, puede salir Paulino Rivero, presidente de las Islas diciendo -encima- que España les maltrata. En fin. Que aquí no se salva nadie.

  155. Juanjo Ruiz dijo:

    Echa le un ojo al nuevo anuncio del Actimel…Danone lee tu blog, andante con ojo… ;)

    ‘Actimel ayuda a nuestras defensas y a sentirnos vitales’…jajajajajaja

  156. Pingback: El Alzheimer y las patatas bravas del Mercadona | SCIENTIA

  157. Pingback: ¡¡ALELUYA… nace el primer complemento alimenticio con la aprobación de la EFSA!! | SCIENTIA

  158. Pingback: La rodilla de Rafa Nadal, los suplementos nutricionales y las naranjas de Valencia | SCIENTIA

  159. Blas dijo:

    He conocido Scientia por el premio que ha recibido recientemente, creo que de ser el mejor blog de divulgación científica.
    La primera entrada que he leido ha sido la de Actimel II y ya estoy enganchado al Blog.
    Mis mas sinceras felicitaciones al autor y ánimo que seguiremos leyendolo y contándolo (creo que es muy importante contar las cosas).
    Gracias nuevamente al autor por su tiempo.

  160. Pingback: La verdadera historia de actimel

  161. Pingback: Forté Pharma y sus curiosos complementos para no engordar en Navidad | SCIENTIA

  162. Blanca dijo:

    Reflexionando sobre la publicidad del Actimel, me doy cuenta de que hace mucho que no aparece esa publicidad engañosa, pero a punto de comenzar el año 2014, aún resuenan en un rinconcito de mi memoria las cualidades de ese lactobacilus (es lo que tiene la publicidad) o como se llame y lo seguía comprando. No más Actimel ni sucedáneos. Y lo más curioso es que mi hija merienda todos los días un plátano desde los seis meses de edad (tiene 8 años).
    Recomiendo el documental “Adictos a la comida”, 2012, de Sylvie Deleule y Remy Bur, emitido anoche y esta mañana en la 2 de TVE. Muy interesante y aleccionador. Me ha llevado a indagar en la red y me ha conducido a este artículo de SCIENTIA.

  163. Pingback: Resumen Fin de año (I): ¿Qué post te ha gustado más de Scientia en el 2013? | SCIENTIA

  164. Pingback: Anónimo

  165. 1vin dijo:

    Reblogueó esto en El Reflejo en la Ventanay comentado:
    La verdadera historia de Actimel Parte (II)

  166. Pingback: El romance entre la flor y el prebiótico | SCIENTIA

  167. JOHARY dijo:

    Lactobacillus casei ESTE ES UN TONTO O QUE ? ,, NADIE DICE QUE LA BACTERIA SEA LO ENCARGADO DEL SISTEMA POR COMPLETO ,, LO K PASA ES QUE LA BACTERIA ES IMPORTANTE PARA AYUDAR A NUESTRO INTESTINO ESTAR LIMPIO YA QUE LA BACTERIA SE ENCARGA DE COMER LA MAYOR PARTE DE LO QUE NUESTRO CUERPO NO UTILIZO Y SI NUESTRO INTESTINO ESTA SALUDABLE ESTA CLARO K NUESTRO SISTEMA INMUNITARIO LO ESTARÁ ,, AHORA SI TIENE UN INTESTINO MALO ENTONCES CONSUME VITAMINA B6 A VER SI TE HARA EFECTO ,, NO ,, ESTA CLARO K NADA TE APROVECHA ,, CADA COSA ES IMPORTANTE EN NUESTRO CUERPO ,,,, SI ES IMPORTANTE PARA NUESTRO SISTEMA INMUNITARIO ,, PERO CLARO ESTA INDICADO EN AQUELLAS PERSONAS QUE TIENEN PROBLEMAS INTESTINALES O HAN TENIDO PARASITO Y SE HAN DES PARASITADO AHÍ NECESITAN BACTERIA PERO NO ES DE PORVIDA

    • J. M. Monedero dijo:

      JOHARY no se a que se dedica usted. Pero confio en la credibilidad de la divulgacion cientifica del Dr. J. M. Lopez Nicolas que es un quimico especializado en Bioquimica y en el filtro cientitifico que nos proporciona la UE, es decir la EFSA. Ademas, su argumento, Johary, se cae por su peso. Un saludo.

  168. Isabel López Burgueño dijo:

    ¡¡Esto es rigor científico!!

  169. Pingback: Dos reglamentos y un destino: la impunidad | SCIENTIA

  170. Anuchi Bcn dijo:

    2 palabras…. EFECTO PLACEBO. Y no rasques más, que no hay más que rascar !!

  171. Pingback: El escándalo de la nutricosmética | SCIENTIA

  172. cmans dijo:

    A mi modo de ver, el principal problema del Actimel y productos similares no es su publicidad (que no es engañosa porque cumple la ley), sino el hecho de que han conseguido crear el hábito de tomar un yogur en momentos en que antes no se tomaba, con el incremento de calorías adicionales que ello representa. Y tomando más lácteos se toma menos fruta. Por lo demás, es un alimento nutricionamente muy interesante. No es imprescindible, desde luego, como nada en la vida, pero interesante.
    Véase mi post de 4-8-2013: http://www.investigacionyciencia.es/blogs/fisica-y-quimica/24/posts/te-defiende-el-actimel-11343

    • Fíjate Claudi que el post dice que, aunque es legal, yo sí me siento engañado por Actimel…y todo el mundo que se le ha explicado la estrategia del asterisco con la vitamina B6 también. Es legal, por supuesto, pero es una auténtica tomadura de pelo.
      Además, por supuesto, está lo que tu dices.
      Un saludo

  173. Reblogueó esto en Emergencias112y comentado:
    Es la primera vez que “reblogueo” algo desde que creé mi blog, pero creo que la calidad y claridad de los argumentos, así como el magnífico enfoque y la importancia del tema, lo merece, espero que lo disfruten tanto como yo.

  174. Carmen dijo:

    La verdad sobre todo este tipo de industrias alimentarias, es la especulación para vender más caro y obtener mayores ganancias y enriquecimiento a estas multinacionales; además Danone y Nestlé son dos empresas que no permiten hacer estudios de como elaboran sus productos.
    Su interés es igual que el de las farmacéuticas, mentir en la forma de alimentarnos para consumir lo que ellos quieren sin dejarnos elección………

  175. Pingback: Cuaderno de laboratorio | Propaganda pseudocientífica: una estafa al consumidor

  176. ALICIA dijo:

    Ni que nos estuvieran dando veneno…un poco exagerada la importancia que se le está dando…

  177. vidahayuna dijo:

    Es un magnífico artículo. He dejado de consumir de Danone todo y de creerme lo que pone en la etiqueta. Nos crean necesidades inexistentes si le pones un poco de cabeza a la alimentación. Lo peor? nosotros en edades que superan los 30 le ponemos sentido crítico… pero ¿las nuevas generaciones, que creen a “pies juntillas” lo que sale en la tele? no se que les espera a nuestras generaciones venideras. Y estaría bien que alguien hablara de los anuncios de medicamentos que nos bombardean a diario y en masa, nada puedes hacer por tus medios, pon un medicamento en tu vida.

  178. Mari Carmen dijo:

    Muchas gracias por tu artículo, está maravillosamente explicado. Yo hace años que sé que nos engañan, pero no sabía exactamente por qué, ahora tengo argumentos ^^ Saludos y sigue con tus investigaciones.

  179. pedro dijo:

    Entiendo tu postura y que engañen así a la gente hay que denunciarlo.

    Pero también es problema nuestro si nos creemos todo lo que nos dicen en la publicidad, desde pequeños vemos que el barco pirata está en el agua y un decorado precioso al fondo del caribe, y luego cuando lo tienes en casa encima de la alfombra del salón la sensación no es la misa. Lo que pasa que aquí los adultos sabemos diferenciar la verdad de la ficción. Con los alimentos deberíamos hacer lo mismo, tener claro que nos la están colando ya sea porque dicen que es bajo en grasa, porque ayuda al sistema inmunitario, o lo que sea.

    Yo compro los de Mercadona para mi hija, y no porque ayuden al sistema inmunitario, sino porque le gustan, especialmente los de fresa, y es lo que hay que hacer. Comprar las cosas porque te gustan no porque te vendan un beneficio porque al final si ese beneficio no existe tendrás la sensación de que te han timado y te seguirán timando en cualquier otro producto.

  180. Pingback: Fraude alimenticio: el etiquetado de alimentos | Come como Dios manda

  181. Jose Juan dijo:

    Enhorabuena por este esclatecedor articulo.
    Veo, entre los comentarios, a personas que justifican su consumo alegando lo rico que es el Actimel, independientemente del rigor publicitario. Y mi pregunta es : ¿Tan bueno está para que os gasteis ese dinero?

    Y una aclaracion sobre el lenguaje en las redes so iales

    • Jose Juan dijo:

      Perdon, estoy escribiendo desde un movil y me resulta complicado.
      Una aclaracion sobre el lenguaje que se usa en las redes sociales:
      Yo no considero a los emoticonos (las “caritas”) como algo que usa la gente por ahorrarse palabras sino como una suerte de sustituto del lenguaje no verbal, tan importante en la comunicacion humana y del que carecen las redes sociales.
      El ejemplo mas típico es el de las ironias y los sarcasmos ¿Como garantizar que un comentario sarcástico o irónico provoque el efecto deseado si mis interlocutores no pueden ver mi lenguaje corporal (los gestos y las muecas)? Pues poniendo un emoticon.

  182. RaquelMoraleda dijo:

    Hola Jose,
    me llamo Raquel, soy estudiante de Biología en la Universidad Complutense de Madrid, estoy haciendo un trabajo sobre verdades y mentiras de la microbiología en la publicidad y me ha interesado bastante el post: La verdadera historia de Actimel.
    Querría preguntarle, puesto que el post está publicado en junio de 2012, si ¿en fechas actuales se ha conseguido demostrar científicamente la eficacia de los L.casei de Actimel sobre el sistema inmunitario o la EFSA continua sin aceptar dicha eficacia?
    Me sería de gran ayuda su contestación.
    Muchas gracias. Un saludo

    • Hola Raquel,
      seguimos igual…
      Un saludo

    • Pedro dijo:

      No hay evidencias científicas,pues si las hubiera Danone habría corrido a publicitarlo. Ahora recurre al socorrido “ayuda a mejorar tus defensas”, término que sirve igual para una manzana, un yogur natural o un plato de arroz. Es un alimento y no un medicamento, se rige por la normativa de alimentación y nada tiene que ver con la ley del medicamento. Se le quiere atribuir, por parte del fabricante, propiedades inmunológicas que no tiene. De ahí el cambio de los anuncios de “mejora nuestras defensas” indemostrable hasta el momento, a “ayudan a mejorar nuestras defensas” que en términos lingüisticos y jurídicos es muy distinto.

  183. Pingback: Danone y su curioso “Sin conservantes ni colorantes” | SCIENTIA

  184. Esmeralda dijo:

    Buenas Jose,
    Soy estudiante del Grado en Bioquímica en la UCLM, recientemente fuimos de excursión a la fábrica de Senoble (donde fabrican los productos lácteos de mercadona), y al hombre que nos dirigió (responsable de I+D y tecnólogo de alimentos de formación) le comenté esto que dices en el post, ya que tengo curiosidad desde que lo leí y no iba a encontrar mejor ocasión…

    Su respuesta fue reiterar en que es el L.casei el que lleva la acción inmunitaria, (a pesar de que le comenté lo que dice la EFSA al respecto) y que la vitamina B6 le ayuda porque “ambos” colaboran en simbiosis, que de hecho empezaron a añadir vitamina B6 porque les obligaron… (cosa que en mi opinión confirma tu post);
    mi pregunta es: ¿sería realmente posible que existiese simbiosis entre el L.casei y la vitamina B6?

    • No hay ninguna evidencia científica de ello. ¿Te aportó algún dictamen oficial?
      Jose

      • Esmeralda dijo:

        Ninguno, se excudó en esa frase aunque le contraargumentara; y buscando no encuentro nada (que no referencia a este post de nuevo), salvo esto ” L. casei is even more fastidious than S. faecalis in its vitamin B6 requirement, requiring pyridoxal specifically for growth (13-15).” en http://www.jbc.org/content/252/3/835.long

        La simbiosis podría ser esto, pero eso no implica que el L.casei participe en el sistema inmunitario…

        Un saludo y muchas gracias

  185. Josefa Cobos dijo:

    La verdad que tiene toda la razón, lucho cada día con mis pacientes para que dejen de comer por mandato de la industria alimentaria, a través de la publicidad.

  186. Ahora sé por qué mi padre, a sus 83 años está como un roble: se come 2 plátanos al día!!

    Gracias por el post, muy bueno!!

  187. Pingback: Ciencia y Publicidad: 10 anuncios que no son lo que parecen | SCIENTIA

  188. Pingback: Muera la Inteligencia | José ‘Scientia’ Nicolás: “¿Qué cojones tienen que decir los políticos a un reglamento redactado por científicos?”

  189. Pingback: Por qué nos engañan tan fácilmente | Eloy Moreno

  190. Raquel Ritz dijo:

    Y el plátano sabe mucho mejor.

  191. Pingback: ¿Por qué el CSIC presta su aval científico a las “beauty drinks”? | SCIENTIA

  192. Oye, pues todos a comer a plátanos y tan contentos!!!
    Si nos pusiéramos a revisar todo igual que con el actimel…uffff…no quiero ni pensarlo!
    Se iba a liar parda!!!
    Felicidades por el artículo y la minuciosa investigación alimenticia!

  193. jorge gutierrez dijo:

    de verdad ninguno que ha comentado a tenido una verdadera diarrea que fue paralizada con L.casei inmunitas y eso no lo hace la vitamina B6 tres botellitas de un solo tiro y listo. no han descubierto esta propiedad del producto.

    • cmans dijo:

      Son dos temas distintos. La vitamina B6 responde a la propiedad de las “defensas”, sistema inmunitario, etc.
      Las bacterias de cualquier leche fermentada colonizan el intestino y son de ayuda para repoblarlo de “flora” intestinal una vez se ha tenido la diarrea. Pero no le atribuyen un poder de frenar diarreas. Probablemente la diarrea se paró por la dieta a la que se debió someter JG, y las tres botellitas de Actimel provocaron una rápida vuelta a la normalidad del intestino. Pero probablemente el Actimel no fue el responsable de parar la diarrea. Vamos, pienso yo.

  194. KIKO dijo:

    agradecido por el post, la verdad es que tenemos cierta diarrea, pero mental………….
    estamos necesitados de informacion i de luz, y a quien corresponde hace mutis por el foro.
    salut i suerte

  195. Pingback: Phishing de Meneame con Mename.net | NogueraTech.com

  196. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): &iquest...

  197. Nati dijo:

    Está muy completo tu artículo. Es cierto que las marcas hacen lo que sea por intentar vender pero para salir un poco en defensa del L-Casei hay ya varios estudios que se han hecho independientemente de la empresa Danone (en concreto se hizo en un hospital de Inglaterra) en el que se comparaba Actimel con un yogurt normal en pacientes hospitalizados con tratamiento de antibióticos y se vio que dio mejores resultados Actimel que el yogurt en el sentido que prevenia de diarreas y de tiempo de hospitalización de esos pacientes.

    También decir que las vitaminas se las añadieron cuando la EFSA no les permitió poner esos mensajes sobre el sistema inmune y que es tan difícil de estudiar.

    Lo que si está claro es que Actimel para reducir y prevenir procesos diarreicos y regenerar la flora intestinal es bueno. Lo de favorecer el sistema inmune, pues si se ve por el lado que al regenerar la flora se favorece al sistema inmune, entonces si que podemos hablar de beneficios en este sentido.

    De todas formas como ya has dicho ya de por si un yogur va a favorece esto. Lo que pasa q tb es cierto q Actimel lleva más cantidad y variedad de bacterias que un yogur normal. Que el producto es caro, SI y que se puede conseguir mejorar sistema inmune de otras formas más económicas, también. Pero ese es su producto con su formato y a quien le guste q lo compre y al que no pues q se coma un plátano.

    • monroe dijo:

      Hay varios estudios científicos, no pagados por Danone, que sí certifican las bondades de la cepa Lactobacillus casei y paracasei, Ni tanto ni tan calvo. Me gusta tu post

  198. Pingback: Consume health claims: paga más por menos | Notas Escepticcionario

  199. Pingback: Activia y sus barrigas felices | SCIENTIA

  200. Muchas gracias, de verdad.
    Había escuchado y leído infinidad de cosas acerca de estos productos pero nunca había encontrado una explicación tan fundamentada y, por otro lado, tan sencilla como la tuya.
    Genial!
    Por cierto, soy canaria así que reafirmo lo del plátano, que aquí es parte fundamental de nuestra dieta, por sus propiedades y por lo bueno que está. Eso sí, que sea de Canarias!! :)
    Besos!

  201. Pingback: La verdadera historia del Actimel (II): ¿Me siento engañado por Danone?

  202. monroe dijo:

    Me encanta este blog, quisiera empezar comentando esto, entre otras cosas por la visión científica que da. Pero hoy leyéndolo me ha saltado una gran duda que me encantaría alguien pudiera resolverme. Soy estudiante de Biología y este año en la universidad hemos tenido que hacer un trabajo estadístico basado en diferentes estudios científicos. El nuestro versaba sobre Probióticos y Prebióticos. Así que, como pueden imaginar, han sido muchos los estudios que mi grupo y yo hemos tenido que leer sobre el tema, haciendo una selección por buscadores científicos, factores de impacto, etc…Después de la interesante lectura, tengo que decirles que la mayoría de ellos sí aportan evidencias científicas sobre la ayuda a nuestro sistema inmunitario de cepas Probióticas, entre ellas la denostada Lactobacillus.
    La WGO, Organización Mundial de Gastroenterología, hace una extraordinaria recopilación de las cepas consideradas Probióticas y las enfermedades en las que sí se ha probado la eficacia de dichas cepas, así como la utilización de éstas en la prevención de algunas enfermedades gastrointestinales, estando entre ellas el Lactobacillus casei y paracasei.
    Mi duda es no saber si Danone utiliza las cantidades necesarias para que dicha cepa sea efectiva o si en realidad no es tal la bondad que tantos estudios revelan.
    Gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s